Crítica de WITCHFYRE – “Grimorium Verum”

0
Witchfyre - Grimorium Verum

Hay bandas dentro del Metal clásico, el llamado Heavy Metal de toda la vida, que por diversas cuestiones y matices enfrascados en su fisionomía musical llegan a jugar con fuego y hacer que su propuesta no llegue a ese grueso de público que, quizá en una primera toma de contacto, cabría esperar. El quinteto gallego WITCHFYRE, que ahora nos traeGrimorium Verum”, es una de esas bandas estigmatizadas por una voz y, a groso modo, un concepto de las melodías un tanto peculiares.

Se podría decir que el género y, en definitiva, los sonidos que manejan los de Vigo, hay que saber tratarlos con pinzas. Según cómo se traten estos, las composiciones se inclinarán hacia la seriedad o hacia el esperpento, entre los cuales solo existe una fina y abstracta línea.

Con “Legends, Rites And Witchcraft”, su EP y carta de presentación, editado hace unos años, ya me cercioné de estas particularidades que atesoraba la banda. Bien es cierto que en“Grimorium Verum” se ha pronunciado más y mejor esa veneración por el Metal de tinte ocultista y tenebroso, con el foco puesto principalmente en MERCYFUL FATE, pero sin dejar de mirar al presente con formaciones como IN SOLITUDE, ATTIC y ENFORCER o de guiñarle un ojo a bandas de la NWOBHM como ANGEL WITCH o los tan en boga actualmente HELL.

Realmente, el sonido que envuelve este trabajo, actual pero discreto y sin ediciones empalagosas que pudieran desfigurar “el concepto”, es un pasaporte a aquellos viejos tiempos del Metal británico. Retrotrae sobre todo a aquellas bandas amigas de una configuración fría, sombría y espectral de su música. Estamos, por tanto, ante un trabajo que suena como tiene que sonar, ajustando al máximo las necesidades de la banda de esgrimir esos latigazos de puro Metal clásico. Es un producto sin edulcorar, haciendo hincapié en esa idiosincrasia nebulosa que también puede rememorar a míticas criaturas como BLACK SABBATH o PENTAGRAM.

Vaya por delante que la voz de Emi Metal, cantante de la banda, no es para todo el mundo y puede suponer un obstáculo, como indicaba al comienzo, a la hora de conseguir adeptos. Aun pensando que el uso de falsetes histriónicos por su parte llega a ser, por instantes, abusivo e innecesario, creo que en un cómputo global su trabajo y aportación son bastante buenos e incluso necesarios. Me gusta esa valiente apuesta por un modelo de material algo arrinconado dentro del Heavy Metal, me gusta la esencia que trasluce WITCHFYRE, una banda que puede llegar a ser hipnótica y adictiva si te entra bien su propuesta y si tienes los necesarios conocimientos del género como para hacer una precisa lectura de la misma.

“Devil’s Child” arranca con una voz demoníaca distorsionada a modo de intro. Nos retrotrae inmediatamente a esa New Wave de los primeros MAIDEN o de CLOVEN HOOF en la que ya aparecían arreglos, especialmente de guitarras, detallados y llamativos. Por su parte, la línea vocal de Emi en dicho tema me recuerda especialmente a Olof de los suecos ENFORCER.

“Lord Of The Underworld” evidencia un tratamiento de guitarras elaborado con mucho gusto, aunque algunas líneas de voz no empasten del todo bien con la pieza. A su vez, los primeros guitarrazos de “No Rest For The Witched” tienen un más que agradable tufazo a RAINBOW. En esta ocasión, funciona mejor la conexión de la melodía vocal con el cauce que sigue la pieza, dotada de numerosas e inesperadas subidas y bajadas.

“The Guardian Of The Dead” posee un estribillo más épico, donde me acuerdo de algunos de los nuevos valores del género como VISIGOTH, mientras que “Behind The Wall” es ese tema idóneo para abrir un concierto. Un arranque poderoso y punzante abrazado a una siniestra melodía que nos recuerda al maestro Kind Diamond, esta vez sí, con eficacia y categoría.

“Night Hunter” nos vuelve a recordar que a alguien en la banda le gusta y mucho Richie Blackmore, ya que la guitarra del inicio suda RAINBOW en cada fraseo. Tras esta, “Queen Of The Night” vuelve a dibujarme mentalmente a los ENFORCER menos speedicos, mientras que “Samhain” sí apuesta por la velocidad como caballo ganador y por un ensamblaje de guitarras que invita a alzar el puño. Tema que adquiere forma de futuro himno y que además clausura el compacto.

“Grimorium Verum”: Heavy Metal ocultista y clásico no apto para todos los gustos

WITCHFYRE le ha sabido sacar partido a todas sus posibilidades en “Grimorium Verum”. Hasta la lóbrega y conseguida portada del lanzamiento, repoblada con muchos elementos propios de la arcaica nigromancia, da en el clavo. Esto no creo que sea una cuestión de suerte, sino de inspiración, de talento y de esfuerzo a la hora de currar sobre el género. Por encima de todo, y como principal virtud, las guitarras de este disco, en cuanto a composición y sonido extraído, son un verdadero gustazo para todo aquel al que le guste el Heavy-Rock de antaño. Además esa vertiente occult del género está perfectamente buscada y, posteriormente, plasmada. “Grimorium Verum” es un viaje por la senda pecaminosa, así que abrid vuestras fosas nasales y respirad aire impuro. ¡Heavy Metal!


Discográfica: Fighter Records
Reseña Panorama
NOTA
7.5
Compartir
Artículo anteriorCrítica de IRON HUNTER – “Mankind Resistance”
Artículo siguienteARTILLERY: Vídeo de “Pain”
Licenciado en Comunicación y redactor en varias webs especializadas en Rock y Metal desde hace más de una década, plataformas que me han servido, al igual que el actualmente aparcado mundo radiofónico, para darle rienda suelta a mi creatividad enfocada a una de mis grandes pasiones: la música. A su vez, soy un gran entusiasta del cine en todas sus vertientes, especialmente en la rama dedicada al terror, fantasía y ciencia-ficción.
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here