Crónica de DESTRUCTION, FLOTSAM AND JETSAM, ENFORCER y NERVOSA

0
destruction-madrid-2016-1

La noche del viernes 30 de septiembre en Madrid iba a ser una noche de Thrash Metal (o casi). Cuatro bandas encabezadas por los alemanes DESTRUCTION, amados y odiados por los profesionales y compañeros del mundillo a partes iguales (y sino que se lo pregunten a los madrileños RANCOR…) que de una u otra manera ya habían visitado nuestro país, se plantaban de gira dando varias fechas entre las que se encontraba la capital en una sala Arena cuyas puertas se abrirían casi con el café sin terminar para algunos, o sin haber salido de los trabajos aún para otros.

Eran las 6 de la tarde y no había mucha cola en los alrededores, pero claro, hay que pensar que el día era laborable. Esto fue motivo de ciertas quejas, pero teniendo en cuenta que en Madrid pocas salas se alargan más allá de las 12 de la noche y que Arena en particular tenía que abrir después reconvertida en discoteca, lo lógico era empezar en un horario tan temprano, aún suponiendo que las brasileñas NERVOSA, que serían las primeras en salir, no tendrían mucha asistencia.

NERVOSA

nervosa-madrid-2016-1

Sin embargo los augurios no se cumplieron. Con retraso no recuperado ya a posteriori, el trío de brasileñas empezaron a bajar las escaleras desde la segunda planta de Arena y la sala ya tenía una entrada entorno a medio aforo. Eso y los silbidos varios entre el público cuando NERVOSA empezó a bajar, hace suponer el tirón visual, además de instrumental que tiene el trío, si bien, al contrario que otras compañeras musicales, ellas no explotan para nada su imagen y lo suyo se trata de tocar simplemente Thrash Metal. Puede que para algunos estén sobrevaloradas, yo creo que tienen dos discos muy notables, especialmente el reciente “Agony”, pero como se suele decir cuestión de gustos. Hacía nada, en julio, que habían pasado por la capital pero yo no pude verlas, luego me estrenaba con ellas sobre las tablas. El resultado debo decir fue más que bueno, si bien creo que aún les falta un poco de crecimiento.

nervosa-madrid-2016

nervosa-madrid-2016

Tardaron bastante en empezar, sobre todo porque la bajista y cantante (y realmente el alma de NERVOSA, por como lo daba todo en escena) Fernanda, se tomó su tiempo en prepararse y salir ya dispuesta a tocar, mientras sus otras compañeras, la enorme (en tamaño) Prika y la nueva batería que va con ellas en directo en ausencia de Pitchu, Samantha Landa, ya hacía un buen rato que estaban listas, sin saber muy bien qué hacer ante la ausencia de Fernanda.

nervosa-madrid-2016

nervosa-madrid-2016

Por fin la bajista, muy risueña y agradecida toda la descarga, salió y sin más preámbulos empezaron con “Hypocrisy”, uno de los muchos cortes que tocaron de “Agony”. El sonido era potente y correctamente ecualizado, sobre todo la voz, pero es cierto que NERVOSA en directo pierde gran parte de su potencia. La ausencia de rítmicas en los solos de Prika hace que se quede todo muy desnudo, pues el bajo de Fernanda no está nada saturado y es un mero apoyo. Los temas más rítmicos no se veían afectados pero sí el resto. Por otro lado era evidente a media descarga el parecido estructural de algunos cortes.

nervosa-madrid-2016

Me gustan más los temas de “Agony”, eso sí. “Arrogance” fue la siguiente, siendo “Death!”, una de las más reproducidas de su canal de Youtube, la primera referencia al “Victim Of Yourself”. La reivindicativa “Intolerance Means War” se enlazó con “Masked Betrayer”, otra de su primer trabajo, entrando en cierta monotonía en esta parte de la descarga para mi gusto. El hecho de ser su reciente videoclip hizo que “Hostages” fuera bien recibida y finalmente, tras media hora sobre el escenario, “Into Mosh Pit”, su tema emblema del primer trabajo, quiso animar al público a moverse un poco, aunque sin excesiva respuesta. Lo dicho, creo que a NERVOSA aún le falta transmitir en directo, pero aún así creo que las chicas se entregaron y que son algo más que flor de un día.

ENFORCER

enforcer-madrid-2016-1

Los suecos ENFORCER eran los que menos encajaban en el cartel. Su música anclada en la NWOBHM y el Speed ochentero (en consonancia con sus mallas ajustadas, sus cardados y sus bigotes a lo Asterix), no seguía la tónica del resto, aunque pudiese tener ciertas similitudes y orígenes comunes. Por otro lado, y ya en el terreno personal, las veces que he visto a los suecos he salido decepcionado. En estudio tuvieron su momento con un debut interesante y una secuela “Diamonds”, también notable, pero ni el siguiente “Death By Fire” ni el último “From Beyond” recuperan la senda fresca del inicio. Abusan de clichés escénicos y musicales (todo muy agudo y por momentos irritante) y desde que Olof Wikstrand decidiera coger la guitarra además de cantar y Adam Zaars dejara el grupo, yo creo que han perdido bastante sobre las tablas. Amén de que Olof no canta todo lo bien que debiera.

enforcer-madrid-2016

enforcer-madrid-2016

Todas estas premisas se mantuvieron en Arena, aunque quizás me gustaron más que en el pasado. Eso sí, increíbles estos tres hechos: que casi tocaran el mismo tiempo que FLOTSAM AND JETSAM, que sigan metiendo como introducción enlatada ¡¡¡entera!!! la versión que JUDAS PRIEST tiene de “Diamonds And Rust”, y que en su repertorio incluyesen un solo de batería y otra versión aquí ejecutada por ellos, la de “I Turned Into A Martian” de MISFITS. Sin más comentarios. El caso es que después de fríamente probar sonido delante de todos con los acordes de uno de sus temas y de la citada intro de JUDAS, comenzaron a las 19:20 con tres temas seguidos de “From Beyond”, su más reciente trabajo. “Destroyer”, la más speedíca que sonó emabarullada y con Olof ininteligible, “Undying Evil”, con mejor voz pero las guitarras aún sin mostrar toda su carga melódica y la propia “From Beyond” que a mi me parece de las peores del disco por repetitiva.

enforcer-madrid-2016

enforcer-madrid-2016

Después de los consabidos agradecimientos y ya con la sala Arena con tres cuartas partes de aforo, miraron a “Diamonds” con “Live For The Night”, lo que generó más movimiento entre el público aunque sonó bastante caótica, pero fue un espejismo porque la corta reinterpretación de la citada versión de MISFITS paró al respetable, al igual que la lenta “Below The Slumber” que fue la siguiente en caer también del último trabajo, enlazándola con “Hell Will Follow” lo que demostraba que venían dispuestos a tocar todo el repertorio que tenían y que son hiperactivos sobre las tablas.

enforcer-madrid-2016

Miraron un poco más atrás con “Mesmerized By Fire”, tras la que nos tragamos el consabido solo de batería. El solo fue preludio del tema más Speed de la noche, “Speak Of The Tongue Of Heathen Gods”, volviendo a “Death By Fire” con la coreada “Take Me Out Of This Nightmare”. y acabando con la mejor en sonido y actitud de la noche y única referencia a su debut, “Midnight Vice”, dejando el escenario tras casi 50 minutos. Para mí, ENFORCER sigue siendo una banda correcta sin más, y ya van tres así que se puede considerar lo normal…

FLOTSAM AND JETSAM

flotsam-and-jetsam-madrid-2016-1

Lo más esperado de la noche para un servidor era FLOTSAM AND JETSAM. Aunque no hacía mucho se habían pasado por aquí, yo no los había visto en directo aún y pese a ser una banda que, dejando a un lado el sanbenito de ser donde estuvo Jason Newsted de METALLICA antes de entrar en la banda superventas, ha tenido una trayectoria larga pero irregular. Tiene dos trabajos que son míticos, el agresivo e intrincado “Doomsday For The Deceiver” y el más rítmico y groovie “No Place For Disgrace”, con lo que tenía ganas de verles. Además su último y homónimo disco está francamente bien, con lo que me suponía que el setlist pendularía entre estos tres discos. Sin embargo, a priori no era así. Hasta tres temas de un disco de transición como “Drift” había visto yo, y sólo cuatro o cinco a lo sumo de los dos primeros. Afortunadamente en Arena fuimos testigos de un cambio de idea que creo, fue a nuestro favor, aunque al principio pensamos que iba a ser consecuencia de un acortamiento de setlist por el retraso acumulado.

flotsam-and-jetsam-madrid-2016

flotsam-and-jetsam-madrid-2016

El cambio de escena se hizo largo, casi 20 minutos hasta que faltando tres minutos para las 20:30 salieron a escena y tras la intro de rigor comenzaron con la apertura de su último disco, “Seventh Seal”, un corte más de Heavy Power americano que de Thrash pero que funciona muy bien y que demuestra que Eric A.K. envejece bien y ha sabido adaptar su tono a la edad. La banda entraba a duras penas en el escenario y eso que todos habían decidido compartir el set básico de batería con doble bombo de DESTRUCTION, con lo que no había que ubicar varios backline en el escenario, pero el hecho de ser una batería “amplia” en elementos y que FLOTSAM AND JETSAM sean cinco limitó bastante el movimiento de todos en general y de Eric en particular. Afortunadamente con la música y el buen sonido que tuvieron de inicio lo compensaron. Buen sonido de cara al público porque entre ellos no hacían más que hacer ajustes pidiendo cambios al ingeniero de sonido, especialmente el batería Jason Bittner, que en un momento dado hizo una broma al respecto que no debí entender bien…

flotsam-and-jetsam-madrid-2016

flotsam-and-jetsam-madrid-2016

Lo primero clásico en caer fue “Dreams Of Death” del “No Place For Disgrace” y aquí todos pensamos que habían tenido que recortar el setlist porque obviaron “Empty Air” del “Drift” que en otros conciertos sí tocaron. El acabose vino con “Hammerhead”, primera referencia al “Doomsday”, y que fue de lo mejor de la noche tanto por ellos mismos como por la respuesta del público, enlazándose con otro corte del nuevo, “Monkey Wrench” que supuso un bajón evidente de actividad entre los asistentes. La cosa se arregló al sonar los primeros riffs de “Desecrator”, con ese estribillo casi escupido que Eric hace muy bien. De nuevo volvimos a pensar que habían tenido que acortar el setlist pues obviaron otra referencia al “Drift” y volvieron al último trabajo con “Life Is A Mess”, donde Eric explicó de qué iba el tema y tras esta nueva referencia a las novedades volvieron directos al “No place For Disgrace” con lo que se suponía iba a ser la traca final.

flotsam-and-jetsam-madrid-2016

Ese honor lo tenían dos temas, “Hard On You” y la increíble y orgásmica “No Place For Disgrace”, tras lo cual la banda hizo amago como de querer recoger los bártulos pero una de dos, o bien le dijeron que podían seguir o bien ellos mismos lo decidieron premeditadamente. El caso es que empezaron a interpretar los lentos rasgados de “Doomsday For The Deceiver”, que no FLOTSAM AND JETSAM no había interpretado aún en esta gira aunque sí en conciertos relativamente cercanos en verano. Esto alargó el concierto hasta los 55 minutos y generó mucha más satisfacción que si hubieran interpretado los dos temas pensados del “Drift”. La duda está en si habrían hecho lo mismo no quitando estos temas del setlist… Da igual, el final fue apoteósico y el sabor de boca que dejaron grandioso.

DESTRUCTION

destruction-madrid-2016-2

Los alemanes ya son habituales por estos lares, incluso se les ha podido ver en festivales veraniegos como el Resurrection Fest, con lo que restaba saber qué poder de convocatoria tendrían. La respuesta fue muy buena, pues ya con FLOTSAM AND JETSAM la sala Arena estaba casi llena, así que debe ser que DESTRUCTION sigue teniendo enganche pese a los años y al estatismo de sus últimos trabajos (yo creo que desde “The Antichrist” no han sacado un disco memorable) y a pesar también de que dicen las malas lenguas que Schmier es tan grande como mejorable como persona. En cualquier caso, DESTRUCTION es uno de los integrantes del tridente alemán del Thrash y el peso histórico que eso tiene prevalece. Además, si tira de clásicos, el grupo tiene para aburrir y en directo, en general, han hecho gala de ser atronadores y de dejarse la piel. Eso sí, he visto pasar a la banda por aforos de todo tipo, aunque parece que con los años han ganado adeptos.

destruction-madrid-2016

destruction-madrid-2016

El retraso no se había recuperado, pero no debió de ser problema porque hicieron el setlist habitual, si bien se dejaron en el tintero al final un “Eternal Ban” que en ocasiones habían interpretado y en Arena no fue el caso. El escenario lo cambiaron rápido pero el trío del enorme Schmier, el escuchimizado Mike y Vaaver (la posición de batería siempre ha fluctuado) se hizo de rogar un poco saliendo a falta de diez minutos para las 10 de la noche. La elegida para abrir fue la propia “Under Attack”, del último disco, bastante buena y tres cosas fueron evidentes. La puesta en escena era la habitual, un Schmier saliendo con tres micrófonos para moverse de un lado a otro del escenario, mientras Mike, como es pequeño, está en un segundo plano. Es algo que seguía invariable, salvo que en esta ocasión se habían aderezando los micrófonos con unas calaveras muy tétricas.

destruction-madrid-2016

destruction-madrid-2016

El juego de luces de la sala que hasta ahora funcionó con las otras bandas iba a ser sustituido por las propias luces y leds de DESTRUCTION con su propio ingeniero de luces, y claro, todas eran frontales y de contraluz, con lo que los fotógrafos se las vieron y desearon para hacer fotos (máxime si añadimos humo como si fueran SISTERS OF MERCY). Y finalmente el sonido. Aquí me sorprendí. DESTRUCTION es la banda que más tinnitus me ha generado después de MOTÖRHEAD por su saturado volumen y por la tonalidad de la voz de Schmier y las guitarras de Mike, agudas principalmente, pero en Arena todo sonaba más grave. El volumen fue creciendo con el tiempo, pero al principio costaba distinguir claramente los temas. Puede que el sonido del último trabajo influya, pero en general siempre que he visto en directo a DESTRUCTION (y por ejemplo en el Resurrection este año así fue también) sonaba como decía, y en Arena no fue así. Aún así, una vez mejorado el tema del volumen, se les podía disfrutar lo suficiente sin la sensación de que algo no cuadraba. La mayor damnificada por este hecho fue “Curse The Gods”, mítico tema del “Eternal Devastation” y que costaba ser reconocida siendo la segunda de la noche en caer.

destruction-madrid-2016

Acostumbrados al sonido y manteniéndose en sus trece de inundar Arena de contraluces y humo, siguieron con “Pathogenic”, también del nuevo trabajo, pero como saben de sobra lo que la gente quiere no tardaron en irse hacia atrás, con un pequeño paso en “Nailed To The Cross”, presentada tras el saludo al respetable en macarrónico castellano, animando al público a que guardase energías para todo el Thrash que quedaba, y que fue coreada como siempre lo es con ese “fucking” que meten en el título del tema. El paso grande lo darían con la primera referencia al carnicero “Mad Butcher”, del “Sentence Of Death”, al que le tengo cariño porque aunque tiene tantos años como yo, fue el primer disco de Thrash que escuché. La vuelta al nuevo disco vino con “Dethroned” y volvieron a “Eternal Devastation” con la habitual “Life Without Sense”, con ese riff inicial tan cabeceante.

destruction-madrid-2016

El público en general daba muestras de pasárselo bien. Como había foso (menos mal para los fotógrafos), la banda estaba despreocupada de la cantidad de pogos y mosh que había, aunque tampoco fuese nada exagerado. “Total Desaster” fue por ejemplo otra de las que el público aprovechó para moverse de lo lindo, mientras que la instrumental “Thrash Attack” del “Infernal Overkill” la aprovecharon para cabecear. Mantuvieron en el reproductor este disco porque enlazaron “Black Death”, que no se había tocado antes en directo en Madrid y la habitual “Invincible Force”. Tras estas, DESTRUCTION hizo una última referencia a su más reciente trabajo con “Second To None”, previo brindis con el público, y uno de los temas de su retorno en el nuevo milenio que se ha convertido en clásico: “The Butcher Strikes Back”. Con esta, los alemanes dijeron hasta luego brevemente.

destruction-madrid-2016

La intro “Days Of Confusion”, que sonó desde la mesa de mezclas, les hizo volver con el alegato “Thrash Till Death”. Finalmente y después de comprobar que “Eternal Ban” no caería esta vez, cerraron con la infaltable “Bestial Invasion” donde este que suscribe siempre se vuelve majareta, cerrando el concierto tras algo más de 75 minutos. Insisto que DESTRUCTION sonó un poco irreconocible y no sé si debió al ingeniero de sonido que no era propio sino local o a ellos mismos. Eso sí, su repertorio se vale por sí mismo y siguen siendo de las bandas más solventes en directo. En disco ya empieza a pedir a gritos un descanso activo…

destruction-madrid-2016

 

Crónica: Raúl Ureña Salgado

Fotos: Laura Ruiz García

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here