ALESTORM y SKÁLMÖLD abordan Madrid con ron y Metal

0
Alestorm - Concierto en Madrid

Crónica de los conciertos de ALESTORM y SKÁLMÖLD - 15 de diciembre de 2018, Madrid (sala Cats)

Buena fiesta pirata la que pudimos gozar el pasado sábado en Madrid. Desde Escocia volvían a España en una gira por salas, ¡por fin!, ALESTORM. La sala Cats registró una entrada francamente buena, sobre todo si tenemos en cuenta que esa noche había hasta siete conciertos en la capital, esto no impidió que la cola para acceder fuera gigantesca y también destacable fue ver la cantidad de público joven e incluso menor de edad que esperaba con ganas el concierto de ALESTORM. La banda de Christopher Bowes ofreció un concierto que encandiló a los cientos de fan que allí se dieron cita. Pero empecemos por los teloneros, los islandeses SKÁLMÖLD que dieron un  conciertazo.

SKÁLMÖLD

Skálmöld - Concierto en Madrid Con su nuevo "Sorgir"  bajo el brazo (su quinto álbum de estudio), los islandeses SKÁLMÖLD ofrecieron un concierto de cincuenta minutos que fue una gozada y dejó con ganas de más. Ya tuvimos ocasión hace un año de ver de lo que  eran capaces junto a OMNIUN GATHERUM y STAM1NA. En aquella ocasión nos convencieron, pero el fin de semana pasado, nos encantaron.

Skálmöld - Concierto en MadridSu actuación empezó con media hora de retraso, sin embargo, en un esfuerzo conjunto de promotora, su set no fue recortado y pudimos disfrutar de su concierto íntegro. SKÁLMÖLD gozó de un gran sonido durante toda su actuación, notablemente superior al del grupo principal, y su set apenas nos dejó ver su último trabajo, pues la banda descargó sus grandes éxitos en un corto, pero conciso, repertorio.

Skálmöld - Concierto en MadridEl sexteto liderado por Björgvin Sigurdsson asaltó el escenario con su furia vikinga y se metieron al público en el bolsillo desde la inicial "Árás". Sus temas sonaron potentes gracias a las tres guitarras en vivo y además en esta gira contaron con la lírica voz de Helga Ragnarsdóttir quien, además de hacer un gran trabajo como corista, también ejerció de teclista.

Skálmöld - Concierto en Madrid

Skálmöld - Concierto en Madrid“Mori” y “Sverdid” nos dejaron paladear su nuevo disco. Si me tengo que quedar con un tema, este sería "Múspell", menudo trabajo hicieron a los coros los hermanos Ragnarsson. SKÁLMÖLD siguieron desatando su Folk Metal con cortes como “Narfi” o “Móri”. Siempre sonrientes sobre las tablas (y la mayoría descalzos), remataron su actuación con Kvaoning, el tema más conocido de “Vögguvísur Yggdrasils”.

Skálmöld - Concierto en MadridSKÁLMÖLD se llevó una merecida ovación y prometió volver a España. Me da que, la próxima vez vez, lo hará como cabeza de cartel.

ALESTORM

Alestorm - Concierto en Madrid Nervios, expectativas, ganas de fiesta. El ambiente en la sala Cats era una amalgama de hormonas que estallaban de ganas de ver a Bowes y los suyos. Lo cierto es que en los últimos años solo hemos podido ver a ALESTORM en festivales como Leyendas del Rock o Resurrection Fest.

Alestorm - Concierto en MadridCreadores del llamado Pirate Metal, estilo acuñado por ellos porque ellos lo valen, no decepcionaron a un público entregado poco pocos, que no dudó en entrar en el juego siempre que la banda lo pedía y que disfrutó de ochenta minutos de canciones pegadizas y enérgicas.

Alestorm - Concierto en MadridA las 21:30 se volvieron a apagar las luces de Cats y comenzó la intro. Poco a poco los miembros de ALESTORM fueron ocupando sus posiciones y la alegría se desató cuando Christopher Bowes apareció ataviado con su falda escocesa, su gorra y el Keytar colgado. Porque habrá bandas que lleven el teclado grabado, pero ALESTORM ha falta de uno, lleva dos teclistas, Bowes y Eliot Vernon que llevó el peso de las melodías.

Alestorm - Concierto en Madrid Como hemos mencionado, el concierto llevaba retraso y aunque la banda tocó todos los temas programados, sí que hubo una sensación de que los acontecimientos iban a toda mecha. Las canciones se sucedían a toda velocidad, casi sin respiro. “Keelhauled”, “Alestorm” y la magnífica “Magnetic North” abrieron el set de los pirados escoceses que dieron un buen repaso a su discografía, con especial atención a su último disco, “Not Grave But The Sea”. De esta obra la siguiente en sonar fue “Mexico” y con ella Bowes engoriló todavía más a la gente, pues pidió que lo diera todo.

El público y la banda fueron uno. Se respiraba una gran complicidad en el ambiente, Bowes pedía un wall of death y acto seguido todo el mundo estaba saltando unos contra otros, enormes pogos o decenas de personas sentadas en el suelo simulando que remaban. Si Bowes se invetanba una coreografía, la gente la imitaba. Éramos testigos de una versión del clásico “Simón dice”, pasada por un filtro de Metal y ron y con todas las partes encantadas.

Alestorm - Concierto en Madrid“The Sunk’n Norwegian” o “Not Grave But The Sea” fueron caldeando el ambiente. Bowes tocaba, cantaba (aunque su voz fue de más a menos) y bailaba. El líder de ALESTORM se vio perfectamente arropado por Máté Bodor a la guitarra y Gareth Murdock al bajo, una formación muy sólida y compenetrada y que parece que por fin está estabilizada tras unos años un poco convulsos al principio de esta década.

Alestorm - Concierto en MadridAl César lo que es del César, hay que reconocer que la mayoría de las canciones de ALESTORM son muy pegadizas, pero algunas como “1741 (The Battle Of Cartagena)”, con su famosa intro de casiotone, se llevó la palma y fue coreada hasta la extenuación. Otro momento álgido del concierto de ALESTORM, fue la entrada en escena de Beef Guy, un colega de la banda que se jaló siete coronitas en menos de un minuto (las primeras de dos en dos) y que después cantó, apropiadamente, “Hangover”, la popular cover de Taio Cruz. Tema que pilló por sorpresa a más de uno pues no es habitual verlo en sus sets.

Alestorm - Concierto en MadridPor muy tópico que suene, todo lo bueno tiene un final y el concierto de ALESTORM no iba a ser menos. Afortunadamente, pudimos disfrutar de una buena ristra de clásicos como “Captain Morgan's Revenge”, “Drink”,  o “Wolves Of The Sea”. Finalmente, Bowes remató el concierto de ALESTORM con “Fucked With An Anchor”, durante la cual no paró de gesticular con su dedo de insultar. Bolazo. Los escoceses estuvieron enormes y salieron triunfantes de su visita a la capital.

 


Promotora: RocknRock

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here