Crónica de LLVME, SURU y NIGHT SYMPHONY en Madrid

0
llvme_madrid_2013
Leyenda

LLVME visitaba por primera vez Madrid para participar en una sesión musical de estilos muy variados en compañía de SURU y NIGHT SYMPHONY. Lamentablemente, en la sala We Rock se dieron cita no más de 70 personas, en gran parte amigos de los grupos y promotores, algo que invita a la reflexión sobre el estado de nuestra casi siempre enferma escena, pero que no fue impedimento para pasarlo en grande.

night_symphony_madrid_2013_1

Mientras la sala iba recibiendo con cuentagotas la llegada del público, caldearon el ambiente los madrileños NIGHT SYMPHONY, que siguen asentándose en directo, dando pasos esforzándose en ofrecer cosas nuevas a la par que sólidas. Con una maqueta y el EP “From The Deepest Roots” en su breve currículum, la verdad es que la propuesta de NIGHT SYMPHONY se hace cada vez más inclasificable. Esa aureola de Viking-Power, que para algunos etiquetaba el sonido de la banda, cada vez se diluye más en lo musical. Habría que destacar en este sentido la variedad de su sonido, con partes interesantes y momentos duros, en algunos casos incluso rozando ligeramente el Thrash, poniendo a prueba la versatilidad de su cantante, Jorge, capaz de muchos registros.

night_symphony_madrid_2013_2

Eso sí, personalmente no me convenció su versión del “Rasputin” de BONEY M. (que no de TURISAS), una canción que contrastó enormemente con el resto de los temas interpretados en su show, más graves y oscuros, en el que su tono festivo no pegaba, al menos en esta ocasión, ni con cola.

night_symphony_madrid_2013_3

Por el contrario, la escenografía (con telones y las llamativas hachas con elementos de su logo) y la actitud del grupo me convencieron. Cierto es que a los madrileños les faltó mayor ímpetu -y también, seamos justos, estar más arropados por la audiencia- pero suele gustar que las bandas se crezcan sobre las tablas así que las poses durante el concierto fueron bien recibidas como dechado de actitud. En cualquier caso, tienen ganas y tiempo para cuajar.

suru_madrid_2013_1

SURU, desde tierras castellano manchegas, presentaba su primer disco, “Catharsis”. La banda practica un Death Melódico con influencias de Gothic Metal que no a todo el mundo convenció con sus cambios de registro. Es posible que el concierto se espesara un poco en su parte final pero desde luego su arranque fue demoledor y la formación se mostró muy activa.

suru_madrid_2013_2

A pesar de los problemas de sonido que les impedían oírse tocar, los miembros de SURU dieron lo mejor de sí mismos. Habría que destacar la energía con la que el bajista Juanma Viñas saltaba sobre el escenario -¡volvían los 90!- así como la presencia de un cantante tan teatral como Álvaro Mata, buen frontman con presencia y capaz de desenvolverse con soltura tanto con las voces agresivas como en las limpias y melancólicas.

suru_madrid_2013_3

En general, todos los músicos estuvieron a la altura tanto en su faceta de músicos como a la hora de dar vida a su actuación en los momentos que se necesitaba.

suru_madrid_2013_4

En su show escuchamos temas de “Catharsis”, destacando el poderoso arranque que fue “Lost Illusion”, una melancólica “The Emptiness”, el rítmico y moderno “My World” o un desgarrador “Sacrifice In Vain” entre otras. Pero además de tocar prácticamente entero “Catharsis”, los de Guadalajara/Toledo también regalaron dos canciones nuevas, “Enemy Of Mine” y “Khaos In Mind”, anticipo de un futuro próximo al que habrá que estar atento.

llvme_madrid_2013_1

Cerraban la noche por todo lo alto los salmantinos LLVME, que, sin desmerecer a los demás grupos, eran los protagonistas de la reunión. Presentaban en Madrid su segundo álbum “Yía De Nuesu”, en el que se centraron casi exclusivamente. Para quienes no hayan oído la música de LLVME, se trata de una banda de amplio espectro musical Doom-Black-Folk Metal creada por la mente inquieta de Nandu S. Prieto, un músico que ya probó en terrenos del Black Metal con CHAOTIC HOPE y que ahora da forma a este interesante proyecto.

llvme_madrid_2013_2

Hay que explicar que LLVME es muy peculiar. Sus letras están escritas en leonés, y tratan sobre temas históricos y rurales del antiguo Reino de León. Nandu cultiva la historia en cuanto a temática y al mismo tiempo dota de una gran fuerza y misticismo a sus composiciones con diversos pasajes brutales y atmosféricos. Nandu es, además, multiinstrumentista, se encarga de tocar la guitarra y teclados (si bien fueron interpretados en directo por Rodrigo Borrego) y también nos deleitó a todos con los siempre bienvenidos pasajes de gaita.

llvme_madrid_2013_3

LLVME llegaba con algunos cambios. Entre ellos, el de cantante, ya que el vocalista y guitarrista Eric se encuentra fuera del grupo temporalmente y se encargaba de suplirle Paul. No se notó que era su primer concierto con LLVME, pues actuó con mucha solvencia. Habría que destacar su buen humor, ya que no paró de hacer comentarios jocosos durante todo el concierto, contrastando con la seria propuesta musical de LLVME, por lo que el concierto, que tenía mucho de atmosférico, tuvo también sus momentos irreverentes que culminaron con el público pidiendo a gritos “Vaqueirada”.

llvme_madrid_2013_4

Como decía, LLVME interpretó principalmente nuevos temas de su segundo disco, “Conceyu”, “Helmántica”, “1188-1230”, “Yía Fatu A Tierra”, “Vetona, “Llibación Un Alborecer”… y así hasta el último tramo, en el que los salmantinos (aunque con un batería de su archienemigo Valladolid) se despidieron con dos canciones, “Llumeiru De Fueu” y “L’Allumamientu Del Fueu”, como guiño a su primera obra “Fogeira De Sueños”. Posiblemente lo mejor de toda su actuación fue ver a Nandu como gaitero en dos ocasiones -el “hombre orquesta”, le denominó Paul-, trayéndonos a Madrid el siempre atrayente y evocador instrumento. Además, el sonido nos respetó y sonó nítido en las partes más melódicas.

llvme_madrid_2013_5

“Vaqueirada”, aunque pedida con cierto cachondeo, no habría estado nada mal incluida aunque hubiera sido a modo de outro, si tenemos en cuenta la faceta folclórica de LLVME, y es que el cantar en leonés sobre tantas y tantas referencias históricas y rurales, le da un aire pintoresco a la par que digno a su música, elevando el interés del oyente por esas piezas que pudieran considerarse más extrañas -o incluso exóticas, si nos ponemos en la piel de un oyente de fuera de España- y que añaden tantos matices al particular universo de la banda salmantina.

En definitiva, un buen concierto, con un sonido correcto, y con la sensación de volver a casa con más ganas todavía de exprimir ese gran trabajo de LLVME que es “Yía De Nuesu”.

Enrique Herrero

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here