Crónica de BONAFIDE, WORRY BLAST y PIECE OF CHANGE

0
Bonafide - Concierto Madrid

Conciertos de BONAFIDE, WORRY BLAST y PIECE OF CHANGE – 5 de mayo de 2017, Madrid (sala Silikona)

El Rock ‘n’ Roll con mayúsculas nunca pasa de moda. Ya sean los setenta, los ochenta o la segunda década de otro milenio, la sencillez hecha música es lo que más funciona en directo, siempre que se haga con calidad y buen hacer. Por eso la visita de BONAFIDE, iniciando una extensa gira de nueve fechas por la península, se me antojaba una buena oportunidad para pasar una noche divertida. Lamentablemente no mucha más gente debió pensar igual, porque en el mejor de los casos la sala Silikona presentó una entrada de como mucho 80 personas, que inicialmente no llegaba ni a la veintena cuando los locales PIECE OF CHANGE salieron a escena. También es cierto que otros eventos había en la ciudad ese día y al selectivo público madrileño cuesta engancharle. En cualquier caso lo vivido esta noche fue puro Rock sin complejos. Ritmo y diversión sin parar.

PIECE OF CHANGE

Piece Of Change - Concierto Madrid Desde el madrileño barrio de Carabanchel, mi barrio de toda la vida, venía PIECE OF CHANGE. El grupo tiene sus raíces hincadas en los setenta, con un punto garajero y Stoner de los noventa que le da un poco de actualidad a su propuesta. La referencia principal es LED ZEPPELIN, pero también el Blues Rock añejo y el espíritu setentero de grupos como THE DOORS. El resultado es excitante, si bien los astros se aliaron para que la descarga que nos iban a dar no fuera la más lucida de la noche.

En medio del concierto, su bajista, Mochas, sufrió la caída de una fase eléctrica de la sala y se quedó sin corriente para tocar. Cuando parecía que se había solucionado le vimos salir pitando a cortar la corriente porque había oído un ruido de cortocicuito. Esto paró la descarga del grupo durante casi 10 minutos, y le cortó bastante el ritmo, pero una vez solucionado, la verdad es que dejó buen sabor de boca.

Piece Of Change - Concierto MadridEso sí, su salida a escena fue bastante fría. Con unas 20 personas delante, muchas de los cuales ni eran asistentes de verdad al concierto, el grupo salió a escena como si fuera a ensayar al local. Aún así su cantante Álvaro, ataviado con una cazadora vaquera con un parche en su espalda que resaltaba el nombre del grupo y su propio nombre, dio muestras de tenerse bien aprendida la lección del Rock de los setenta. Junto al misterioso Merluzo en la guitarra, siempre metido en sus gafas de sol, fueron los más activos, amén del batería, Parrus, que dio buena cuenta del set transparente que había preparado en la escena, antes de que los miembros de WORRY BLAST casi lo reventaran (menos mal que el backline era suyo).

Piece Of Change - Concierto MadridCon un lanzamiento a sus espaldas y otro recién estrenado, el grupo se centró en estos últimos temas, que todavía no debe tener interiorizados del todo porque Álvaro mantuvo siempre las letras cerca por si tenía que consultar algo en algún momento. Comenzó con “Fuzz”, un corte que hace honor a su nombre por el sonido de la guitarra. “Back To Ma & Pa”, mucho más bluesy fue la siguiente, y aunque el sonido no fue el mejor de la noche (el volumen en Silikona siempre es alto pero al principio la voz de Álvaro estaba un poco tapada), los cortes se disfrutaban mucho.

“Espías”, dedicada a Sean Connery, fue la protagonista por el fallo con el bajo, al igual que “Poor, Old And Drunk”, con su rápido final y única referencia al pasado de PIECE OF CHANGE. “Something To Say”, con bastante toque a AC/DC fue la siguiente, seguida de “Yakuza”, “Richy Boy”, muy intensa y emotiva, que dedicaron a los que se habían visto forzados a emigrar, y “Fire”, con un final muy Blues.

Piece Of Change - Concierto MadridEl final de su descarga, que acumulaba retraso por los percances sufridos, lo puso “Guns And Cannons”, muy rockera y una buenísima versión, adaptada a su estilo, del “Inmigrant Song” de LED ZEPPELIN. Fueron 50 minutos de presencia en escena que dejaron sensaciones positivas a pesar de los percances sufridos. Un grupo a tener en cuenta, con sobriedad pero seguridad en lo que hacen.

WORRY BLAST

Worry Blast - Concierto Madrid Lo de los suizos WORRY BLAST era otra historia. La sobriedad y estado de trance setentero dio paso a la hiperactividad de un combo 100% heredero de AC/DC sin complejos. Eso sí, se deberían mirar un poco el aire de superioridad europea, porque eso de decir: “venimos de Suiza, ¿sabéis donde está?” o hacer gestos de “qué se le va a hacer si esto es así…” al haber unos pequeños acoples en uno de los temas, pues creo que sobra.

Jóvenes aunque sobradamente preparados, todo en WORRY BLAST era cliché rockero pero al mismo tiempo peculiaridad. Su guitarrista solista Allan Claret, pese a su aspecto emocore, por la forma de tocar la guitarra más arriba de lo normal y los movimientos rítmicos de los pies era puro Angus Young; el batería Lucas Collaud, con sus gafas rosas y sus bermudas con la bandera americana parecía sacado de POISON; mientras que el protagonista con la voz y la guitarra, Mat Petrucci, no paró ni un momento sin camiseta, hasta subirse por la barra de Silikona y tocar desde allí.

Worry Blast - Concierto MadridLa descarga de WORRY BLAST fue enérgica no, lo siguiente. Salvo un par de temas, todo era up tempo lo que permitía a Collaud desfogarse con el set de batería hasta límites de lo soportable para los parches de la misma. Pero eso no hizo que su concierto se acabara haciendo monótono, todo lo contrario, cada tema era un himno en sí mismo, similar en estructura al anterior, pero con estribillos que se quedaban a la primera. Desde que salieron y hasta 45 minutos después, todo fue un no parar de cabeceos y movimientos espamódicos, tanto por parte del grupo como del público.

Con dos discos a sus espaldas en sus siete años de vida, WORRY BLAST dio buena cuenta del segundo y más reciente “Hit The Gas”, pero también tocó algunos cortes del anterior, “Break Out From Hell”, que le permitió hacer algo de historia propia y al mismo tiempo pedirnos que apoyáramos a la banda comprando su merchandising.

Worry Blast - Concierto MadridComenzaron con “Gone To The Dogs”, directo como casi todos, en medio de un sonido que había mejorado notablemente en ecualización respecto a PIECE OF CHANGE aunque el volumen siguió siendo alto. La propia “Hit The Gas” fue la siguiente, con un solo muy bueno para Claret, mientras que el himno “Raised By Rock ‘N’ Roll” hizo que la gente cantase los estribillos como si se lo supieran de toda la vida.

Tras la presentación chovinista de turno, “Born To Lose” fue la siguiente, enlazando en medio de palmas otras dos del último, “Heads Will Roll” y “Hold Up”. Sin darnos cuenta llevávamos ya la mitad del concierto y tras “Money”, en la que Mat nos invitó a beber cerveza aunque él bebiese agua, el grupo hizo un guiño a su primer disco con la primera canción que había compuesto, “It Seems Like Rock ‘N’ Roll”, que acabó con Mat tocando sobre la barra y entre el público.

Worry Blast - Concierto MadridEl único momento de relajo vino con “Family Business”, más a medio tiempo, para acabar otra vez arriba con “Break Out From Hell”, título de su primer trabajo, mientras (para arreglarlo…) sacaban una bandera de España, recordando que volverían el 11 de junio a la sala Arena. Ya con el aforo de 80 personas en la sala, WORRY BLAST dejó el listón alto, pero es que lo que quedaba por venir lo terminó de poner por las nubes.

BONAFIDE

Bonafide - Concierto Madrid El plato fuerte de la noche estaba por salir. Los suecos BONAFIDE no son desconocidos en territorio español. Ya han estado por aquí unas cuantas veces y siempre con buenos resultados. Por eso me esperaba un poco más de asistencia. Eso sí los que nos acercamos nos fuimos a casa con una sonrisa de oreja a oreja. Eso que se pierden los que no fueron. Y es que BONAFIDE es pura diversión, para la propia banda y para los que la van a ver. Disfrutan con lo que hacen y a poco que se les siga el rollo el disfrute está asegurado, ya sea en los temas más bluesy, como en los más AC/DC, como en los que se acercan al Hard Rock melódico.

Sea cual sea su faceta, se lo pasan en grande siempre con Pontus Snibb como protagonista y Martin Ekelund al bajo con un halo siniestro setentero impagable, mientras Niklas Matsson aporrea (en el buen sentido), dejándose sangre y sudor en el set y Mikael Fässberg mantiene un segundo plano de apoyo.

Bonafide - Concierto MadridSalieron a las 22:35 recuperando prácticamente el retraso, y lo que se nos venía encima fue un “¿ya ha terminado?”. Incluyendo bises, 85 minutos en los que el tiempo se paró y cuando volvió a andar parecía que hacía un segundo “acababan de salir”. Como venían con el fantástico “Flames” debajo del brazo salieron con “Back In Flames”, con un sonido sobresaliente teniendo en cuenta la sala (aunque el volumen era alto como es habitual y en mitad de la descarga lo fue más cuando Pontus lo pidió). La gente ya no paró de mover la cabeza, seguir el ritmo y hacer air guitar, amén de corear los estribillos. Y si encima enlazas con “Dirt Bound” de su siempre querido “Something’s Dripping” ni te cuento.

Del más hard rockero “Denim Devils” caería “Hold Down The Fort”, donde Pontus confesó que se lo estaba pasando en grande y “One Kiss”, o lo que es lo mismo como dijo Pontus el tema del “la la la la la”. El debut más setentero del grupo empezó a ser representado por “Peg Legged Pete”, muy Blues y garajero, apto para la jam con la que acabaron el corte, con solo de bateria incluido. De vuelta al nuevo disco, el riff muy LED ZEPPELIN de “Smoke And Fire” fue la siguiente, a partir de lo cual, con un volumen mayor pero no por ello peor sonido, enlazaron tres cortes a cada cual más intenso: “50/50”, la coreada “No Doubt About It”, con buen solo final de Pontus y “Can’t Get Through”, muy AC/DC con ese walking bass tan característico.

Bonafide - Concierto MadridDe vuelta al nuevo trabajo no podía faltar uno de mis temas preferidos donde Pontus nos recordó que era viernes, y que el viernes es un día para beber. Que mejor manera que celebrarlo con una botella de Jack Daniels al ritmo de “Bottle Of Jack”. Las revoluciones bajaron un poco con una de las canciones preferidas para el grupo según dijo Pontus, “Rag And Bone Man”, del “Ultimate Rebel”, pero pronto volvieron a “Flames” con “Power Down”, con unas líneas vocales que me recuerdan a Jimi Hendrix y donde Martin Ekelund tuvo que secar su bajo de la cantidad de sudor que estaba dejando en él, señal de que lo estaba dando todo.

Nos acercábamos al final y sin darnos cuenta ya llevábamos una hora de Rock de alto voltaje. Llegaba el momento de tres clásicos del grupo con los que todos coreamos estribillos y pegamos saltos. Con “Loud Band”, del debut del grupo, Pontus se metió entre el público a hacer su solo (mientras la gente no paraba de hacerse selfies con él…) y acabó en un intercambio de compases con Mikael Fässberg. Después “Hard Livin’ Man”, un up-tempo energético y cuyo estribillo lo cantamos todos y cómo no “Fill Your Head With Rock”, con riff de entrada de afinación aguda a lo AC/DC coreado por todos y que puso aquello patas arriba con todo el mundo saltando.

Bonafide - Concierto MadridEn principio esa iba a ser la última canción después de 75 minutos en escena, pero la insistencia y los jaleos del público hicieron que BONAFIDE saliera otra vez, no sé si de forma improvisada o ya pactada (en el setlist desde luego no venían más temas…).

Los bises escogidos no podían haber sido mejor escogidos. Por un lado el medio tiempo vacilón de “50 Cent Millonaire” y por otro lado esa versión de RAY CHARLES que ya han hecho suya y que es “I Don’t Need No Doctor”, rockerizada (no es el primer grupo de Rock que la versionea, empezando por los grandes HUMBLE PIE) y tarareada por todos. Ahora sí se cerraban 85 minutos de absoluta diversión que a los presentes allí, aunque no fuéramos muchos, nos hizo llegar a casa con una sonrisa de oreja a oreja. Días como estos merecen la pena. Grandes BONAFIDE. Grande el Rock ‘n’ Roll.

 


 

Promotora: Kivents

Crónica: Raúl Ureña

Fotos: Olga Rodríguez (por cortesía de Metaltrip.com)

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here