Crónica de WIGELIUS y SINESTRESS en Madrid

0

Pasado el ecuador del mes de septiembre y con los primeros conciertos de la temporada solapándose llegaba uno que, a buen seguro, estaría marcado en rojo en el calendario de cualquier seguidor de AOR, la primera visita a España (y si su web no me ha engañando también el primer concierto del grupo como tal) de los suecos WIGELIUS liderados por los hermanos Erik y Anders Wigelius.

Como viene sucediendo últimamente, y por desgracia cada vez más frecuentemente, no parece haber ninguna sala en condiciones para disfrutar de la música en directo y, las pocas que hay no siempre están disponibles dada la gran oferta que tenemos en la capital. El resultado una vez más es que, conciertos de pequeño aforo como el que nos ocupa, se tienen que programar en antros del calibre de la sala Charada. Seguramente para tomarte una copa y tener de fondo cualquier canción de radio fórmula pueda estar bien (lo desconozco porque era la primera vez que la pisaba en mi vida pero le daré el beneficio de  la duda) pero lo que es como sala de conciertos deja bastante que desear. Nulas luces, ridículo escenario y una visibilidad deficiente desde algunas posiciones no la convierten en una buena elección, pero es lo que hay. Eso sí, afortunadamente el sonido no fue infame y no arruinó la velada que, sin duda, fue bastante satisfactoria.

sinestress_1_madrid_2013

Un atasco, tan previsible como inoportuno, me impidió estar presente cuando SINESTRESS hizo su aparición en escena con “Contracorriente” y fue a mitad del siguiente tema, “El Solar”, cuando accedí a la sala comprobando que estábamos los cuatro “de siempre” en este tipo de conciertos. La tímida respuesta de un público algo frío en estos compases iniciales a esta canción contrastó con el “alboroto” (que nadie piense tampoco que se montaron pogos ni circle pits…) al sonar los primeros acordes de la trilladísima “Separate Ways” de JOURNEY que SINESTRESS la verdad es que bordó. Mucho mejor que otras que he escuchado en directo aunque claro, Chimo no es Steve Perry, y su voz tiene un timbre diferente.

sinestress_2_madrid_2013

El resto de su actuación se movió entre los temas de su único disco editado hasta la fecha, titulado como el grupo, del que cabría resaltar una potente “Las Botas Gastadas”, una melódica y pegadiza “Mi Vida Entera En Este Bar” o “Muñeca Rota”, y temas de nuevo cuño que formarán parte de su segundo trabajo como “Un Mundo Sin Ti” o “Entre Los Dos” que la banda interpretó con solvencia dejando claro que la veteranía es un grado, ya que no son unos principiantes precisamente, y las tablas que poseen sus componentes en proyectos pasados les avalan en directo. Si acaso me sorprendió lo bien que está acoplado su nuevo y joven baterista Abel al conjunto y los buenos coros que todos hicieron apoyando a Chimo.

sinestress_3_madrid_2013

“Atrapado En Tu Ambición”, otro tema nuevo, fue el que cerró abruptamente su descarga por problemas de tiempo dejando “Eres Mentira” en el tintero (y eso que se cumplieron a rajatabla los tempraneros horarios…), dejándome buen sabor de boca a pesar de ser la primera vez que los escuchaba. Sin duda, una buena manera de calentar motores para lo que se avecinaba y merecidos los aplausos que cosecharon.

sinestress_4_madrid_2013

Pasadas las 21:30, y tras un breve cambio en el escenario, con la intro de rigor y entre vítores (motivo de alguna que otra cara de sorpresa en algún miembro del grupo que no se lo esperaba) aparecían sobre las tablas los músicos que componen este nuevo proyecto de Rock Melódico de la inagotable escena sueca, WIGELIUS, arrancando con “Do It All Again” ya con Anders en escena, obviamente.

wigelius_1_madrid_2013

A partir de aquí, pudimos disfrutar de algo más de 70 minutos de buen AOR con un grupo novel, pero sobradamente cualificado, que derrochó simpatía y actitud durante todo el show si bien es cierto que el protagonismo y el que tira del carro en todo momento es Anders, que ejerció a la perfección de animador y de frontman aunque, eso sí, contó desde el inició con un público que estuvo muy colaborador.

wigelius_2_madrid_2013

Sin tregua, “Do You Really Know” dio continuidad al concierto que, en estos inicios tuvo un sonido algo “vacío” (al menos desde mi situación) pero que, poco a poco, fue mejorando con los temas que fueron sonando como el medio tiempo “My Cassandra” o la buenísima “Right Here, Right Know”.

wigelius_3_madrid_2013

Al igual que el sonido, la banda fue mejorando y liberándose de esos nervios iniciales encontrándose cada vez más y más a gusto sobre el escenario a pesar de sus dimensiones. Palabras en castellano de Anders con las que pretendía ganarse a un público que estaba ganado antes de que empezaran, gestos de complicidad entre él y el guitarrista Jake Svensson, todo salía rodado y el ambiente, a pesar de la escasa audiencia, fue muy bueno.

wigelius_4_madrid_2013

“Next To Me”, en la que la alargada sombra de WORK OF ART sobrevoló nuestras cabezas, dio paso a “Please, Please, Please”, un tema nuevo que formará parte del disco que verá la luz próximamente según nos contó Anders en la entrevista que podéis leer en esta misma web, y que no difiere en exceso de lo que nos han ofrecido en su debut.

“Little Wing” fue la solución para dar descanso unos minutos a la voz de Anders ya que en realidad escondió los solos de guitarra y bajo de Jake y Chris respectivamente mientras Erik acompañaba con algún ritmo de batería a ambos. Me resultaron insulsos pero lógicos. Tras ellos el ritmo volvió con la vuelta del vocalista que apareció ataviado con una camiseta que denotaba que había estado de compras por las tiendas de souvenirs de la Plaza Mayor ya que ponía “I Love Madrid”. Bonito gesto para la galería que fue recibido con ovación por el respetable.

wigelius_5_madrid_2013

“Too Young To Fall In Love”, con el público coreando el estribillo ante la sonrisa de la banda, bajó algo la intensidad y aumentó la emotividad, que tendría su mayor exponente cuando Erik abandonó su kit y, sentado al cajón, acompañó a su hermano que, acústica en mano,  interpretó “Love Can´t Be That Much”. Para mí fue supuso el momento más bajo del concierto, máxime cuando los comentarios de la gente casi tapaban la voz de Anders, pero fue interesante verles desenvolverse en las tesituras acústicas que el tema requería.

wigelius_7_madrid_2013

Tras la calma volvimos a la “tempestad” con la dupla “Angeline” (está sí que recuerda a WORK OF ART hasta el sonrojo) enlazada con “Hold On To Love”, con las que las primeras filas se volvieron locas, dejando para la recta final “Tears I´ve Cried”, otro tema nuevo como “Long Way From Home” y uno de sus estandartes como “Talking About Love”, con la que hicieron el amago de irse para, seguidamente, ofrecernos como bis la fundamental “I Reach Out”, poniendo a botar a la sala. Este fue el punto y final a un concierto “de más a menos” que puso de manifiesto que, al menos en el AOR y el Rock Melódico, hay relevo generacional de calidad como también han demostrado este mismo año H.E.A.T o ECLIPSE por poner un par de ejemplos más.

wigelius_6_madrid_2013

El único punto negativo que le pongo al concierto y a WIGELIUS, aparte de que los coros al hacerlos sólo Erik quedaban demasiado en segundo plano y sin fuerza, es el hecho de llevar grabados los teclados. No lo he dicho por no repetirme constantemente y porque ya nos lo desveló en la entrevista (no fue sorpresa para nadie creo yo) pero con tal protagonismo de los teclados en sus temas, que los “disparen” no me gusta nada. Entiendo que no los toque Anders para no perder movilidad  en escena pero deberían corregir este aspecto si la banda se consolida no sólo como grupo de estudio sino también de directo. Aún así, buen concierto y grata impresión la que me llevé de ellos. Habrá que seguirles los pasos.

 

Crónica y fotos de David Ortego

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here