Crónica de DEATH ANGEL y AGRESIVA en Madrid

0

Cálida y casi asfixiante tarde la del pasado jueves 9 de julio, fecha que eligieron los norteamericanos DEATH ANGEL para volver a la capital tres años después de su última incursión en tierras madrileñas. Hablar del quinteto de marras es hacerlo acerca de la vieja y siempre respetada bahía de San Francisco, el núcleo principal y más visible del Thrash Metal estadounidense durante los años ochenta. La banda, aún capitaneada treinta años después por ese inseparable dueto Osegueda-Cavestany, venía a defender lo que, a mi parecer, es uno de los mejores trabajos que han editado desde su vuelta al ruedo allá por el 2004: “The Dream Calls For Blood”.

La promotora Kivents, la cual no cesa en su empeño de ofrecernos multitud de conciertos y de estilos distintos dentro del mundillo del Rock y Metal, eligió para la ocasión a los madrileños AGRESIVA como teloneros, quedando un cartel más que asequible si además tenemos en cuenta el precio de la entrada, esto es, veinte euros. A ver si toman nota otras promotoras, cosa que no creo que suceda, para qué engañarnos.

 

AGRESIVA

Con algo de retraso, según la hora de comienzo estipulada, salía el combo madrileño de Heavy-Thrash al escenario de la céntrica Caracol. La sala no ofrecía un aspecto desolador, ya que me temía una asistencia más bien regulera debida a las altas temperaturas y la gran cantidad de conciertos que suele haber en esta época, pero tampoco estaba, ni mucho menos, a rebosar. A ojo, la mitad del aforo era lo que se podía ver en ese instante, en el cual se rondaban las 20:45, asistencia que no se vería engrosada mucho más con la posterior aparición de la banda cabeza de cartel.

agresiva-madrid-2015-5

El speedico tema que abre el segundo trabajo del cuarteto de la capital, “Our Time Has Come” irrumpía para abrir la actuación con fuerza y potencia, pero un sonido que estaba aun por definir y mejorar, ya que la base rítmica se engullía buena parte del riffeado de Miguel con su guitarra, quedando también la voz de Samuel bastante por encima de este último. Sin apenas descanso, y con ganas de aprovechar al máximo su tiempo sobre las tablas, encadenaron el tema de apertura con “Ecstasy And Lust”, tema también perteneciente a ese segundo larga duración llamado “The Crime Of Our Time”, donde ya se iban apreciando ciertas mejoras en la calidad del sonido que disparaba la P.A. de la sala.

agresiva-madrid-2015-2

Uno de los temas más inspirados del comentado disco, “Pounding United”, y del cual la banda grabó un videoclip, sirvió principalmente para evidenciar lo bien asentados que están los últimos en llegar al seno de AGRESIVA. El bajista Jaime (ex-OMISSION) y el batería Bastián (también en STILLNES). Desde el percusivo y penetrante comienzo del tema, en el que ambos adquieren protagonismo, se podía intuir el aporte tanto meramente instrumental como visual con que ambos músicos han impregnado el directo de la formación, añadiéndole energía y mucha visceralidad a base de movimiento y pegada a la base rítmica. Uno, a base de dejarse los brazos con cada golpeo de baquetas y otro, de headbanging.

agresiva-madrid-2015-4

El machacón “Hell Town” y el infalible “Caugh In A Mosh” de ANTHRAX, bastante bien ejecutado, todo sea dicho, iban acercándonos al final del show de los madrileños, ya que debido a problemas con los horarios su actuación se iba a ver recortada a última hora. A estas alturas de la película, el sonido ya era más convincente y equilibrado, lo cual permitía disfrutar mucho más del concierto.

agresiva-madrid-2015-3

Para finalizar, la banda eligió un tema emblemático dentro de su repertorio, el cual tituló su primera demo, “Sent To War“, siendo una composición cargada de fuerza y de espíritu thrasher combativo, con la que el cuarteto se mostró mas comunicativo que nunca. Por un lado, Samuel presentó a sus compañeros de andanzas y, por otro, la canción sirvió para jugar con las típicas subidas y bajadas de tensión en las que nos topamos con el estribillo del “Running Free” de IRON MAIDEN, también coreado por unos cuantos asistentes.

agresiva-madrid-2015-6

Media hora de actuación con la que AGRESIVA demostró cierta progresión con respecto a otras veces con las que me he topado con la banda en vivo, evidenciando una mayor confianza sobre el escenario y una conexión entre los cuatro músicos mucho mas férrea que antaño. Esperemos que esta nueva formación no tenga fecha de caducidad y pueda seguir avanzando con cada bolo ofrecido. Os recordamos que la formación madrileña es, de momento, la única banda confirmada en la próxima edición del Hellpress Fest, el cual verá la luz a comienzos del 2016 en la sala We Rock.

agresiva-madrid-2015-7

 

DEATH ANGEL

Seis años habían pasado desde mi primer y último contacto con la banda liderada por Mark Osegueda en vivo. En dicha ocasión, pude ver al quinteto californiano dar un bolo avasallador en el festival bilbaíno Kobetasonik, y eso que por aquel entonces la banda llevaba un show basado, en su gran mayoría, en el “Killing Seasons”, un disco que se escapa de las fronteras del Thrash Metal y que ofrece un acabado bastante modernete, groovie e incluso más en conexión con el Metal alternativo.

death-angel-madrid-2015-2

Pues bien, a pesar del repertorio, aquel día la banda me dejó muy buen sabor de boca, con lo que estaba deseando volver a verles en su faceta más rápida y ligada a sus raíces, aunque de dichas raíces, precisamente, incluyeran más bien poco en la presente gira.

Corrían las 21:50 aproximadamente cuando emergía la intro que nos daba a entender que el escenario de la Caracol volvía a ser el centro de atención tras unas cuantas charletas y minis de cerveza con los que combatir la espera y el pegajoso calor. “Left For Dead” y “Son Of The Morning” fueron las piezas elegidas para abrir fuego, las cuales, por fortuna, contaron con un sonido nítido y contundente, y es que ya sabemos que la primera o primeras canciones suelen pagar el pato en lo que a desajustes de sonido se refiere.

death-angel-madrid-2015-4

De inicio, aparte de la disfrutable calidad del citado sonido, me cercioré del buen momento de forma que parece atravesar la banda. Osegueda, aun siendo un frontman más bien menudito, llena mucho escenario, moviéndose de un lado a otro, brincando, escenificando y gesticulando con la mirada fijada en el público. Además, estéticamente, y una vez despojado de esas inacabables rastas que le asemejaban a Tomi Joutsen de los finlandeses AMORPHIS, el vocalista ha vuelto a tirar de una imagen más clásica y ligada al universo del Thrash Metal. El resto de la banda se halla bien posicionada, con el viejo Cavestany, fundamentalmente, adueñándose de la faceta guitarrera y repartiendo riffs criminales y punteos acelerados por doquier. De entre los nuevos miembros del grupo me gustaría destacar la labor de Will Carrol a la batería, un mastodonte que, en otras ocasiones, ha estado al servicio de bandas como MACHINE HEAD o VICIOUS RUMORS, siendo un destroza parches en toda regla que hizo, durante la noche del 9 de julio, que retumbase el suelo del barrio de Embajadores.

death-angel-madrid-2015-7

Sin casi dejarnos respirar, el quinteto siguió a lo suyo, o sea, a repartir estopa. “Claws In So Deep”, “Fallen” y “Buried Alive” entraron a degüello. Hasta el momento, me estaba dando la sensación de estar presenciando un show de Thrash Metal muy a la vieja usanza. Temas enlazados con agilidad, músicos perfectamente alienados en el escenario y haciendo el correspondiente headbanging y respuesta del público en las primeras filas, con pogos, leves empujones y ese espíritu cafre y gamberro necesario en todo buen show thrasher que se precie. Eso sí, a pesar del aroma a vieja guardia, ni el mas mínimo guiño a la etapa más primitiva de la banda. La gente lo estaba disfrutando, y yo el primero, pero se empezaba a demandar algún que otro tema de trabajos como “Ultra-violence” o “Act III” mismamente.

death-angel-madrid-2015-3

Es así como llegó “Evil Priest”, el primer clásico de la noche y, precisamente, una pieza con uno de los comienzos más sádicos y devastadores que podamos encontrar en la discografía de los norteamericanos. El ambiente estaba ya lo suficientemente caldeado y, tras esa mirada retrospectiva, la banda quiso volver al presente con “Succubus”, “Execution- Don’t Save Me” y “The Dream Calls For Blood”, siendo esta última bastante coreada durante su estribillo, si bien Osegueda se encargó de remarcarlo bien mientras señalaba a algunos de los allí presentes.

death-angel-madrid-2015-10

Tras este combo de canciones con el que la banda volvía a demostrar su apuesta personal por su último trabajo en estudio, hicieron acto de presencia otros temas menos actuales como “3rd Floor”, “Bored”, “Seemingly Endless Time” y “Mistress Of Pain”, con el que emergía de nuevo la alargada sombra de ese gran disco que fue y sigue siendo “The Ultra-violence”.

death-angel-madrid-2015-5

Con una hora de concierto sin ningún tipo de parones, ya fuesen habladurías para hacer tiempo o los típicos y somnolientos solos de guitarra o de batería, la formación de la Bay Area se retiró momentáneamente para volver a salir e interpretar una pequeña porción del tema instrumental que rotuló su primer trabajo a mediados-finales de los ochenta, el citado “The Ultra-violence”, y enlazarlo con “Thrown To The Wolves”. A algún asistente se le quedó cara de póquer al ver que DEATH ANGEL no interpretaba al completo los diez minutazos que tienen en su haber el tema de marras, si bien es cierto que esta jugada de tocar solo un fragmento de esta canción la lleva haciendo el quinteto desde hace tiempo. Yo, si me diesen a elegir, antes que escuchar dicho tema en su totalidad preferiría tragarme dos piezas de la vieja guardia como “Thrashers” o “Disturbing The Peace” por ejemplo.

death-angel-madrid-2015-9

Y así, tras una hora  y diez minutos, más o menos, de directo, y con algunos miembros de la banda chocando amistosamente a los aferrados a las primeras filas, se dio por concluida la última visita de DEATH ANGEL a la capital.

death-angel-madrid-2015-6

Unos dirán que interpretaron un repertorio raro y con altibajos al incluir muy pocos clásicos como grueso del show, otros, directamente, que los de San Francisco racanearon con el tiempo y tocaron poco. Correcto. Podría comprar ambas opciones, pero el ritmo, la sobriedad sobre el escenario y la ejecución fueron tan buenos que se me hace difícil ponerle peros a este concierto y eso que, como apunté unas líneas anteriores, añoré algún que otro tema. Sea como fuere, DEATH ANGEL está que lo parte y su propuesta, a día de hoy, es altamente recomendable.

 

Crónica: Jorge Osoro

Fotos: Samuel González

Compartir
Artículo anteriorAVANTASIA: Conciertos en Barcelona y Madrid en marzo de 2016
Artículo siguienteVANDERBUYST: Despedida en septiembre en Málaga y Madrid
Licenciado en Comunicación y redactor en varias webs especializadas en Rock y Metal desde hace más de una década, plataformas que me han servido, al igual que el actualmente aparcado mundo radiofónico, para darle rienda suelta a mi creatividad enfocada a una de mis grandes pasiones: la música. A su vez, soy un gran entusiasta del cine en todas sus vertientes, especialmente en la rama dedicada al terror, fantasía y ciencia-ficción.
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here