Crónica de EXODUS en Madrid

0
exodus-madrid-2016

Crónica del concierto de EXODUS en Madrid - 4 de agosto de 2016 (sala Arena)

Cómo ha cambiado el mundo del Thrash Metal. ¡Vaya si ha cambiado! Los años ochenta quedan lejos, aunque nuestra nostalgia nos juegue malas pasadas y, de vez en cuando, nos haga creer que seguimos inmersos en ese anclaje temporal. Pero la realidad es que han transcurrido días y días y más días desde que unos jovenzuelos de San Francisco comenzaran a salir en fanzines posando con su estampa delgaducha y desangelada, cerveza en mano y con una conveniente cara de posesos que también solían trasladar a los escenarios, esos pequeños clubes de la Bay Area y aledaños en los que comenzó a fraguarse a todo, una nueva y alocada corriente musical donde heavies, punks y, a groso modo, todo aquel que tenía ganas de gresca y de diversión, en ocasiones peligrosa, se daba cita. Sí, EXODUS fue de los primeros grupos en armar jaleo y en querer ponerle nombre a esas batallas campales en las que la muchedumbre se partía literalmente la cara mediante significativos temas como "A Lesson In Violence" o "Bonded By Blood".

Pero claro, los tiempos cambian, las tendencias se renuevan y, con ellas, el público se recicla, aunque queda hueco para pensar ingenuamente que algo no ha cambiado tanto; la pasión con la que se sigue acudiendo a este tipo de eventos, los saludos a la entrada del recinto de esas caras conocidas que llevas viendo a lo largo de los años en bolos de similar pelaje e incluso las caras de aquellos que están mucho más curtidos que tú en el mundillo y que llevan profesando ese hermanamiento desde bastante antes de que tuvieses la edad legal para poder ser partícipe de estas historias. Sí, definitivamente, olía a Thrash Metal en el centro de la capital el pasado jueves 4 de agosto.

exodus-madrid-2016-1

Poca gente, como cabía esperar, guardaba cola en la entrada de la sala Heineken en torno a las nueve de la noche. Entre que la fecha era complicada, dado la cantidad de gente que estaría combatiendo el pegajoso calor en lugares más reconfortantes, que recientemente habían pasado ANTHRAX por la capital, haciendo que muchos se cohibiesen a la hora de acudir a sendos bolos por falta de presupuesto, y que poco tiempo ha pasado desde que EXODUS aterrizase junto a TESTAMENT por estos lares, pues al final la respuesta del público fue más bien discreta, lo cual se tradujo en una convocatoria que rondaría las doscientas personas. Quizá un telonero local habría aportado su pequeño granito de arena a la causa pero, por motivos que desconozco, la promotora decidió que solo se subieran a las tablas de la Heineken los norteamericanos.

exodus-madrid-2016

Primer ataque

Con puntualidad inglesa, a las diez de la noche se apagaban los focos de la Heineken y salía a escena Tom Hunting, posicionándose tras su batería y dedicándonos los primeros gestos para ir caldeando el ambiente. Debido a que Gary Holt continúa con sus compromisos con SLAYER, Hunting sería el único miembro de la formación original que veríamos sobre el escenario. Tras este fueron emergiendo el resto de componentes, encabezados por el gran "Retro" Souza que, aunque parecía estar algo pasado de kilos, rayó a un gran nivel durante toda la velada. Tras chocar las manos de los situados en primera fila y mostrar, de primeras, una encomiable actitud, la banda arrancó sin concesiones con "Blood In Blood Out", una pieza larga y contundente que le puso nombre al último lanzamiento de los estadounidenses.

exodus-madrid-2016

El sonido era potente en el arranque, pero no lo suficientemente nítido, ya que a Souza costaba escucharle, aunque el leve desaguisado, que suele ser normal en los comienzos de la gran mayoría de conciertos, se fue solventando con los siguientes temas. "Scar Spangled Banner", la coreadísima puño en alto "And Then There Were None" y "Children Of A Worthless God", con las que se produjeron los primeros pogos e incluso alguno que otro acabó abrazando el suelo, fueron las siguientes en bombardearnos los oídos mientras Souza y el guitarrista Lee Altus parecían disfrutar de lo lindo con "las chiquilladas".

exodus-madrid-2016

Pasado y presente de EXODUS

Souza nos emplazó de nuevo al pasado, dejando caer que íbamos a toparnos con algún tema imprescindible en el repertorio de la banda, el cual no fue otro que el clasicazo "Piranha", donde, a pesar de su buena y convincente ejecución, sí que eché de menos por un instante al señor Gary Holt a las cuerdas. Con un sonido ya perfectamente ajustado, el vendaval parecía imparable, lo cual atestiguaron "Deranged", "Metal Command" y, especialmente, "Exodus", donde todos le pusimos empeño a la hora de alzar el brazo y vociferar aquello de "the exodus attack".

exodus-madrid-2016

exodus-madrid-2016

Los pogos no se detenían, la banda, evidenciando un notable estado de forma, disfrutaba y hacía disfrutar, y "Body Harvest" nos devolvió al más absoluto presente del quinteto, mientras que "A Lesson In Violence", dedicada previamente por Souza al tristemente fallecido Lemmy con amago de tocar "Overkill" por parte de Hunting incluido, volvía a poner la nota añeja, nostálgica y, por qué no decirlo, violenta, puesto que desató el mayor número de empujones entre los asistentes empeñados desde el inicio en darle un buen brochazo thrasher al show.

exodus-madrid-2016

exodus-madrid-2016

Un grupo que lo dio todo

"Blacklist" y ese nuevo himno de la banda llamado "War Is My Shepherd", que Souza presentó berreando como un descosido, evidenciaron la confianza de los de San Francisco en "Tempo Of The Damned", uno de sus mejores trabajos ya entrados en el siglo XXI, si no el mejor. Tras este combo, la banda se retiró unos instantes para, posteriormente, volver a emerger de cara a ofrecernos los esperados bises. "Bonded By Blood", santo y seña de la formación, fue la primera en caer, ejecutada con precisión y siendo acompañada en el punzante estribillo por los asistentes. "The Toxic Waltz", única representante del "Fabulous Disaster", le dio el relevo con la banda aún dándolo todo, haciendo headbanging constantemente y sin dejar de arengar a los más envalentonados con los pogos.

Tras cerca de hora y media de un show en el que se obvió completamente la discografía con Rob Dukes a las voces, como por otra parte cabía esperar, "Strike Of The Beast" echó el candado a la actuación, no sin que antes los norteamericanos nos prometiesen que volverían pronto y dejasen con muy buen sabor de boca a los allí presentes.

exodus-madrid-2016

exodus-madrid-2016

Con directos como este, no queda otra que rendirse ante el poderío que, en general, sigue proyectando el Thrash Metal de la vieja escuela. Todos sabemos que a muchas de estas añejas formaciones no les queda precisamente una eternidad y que antes o después colgarán los hábitos y se bajarán de los escenarios para disfrutar de un merecido descanso. Es por eso que conciertos como este entran tan bien, porque a estas alturas de la película uno ya no sabe cuándo se va a producir ese parón. Mientras llega, a seguir disfrutando.

Crónica: Jorge Osoro
Fotos: José María Sáez

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here