Crónica de SABATON, ELUVEITIE y WISDOM en Madrid

0

SABATON volvía por enésima vez a Madrid. Habiendo actuado ya como telonero y como cabeza de cartel en distintas salas de la ciudad, no había novedad aparente que hiciera de esta visita algo especialmente atractivo. El cambio de formación sí es novedoso pero no es algo atractivo, la verdad, pero igualmente había interés gracias a la presentación de un buen disco como “Carolus Rex” y unos invitados de renombre como la banda de Folk Metal – Death Melódico ELUVEITIE, motivos más que suficientes para acercarnos a la sala Caracol y disfrutar del show como comienzo inmejorable del fin de semana. También participó en el show WISDOM, un grupo desconocido para mí, pero afortunadamente la ignorancia acabó esa misma noche.

Nada más llegar, me llamó la atención una cosa que podría pasarse por alto pero dice mucho de cuál es el panorama actual de SABATON. Tener un camión para transportar el material con un logotipo enorme y a color del grupo y aprovechar los proyectores dentro de la sala para la portada de “Carolus Rex” (e imágenes a blanco y negro de guerras del siglo XX) son pequeños detalles que SABATON está cuidando para reforzar su imagen. Básicamente, con estas “tonterías” bien explotadas, se va creando una imagen de grupo grande, al menos para la escala en la que se mueven los suecos. Entradas agotadas, ahí queda eso.

Ese humilde pero efectivo despliegue de medios no era algo que esperase, la verdad, pero lo que menos podía esperar aún era la sorpresa que iba a ser WISDOM. Su paso por Madrid supuso todo un descubrimiento, mucho más que la propinilla escasa que me suele parecer la mayoría de los teloneros.

wisdom-1-madrid-2012

Los húngaros WISDOM, con una fórmula vista hasta la saciedad, abrían la velada. No conocía nada de ellos, pero en apenas un par de canciones me llevaron a los finales de los 90, con ese Power Metal excelente en las melodías, rápido y poderoso. La mayoría de canciones pertenecían a su nuevo disco “Judas” y solo hubo espacio para “Wisdom”, perteneciente a su primer álbum, y una versión de IRON MAIDEN, “Wasted Years”, que como es habitual sobra cuando ya tienes dos álbumes publicados de los que ir tirando.

wisdom-2-madrid-2012

Lo que mejor sabe explotar WISDOM es, sin duda, el uso de melodías vocales bastante épicas y el apoyo en los coros del resto de músicos. Así se ve en dos de los mejores temas del grupo, como son “Somewhere Alone” y “Live Forevermore”, esta última pegadiza hasta la saciedad. El final de su actuación lo puso “Judas”, canción que da título a su último disco hasta la fecha, que dejó las ganas a muchos de conocer mejor su trayectoria. Muy útil su paso por Madrid, tanto para el grupo como para los seguidores del estilo, que tienen un grupo de referencia allá por Hungría. Magnífica revelación, aunque lleven ya unos añitos.

eluveitie-1-madrid-2012

De Suiza venía ELUVEITIE, un conjunto que ha ganado bastante popularidad desde su primer trabajo en 2006. No he seguido su trayectoria pero puedo suponer que parte de la atención que han acaparado los helvéticos no es por una cuestión meramente musical, si no por el atractivo directo que tienen.

eluveitie-2-madrid-2012

Tantos instrumentistas sobre el escenario dan mucho juego, aunque en momentos puntuales parecen prescindibles, como la chica que toca la zanfona o la violinista, que no hacen sonar continuamente su instrumento. Al menos en determinados momentos sí hacen un buen apoyo en las voces, con lo que el grupo en su totalidad se ve beneficiado por su presencia más allá de lo que ejecutan con las cuerdas.

eluveitie-3-madrid-2012

Las canciones quizá fueron un poco monótonas, pero es innegable que el público vivió su paso por Caracol como una fiesta, cantando los temas y saltando. Fundamentalmente, ELUVEITIE se centró en su más reciente álbum “Hellvetios”, del que sonaron la homónima, “Luxtos”, “Neverland” o “Uxellodunon”. Con la banda apretujada y el bajista literalmente arrinconado por uno de los guitarristas en un lateral, se desenvolvieron de una manera fantástica sobre el escenario a pesar de la carencia de espacio. Pudieron conectar bien con sus seguidores, que vivieron especialmente la interpretación de “Inis Mona”, demostrándose muy entusiastas.

Y luego la apoteosis con SABATON, con ese “The Final Countdown” de sus compatriotas EUROPE sonando como intro. Los suecos salieron enchufadísimos, con un montaje a su antojo, aunque quién sabe si en un espacio mayor hubieran dispuesto de más escenografía: paneles de luces cegadoras y unas pequeñas rampas a ambos lados de la batería que les facilitaban la movilidad hacia el fondo del escenario añadieron bastante vistosidad a su actuación. Suficiente para un lugar como Caracol.

sabaton-1-madrid-2012

SABATON olvidó por un instante el disco que venía a presentar y ejecutó un furioso “Ghost Division” para dar inicio al show. Joakin Brodén llevaba sus eternas gafas de sol, su peinado con cresta y esa camiseta con planchas de metal, un look que parece no se plantea renovar. Sí estaban renovada la formación después de la apresurada marcha de miembros hace unos meses, pero ni se notó, la entrega de estos era total.

sabaton-2-madrid-2012

Con “Gott Mit Uns” y “Poltava”, comenzaban a llegar los temas más frescos. Joakin estuvo muy simpático y comunicativo durante el concierto, haciendo menciones a VILLAGE PEOPLE y su “Y.M.C.A.” o bromas como la de “Luke, soy tu padre”, con filtro de voz incluido, claro. “White Death” o “40:1” hacían el paréntesis entre material nuevo como “Carolus Rex” o “Karolinens Bön”, que fue cantada en sueco. Según comentó Joakin, se han recibido muchas peticiones en las redes sociales para hacer material en este idioma, la pena es que precisamente una de las más apetecibles era la versión sueca de “1648”, pero no estaba en el set ni en su versión inglesa… una lástima.

“Cliffs Of Gallipoli”, “Midway” y una “Into The Fire” un tanto floja al modificar el final del estribillo, fueron otros grandes temas que sonaron. Como nota curiosa, hay que resaltar que se trataba del cumpleaños del vocalista, y de esta circunstancia resultaron otras cosas graciosas, por ejemplo, que se cantara el cumpleaños feliz o que un chico le regalase a Joakim unas castañuelas, que incluso intentó tocarlas. Para que luego digan de Joey DeMaio…

sabaton-3-madrid-2012

“Ha pasado de todo en un escenario cuando se trata del cumpleaños de alguien, pero espero que hoy no sea el día que me ocurran un montón de mierdas…” decía entre risas mientras miraba al staff técnico. Lo más reseñable, a parte de una jugarreta con sus monitores, fue su “suequísima” novia, quien salió a besarle de una manera muy afectiva.

Llevando el protagonismo de la actuación, fue capaz de dar gracias a los fans por la aceptación que han tenido ante el drástico cambio de formación, para quienes pidió un aplauso. La verdad es que las anteriores actuaciones de SABATON destacaban por esa energía que imprimían los músicos en la ejecución, y estos sustitutos no alteran esa esencia en absoluto. Fuerza a raudales y un grupo que sigue intacto en el espíritu.

sabaton-4-madrid-2012

La canción más antigua en sonar fue la emotiva “The Hammer Has Fallen”, con Joakin rememorando sus tiempos al teclado. Un puntito negativo de la actuación de SABATON fue precisamente esto, la falta de un teclista para dar más realismo al sonido, retirando las pregrabaciones innecesarias.

“The Art Of War”, “Primo Victoria” y “Metal Crüe” fueron las últimas en sonar, como era previsible. Como siempre pasa, se dejaron unos cuantos temas. Lamentablemente no hay espacio para todo o, más bien, se racanea hasta el último céntimo de la entrada para, finalmente, dejar un show de quince canciones cuando SABATON podría ofrecer algo mucho más completo. Por tocar un poco más no te va a pasar nada, y dejarás a la gente más satisfecha.

sabaton-5-madrid-2012

Reconozco que he visto mejores conciertos de SABATON, pero este sí me pareció un poco más flojo se debió a la gran cantidad de canciones pertenecientes a “Carolus Rex” que pudimos escuchar más que a otro tipo de factores. Se hubiera compensado con hacer un par de temas más de otros álbumes. No es una crítica centrada en los suecos (que para nada dieron un concierto corto, ojo, pero sí pudo dar más de sí) ya que puedo contar con los dedos de la mano los conciertos en los que sales satisfecho al cien por cien por la cantidad de temas que has podido escuchar según el precio que has pagado. Si alguna vez me pregunto por qué puedo seguir yendo a un concierto de SAXON o U.D.O. año sí y año también, me respondo a mi mismo que se debe precisamente a esto.

Al menos, la entrega fue máxima e indiscutible. SABATON ha llegado muy arriba por su trabajo en el estudio de grabación y su actitud en directo. ¿Puede ofrecerse más? Sí. Haz un show 20 minutos más largo y mete un teclista en el grupo aunque sólo sea para los conciertos. Lo fundamental es, salvando estos detalles que dudo vayan a cambiar, que los suecos te dejan con buen cuerpo, te inyectan el ímpetu de su música directo al corazón, y te puedes ir a tomar unas cervezas sabiendo que has asistido a uno de los puntales jóvenes que contribuyen a sustentar el Heavy Metal de hoy en día.

 

Crónica: Carlos Herrero
Fotos: Enrique Herrero

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here