Crónica de DUST BOLT, RE-ARMED, DELDRAC y CRIMSON SLAUGHTER

0
dust-bolt-madrid-2016-1

Promotora: Kivents

Después de muchas semanas sin llover y en plena festividad nacional, los astros se aliaron para que cayera el diluvio universal de manera continua el 12 de octubre en la capital española. Ya hace tiempo que buscar excusas para una mayor o menor afluencia de público a los conciertos es un poco peregrino, pero quizás estos elementos generaron que en la Sala Silikona hubiese una entrada más bien corta de como mucho 50 personas (y no sabría decir cuántos eran amigos o personas acreditadas) para la cuarta edición del festival Thrash Inmortal.

En esta ocasión el festival tenía como excusa la gira española de los alemanes DUST BOLT junto a los finlandeses RE-ARMED, a lo que se iban a añadir, en un primer momento tres bandas nacionales, pero en el último momento los gaditanos DIABOLUS IN EXTREMIS se caerían del cartel por incompatibilidad laboral. Eso sí, pese a luchar contra los elementos atmosféricos en general y de la propia sala Silikona con inefable sonido en particular, las cuatro bandas que restaban en el cartel, echaron el resto para calentar a una audiencia en general bastante parada que no terminaba de dar sensación de llenar la sala.

CRIMSON SLAUGHTER

crimson-slaughter-2016

Los primeros en aparecer por el escenario de la Sala Silikona, con bastantes adeptos (por ser banda local) luciendo camisetas blancas de estilo ochentero del grupo, fueron CRIMSON SLAUGHTER, que venían con carácter excepcional con Erik Raya (actualmente en HAEMORRHAGE y AGGRESSION entre otras muchas bandas…) detrás de la batería en sustitución de Jorge "Joe" Homobono.

crimson-slaughter-2016

Los madrileños comenzaron con cierto retraso que luego no se recuperó y cuando estaba a punto de ser las 19:30 se subieron al escenario bajo las miradas de los dibujos de la portada de su primer trabajo, “Cycle Of Decay”, que tenían como telón de fondo y que al igual que ellos, derrocha sentimiento crossover de los ochenta por todas partes. Y es que CRIMSON SLAUGHTER, pese a su juventud insultante, tiene su mirada puesta en la Bay Area y también en otras iluminarias del Thrash americano (particularmente WHIPLASH), pero sobre todo en grupos crossover como los D.R.I. más Thrash y los parecidos en nombre e imagen (de logo y portadas) CRYPTIC SLAUGHTER.

crimson-slaughter-2016

Música speedica y agresiva que para abrir boca era lo mejor para el Festival si no fuera porque estábamos en la Sala Silikona cuya acústica va de regular a horrible según el momento y que trata de compensar sus carencias técnicas a golpe de volumen excesivo. Incluso así y para mi gusto CRIMSON SLAUGHTER fue de lo más destacable de la noche, sino el grupo que más me llamó la atención y al que habrá que seguir la pista.

crimson-slaughter-2016

Comenzó con la rítmica y cabeceante introducción instrumental que abre “Cycle Of Decay”, es decir “Combat Formations”, con un Erik Raya desatado como de costumbre en su pegada, lo que ocultaba en gran medida a las guitarras y cuando enlazaron con “Endless War” esa bola sonora se extendió al bajista y cantante Victor Sánchez al que era muy difícil entender. Con el paso de los minutos al mismo tiempo que los oídos se acostumbraban a los decibelios, la mezcla fue sonando mejor, pero la Sala no da más de sí y aun así CRIMSON SLAUGHTER entretuvo al personal en los 35 minutos que estuvo sobre el escenario.

crimson-slaughter-2016

Con un único trabajo de bagaje, el grupo derrocha buenos temas, nada originales obviamente, pero con la fuerza y energía necesarios para entretener. Siguió con “Buried Beneath The State”, más larga y variada, sin ser tan speedica como la predecesora, lo que permite mover más la cerviz, consiguiendo el mejor sonido de la noche con “Bred To Obey”. La parte final de su descarga consistió en “Kill Or Be Killed”, que será probablemente su tema estrella de cara al futuro por los riffs y los ritmos pegajosos a más no poder, la dedicatoria a los “posers” de “My Fist, Your Face”, sobrando las explicaciones al respecto y el honor del final recayó en “Punisher”, también otro de sus mejores temas por los riffs más rítmicos (y una de las que más refleja su influencia crossover). Lo dicho, ideal para abrir la velada y aunque no pudieron brillar en sonido como debieran, CRIMSON SLAUGHTER seguro que sumó seguidores a su causa.

RE-ARMED

re-armed-2016

Aunque era la segunda banda internacional y tenían tres discos completos a sus espaldas y un EP, los finlandeses RE-ARMED ocuparon el segundo lugar de la noche dispuestos a no dejar indiferentes a la gente en los 45 minutos largos que estuvieron en “escena”, diciendo esto entre comillas porque si hay algo que hay que reconocer a los finlandeses es que, te gustara o no su música, es imposible no pasárselo bien con ellos pues como se dice en teatro, rompieron la cuarta pared y estaban más entre el público que en el escenario (sobre todo su bajista Juhana Heinonen). Después de probar un poco sonido, pasadas las 20:15 empezó a escucharse la intro. En un escenario tan pequeño como el de Silikona a duras penas cabían, incluso aunque todos los grupos compartieron el mismo set minimalista de batería, por lo que supongo que esto añadió puntos a su hiperactividad y ganas de mezclarse entre el público. El caso es que el propio bajista Juhana comenzó a tocar desde el foso y después de un rato sólo subió al escenario cuando le tocaba hacer las segundas voces.

re-armed-2016

re-armed-2016

Con un tercer trabajo completo recién editado, pero no siendo muy conocidos en general, RE-ARMED centró su setlist en sus dos últimas obras, y curiosamente dando mucha más cancha a su EP “Total Lack Of Comunication” (que tocaron íntegro), que no a su primer trabajo “Worldwide Hypnotize” que es el único editado con discográfica internacional (Massacre) y por lo tanto con más papeletas para ser conocido. Así tras la intro empezaron con “Meant To Be Broken” del citado EP y supongo que por aquello de estar en España enlazaron con “Putos Muertos”, única referencia a su segundo disco “Rottendam”. El sonido parecía mejor ecualizado que en CRIMSON SLAUGHTER inicialmente, pero tuvo también un damnificado por el exceso de volumen que fue su vocalista Jouni Matilainen, que tampoco paraba quieto ni un momento (en varias ocasiones no se mató de milagro al subirse sobre las pantallas) y supongo que eso influía en que a veces no se le escuchaba, al igual que cuando su guitarrista Mika Oinonen hacía segundas voces.

re-armed-2016

re-armed-2016

re-armed-2016

Para mi gusto RE-ARMED se queda a medio camino musicalmente, parten del Thrash de corte alemán con KREATOR a la cabeza pero lo tiñen todo de Death y sonido musculoso y moderno (CARNAL FORGE, THA HAUNTED, DEW-SCENTED…) y no termina de convencer en ninguna de las dos facetas. Pero por entrega no hay nada que reprocharle, dirigiéndose al público cada dos por tres en castellano (sobre todo el bajista, el más activo de todos) aunque no se les entendía un carajo y la gente no respondía a sus arengas por desconocimiento, no por dejadez. Para terminar con su EP, tocaron “Unhuman” y la propia “Total Lack Of Comunication”, para ya ponerse a presentar su nuevo trabajo “The Era of Precarity”, que mostró durante toda la noche en formato gigante con su telón de fondo (siendo los únicos junto a CRIMSON SLAUGHTER que llevaron parafernalia escénica). Los temas del nuevo trabajo les colocan en una faceta más Thrash y eso fue evidente con “Evolve Cycle” (que usan como single del disco) y su continuación “The Aftermath”, temas cortos y directos ambos.

re-armed-2016

Para finalizar, y después de agradecer sinceramente la labor de Javier y Sandra de Kivents como promotores de la gira, miraron a su primer trabajo (el que más escuchado tenía dicho sea de paso) entrelazando otra referencia a “The Era Of Precarity”, “Lullaby Of Obedience”, que es curiosamente la que lo abre. Estos temas del primer trabajo, “Deathtrap” y “Natural Backlash” con la que los finlandeses cerraron, dieron más juego para el movimiento del público y el ya de por sí amplio del propio grupo, pudiendo ver ya a todos los músicos salvo el batería mezclados entre el público y a su cantante subido por la barra de la sala cuyos responsables deberían estar con la libreta de desperfectos lista para rellenar porque fue un milagro que no rompieran nadaSi CRIMSON SLAUGHTER fue el mejor grupo musicalmente, RE-ARMED lo fue por diversión propia y de los presentes y actitud sobre las tablas.

DELDRAC

deldrac-2016

Tras la marcha de los finlandeses RE-ARMED, el escenario de la Sala Silikona se quedaba vacío de aderezos tanto para los cabezas DUST BOLT como para los siguientes en salir pasadas las 21:15, los catalanes DELDRAC con un único disco tras de sí, “One Day More, One Day Less”, y que dicho así diréis que es una banda joven y reciente, pero mirando su formación uno se da cuenta de que está en ellos David Saavedra de DOOMSDAY y sobre todo el gran Quimi Montañés de LEGION uno de los precursores de la paupérrima escena Thrash ochentera en España. El estilo, dejando a un lado la buena labor instrumental de Quimi, que es lo mejor de DELDRAC, no tiene mucho que ver con LEGION, pues DELDRAC mira más hacia el Power de corte americano (recordando a HELSTAR, MELIAH RAGE…) y de vez en cuando (y a veces de manera descarada) a MEGADETH. En disco no me convencía en exceso la música del grupo, sobre todo por el tono de Eric Moya que se queda a medio camino entre lo rasgado y lo Heavy. En directo fue, sin duda alguna, el grupo que peor parado salió de la mala acústica de Silikona.

deldrac-2016

deldrac-2016

El grupo empezó sin probar mucho sonido y se notó en el corte de apertura, “Race For Life”: la voz estaba muy baja (aunque Eric tiene mejor voz en directo que en estudio como demostró en el agudo final de este tema), las guitarras de Quimi apenas se apreciaban, especialmente en el momento solista y el bajo de David estaba sobredimensionado. Todo esto se fue encajando a lo largo de los 50 minutos que tocaron, aunque la voz de Eric seguía tapándose en algunos momentos, pero hay algo que no se solucionó y que condicionó toda la descarga. El sonido de Toni Quesada, el batería del grupo. Los patrones rítmicos de DELDRAC son más bien sencillos, medios tiempos o compases simples en donde el doble bombo es puntual y no hay muchos breaks. Esto en disco no es un problema, no estamos hablando de un ejemplo de virtuosismo rítmico, pero es acorde a la música. Pero en directo con el sonido de la sala fue un martirio. La batería estaba altísima y al final el “tu-pa, tu-pa” era como tener un martillo hidráulico taladrando la cabeza, lo cual deslució la descarga del grupo, que sí hizo gala de tablas y profesionalidad y sin el movimiento de RE-ARMED, intentaron ofrecer lo mejor de sí mismos.

deldrac-2016

deldrac-2016

Sin casi descanso ni para saludar, DELDRAC fue desgajando su único trabajo. A “Race For Life” le siguió “True Stories Last Forever ('till they're over)” y la pegadiza “All Alone Again”, que invita a ser coreada. El single “Thought Police” se convirtió en una de las más dinámicas de la noche en contraste con la oscuridad y los riffs a lo ICED EARTH de “The Real Dark Power” dedicada a la clase política y que también invita a ser coreada. Quimi demuestra seguir siendo un espíritu joven aunque ya le caigan 52 primaveras y fue uno de los más activos en la descarga, incluso en “Hatred and Hate Painted Blood Red”, una de las más modernas por pesadez de riffs que se encuentran en el trabajo de DELDRAC.

deldrac-2016

La siguiente en caer fue “Then Some Bells May Chime” donde la influencia de MEGADETH casi se convierte en tributo descarado, cerrando con “Blame Satan” y “The Only Life You Know”, con lo que el disco de DELDRAC quedó completamente interpretado en directo, muchos quedaron descontentos al no hacer ni una sola referencia en forma de versión a LEGION (ni “Possessed” que fue pedida varias veces) y nuestros cerebros taladrados ante el machacante sonido de baquetas… Habrá que esperar a mejores condiciones sonoras y mayor rodaje del conjunto sobre las tablas.

DUST BOLT

dust-bolt-madrid-2016

Los jovencísimos alemanes DUST BOLT se convertían en el plato fuerte del cartel, con el bagaje de no ser la primera vez que visitan España, aunque sí la primera vez que encabezan unas fechas. Además cerraban gira peninsular con el concierto de Madrid con lo que se suponía que iba a ser un final de fiesta para ellos. Y lo fue, sobre todo teniendo en cuenta la intensidad imparable de DUST BOLT en directo, pero o bien la mayor presencia de medios tiempos de su último trabajo “Mass Confusion” que venían a presentar, o bien cierta sensación de ir como pollos sin cabeza, hizo que el concierto resultara un poco embarullado, sin momentos de comunión real con el público, salvo al final cuando Lenny B. guitarrista y cantante principal del grupo decidió imitar a RE-ARMED y meterse entre el público a incitar a un pogo. No fue el sonido, que ni mejoró ni empeoró respecto al resto, sino más bien una sensación. El caso es que la valoración global sería de notable pero por poco.

dust-bolt-madrid-2016

Después de una prueba de sonido más larga de lo habitual con los otros grupos, sin recuperar el retraso inicial, DUST BOLT empezaba a tocar, intro mediante, a las 22:30 y de ahí en adelante poco descanso daría al oyente hasta 70 minutos después, descoyuntándose con los temas más rápidos, sobre todo Lenny B. con su particular forma de colocar el micrófono más bajo de lo normal, lo que le hace tener que cantar medio agachado y ladeado.

dust-bolt-madrid-2016-4

Comenzó con “Mass Confusion” y sin tregua el cuarteto de jovenzuelos ataviados con gorras a lo SUICIDAL TENDENCIES y cierta estética que les hace hijos de su país (ese bigotillo del batería…) enlazaron varios cortes de sus trabajos previos como “Violent Abolition” y “Awake The Riot”, siendo el momento más intenso de su actuación, tras lo cual la banda decidió tomarse un respiro y de paso saludar al respetable. Como el resto de grupos, el exceso de volumen le hacía perder matices, especialmente a la casi ininteligible voz de Lenny B., si bien el desgaste energético de este chico es tal que no me extraña que no pueda ni pronunciar.

dust-bolt-madrid-2016

Los germanos no se olvidaron del pasado porque enseguida dieron paso a otra de las viejas, “Soul Erazor”, que por su rapidez dio pie a cierto amago de pogo entre el público, si bien en general, la gente no estaba muy por la labor de moverse a lo largo de toda la noche, aunque con la siguiente del nuevo disco, “Taking Your Last Breath” sí lograron movimiento (y eso que es de las más largas y variadas de su trayectoria), sobre todo entre los miembros de CRIMSON SLAUGHTER que estaban entre el público. Tras un breve solo de guitarra que tampoco venía mucho al caso, siguieron con otra de las nuevas, “Blind To Art” de inicio más pesado y cabeceante, aunque desarrollo también intenso para demostrar Lenny B. una vez más que puede controlar su cuello sin descoyuntarse. Tras la calma relativa, tocaba el despilfarro de energía con la corta y crossover “Sick X Brain”.

dust-bolt-madrid-2016

dust-bolt-madrid-2016

Nuevamente el grupo volvía a ralentizarse y para ello usó la larga “Distant Scream (The Monotonous)” que sin embargo enfrió un poco el ambiente de la sala por su larga duración y pese al intercambio de solos final. Al acabar el tema los músicos se deshicieron en halagos como ya hicieron RE-ARMED a la gente de Kivents por el tour que les habían organizado, yéndose con pena por ser el último día del mismo en la Península. Y para lograr que todo se volviera arriba de nuevo decidieron ir a uno de sus cortes más directos, “Toxic Attack” en donde se vio la camaradería que habían logrado con los finlandeses RE-ARMED pudiéndose ver a uno de los guitarristas del grupo escandinavo darle cerveza al bajista de DUST BOLT mientras tocaba, aunque de forma no muy controlada porque casi consigue ahogarle en zumo de cebada.

dust-bolt-madrid-2016

Nos acercábamos ya al final de la descarga y así lo hizo saber Lenny B. antes de atacar “Mind The Gap”, también del último disco de los alemanes y finalmente, después de hacer gritar al público para que tocaran un último tema, descargar una de las mejores de DUST BOLT, “Agent Thrash”, momento en el que, como antes describí, el guitarrista y cantante de los alemanes se bajó al foso e incitó con relativo éxito a que la gente montara un buen pollo, obteniendo respuesta sobre todo entre los miembros del resto de bandas que andaban entre el público, finalizando de forma muy “thrasher” el corto concierto que dieron y que insisto, a mí me pareció notable, pero como si les hubiera faltado algo de energía o de sentimiento. Pudiera ser que la lluvia les aplacara o fuera el cansancio después de una semana por España. En cualquier caso el festival Thrash Inmortal cerró su cuarta edición con una noche de mal sonido y desarrollo irregular, pero que mostró a cuatro bandas con mayor o menor experiencia pero en crecimiento y con ganas de hacerlo lo mejor que podían. Ahí es donde está la esencia de las actuaciones en directo.

dust-bolt-madrid-2016

 

Crónica: Raúl Ureña
Fotos: Laura Ruiz

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here