Crónica de SAXON, VANDERBUYST y CRIMES OF PASSION en Madrid

0
Leyenda

Promotor: Madness Live

Para ponerle la guinda a un fin de semana agotador y de oferta musical importante en Madrid con ICED EARTH el viernes y ORPHANED LAND actuando a escasos metros de la sala donde se empezó a gestar esta crónica, SAXON tocaba otra vez en Arena para deleite de sus fieles la noche del domingo.

Fieles que, a pesar de haber visto a Biff Byford romper la hoja del set list incontables veces (esta vez no lo hizo, curiosamente) repetían el pago del diezmo religiosamente para disfrutar de un concierto que han visto en infinidad de ocasiones. Su paso por festivales, giras en sala, fiestas de poblaciones madrileñas importantes y recientemente teloneros de esos músicos que se hacen llamar JUDAS PRIEST se podría tildar de cansino. Pero, seamos justos, repetir de algo que sabes de antemano que te va a gustar es una inversión totalmente lógica.

SAXON, estando por aquí día sí y día también, resultaría plasta si tuviera una propuesta anodina, pero su insistencia se les agradece porque la banda se deja la piel con conciertos de un nivel altísimo. Ofrece algo que siempre es bueno y siempre te deja plenamente satisfecho, esta vez no podía ser menos, y de hecho no lo fue. Aquí un servidor, relativamente joven, ha visto a los británicos unas cuantas veces desde el lanzamiento de “Killing Ground” hasta el día de hoy y, de vez en cuando, pico y vuelvo a dejarme un buen puñado de euros para recibir esa terapia de NWOBHM. Bien gastado está el dinero, desde luego.

crimes-of-passion-madrid-2011-1

Acompañando al mejor exponente actual de la NWOBHM en cuanto a estado de forma, venían CRIMES OF PASSION y VANDERBUYST. Siento ser duro, pero lo cierto es que a los primeros nos los podíamos haber ahorrado. Un concierto aburrido, sin ninguna interacción posible con el público dado el escaso interés que suscitaban sus canciones, que solo me hacía pensar en que terminaran cuanto antes. Sí me pareció al menos que su vocalista no era manco, al igual que el resto de músicos. Pero aquello simplemente no funcionaba. A nivel compositivo resultaban fríos, no podías engancharte a los temas, contundentes a la par que melódicos, por más que quisieras.

crimes-of-passion-madrid-2011-2

Posteriormente, me pareció que el batería de CRIMES OF PASSION era un técnico de escenario de SAXON, lo cual explicaría la invitación para participar en este tour.

La otra cara de la moneda fue VANDERBUYST, una banda holandesa que no conocía de absolutamente nada hasta que vi a esos tres chavales sobre el escenario, y que se desenvuelve perfectamente en el terreno del Heavy Metal clásico, frenético, con raíces en el Rock de los años 70, como por ejemplo THIN LIZZY. Con solo dos discos de estudio, empezaron presentando material de “In Dutch”, su más reciente trabajo, editado este 2011. El ataque al más puro estilo MOTÖRHEAD de su primer tema “Black And Blue” me dejó gratamente sorprendido y me levantó el ánimo, después del bajón que había supuesto CRIMES OF PASSION. El segundo corte fue “KGB”, perteneciente también a su última obra, seguido de “December”, una canción que estará incluida en su próximo álbum. Este trío sí enganchó rápido a un público que disfrutaba de una música directa, eléctrica y con un gusto por lo clásico exquisito.

vanderbuyst-madrid-2011-1

El peso de la actuación se lo reparten bien entre los tres, con un batería moviendo la cabeza como poseído en todos los temas, un bajista de mucha planta que llena bien el escenario y el guitarrista Willem Verbuyst, este último un diablo desatado. Su estilo queda marcado en los vertiginosos y extenuantes solos de guitarra, tan excesivos que en uno de ellos no pude evitar la risa viendo que el tío se crecía, se venía arriba con cada nota y el punteo no parecía tener fin.

vanderbuyst-madrid-2011-2

“¿Te gusta el Heavy Metal?” preguntaba el bajista y vocalista Jochen Jonkman para presentar “Tiger”, ante una audiencia convencida de su propuesta. En total creo que hicieron seis canciones, todas siguiendo una fórmula similar, y para VANDERBUYST no es otra que canciones cortas, pegadizas y con solos de guitarra rápidos. Y al menos en esta noche triunfó.

vanderbuyst-madrid-2011-3

SAXON presentaba esta noche “Call To Arms”, y para tan magno evento reunieron a un puñado de compatriotas británicos que se dejaron ver por la sala. Con una introducción sonando, Nigel Glocker cruzó las tablas para subirse a la batería a oscuras, con los primeros aplausos de la gente, ansiosa por catar las mieles de la NWOBHM. El siguiente en aparecer fue Paul Quinn, con sus eternas gafas de sol y su inevitable pañuelo a la cabeza, que empezó a marcar el increíble riff diseñado para “Hammer Of The Gods”. De inmediato saltaron los restantes miembros del grupo entre la ovación del público, dejando su impronta de potencia y claridad en el sonido, con un Biff Byford de nuevo pletórico.

saxon-madrid-2011-1

De ahí en adelante, fue una combinación de incunables como “Heavy Metal Thunder”, “Never Surrender”, junto con material nuevo, bastante bien recibido, como “Chasing The Bullet”. De todos modos, aún falta para que estas canciones sean aceptadas con normalidad en el público, que no se mostraba tan entusiasta como con las viejas tonadas de los ingleses, especialmente el núcleo duro que se registró hace ya casi 30 años en el directo “The Eagle Has Landed”.

saxon-madrid-2011-2

“Motorcycle Man” puso la sala patas arriba, bien continuada por “Back In ’79” (ese “show me your hands” funciona muy bien con el público) y uno de esos himnos de la época “menos brillante”, como es “Requiem (We Will Remember)”. Esta última me hizo acordarme de un colega, actualmente por motivos laborales fuera de España, que siempre decía “¿Cuándo van a tocar esta? No entiendo por qué no la tocan”. Pues toma, para una vez que no está presente, va y la sueltan.

saxon-madrid-2011-3saxon-madrid-2011-4

La épica historia de Excalibur con “Mists Of Avalon” y el duro y rasgador “Demon Sweeney Todd”, que descolocó un poco al personal por su crudeza,  siguieron la fiesta. Hubiera cambiado esta por otras de “Into The Labyrinth” más melódicas y fáciles de digerir, pero en cualquier caso se agradece que no olviden sus trabajos más recientes, cosa que pasa con muchísimos grupos importantes, grabando cosas de usar y tirar. En eso SAXON siempre ha acertado, respetando en directo toda su trayectoria, la más reciente y la más primigenia, pasando por todas las etapas.

Así lo atestiguaron “Call To Arms”, “Dallas 1 P.M.” y “Rock´N´Roll Gypsy”, esta dedicada a todas las chicas presentes en la sala, y ante la emoción una rubia atrevida se quedó en sujetador, haciendo volar su camiseta por encima de varias filas en dirección al señor Byfford, más que agradecido por este gesto.

saxon-madrid-2011-5

Llegó otro momento para rescatar grandes temas no tan explotados como “Rock The Nations” y “Battle Cry”, que sonaron empalmadas, tal y como lo hacen en el disco de 1986. La estructura general del show seguía adelante, presentando su última canción nueva como “When Doomsday Comes (Hybrid Theory)” seguida de una de sus canciones más simples, históricas y que se encuentra entre mis favoritas, “Denim And Leather”.

El único recuerdo a “The Inner Sanctum” fue “I’ve Got To Rock (To Stay Alive)”, seguida de la versión de Cristopher Cross “Ride Like The Wind”, tema que ya hicieron en la misma sala hace unos cuantos años cuando presentaban “Lionheart”, en un concierto que pasará a la historia como uno de los más gloriosos que haya dado el grupo, creo que fueron más de dos horas y media, casi 30 canciones. Este no llegó a tanto, pero se acercó mucho.

saxon-madrid-2011-6

Otra que sería imperdonable que faltara a la cita, siendo un set tan largo, es “Wheels Of Steel”. Allí sonó pues otro de sus iconos, alargado por la interrupción del público que cantaba el tradicional “Oeeehhhoeehhoooeehh!!!” interrumpiendo a Biff. No pudo más que rendirse a la evidencia ante tan fantástico público, con su ya habitual “¡Grande cojones!”.

saxon-madrid-2011-7

Tenían que salir ya los últimos ases de la manga, esos que están sí o sí. “Crusader”, un solo de guitarra de Doug Scarrat, mi himno personal “Power And The Glory” y otro solo, esta vez de bajo (no demasiado brillante en esta ocasión, lo siento por Nibbs que es un tipo simpático y me cae genial), acercaban el final de la velada. El remate definitivo vino dado por “Strong Arm Of The Law”, la solicitada a gritos “747 (Strangers In The Night)” y “Princess Of The Night”.

saxon-madrid-2011-8

Saliendo de la sala a eso de las once y media, el lunes laborable acechaba a minutos. Había que retirarse a descansar al hogar, pero me llevaba dentro la sensación de haber vivido otra espléndida descarga de SAXON, conciertazo de libro. Más de 30 años después de su debut sigue siendo una de las mejores bandas en directo (y en estudio) en cuanto a intensidad, honestidad y actitud. Los ingleses volverán, y nosotros también. Si hace falta, otras cien veces.

 

Crónica: Carlos Herrero
Fotos: Enrique Herrero

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here