Crónica de CRIMSON SLAUGHTER e IRAKA (fiesta Pre Hellpress Fest)

0
crimson-slaughter-motorizer-2016-1

Conciertos de CRIMSON SLAUGHTER e IRAKA – 25 de noviembre de 2016, Alcorcón, Madrid (Motorizer Bar)

Todo gran evento tiene su calentamiento, y en el caso del festival que organizamos en Hellpress, que será el próximo 4 de febrero de 2017, ese calentamiento era el Pre HELLPRESS Fest. Una cita en el bar de Alcorcón Motörizer, que amablemente nos cedió Edu y en el que se pudo ver totalmente gratis en un ambiente familiar a dos bandas emergentes del panorama madrileño, CRIMSON SLAUGHTER e IRAKA. Mientras las dos bandas colocaban su equipo en el pequeño escenario del bar, el ambiente que se respiraba era de cierta expectación, entre habituales de la zona, amigos de las bandas y los que formamos parte del equipo de HELLPRESS. Además después de los conciertos los compañeros Paco Segado y Txema Sáez seguirían pinchando buena música y se sortearían entradas para el HELLPRESS FEST y algún que otro regalo.

CRIMSON SLAUGHTER

crimson-slaughter-motorizer-2016

Ya tuve oportunidad de ver a la banda madrileña en el festival Thrash Inmortal junto a DUST BOLT y RE-ARMED y los catalanes DELDRAC. De aquél concierto en la sala Silikona lo peor fue el saturado sonido desde el principio, en todas las bandas, lo que hizo que apenas se distinguiesen riffs y estrofas, pero sí recuerdo que CRIMSON SLAUGHTER fue de lo mejor de la noche. También sufrieron por el sonido y ser el primer grupo, pero a mi particularmente por estilo y entrega fue la banda que más me llamó la atención. Por eso tenía ganas de verles en otro ambiente en el que lo reducido del local y la ecualización más acorde en volumen, permitiría un contexto más adecuado para disfrutar de su música. Y así fue.

crimson-slaughter-motorizer-2016

Después de probar sonido y de hacer encaje de bolillos para lograr entrar en el diminuto escenario y recolocar los elementos de percusión de IRAKA, CRIMSON SLAUGHTER se subieron al escenario dispuestos a dar de sí todo lo que tienen, es decir los temas de su primer disco “Cycle Of Decay”. Como también ocurriera en el Thash Inmortal, los miembros del grupo salieron con las camisetas blancas que en un estilo muy ochentero muestran la portada de su CD y además, nuevamente, tenían detrás de los parches a Erik Raya de HAEMORRHAGE y no a Jorge Homobono.

En los 45 minutos que estuvieron en escena, volvieron a acertar con la apertura, y es que teniendo un disco cuyo inicio es precisamente una instrumental groovie y pegadiza como es “Combat Formations”, enlazada con un ataque directo a la yugular como es “Endless War” que ya pone toda la carne en el asador, para qué cambiar. Y así hicieron, dejando nuevamente pinceladas entre los presentes de su sonido medio Thrash, medio Crossover, que bebe de D.R.I y CYPTIC SLAUGHTER por un lado y de SLAYER, EVILDEAD, WHIPLASH… por el otro, recordando a los catalanes REDIMONI en este sentido.

CRIMSON SLAUGHTER iba a piñón, no sé si porque quería tocar todo lo que pudiesen en su espacio de tiempo o porque una vez lanzada la bala, no puedes esconder el arma. El caso es que a “Endless War”, cuyo estribillo escupido por Victor se te queda grabado, le siguieron enlazadas una versión de SLAYER, “Altar Of Sacrifice”, y volviendo a temas propios “Buried Beneath The State”, dando lugar a quince minutos del tirón entre los tres temas que resultaron de puro infarto tanto para la propia banda como para el público, muy joven como el propio grupo, que no paró de hacer mosh pit.

crimson-slaughter-motorizer-2016

Un breve descanso vino con la intro de “Wretch God”, que la dispararon grabada desde la mesa del bar bajo las indicaciones de la propia banda para atacar este corte más cabeceante y típico de la Bay Area, siguiendo con otros temas speedicos como “Bred To Obey” y su casi se podría decir que éxito, “Kill Or Be Killed”, donde el descanso vino en forma de solo lleno de trémolo a lo SLAYER por parte de Daniel Zolyniak, compañero en las seis cuerdas de Fran J. Rodríguez en la banda madrileña. Hasta este momento los músicos no habían dicho casi ni hola, CRIMSON SLAUGHTER prefería darlo todo tocando y dejarse de más historias.

La continuación fue ese alegato antiposers que es “My Fist, Your Face”, seguido de otro de los temas más extensos y dinámicos del grupo, nuevamente con influencia Bay Area que es “Punisher”, tras el cual sí agradecieron su presencia sobre las tablas a Edu de Motörizer, a HELLPRESS y la presencia del público, que aunque el bar de Alcorcón no sea excesivamente grande, llenaba la sala con muestras de estar pasándolo muy bien. El final elegido para su actuación era otra versión, esta vez alejada del estilo de CRIMSON SLAUGHTER que es “Suffer The Children” de NAPALM DEATH, aunque la llevaron a su terreno, tocándola más rápida si cabe, salvo el cabeceante y mítico final del tema.

crimson-slaughter-motorizer-2016

Ahora sí, con un sonido más que notable pude disfrutar de CRIMSON SLAUGHTER un mes después del Thrash Inmortal y confirmando mis sospechas: que es un grupo joven pero que hay que tener muy en cuenta si te gusta el Thrash en sus formas más ochenteras y cercanas al Crossover primigenio, como su logo y la portada de su propio disco te dejan adivinar.

IRAKA

iraka-2016-1

Tras la tempestad venía la calma en forma de cambio de escenario (volviendo a subir encima la percusión de Mon que tuvieron que quitar para que CRIMSON SLAUGHTER entrara en el escenario) y también la propia música de IRAKA, pues sus referencias son bastante diferentes a las de sus predecesores sobre las tablas. IRAKA bebe de los noventa, no de los ochenta, trasladado a los sonidos actuales. PANTERA, SEPULTURA del “Roots”… esa es la base, dándole el lavado de cara actual que bandas como LAMB OF GOD tienen (algo de GOJIRA también por ahí) y en nuestro país, VITA IMANA y KTULU.

El propio Rober, cantante de la formación, al más puro estilo “Mad Max” nos daba introducción al concierto de IRAKA con “Indiferente”. El público estaba más parado que con CRIMSON SLAUGHTER, supongo que porque la velocidad se había dejado a un lado en favor de densidad y ritmo Groove, pero tanto el sonido como la entrega seguían intactas con el bajista, Mármol, tocando desde el foso porque no entraba en el escenario (ataviado con una vestimenta muy blacker) y también Rober que no dejó de cabecear y moverse en el suelo de Motörizer acabando por cortarse en un dedo del que no dejó de sangrar en todo el concierto. Se puede decir que lo dio todo…

iraka-2016

La banda siguió sin descanso con “Tus Pesadillas” y “Mis Demonios”, dos temas que se podían decir tanto lírica como musicalmente hablando, complementarios, momento en que Rober pasó a presentar a la formación y a intentar animarnos a movernos un poco más, que no pareciese que estaban tocando en Benidorm ante una panda de jubilados. Empezaron así “Status”, el cuarto tema que exponían del hasta ahora único trabajo autoeditado de la banda “Génesis”, que ya tiene casi tres años de vida y al que deben de estar pensando en dar continuidad porque desde este momento IRAKA empezó a desgranar nuevas composiciones aún no registradas.

iraka-2016

La primera en caer que no está contenida en “Génesis”, fue “Gritos De Ira” que, como el título reza, puso a Rober en unas texturas aún más agresivas que le hicieron casi pedir un ATS para su dedo sangrante. Pero como decía Freddy Mercury, el show debe continuar y eso hizo IRAKA, tocando otro tema ya “viejo” en su historia y uno de los más conocidos entre el público, “5×4”. Aunque el estilo del grupo sea algo atávico y constante, lo cierto es que tanto rítmicamente como sobre todo por los efectos continuos que Santi (última incorporación de la banda) hace con su guitarra (para lo cual se muestra en público con una pedalera kilométrica), los temas son variados y entretenidos. Y esta sensación se intensifica con los nuevos temas, de los que aún quedaban dos por presentar.

iraka-2016

El primero fue “Éxodo” y el último que les servía para despedirse después de otros 45 minutos de música como sus compañeros de escenario CRIMSON SLAUGHTER, fue “Odisea”, aunque Rober se equivocó al presentarlo y volvió a decir “Status”, si bien sus compañeros de banda rápidamente le sacaron de su error. Parecía así que IRAKA había cerrado una descarga notable pero como el público les pidió otra y ellos se debieron quedar con ganas, y pese a las reticencias de Charlee su batería por hacerlo, tocaron un tema más, otro nuevo, “Vértigo”, que ya avisaron, habían practicado en el local pero aún no les salía bien, pero como eso solo lo saben ellos les daba igual y lo iban a tocar.

iraka-2016

IRAKA cerró así un concierto entretenido, quizás con un punto de intensidad menos que sus compañeros de escenario CRIMSON SLAUGHTER y seguramente un salto estilístico entre ellos lo suficientemente amplio como para que el público no reaccionara de igual manera con unos que con otros, pero creo que su descarga fue los suficientemente notable como para llamar la atención de los que no les conocían.

iraka-2016

Tras los conciertos el propio equipo de HELLPRESS no tardó en recordar que estábamos ante una fiesta de presentación del Festival de la página web, Festival en el que estarán LEATHER HEART, STRIKEBACK, SHOWBIZ y BACK TO R’YLEH, y que reventará Madrid el 4 de febrero, con cuatro estilos metálicos-rockeros diferentes pero complementarios, siendo una auténtica fiesta para los que hacemos posible esta página y para todos los que se quieran acercar ese día. Hasta entonces IRAKA y CRIMSON SLAUGHTER calentaron los motores para la esperada fecha desde Alcorcón para el mundo.

 

Autor: Raúl Ureña
Fotos: Laura Ruiz

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here