Crónica de ECLIPSE, XTASY y TOXIC ROSE

0
Leyenda

Una de las giras más interesantes, en lo que a Rock melódico se refiere, era la nueva visita de los suecos ECLIPSE a nuestro país con motivo de la edición de su fantástico último disco “Armageddonize”. Desgraciadamente, del mismo modo que el mal tiempo deslució el ECLIPSE que tuvo lugar la mañana del concierto, las circunstancias que rodearon su descarga hicieron lo propio con un concierto del que esperaba muchísimo y del que salí, en buena medida, decepcionado.

A pesar de que habían venido hacía poco más de un año la asistencia, incluso desde temprana hora, fue mucho mejor que en su anterior visita (supongo que por tratarse de un viernes y no de un domingo) llegándose a llenar casi por completo la céntrica sala madrileña de gente de diversos puntos de la geografía española para alegría de todos, promotores y seguidores, abonándose el terreno para facilitar que salieran, triunfadores, horas después.

Pero antes de ver a Erik, los dos Magnus y Robban, un par de bandas calentarían el ambiente, sus compatriotas TOXIC ROSE y los navarros XTASY que desplegaron, o al menos lo intentaron, sus mejores virtudes para convencer a un respetable que fue accediendo poco a poco al recinto.

TOXIC ROSE

toxic-rose-concierto-madrid-2015-1

Nada más ver las pintas del cantante de TOXIC ROSE, me vinieron a la mente sus paisanos SISTER a los que había visto días atrás a pesar de que su música se oriente más al Glam Rock y adolezca de esa carga “punk”. Y es que este tipo de look a los primeros MÖTLEY CRÜE y lo de pintarse la cara parece que ha vuelto a estar de moda entre los nuevos grupos escandinavos visto lo visto.

toxic-rose-concierto-madrid-2015-2

Con tan sólo un EP y un 7” editado, aunque con un disco en camino, abrieron con “I Drown In Red”,  un tema precisamente del 7”, “Don´t Hide In The Dark”, pegadizo y muy melódico que llamó desde el inicio la atención de los presentes, aunque no sé muy bien si por la música o por su atuendo lleno de tachas y pinchos, la verdad.

toxic-rose-concierto-madrid-2015-3

Lo que me dejó descolocado fueron los samplers disparados en “Black Bile”, siguiente en sonar, que no supe por dónde coger porque, sinceramente, no me esperaba esa mezcla entre las guitarras heavies de Tom, la voz (con aguditos incluidos) de Andy y ese toque electrónico que no pegaba ni con cola.

toxic-rose-concierto-madrid-2015-4

A partir de aquí ya estaba curado de espanto y preparado para cualquier cosa que sonara por lo que no me sorprendieron ni el par de temas nuevos que interpretaron ni el resto de canciones recogidas en su primer EP, como “Set Me Free”, de las mejor recibidas por el público, o “Follow Me”.

toxic-rose-concierto-madrid-2015-5

Lo que si me sorprendió, además del exceso de “posturitas” que continuamente ponían Tom y el bajista Goran a la mínima oportunidad que tenían mientras tomaban la parte delantera del escenario cuando sus labores a los coros se lo permitían, fue que Andy escupiera “sangre” durante “Fear Lingers On” si no recuerdo mal. Fue un golpe de efecto que gustó a algunos y dejó indiferentes a otros pero que “asustó” a la gente de las primeras filas por si les manchaba con ella.

toxic-rose-concierto-madrid-2015-6

Sus tres cuartos de hora de actuación los cerró otro de los temas que mejor respuesta tuvo, el single “A Song For The Weak”, donde terminaron de desmelenarse estos cuatro chavales tras la que recibiendo los aplausos de una sala que mostraba ya un gran color para recibir a los pamplonicas XTASY.

XTASY

xtasy-concierto-madrid-2015-1

Rápido cambio entre bandas para que, cuando estuvo todo dispuesto, un miembro de la organización saliera a presentar como si del cabeza de cartel se tratara al quinteto comandado por Silvia Idoate (se notó descaradamente la apuesta del promotor por ellos porque no se presentó a ningún otro grupo) quienes arrancaron con “Scream”, un tema que no me desagrada y que inició la presentación, por segunda vez en la capital, de ese prometedor debut llamado “Revolution” y que está dando bastante que hablar, lo de bien o mal ya depende de a quién se le pregunte, entre los seguidores del Hard Rock/AOR patrio.

xtasy-concierto-madrid-2015-2

Algunos problemas de sonido marcaron el inicio y momentos puntuales de su concierto ya que, al menos desde mi posición, la guitarra de Jorge se escuchaba muy baja en la mezcla y algunos acoples en el micrófono de Silvia se repitieron durante su actuación, aunque nada grave que la desluciera en exceso.

xtasy-concierto-madrid-2015-3

Como era obvio, “Revolution” fue interpretado casi al completo siendo “Million Miles Away” y “Rocking The World”, uno de los cortes que más me convencen del debut,  las que continuaron con su presentación, ganando enteros respecto a la versión de estudio que, no sé por qué pero no me gusta demasiado cómo ha quedado el tratamiento de las voces sobre todo (y eso que el propio Erik Martensson lo ha mezclado y producido en su estudio…).

xtasy-concierto-madrid-2015-4

Como en toda banda de Hard Rock que se precie, los coros del resto de componentes son parte fundamental pero no se escucharon bien ni lucieron como hubiera sido preciso. Eso si, como la anterior vez que les vi abriendo para CRAZY LIXX, me encantó el gusto que tiene tocando la guitarra y el sonido que saca de ella Ángel siendo, para mí, el mejor del grupo esa noche.

Lo que no me gustó fue cómo les quedaron el par de versiones que se marcaron para intentar ganarse y animar al público. Y no es que no fueran temas “ganadores” precisamente ya que “Lift U Up” y “Livin´On A Prayer” son, cada una en su contexto, enormes temas pero me sonaron sin la fuerza necesaria y la voz de Silvia no me convenció mucho en ambos. Al hilo de esto, creo que la vocalista debe mejorar algo su actitud en escena porque no termina de “explotar” como frontwoman y se la ve algo parada. Supongo que será cuestión de tiempo.

xtasy-concierto-madrid-2015-5

“Rebel Rider”, “All For One”, otra de mis favoritas de “Revolution” igual que  la que le da título, o la balada “It Is You”, donde Silvia copó el protagonismo sobre el escenario cantando con mucho sentimiento, fueron otras de las que sonaron durante su actuación dejando para el final el primer single con el que se dieron a conocer, “Stronger”, despidiéndose del público madrileño que les aplaudía mientras sonaba “Bye, Bye” a modo de outro.

He de reconocer que, aunque no estuvieron mal, me gustaron algo más la primera vez que les vi y sigo pensando que les falta algo más de fuerza en directo pero seguro que, con el paso de los conciertos, siguen su consolidación, puliendo su sonido y directo, dejando de ser una promesa para convertirse en una realidad dentro del Rock melódico. Habrá que seguir su evolución.

ECLIPSE

eclipse-concierto-madrid-2015-1

Larga se me hizo la espera, supongo que por las enormes ganas que tenía de escuchar cómo defendían en directo los geniales temas de “Armageddonize” Erik y los suyos, hasta que la intro de rigor provocó el delirio de una sala entregada a ECLIPSE desde antes casi de empezar.

Mejor inicio que con “I Don´t Wanna Say I´m Sorry” y la brutal “Stand At Your Feet”, igual que lo hace su último disco, me resulta difícil de concebir pero algo no iba bien porque en la primera Erik cantó bastante por debajo del tono original y en la mitad de la  segunda la guitarra de Magnus dejó de sonar ante la cara de circunstancias del afectado que, afortunadamente, solucionó el problema como pudo. Mal empezábamos.

eclipse-concierto-madrid-2015-2

Para variar en las actuaciones de ECLIPSE en la We Rock, el sonido volvió a dejar bastante que desear para mi gusto y, en varios momentos, los teclados grabados sonaban a un volumen totalmente exagerado que molestaba incluso a los propios músicos. Además, problemas a la hora de escucharse por los monitores y con la guitarra de Magnus fueron la tónica en la primera mitad del concierto sin que nadie pareciera poder solucionarlo.

eclipse-concierto-madrid-2015-3

La incógnita del estado vocal de Erik se desveló cuando dijo que estaba enfermo y tomando medicación por lo que es digno de elogio los esfuerzos que el vocalista hizo en todo momento para intentar llegar a las notas más altas de las canciones, pero ya es mala suerte…  Lo de por qué este grupo suena así en esta sala yo sigo sin entenderlo, encima siendo la segunda vez que tocaban allí, y me da bastante rabia porque eso si que deslució algunos de los temas.

eclipse-concierto-madrid-2015-4

A pesar de tener cinco discos en su haber saben de sobra quiénes son por los que deben apostar a la hora de confeccionar el repertorio. Y es que la sala se volvió a venir abajo cuando Martensson nos preguntó si estábamos listos para “Wake Me Up”, primer tema que sonó de esa joya de la discografía del cuarteto de Estocolmo que es “Bleed & Scream”.

eclipse-concierto-madrid-2015-5

Con buen o mal sonido, o con el estado vocal de Erik mermado aunque mejorando ligeramente con el paso de los temas, lo que no cambia visita tras visita es la simpatía y la actitud tanto de Magnus Henriksson como de Erik Martensson sumadas a la complicidad tan increíble que tiene entre ellos. De hecho, esta circunstancia hizo que todos nos olvidáramos en cierto modo de todos esos problemas mientras seguían cayendo temazos del calibre de “The Storm” o “Battlegrounds”, que puso a la sala a botar puño en alto mientras cantábamos el sensacional estribillo y el rubio vocalista se esforzaba por alcanzar los tonos más altos del complicado tema.

eclipse-concierto-madrid-2015-6

Buen ejemplo de esta complicidad que comentaba vino cuando, tras colgarse la acústica Martensson para interpretar el medio tiempo “About To Break”, él y Magnus se enzarzaron en un curioso “pique” de guitarras, uno con la acústica y el otro con la eléctrica, dándose la réplica continuamente. Este duelo desembocó en la country “Breakdown”, esa grata sorpresa que nos ha brindado “Armageddonize” y que sonó bastante bien dadas las circunstancias.

eclipse-concierto-madrid-2015-7

Solos de batería de Robban Bäck aparte, el concierto tuvo un buen ritmo y la cañera “Blood Enemies” seguida de la balada “Live Like I´m Dying” pusieron fin prematuramente a la presentación de “Armageddonize”, ya que en la parte final “To Mend a Broken Heart” nos transportó a los tiempos de “Are You Ready To Rock” siendo recibida con júbilo.

Lo malo es que este júbilo se tornó en chasco cuando “Bleed And Scream”, otro de esos himnos que ya está en la historia del Hard Rock, despidió unos segundos al combo sueco cuando ni siquiera llevaban 55 minutos tocando por lo que, aún con los bises, la duración volvería a ser tan ridícula (de hecho lo fue todavía más) como en anteriores ocasiones, con el agravante de tener un disco más.

eclipse-concierto-madrid-2015-8

Al menos no se hicieron de rogar lo más mínimo y, sin más dilación, cayeron “S.O.S” y “Breaking My Heart Again”, que les sirvió de despedida tras la que se harían la foto de rigor con la audiencia de fondo y bajarían a saludar a la gente como suelen hacer.

Se conoce que no gritamos lo suficiente, tal y como bromeó Magnus en la entrevista que le hice previamente cuando le reclamaba shows algo más largos y este alegó en tono jocoso que si lo hacíamos tocarían más, porque 65 minutos es una broma de mal gusto para un cabeza de cartel con cinco discos, se mire por donde se mire.

Para los que piensen que el estado de salud de Erik tuvo algo que ver, cosa que no dudo, basta decir que, o llevaba enfermo muchos días o que me lo expliquen porque los repertorios en otros lugares han sido casi igual de rácanos y ni por asomo se acercan a la hora y media, que es el tiempo mínimo que una banda (o cualquiera) con su discografía debería tocar. Hay que ofrecer algo más al público que paga por verte porque corres el riesgo que la gente decida invertir el dinero de tu bolo en otro y no repita. Yo me lo pensaré muy mucho la próxima vez por muy buenos que sean sus discos e intensos sus conciertos, que ya son cuatro veces las que he visto a ECLIPSE.

 

David Ortego

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here