Crónica de ICED EARTH, WARBRINGER y ELM STREET en Madrid

0

Mi primera visita a la sala Shoko me causó una buena impresión. Su extraño aroma a cine nada más entrar, gracias a los perritos calientes y palomitas a la entrada, es una de sus señas de identidad. El buen sonido también es destacable y algo fundamental, así que espero se repitan muchos conciertos en este emplazamiento, además bien situado.

No hubo un lleno arrasador para asistir a la presentación del nuevo disco de ICED EARTH, “Plagues Of Babylon”, pero a pesar de su reciente visita junto a VOLBEAT, los norteamericanos demostraron tener un amplio sector del público metalero español y madrileño a su favor, que sigue al grupo contra viento y marea. Allí se dieron cita sus legiones, que también disfrutaron de ELM STREET y WARBRINGER.

ELM STREET

Empezaron los australianos que tributan al mítico Freddy Krueger con su nombre y alguna de sus canciones, una banda de Heavy Metal efectiva, que se mueve también en sonoridades próximas al Thrash Metal. La verdad es que no fue su noche… al poco tiempo de actuación y al montón de gente que desconocíamos su material (por no decir todo el público) se le unió la desidia por parte del respetable.

elm_street_madrid_2014_1

ELM STREET no conectó en demasía con la audiencia, aunque supongo que con el devenir de los años y con más lanzamientos y mayor actividad en vivo vayan superando esas carencias. Potencial hay, porque sí se apreció mucha motivación en los músicos, pero faltó trasladarla más allá del escenario.

elm_street_madrid_2014_2

WARBRINGER

WARBRINGER trató de aprovechar a fondo su escaso tiempo, y al grito de “Open fire!” se inició su descarga con “Living Weapon”, seguida de “Severed Reality”. La gran presencia de su enorme vocalista John Kevill ayudaba a arrastrar a la gente, ahora más animada, a meterse en el concierto a base de moshpits, aunque no hubo ninguno reseñable. La verdad es que contar sin un guitarrista les pasó factura… una infección de garganta le mandó al hospital, así que los thrashers se conformaron con presentarse delante de los madrileños solo con una guitarra. Una lástima, porque desde el primer punteo se notó un sonido huequísimo, y en general falta de fuerza. WARBRINGER pidió disculpas por este motivo, y se agradeció que explicaran esta situación porque era muy evidente que aquello sonó bien pero con poca de chicha en varios momentos.

warbringer_madrid_2014_1

El final de la actuación lo pusieron la violenta “Living In A Whirlwind” y “Hunter-Seeker”, esta última “dedicada especialmente” a los espionajes que las agencias de seguridad americanas realizan a países terceros como el nuestro. Como siempre, el Thrash Metal en primera línea de la crítica política y social.

warbringer_madrid_2014_2

Creo que ni llegamos a entrar en calor, y supongo que sus seguidores quedarían un tanto cabreados al ver al grupo en unas condiciones lejanas al 100% de su potencial. Esperemos que la salud les acompañe a partir de ahora y que su guitarrista no deba perderse más shows por esta circunstancia. Una lástima.

ICED EARTH

Después del cambio de escenario, comenzó la intro del último álbum de ICED EARTH. Ya muchas veces hemos visto a este y otros grupos no tocar las intros aún siendo viable, y en esta ocasión sucedió del mismo modo: pista disparada desde la mesa de sonido y a correr.

Una gran ovación dió paso a los primeros compases de “Plagues Of Babylon”, un magnífico tema que se arruinó por la voz de Stu Block, al cuál era muy difícil de escuchar, y lo peor de todo es que no era por una cuestión técnica, solo dependía de él. Este problema se repitió a lo largo del concierto aunque se fue corrigiendo con el paso de las canciones, y aunque es algo que debería valorar alguien experto en canto, intuyo que esas carencias puedan deberse a no calentar la voz antes de saltar al escenario.

iced_earth_madrid_2014_stu_block_1

Siguió el show con “Democide”, y Block parecía que no se entonaba todavía. Una voz muy baja, débil y hueca, estaba costándole caro a ICED EARTH, aunque al menos se apreciaba que en esta visita las guitarras solistas iban a escuchar bien. Esta vez no parecía que la dictadura de Jon Schaffer sobre el resto de los músicos (especialmente al otro guitarra) fuera a aparecer. Por cierto, Jon Dette se dejó notar desde el primer minuto a la batería con su energético modo de tocar, gran acierto invitarlo a sentarse tras los parches en esta gira.

iced_earth_madrid_2014_stu_block_2

Un poco mejor empezó a parecer el concierto con “Dark Saga”, iniciándose la mejoría del apartado vocal, que, no nos engañemos, es el aspecto más vigilado y analizado en un grupo que ha contado con un cantante irrepetible como Barlow. El baladón “If I Could See You” quedó de lujo y demostró que este nuevo disco tiene un nivel medio muy alto.

“Disciples Of The Lie” fue una prueba más para el pobre Stu Block, al que se le vio superado por esta y otras canciones, tanto de discos ajenos como los grabados por él. No era capaz de vocalizar ni enfocar la voz con claridad en las estrofas rápidas, que le sobrepasaban una tras otra. Es un pena porque el tipo me cae bien y tiene puntos fuertes en su repertorio de registros, creo que fue una buena elección por parte de Schaffer el meterlo al grupo… pero me temo que no la más idónea. Creo que aún hay margen para su mejora personal en estas cuestiones técnicas, pero alguien deberá avisarle y asesorarle si no quiere perpetuarse en la mediocridad de esos apartados tan concretos de su voz.

iced_earth_madrid_2014_jon_schaffer

Con una de cal y otra de arena, Stu se fue desenvolviendo por el devenir del concierto. Por ejemplo “Jekyll & Hyde” quedó estupenda a todos los niveles, gran idea incluirla en el set, pero luego le siguió “Among The Living Dead” en una interpretación que desmereció su reciente grabación en estudio, y aquí me refiero a toda la banda. Con “Red Baron” y “Blessed Are You”, muy bien ejecutada, se alcanzó el ecuador del concierto. La banda estaba resultando más convincente que en la anterior visita como cabezas de cartel en Madrid, a pesar de las pegas que ya he indicado.

A partir de aquí todo fue sobre ruedas, resultando en general más acertada esta segunda mitad del concierto que lo visto hasta ese momento, que había sido bueno pero no notable. El punto de inflexión lo marcó “Peacemaker”, esa oda al salvaje oeste y en concreto a una de sus míticas armas, ya que quedó genial en directo. La mítica “Vengeance Is Mine” y la poderosa y para mí ya clásico del grupo “Cthulhu” hicieron las delicias de un público que entró en éxtasis con “My Own Savior”.

La última canción de su más reciente obra, muy bien representada en todo el set, fue “The End?”. La confianza de ICED EARTH en este trabajo está bien fundamentada y no ha debido costarles nada presentar tanto material nuevo porque su nivel compositivo ha ido mucho más allá de lo aceptable. Cerca ya del final del concierto, los americanos dejaron caer “A Question Of Heaven”, deslucida por la falta de coros femeninos, conservando aún así una buena dosis de dramatismo tan característico que ha convertido esta canción en un himno absoluto.

iced_earth_madrid_2014_stu_block_3

El escenario quedó desierto, haciendo la banda un pequeño descanso para volver a las tablas y descargar una brutal “Dystopia” y las dos piezas que creo que jamás faltan en un concierto del grupo: “Watching Over Me” y “Iced Earth”. Las sensaciones encontradas de la primera parte del concierto quedaron un tanto mitigadas con el buen sabor final que dejó ICED EARTH gracias a una paulatina mejora de Stu, que se entonó muy despacio y que tendrá que apretar y esforzarse si no quiere quedar en evidencia en determinados temas.

Era la tercera vez que veía a esta encarnación del grupo en vivo y creo que defiende bien su nombre, aunque por momentos parezca mejorable. El tiempo que actuó, la elección de temas y la calidad y entrega que demostraron en esta noche me dejó muy satisfecho, con ganas de más. Esperemos que mantengan (y si puede ser que eleven) el nivel y veamos esta muy buena versión de ICED EARTH durante muchos años.

 

Crónica: Carlos Herrero

Fotos: Carlos Clayman

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here