Crónica de DARK TRANQUILLITY, EQUILIBRIUM, MIRACLE FLAIR y RED SOIL

0
Dark Tranquillity - Concierto 2018

Conciertos de DARK TRANQUILLITY, EQUILIBRIUM, MIRACLE FLAIR y RED SOIL – 12 de abril, Madrid (sala But)

Todavía con el mal tiempo y el cielo cayendo sobre nuestras cabezas (como dirían los famosos galos del cómic), en la lluviosa tarde del jueves pasado nos acercamos a la sala But para disfrutar de metal de estilos variados. Desde el Death Metal Melódico de RED SOIL hasta el de DARK TRANQUILITY, pasando por las melodías más propias del Metal Gótico de los suizos MIRACLE FLAIR y el Death más épico y Folk de los germanos EQUILIBRIUM.

Con muchas ganas de ver a estas cuatro bandas en directo, llegamos a la But una vez abiertas las puertas, para comprobar que la entrada de gente no había sido masiva, pues habría algo menos de cien personas. Eso sí, aunque con cuentagotas la gente fue apareciendo, cuando llegó el momento de EQUILIBRIUM Y DARK TRANQUILITY la sala estaba llena. No hubo sold-out, pero desde luego, poco faltó. Y, sinceramente, no me extraña.

RED SOIL

Ante algo menos de cien personas, a las 18:30, puntuales como un reloj, aparecieron los castellonenses RED SOIL, ataviados con uniforme que parecía militar, como si de la guerra viniesen. Ha de destacarse que, pese al poco público existente en la sala a esas horas, en ningún momento se vio a la banda flojear, estando motivados en todo momento e intentando animar al personal como si les fuera la vida en ello, lo cual es digno de alabanza. Eso sí, el público estaba bastante poco receptivo a esas alturas. Una lástima, porque desde luego la música de RED SOIL no invita precisamente al estatismo.

De esta forma, y con una energía intachable, la banda tocó temas de su primer disco “Nemesis”, como “Overrated”, “Chaos”, y “My Name, My Enemy, y alguno de su primer EP  “Origin-Fall-Chaos”, como “Kaileena”.

En líneas generales, fue un concierto de notable (de media hora, el tiempo que tenía la banda), si bien hubo algunos problemillas con el sonido, puesto que en ocasiones las guitarras subían demasiado tapando la voz, y también en determinados momentos el sonido llegaba a hacerse bola, sin identificar claramente cada instrumento y poder apreciarlo. No obstante, RED SOIL es un grupo con energía y ganas. Desde luego, sabe hacer las cosas y seguro que tiene mucha carrera por delante.

Laura Ruiz García

MIRACLE FLAIR

Con una puntualidad impresionante saltaron al escenario los suizos MIRACLE FLAIR. Liderados por la vocalista Nicole Hartmann, la banda práctica un Metal Alternativo del estilo de EVANESCENCE con algunas reminiscencias de Hard Rock moderno de bandas tipo ALTER BRIDGE. En el momento de su actuación la sala ya estaba llena al cincuenta por ciento pero lamentablemente su concierto pasó sin pena ni gloria y no lograron convencer al público en ningún momento.

La mencionada Nicole fue la protagonista absoluta de los treinta minutos con los que contó MIRACLE FLAIR. No paró de moverse y trató de animar al público en todo momento, incluso chapurreó algo en castellano y destacó que era la primera vez que venían a España. La banda centró toda su actuación en el segundo disco de la banda, “Angels Cast Shadows”, que fue publicado en 2016.

Posiblemente su estilo fue la principal razón para que no encontrasen su público en el reunido el pasado jueves en la sala But. No obstante, dentro de su repertorio hubo unos cuantos temas muy interesantes: la muy guitarrera “Challenge My Faith”, la decadente “Embracing The End” o la cautivadora “Alive”. De los músicos, el guitarrista Daniel Maurizi trató de deslumbrar con su evidente dominio de las cuerdas, pero siendo justos hay que reconocer que el sonido tampoco les acompañó del todo.

Media hora que se pasó en un suspiro para unos pocos, pero que se hizo eterna para otros tantos.

Txema Sáez

EQUILIBRIUM

Como tercer grupo de la noche se presentaron, bajo una espesa nube de humo y ante una sala que ya rondaba las 250-300 personas, los germanos EQUILIBRIUM. A las 20:00 horas se apagaron las luces, aunque la banda todavía tardó un par de minutos en salir, creando, desde luego expectación, porque madre mía que concierto dieron: épico, enérgico, sin fisuras… Eso sí, ¿la pega? Los teclados pregrabados que, personalmente, creo que restan un poco de autenticidad a la banda, aunque cierto es que hay muchas bandas así.

De esta forma, con ganas y siempre animando al respetable a saltar, a dar palmas, a cantar, a hacer un wall of death o circle pits, logrando una conexión perfecta, EQUILIBRIUM dieron todo de sí con sus temas “Prey”, “Heimat”, “Waldschrein”, “Verbrannte Erde” (impresionante), la conocidísima “Blut Im Auge”, “Die Weide Und Der Fluß”, “Unbesiegt” y, casi para terminar, “Apokalypse”. Finalmente, nos honraron con un bis con “Born To Be Epic”.

Con luces alternando mayormente entre rojas y verdes, y algún contra en blanco, salvo en la última, “Born To Be Epic” -durante cuyo estribillo un cartel luminoso sobre el escenario se iluminaba con las palabras “Epic!”-, y un sonido tremendo desde el principio, fue, sin duda, el conciertazo de la noche. Los alemanes hicieron gala de lo que son y clavaron el concierto de principio a fin. Desde luego el respetable lo notó, porque se unió a ellos en la fiesta.

Laura Ruiz García

DARK TRANQUILLITY

Dark Tranquillity - Concierto 2018

Había muchas ganas de ver en sala a los suecos DARK TRANQUILLITY. Llevaban unos años que solo pasaban por festivales, como Leyendas del Rock o Resurrection Fest, y hemos tenido que esperar hasta 2018 para que se dejasen caer por aquí para la presentación en directo de Atoma, su último disco, editado en 2016.

A las 21:20 exactas se apagaron las luces de la sala y comenzó a sonar “Iron Man” de BLACK SABBATH. Las expectativas eran enormes y estas se confirmaron desde el primer momento. Fue comenzar a escuchar los primeros acordes de “Encircled” y el público que abarrotaba la sala se vino arriba de manera inmediata.

Destacar en primer lugar que la puesta en escena de DARK TRANQUILLITY fue sencilla pero muy efectiva. Motivos con la portada de “Atoma”, una pantalla que proyectaba clips, fragmentos de letras e imágenes para acompañar a las canciones y especialmente un juego de luces espectacular. En la parte negativa no podemos más que destacar el pobre sonido con el que contó la banda en buena parte de sus noventa minutos de actuación, problemas que fueron notables en el micro de Mikael Stanne. El carismático cantante de DARK TRANQUILLITY no paró quieto y se mostró simpático, sin parar de regalar sonrisas a sus entregados fans. Es curioso como, a pesar de los cambios de formación o las variaciones de estilo, el público de DARK TRANQUILLITY sigue fiel como el primer día.

El segundo corte de la noche fue “Monochromatic Stains” durante el cual el sonido mejoró algo. La evocadora “Clearing Skies” nos dejó ver la mejor versión de Niklas Sundin y de Martin Brändström que en todo momento llevaron el peso de la melodía. Fue con “The Treason Wall” el primer corte con el que la sala se emocionó notablemente.

Los de Gotemburgo ofrecieron un concierto intenso y sin descanso durante hora y media donde tocaron los temas más destacados de “Atoma” y buena parte de sus éxitos, sabiendo combinar muy bien temas viejos y nuevos en el set. Si habéis visto a DARK TRANQUILLITY en directo ya sabréis que funcionan como una maquinaria muy bien engrasada.

Seguimos disfrutando de grandes canciones como “Forward Momentum”, que fue el tema mejor ejecutado de la noche. En Madrid tuvimos la suerte de poder disfrutar de “The Mundane And The Magic” y digo suerte, porque este corte se ha caído del setlist en buena parte de la gira, según he podido investigar. Casi sin darnos cuenta DARK TRANQUILLITY habían llegado a la mitad de su concierto con la homónima “Atoma” y el clásico “Icipher”.

La banda iba a todo trapo y el hecho de que se aproximasen las 23:00 me hacía temer que nos quedásemos sin algunos cortes, afortunadamente DARK TRANQUILLITY no perdió el tiempo. “Terminus” y “When The World Screams” hicieron saltar a todo el mundo y “There In” fue toda una explosión de entusiasmo y la unión total entre la banda y su público. Mikael Stanne solo se permitió parar un momento para presentar a la banda antes de las dos últimas canciones. El cierre vino con “State Of Trust” y la ya mítica “Misery’s Crown”. Lamentablemente nos quedamos con las ganas de escuchar “Lost To Apathy”, pero esto es España y las discotecas de pachanga mandan.

Sea como fuere la veterana formación de Death Metal Melódico abandonó el escenario con una merecida ovación de su público. Nos dejaron satisfechos, con las expectativas cumplidas y con ganas de volver a verles, ¿qué más podría pedir cualquier banda de música?

Txema Sáez


 

Fotos por cortesía de: Malvido Photography

Promotora: Rock N Rock

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here