Crítica de ZHENX – Zhenx

0
ZHENX - Zhenx
Leyenda

¿Qué fue de los años ochenta? ¿Desaparecieron por completo del mapa? ¿Puede ser que aún sigan viviendo entre nosotros cual sociedad secreta? ¡Aaaah, los ochenta! Está claro que el calendario que tenemos colgado en nuestra cocina nos indica con total rotundidad que hace eones que se extinguieron, pero ¿y nuestras mentes y corazones? Gran parte de nuestro movimiento, el del Rock y el del Heavy, le agradecerá de por vida a la citada década su herencia musical, y más si hablamos de géneros como el Hard Rock. Por eso, muchas bandas actuales, a día de hoy, siguen recurriendo a los días de gloria del género, repitiendo clichés con mayor o menor fortuna, pero evidenciando, al fin y al cabo, que la pasión por lo que se gestó en aquellos años sigue intacta. ZHENX es una de esas agrupaciones que, con su debut homónimo, ha buceado con amplitud y perspectiva por esos sonidos fraguados tres décadas atrás. El resultado, como veremos ahora, ha sido inmejorable y acaricia, por momentos, lo excepcional.

Lo primero que deberías saber es quién está detrás de ZHENX, ya que, a pesar del sabor internacional que deja el mismo tras su escucha, las labores como bajista, coproductor y compositor principal han corrido a cargo de Gorka Alegre (BARÓN ROJO, ÑU), un rostro más que conocido por estos lares. Tras este curioso dato, nada desdeñable, se halla otro no menos curioso: la labor vocal ha estado en manos de David Saylor (PUSH UK, WILD ROSE, etc), vocalista de Virginia que, tristemente, nos dejó a principios de este año, siendo esta su obra póstuma. Para pronunciar el nombre de Saylor convendría hacer algún tipo de reverencia. Hablamos de una pieza esencial en el Melodic Rock, pero, sobre todo, de un nombre ligado a la música con mayúsculas y sin acotaciones. Si indagas por Youtube, podrás ver lo que, desde bien jovencito, dio de sí su trayectoria como vocalista, abarcando Pop 80s, Hard Rock y todo lo que se le echara encima. Un verdadero prodigio a las cuerdas vocales.

El disco que tengo entre mis manos es de lo mejorcito que nos has dado el género durante el curso 2017. Estamos ante una obra de Hard Rock de obligada escucha que, moviéndose en sonoridades más americanas o europeas según el tema que nos encontremos, a veces coquetea con el Melodic Rock, como lo hace con el Hard N’ Heavy e incluso, en menor medida, con el Sleaze. El primer vástago de esta alianza de musicazos tiene unos cuantos himnos potenciales, cuenta con colaboraciones de auténtico lujo y, lo mejor de todo, se adhiere a esa fórmula sonora que hasta ahora nadie ha sabido mejorar y que estalló a mediados de los ochenta, como apuntaba al inicio, y tuvo una indiscutible repercusión hasta primeros de los noventa.

“Action” es la encargada de introducirnos en el debut homónimo de ZHENX. Un sonido tormentoso a modo de intro atropellado por las cuerdas de Gorka Alegre, así como por unos teclados envolventes que te empujan hasta los años ochenta, le van dando color al tema hasta que aparecen la penetrante guitarra de Rafa Barreda y la hechizante voz de David A. Saylor. El corte es puro poderío Hard N’ Heavy, uno de los más potentes del compacto, y se me antoja como una combinación de los primeros FAIR WARNING con DOKKEN. Inmejorable forma de abrir un álbum y de engancharte al mismo.

“Break Away” sigue trazándonos mentalmente esa época marcada entre finales de los ochenta y los primeros noventa mediante un ritmo de guitarra sugerente y una melodía vocal perfectamente encuadrada en el tema que, en esta ocasión, hace que me acuerde del elegante buen hacer de bandas como BATON ROUGE o TANGIER por ese estilo americanizado que busca el golpe de efecto rápido apoyándose en un estribillo infalible. De haber salido en la época dorada del género, este tema habría sido carne de videoclip en MTV. Espectacular. Por su parte, los teclados de Giovanni Tradardi descorchan “Evergrey”, un tema sutil cuya materia prima es el AOR. Saylor, como buen camaleón de las cuerdas vocales que es, ofrece en esta ocasión una versión más rasgada, con lo que el tema se mueve en una espiral cercana a la de MCAULEY SCHENKER GROUP por ese deje melódico, a la par que rockero y enérgico, que poseía la voz de Robin McAuley en aquellos viejos lanzamientos junto a Michael Schenker.

Al irnos hasta “Dog Destiny” nos encontramos con dos grandes colaboraciones. Por un lado, David Reece (BANGALORE CHOIR, ex ACCEPT) en la labor vocal; y, por otro, Torben Enevoldsen (FATE, ACACIA AVENUE, etc) como guitarra solista. El corte en cuestión vuelve a tener una fisionomía muy yanqui y la combinación de voces de Reece y Saylor casa a la perfección, dándole ese toque seductor, movidito y de Hard contundente y festivo que tenían en los primeros años noventa bandas como SLAUGHTER, SKID ROW o BULLETBOYS. Asimismo, no cesan las colaboraciones en “Distant Memories”. El tempo, en esta ocasión, lo marca Herman Rarebell (SCORPIONS), mientras que el feeling a las cuerdas lo sirve en bandeja Bill Leverty (FIREHOUSE), dos pesos pesados que le han dado el toque justo de chapa y pintura a un medio tiempo bien elaborado donde destaca el vistoso punteo de Leverty, aunque, en su conjunto, se me acabe antojando un poco largo.

“Jumping Off The Skyline” me devuelve a la mejor versión de este proyecto llamado ZHENX. Nos encontramos con un inicio recubierto por un sonido Synth 80’s y acompañado por un riff de guitarra cortante y vacilón que, de nuevo, se empapa del más reconocible Hard americano de la época. FIREHOUSE, STEELHEART, WARRANT, LILLIAN AXE y tantos otros son los que me vienen a la mente al digerir este equilibrado tema en el que Gorka, Saylor y cía le han dado prioridad a un sonido facilón e icónico en el género sin dejar de imprimirle la fuerza necesaria al resultado final para que el tema mantenga la pegada. Como inciso, no vendría mal resaltar que el trabajo a la producción de Carlos Creator ha estado verdaderamente inspirado, logrando extraer un sonido corpulento con el que poder saciar tu sed de nostalgia ochentero-noventera pero que, a su vez, tiene cabida en pleno 2017. Digamos que, en ese aspecto, estamos ante un álbum que habría funcionado perfectamente bien en el año 89 o en el 90 y que, a su vez, lo hace unos cuantos lustros después.

“Injection” es un tema elegante y comedido, embarcado en el Hard melódico, donde Erick Alegre dirige con sigilo y clase a la banda desde la base rítmica. En este caso me viene a la mente el estilo más europeo y pomposo del género mediante bandas como BONFIRE, TREAT o FAIR WARNING e incluso logro acordarme de los HARDLINE del “Double Eclipse” por esa forma de agrietar sus cuerdas vocales tan apurada que nos ofrece Saylor, al más puro estilo Johnny Gioely. Por su parte, Tolo Trimalt (METALIUM, FIRE, etc) nos obsequia con uno de los mejores punteos de todo el álbum, de esos efectistas y emotivos, confeccionado con precisión para escuchar relajado y con los ojos cerrados mientras te dejas devorar por el tema.

“On My Way” ofrece un pequeño lavado de cara, dándole un toque canalla al compacto. Saylor se pone serio, macarra y chulesco, como lo es el tema en su conjunto, una pieza de Sleaze de inspiración angelina que te involucra en ese sonido nebuloso y recargado de pub nocturno que en su día ofrecieron formaciones como WILDSIDE, SKID ROW o SHOTGUN MESSIAH. Y, sin apenas darte cuenta, llegas al final del lanzamiento con “Turn Down The Light”, otra maravillosa pieza donde mandan los coros. Puro Rock de corte americano que demuestra lo bien aprendida que Gorka Alegre tiene la lección, el cual hasta se atrevido con las baterías del citado tema. Nueva muestra de Hard Rock teñido de melodía norteamericana donde te puedes acordar de BON JOVI, como de LITTLE ANGELS, TRIXTER, DANGER DANGER o WINGER entre otros. Maravillosa canción. Pura funcionalidad y destreza compositiva bañada en groove y un cierre perfecto para el debut de ZHENX.

“Zhenx”, todo un discazo de Hard Rock

Gorka Alegre se ha sacado de la manga todo un señor discazo al que poco le falta para ser un trabajo redondo. Si a la buena lectura del género que el tipo hace en el lanzamiento le sumamos la versatilidad de una voz inconmesurable a la que no se le atraganta ninguna modalidad de canto, ya sea esta más melódica o más cercana al Heavy tradicional, tenemos a fin de cuentas un álbum espectacular, que suena y seduce por los cuatro costados y se amarra a todos esos pequeños detalles y guiños que, desde que se popularizara el género, le han causado fascinación al oyente. La nota triste la pone el hecho de que David A. Saylor, como comenté al inicio, falleciese nada más entrar en el 2017 y ZHENX no pueda tener continuidad con él en la labor vocal. No me queda otra que catalogar este disco como recomendadísimo y de imprescindible escucha.


Discográfica: Aor Boulevard Records

Más información sobre ZHENX en su Facebook.

Reseña Panorama
NOTA
9
Compartir
Artículo anteriorCrítica de NATIONAL SUICIDE – Massacre Elite
Artículo siguienteMadrid Is The Dark 2017: Tiamat, Liv Kristine, Saturnus…
Licenciado en Comunicación y redactor en varias webs especializadas en Rock y Metal desde hace más de una década, plataformas que me han servido, al igual que el actualmente aparcado mundo radiofónico, para darle rienda suelta a mi creatividad enfocada a una de mis grandes pasiones: la música. A su vez, soy un gran entusiasta del cine en todas sus vertientes, especialmente en la rama dedicada al terror, fantasía y ciencia-ficción.
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here