Crónica de HAKEN, SPECIAL PROVIDENCE y ARKENTYPE

0
haken-madrid-2016-1

Concierto de HAKEN, SPECIAL PROVIDENCE y ARKENTYPE – 3 de junio de 2016, Madrid (sala Caracol)

Promotora: Madness Live! Prods.

Los amantes de los nuevos grupos de Metal Progresivo estamos de enhorabuena. En los últimos meses no sólo están saliendo nuevos y excelentes trabajos de los grupos punteros actuales, sino que además se están dejando caer por la península, tanto en giras propias como en el Be Prog! My Friend. Así había sido con LEPROUS, con CIRCUS MAXIMUS y ahora le tocaba el turno a los ingleses HAKEN, también con un excelente disco bajo el brazo, un “Affinity”, que como ya comenté en estas páginas, supone un cambio sustancial en sus principios musicales, trasladando su influencia de los setenta a los ochenta, pero también dejándose llevar por la modernidad del sonido actual. Era la excusa perfecta para acercarse a verles en la Sala Caracol el pasado viernes 3 de junio, donde se dio cita un heterogéneo público que mezclaba la juventud más insultante, con amantes de RUSH y sus derivados…, señal de que el Progresivo actual goza de buena salud.

ARKENTYPE

arkentype-madrid-2016-1

Cuando tenemos a un grupo como HAKEN, la presencia de dos teloneros es casi prescindible. Que traigas a otra banda de soporte lo entiendo, pero dos bandas de apoyo a unos HAKEN cuyos conciertos rozan las dos horas de duración me parece innecesario. Especialmente si estamos ante un día de diario, los conciertos empiezan a las 19:00 y los grupos apenas son conocidos. Ese era el caso sobre todo de los noruegos ARKENTYPE, que además eran los que más se alejaban del sentir general de la noche.

arkentype-madrid-2016-2

Ante una escasa docena de personas el cuarteto salió a escena, envueltos en capas de algodón, la mitad del grupo de negro y la otra de blanco. A priori la música de ARKENTYPE era la menos virtuosa y más energética, los más apegados por el Djent y su poderío rítmico. Al menos eso se podía intuir en su único trabajo en el mercado, “Disorientated” y efectivamente así fue. Ritmos gruesos, con mucha presencia del bajo y algún retazo electrónico de fondo que llevaban totalmente enlatado.

arkentype-madrid-2016

Como suele ocurrir, el primer grupo sufrió las inclemencias del mal sonido inicial, lo que especialmente se notaba en la voz limpia de su cantante Kevin Augestad Olsen. Por otro lado, Simens Sadnes, compartió el kit de batería con HAKEN y se notaba en exceso de pegada en algunas partes, lo que terminaba de deslucir el sonido. Obviamente, los noruegos se centraron en su único disco, comenzando con la intro del mismo, “Dear Erica” y el poderoso y pegadizo “Ashes And Dirt”, todo ante un público que ya no sólo por poco nutrido sino también por atávico, no ayudaba a crear ambiente.

arkentype-madrid-2016

Aun así ARKENTYPE se esforzó por dejar buena sensación, especialmente su bajista, Kjetil Hallaraker que no paró ni un minuto quieto, subiéndose a hombros del cantante, saltando al foso desde el escenario a tocar entre el público, etc.

arkentype-madrid-2016

Seguían presentando su debut, con “Epiphany” y el tema título, “Disorientated”, donde las partes grabadas de piano quedaron un poco deslucidas, y cuando fueron a presentar un tema nuevo, “Illusion”, con ascendencia arábiga y sonido más electro, algo pasó con el guitarrista Simen Meland Handeland. Desapareció de escena sin explicación aparente y el grupo siguió todo el tema como trío sin guitarra. Al principio pensé que se debía a que la labor de Simen en el nuevo tema eran las partes de teclado y como no tenían uno en directo, prefirió no estar en escena. Sin embargo cuando acabó el corte el cantante pidió disculpas por problemas técnicos y anunció que acabarían antes de lo pensado con otro tema, “Time Collapse” que también interpretarían en formato trío, lo que incrementó la sensación de poder rítmico y de protagonismo del bajista, dejándonos con la duda sobre qué habría pasado. Sólo estuvieron 25 minutos sobre las tablas, y entre fallos de sonido y problemas técnicos, creo que nadie les recordará después, pero al menos ganas le echaron

SPECIAL PROVIDENCE

special-providence-madrid-2016-1

Con los húngaros SPECIAL PROVIDENCE el panorama cambió un poco. Caracol empezó a nutrirse de gente y después de un larguísimo cambio de escena en donde no aprovecharon el adelanto generado por ARKENTYPE, cuando el cuarteto iba a salir, el público dio muestras de celebrarlo y de conocer la ya larga trayectoria del grupo instrumental con cuatro discos a sus espaldas. El grupo parte de la base de otros conjuntos como GORDIAN KNOT o LIQUID TENSION EXPERIMENT, con algún matiz más extremo en plan CYNIC y una parte melódica calcada de SATRIANI. Sin embargo la clave diferencial está en el uso de los teclados: unas veces las armonías de Cséry Zoltán son puramente jazzísticas, mientras que otras sigue la estela de la guitarra y de vez en cuando se introduce en el mundo de la electrónica. Es precisamente su acompañamiento y sus solos lo que dan el toque de personalidad a los temas, pues los solos de Kertész Márton prefieren situarse en la cara rockera y la contundencia de Markó Ádám tras los parches no le diferencia de la herencia de DREAM THEATER y compañía.

special-providence-madrid-2016

Precisamente Markó fue el más comunicativo del grupo, si bien no hubiera estado mal que presentaran todos los temas que tocaron, pues al ser instrumentales, la gente no familiarizada con su música, no los iba a distinguir. Con un disco relativamente reciente bajo el brazo, “Essence Of Change”, se dedicaron fundamentalmente a desgranarlo, si bien su set lo comenzaron con la apertura de su anterior trabajo, “Soul Alert” con un “Babel Confusion” contundente y atmosférico al mismo tiempo, aunque el sonido aún estaba muy saturado y la parte rítmica tapaba las melodías en particular y las armonías de Cséry en general, mal que fue constante a lo largo de todo el concierto restando virtuosismo y variedad a los cortes.

special-providence-madrid-2016

El siguiente en caer, ya de “Essence Of Change” fue “Surprise Me”, con menor distorsión y por tanto más nitidez en su ejecución, seguido de “Kiss From A Glacier”, que fue la más jazzista de la noche. De vuelta a la contundencia,  la banda continuó con la apertura del último trabajo, “Awaiting The Semicentennial Tidal Wave”, con un inicio muy Free Jazz y una parte central más cercana al Djent, lo que hizo que el público reaccionara muy favorablemente.

special-providence-madrid-2016

Volvió a “Soul Alert” con “Lazy Boy”, corte largo y muy variado donde lo más destacable son sus ritmos casi discotequeros y los teclados de ascendencia electrónica. Esto hizo que el público terminase de venirse arriba, dejando para el final “Gas Giants”, con una buena dosis de wah-wah de influencia Funk en la guitarra de Kertész y finalmente las melodías fácilmente aprehendibles de “Northern Lights”.

En general yo creo que SPECIAL PROVIDENCE gozó de una buena acogida y de mayor calor por parte del público durante los tres cuartos de hora que estuvo en escena, tanto por la propia calidad del grupo como su mayor cercanía sonora con los cabezas de la noche HAKEN. El cuarteto se está convirtiendo en un telonero habitual de grandes grupos y por trayectoria e historia ya le va tocando girar por sí mismo, aunque la pretensión del público sea modesta.

HAKEN

haken-madrid-2016

Era el momento de HAKEN, nuevamente después de un largo espacio de tiempo para cambiar el escenario o más bien despejarlo de toda la parafernalia de SPECIAL PROVIDENCE, pues tanto el sonido como la disposición de escena de la banda británica estaba ya colocada hacía bastante tiempo.

haken-madrid-2016

Por fin pasadas las nueve y cinco salió el grupo, ante una sala Caracol que había colgado el cartel de sold out finalmente y con una puesta en escena sobria (solo un telón con la portada de “Affinity”) y ataviados con camisas, pantalones y complementos que combinaban el verde y el negro, los dos colores que definen el artwork del último disco. A diferencia de cuando vimos a CIRCUS MAXIMUS en ese mismo escenario, HAKEN acababa de sacar “Affinity”, pero ya lo tenía en las tiendas desde hacía un mes. Eso favoreció que el setlist se centrara en el citado disco y que el público reaccionara a los temas como si fueran clásicos del grupo, que por otro lado tiene una trayectoria aún reciente y joven, si bien disco a disco y sobre todo con “The Mountain” se ha ganado el respeto del público progresivo y también del ajeno.

haken-madrid-2016

haken-madrid-2016

HAKEN se había caracterizado en los trabajos pretéritos, especialmente “The Mountain” y su secuela “Restoration”, por metalizar el sonido de YES, KING CRIMSON y GENESIS, pero no en un sentido Neo-Progresivo, sino mirando directamente a la contundencia de la última década. Sin embargo en “Affinity” se aprecian dos cambios: por un lado la contundencia se moderniza hacia conjuntos más oscuros como LEPROUS. Por otro lado la parte virtuosa pasa de mirar a los setenta a trasladarse a los ochenta, de manera que en ciertos cortes parece que estemos ante reencarnaciones de los citados en los ochenta o ante un clon de ASIA. La mezcla de ambas cosas dan un trabajo sorprendente aunque a veces se echan de menos los teclados jazzísticos de Diego Tejeida, que pese a sus orígenes hispanos no se dirigió al público nada más que al final, o esos coros a lo QUEEN que en “The Mountain” tan bien quedaban.

haken-madrid-2016

Después de la intro “Affinity.exe”, HAKEN fue a lo seguro y comenzó con el tema escaparate de su último disco, “Initiate”, de una manera directa y pegadiza. Inicialmente Ross Jennings tuvo ciertos problemillas para hacerse oir, sobre todo por la contundencia del doble pedal de Raymond Hearne. No obstante, si uno se movía por Caracol y retrocedía posiciones el sonido ganaba en nitidez y mezcla compensada, además de que el propio grupo hizo los ajustes necesarios para terminar de sonar de manera adecuada.

haken-madrid-2016

Pronto los ingleses dieron un paso atrás mirando a “The Mountain” con “Falling Back To Earth”, ya metiéndonos de lleno en partes instrumentales extensas e intercambio de solos de ascendencia Jazz. No tuve la oportunidad de ver a HAKEN en su última visita presentando este trabajo, pero está claro que el protagonismo absoluto en escena es de Ross y cuando los solos instrumentales empiezan a intercambiarse, ese papel lo asume Diego Tejeida, ya sea detrás de su montaña de teclados o cogiendo la Keytar para ponerse en paralelo con los guitarristas, que por cierto llamaban la atención por utilizar ambos el mismo modelo, una Strandberg sin clavijero y con sintetizador incorporado, con lo que en los solos la versatilidad sonora era variadísima.

haken-madrid-2016

Volvieron a su última obra con el tema más ochentero hasta en el título, “1985”, el que más suena a ASIA, y que fue reconocido a la primera por el público que como ya sabía el setlist de HAKEN coreó el nombre del tema en cuanto Ross les preguntó si sabía qué venía ahora. El propio Ross adoptó un aire retrofuturista saliendo con unas gafas luminosas de color verde fluorescente a través de las cuales no vería nada pero le hacían parecer un robot. Los diez minutos de “1985” pasaron en un suspiro, siendo el momento de algo más minimalista y conciso como “Earthrise” antes de las extensas atmósferas y pasajes instrumentales de “Pareidolia”, nueva referencia a “The Mountain”.

El recital continuó con el tema que más llama la atención del citado disco, “Cockroach King”, en su versión extendida, con esos coros a lo QUEEN en los que Ross fue apoyado por Diego, el bajista Conner Green y el batería Raymond, mientras los guitarristas se centraron en sus armonías y punteos. El aire cabaretero del corte y su interludio de improvisación jazzística lo convierten en uno de los más interesantes del book de HAKEN y en directo no defraudó lo más mínimo.

haken-madrid-2016

De vuelta a “Affinity” llegó el momento culminante de la noche con los más de quince minutos que dura “The Architect”, corte solo deslucido por el excesivo humo que había en el escenario haciendo difícil el distinguir a los componentes de HAKEN, pero instrumentalmente resultó variadísima, despejando mis dudas sobre quién haría los guturales que en el disco realiza Einar Solberg de LEPROUS. Fue el propio Ross el que se encargó con brillante voz de gruñir y en un momento volver a pasar a sus tonalidades melódicas y falsetes. Después de la intensidad creciente del tema y de un conciso solo de teclado por parte de Diego, el grupo tocó los dos últimos temas de la noche de momento, la única referencia a “Visions” con “Deathless”, muy intimista para la capacidad vocal de Ross pero algo aburrida en directo y sobre todo “The Endless Knot” una de las más modernas con elementos electrónicos y distorsiones que resaltan sobre la atmósfera general de “Affinity”.

haken-madrid-2016

Digo de momento porque todo el mundo sabía que aún quedaba un tema más y eso en HAKEN es disfrutar de muchos minutos de música, máxime si el elegido es “Crystallised”, del EP “Restoration” que en sus 20 minutos de duración recoge la cara más Canterbury-metalera de HAKEN. El corte fue muy celebrado por todos, siendo la primera vez en toda la noche que las segundas voces las realizaron los guitarristas, en otro de los momentos corales característicos de HAKEN. Al final Ross se dio un baño de masas cogiendo una bandera de España y rodeándose el cuerpo con ella… No sé si tomó ejemplo de lo hecho por Paul McCartney unos días antes, lo que no me cabe duda es que estoy seguro que no hizo lo mismo el día anterior en Barcelona…

haken-madrid-2016

Anécdotas a un lado, HAKEN salió con sobresaliente de la Caracol después de una hora y cincuenta minutos sobre el escenario. Sabiendo llevar muy bien el ritmo del concierto, los británicos consiguen que un concierto extenso en términos relativos se vuelva corto incluso aunque la presencia de su último disco fuera incontestable. Para mi gusto HAKEN, te guste o no su música en estudio, es un valor seguro en directo y actuaciones como la de Caracol en Madrid lo demuestra.

Crónica: Raúl Ureña Salgado

Fotografías: David Ortego

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here