Crónica del Hard Rock Hell Festival NWOBHM 2016

0
girlschool-hard-rock-hell-festival-nwobhm

Conciertos de GIRLSCHOOL, ROCK GODDESS, VENOM INC, TOKYO BLADE, GRIM REAPER, TYGERS OF PANG TANG, BLITZKRIEG, WITCHFYNDE, CLOVEN HOOF, JAGUAR, PERSIAN RISK, MYTHRA, CHROME MOLLY, DEMON, CHARIOT

2 y 3 de diciembre de 2016 – Sheffield, Reino Unido (O2 Academy)

Cuando nos enteramos de este festival dedicado íntegramente a la New Wave Of British Heavy Metal nos dejamos llevar por nuestro lado más fanático y nostálgicos. Hemos vuelto asombrados del buen nivel -en general- que mostraron todas las bandas. Pensábamos que veríamos mucho artista crepuscular viviendo solo de las rentas y nos encontramos con lo contrario: músicos experimentados con una palpable energía. También pensábamos que el público estaría dominado por gente cercana a la jubilación y nos topamos con una gama de edades bastante amplia: padres con sus hijos, algún anciano que otro, treintañeros y, sorprendentemente, mucho veinteañero. En total nos reunimos unas 2.000 personas que agotamos la capacidad de la sala donde se celebró el festival. Resultó ser una cantidad idónea: lejos de resultar agobiante, pero suficiente para crear una atmósfera animada y dedicada a celebrar que el estilo sigue vivo y dispuesto a impartir lecciones.

Viernes 2 de diciembre

JAGUAR

jaguar-hard-rock-hell-festival-nwobhm

A las 14:00 estaba previsto que arrancaran las actuaciones en la planta de arriba del local británico, algo inferior que la de abajo, en la que, supuestamente, veríamos a las bandas más grandes y de renombre del cartel. Por motivos que desconocemos, WITCH HAZEL se cayeron del cartel y fueron JAGUAR los que rompieron el hielo y abrieron fuego a las 15:00. Comandados por un envejecido Garry Pepperd, pero no por ello falto de energía con su guitarra, los de Bristol ofrecieron uno de los mejores bolos de toda la jornada del viernes.

Con nuevo vocalista al frente, diría que recién aterrizado en el seno de la banda y atiborrado de actitud punk New Wave al más puro estilo Paul Di Anno de joven, la formación inglesa descargó bajo el amparo de un sonido correoso y potente temas como “Battlecry”, el coreadísimo “Prisoner”, “Master Game”, el acelerado y pseudo speedmetalero “Axe Crazy” o “Stormchild”, con el que cerraron su actuación. Cabe destacar que a pesar de algún detalle llamativo, como las pintas “pasadas de rosca” del bajista Simon Patel, que portaba unos elásticos rojos de rayas que le quedaban grandes y una camiseta del mismo color de “La Matanza De Texas”, me quedó la sensación de que la formación ha sabido renovarse y de que la inclusión de un voceras repleto de actitud, energía y que calca al milímetro la voz de Paul Merrell, el que registrara en su día el glorioso “Power Games”, es todo un acierto y le da al combo británico mucha consistencia para continuar dando guerra sobre los escenarios. ¡Espero que podamos verles de nuevo antes o después!

Jorge Osoro

CLOVEN HOOF

cloven-hoof-hard-rock-hell-festival-nwobhm

¿Os acordáis de las emociones que os acompañaron en el primer concierto de una banda que os apasionaba? ¿Recordáis los escalofríos al corear sus canciones? ¿La pasión que ponías en agitar los puños al son de la música? ¿La euforia compartida con los músicos disfrutando de la actuación? Una decena (o más) de años después la música en directo se convierte en parte habitual o frecuente de tu vida cotidiana. Y como parte negativa, la rutina eclipsa en parte a ese entusiasmo. Vas a los conciertos con expectativas de calidad o de diversión, pero ya pocas veces sientes esos escalofríos y esa energía frenética y electrizante. Pero en ocasiones, vuelves a contactar con ese clima de emoción. Me pasó con CLOVEN HOOF: coreé el nombre de la banda desde la introducción, forcé mi voz al máximo cantando cada canción, salté y agité la cabeza como si al día siguiente no fuera a tener agujetas, aplaudí hasta que me dolieron las manos, acabé empapado en sudor y con una sonrisa de oreja a oreja.

En definitiva, me hicieron rememorar la sensación de ser un adolescente que ha vivido un concierto auténticamente único. Pero no os creáis que fui el único: en mayor o menor grado el centenar de asistentes compartieron esa experiencia. Porque la única manera de responder a un repertorio legendario (“Crack The Whip”, “Cloven Hoof”; “Nova Battlestar”, “Laying Down The Wall”, “Reach For The Sky”…) y a unos músicos brillantes y entregados era con la pasión más sincera y acelerada que he experimentado en mucho tiempo. La actual formación de CLOVEN HOOF arrolla. Destacó sobre todo por la voz del ex OMEN George Call y, cómo no, la entrega y el frenético bajo del miembro fundador, el entusiasta Lee Payne.

Brave Sir Robin

MYTHRA

mythra-hard-rock-hell-festival-nwobhm

Incorporados al cartel en el último momento, MYTHRA entraron sustituyendo a GEDDES AXE y la verdad es que salimos ganando claramente, con el ambiente de la sala pequeña del O2 echando humo y muy animado, la formación capitaneada por el vocalista Vince High mantiene a tres de sus miembros originales y un estado de forma que ya quisieran para sí muchos grupos más jóvenes.

mythra-hard-rock-hell-festival-nwobhm-1

En Sheffield desplegaron un explosivo set de quince temas con especial atención a su álbum “Death & Destiny”, a destacar los riffs de “Call To Arms”, “Vicious Bastard” o “Still Burning” en la que Maurice Bates demostró su dominio a las cuerdas. Lo cierto es que todo el show estuvo a un gran nivel desde la primera y muy celebrada “The Best Is Yet To Come” que fue toda una declaración, hasta “At Least I Tried” con la que cerraron de forma sorpresiva en lugar de la ya habitual “Death & Destiny”.

Txema Sáez

WITCHFYNDE

De corte más progresivo y con algunas de las composiciones más elegantes que ha dado el NWOBHM, debo reconocer que con las expectativas tan altas que tenía de ver a WITCHFYNDE, éstos estuvieron algo por debajo de lo que me esperaba y me dejaron una sensación agridulce. Sonaron muy bien y demostraron sus tablas en el escenario principal, pero en esencia creo que fueron bastante fríos, poco comunicativos y se limitaron a cumplir el expediente.

witchfynde-hard-rock-hell-festival-nwobhm

Contando con la voz de Luther Beltz, que actualmente vive su tercer periodo de actividad en la banda, pudimos disfrutar de algunos cortes como “Stab In The Back”, “Gettin’ Heavy” (muy celebrada por los allí reunidos), “Give’ Em Hell” O La Genial “Stagefright”.

Txema Sáez

PERSIAN RISK

persian-risk-hard-rock-hell-festival-nwobhm

Por problemas de horario solo pudimos asistir a la recta final de la banda liderada por Carl Sentance, actual vocalista de NAZARETH. Si has podido ver en el último año a estos galeses habrás comprobado que el cantante mantiene un envidiable estado de forma. Su voz ha dejado de sonar tan limpia como en PERSIAN RISK para girar a registros más quebrados y aguardentosos pero mantiene la clase suficiente como para que encaje con los grandes clásicos de la banda, como “Rise Up” o ese hit nunca suficientemente apreciado que es “Women And Rock”. Una recta final que nos dejó con ganas de haber visto el set completo.

Brave Sir Robin

BLITZKRIEG

En el pasado festival veraniego Leyendas del Rock pudimos cerciorarnos del potencial de los de Leicester sobre los escenarios. Brian Ross, toda una leyenda viviente de la NWOBHM y también vocalista de SATÁN, es un personaje con mayúsculas. Sus ademanes de vieja estrella del Rock, su cuidado aspecto escénico, que no físico, dado el vistoso volumen de su zona abdominal, le otorgan algo especial, algo hechizante y un encanto que de por si hace que un show de BLITZKRIEG gane enteros desde su comienzo. Si a eso le sumamos que el tipo se defiende bastante bien con sus cuerdas vocales, el espectáculo está asegurado.

blitzkrieg-hard-rock-hell-festival-nwobhm

El repertorio escogido fue variado y abarcó desde temas más actuales y potentes como “Call For The Priest”, con la que la banda se sumerge en el sonido claramente “painkilleriano” y homenajea a JUDAS PRIEST, hasta clásicos como la versión del “Pull The Trigger” de SATÁN “Armageddon”, “Blitzkrieg” o “Hell To Pay”. Junto a CHARIOT y, obviamente, VENOM INC, las huestes de Ross descargaron una de las actuaciones más contundentes de todo el festival, sin apenas fisuras y con un sonido nítido y preciso, como, a nivel general, sucedería durante todo el evento.

Jorge Osoro

JESS COX’S TYGERS OF PAN TANG

El vocalista del primer disco de TYGERS OF PAN TANG saltó al escenario para recorrer en 30 minutos temas más recordados de aquel “Wild Cat”. Si a esta actuación le despejamos la nostalgia y el carácter legendario del músico nos queda un concierto bastante frío.

jess-cox-hard-rock-hell-festival-nwobhm-1

Cox no conserva ni una voz espectacular ni una actitud escénica cálida o atractiva. El recuerdo de ver temas como “Susie Smiled” se quedó en eso: en una curiosidad que dejó indiferentes a quienes no figuran entre los incondicionales del grupo.

Brave Sir Robin

ROCK GODDESS

Cabezas de cartel del primer día del festival, el trío de féminas ROCK GODDESS dio posiblemente el mejor concierto de todo el evento. Puede que no sean muy técnicas, ni muy virtuosas pero las muy cabritas controlan perfectamente el Rock directo, efectivo, sin artificios, macarruzo y en definitiva saben cómo hacer que el respetable se lo pase de puta madre en sus conciertos.

rock-goddess-hard-rock-hell-festival-nwobhm

Bajo la tutela de Jody Turner que con su voz penetrante y perruna y sus riffs de guitarra capitaneó a la entregada bajista (y también miembro original) Tracey Lamb y a la joven baterista Julie Turner, ROCK GODDESS encantaron a todos los que las vieron y apreciaron los dieciocho trallazos que nos ofrecieron en sus noventa minutos de actuación.

En lo referente al repertorio se centraron especialmente en su álbum homónimo de 1982 del que sonaron hasta ocho temas como “Back To You”, “Heavy Metal Rock N’ Roll” (que fue todo un delirio) o “Make My Night”. De todas formas no se olvidaron de otros hits del tipo “Drive Me Away” o especialmente “Love Is A Bitch”. Lo pasé tan bien que cuando vuelvan a Madrid tendré que ir a verlas sí o sí.

Txema Sáez

Sábado 3 de diciembre

CHARIOT

Los heavies británicos envejecen de otra manera. No sé si será la cerveza inglesa, la estricta dieta de fish & chips o que como la niebla y la lluvia les protege del sol están menos sufridos y desgastados. Ahí tenéis a Bruce Dickinson saltando y corriendo por los escenarios como si tuviese 20 años menos. Y puedo asegurar que no depende del éxito para conservarse así.

chariot-hard-rock-hell-festival-nwobhm

El tiempo ha tratado igual de bien a bandas con menos reconocimiento masivo que IRON MAIDEN. El guitarrista y cantante de CHARIOT, Pete Franklin, podría competir en hiperactividad con el bueno de Bruce: apenas paró de recorrer corriendo el escenario de un lado a otro. La voz ya es otro asunto: a Franklin se le nota más el paso del tiempo, ha perdido unos cuantos agudos y su timbre es más seco y áspero pero sigue manteniendo un nivel excelente como demostró en “Warriors” o “Screams The Night”. Otro concierto donde los veteranos combinaron a raudales técnica, pasión y entusiasmo…

Brave Sir Robin

DEMON

Dave Hill y sus chicos nos obsequiaron durante la jornada del sábado con uno de los shows más elegantes de todo el festival, sino el que más. Su Heavy Rock de corte melódico cuajó a la perfección entre los allí presentes. Hill fue el último en incorporarse a las tablas mientras terminaba de sonar la intro del celebrado “Night Of The Demon”. Con un aspecto claramente similar al de Juan Gallardo, vocalista de ÁNGELES DEL INFIERNO, esto es, bigote y gorra, el veterano cantante realizó un gran ejercicio de saber hacer vocalmente hablando, evidenciando que a pesar de la edad mantiene un estado vocal impecable. A pesar de ser el único miembro original de la banda de Leek, Hill se ha sabido rodear de músicos altamente competentes como son Ray Wamsley o el teclista Karl Waye.

demon-hard-rock-hell-festival-nwobhm

“The Plague”, la coreada “Liar” o “Don’t Break The Circle”, pedida a gritos por algunos de los asistentes durante buena parte de la velada, fueron algunos de las piezas que interpretó el sexteto, dejándonos con ello un exquisito sabor de boca, y es que las sonoridades más finas y cuidadas de la vieja New Wave salieron más que victoriosas a primera hora de la tarde del sábado.

Jorge Osoro

GRIM REAPER

Lo confieso. Tenía auténtico miedo de ver a Steve Grimmet sobre el escenario. La culpa es de “Walking In The Shadows”, el último disco de GRIM REAPER. No es que sea un mal disco (ni mucho menos). De hecho sus canciones mantienen un nivel compositivo cerca de sus grandes clásicos. El problema es que en algunos (demasiados) momentos su voz suena excesivamente trémula y débil. Pensé: “Madre mía, si esto en estudio, lo que me espera cuando le vea en directo”· Y así estaba yo momentos antes de su actuación. A punto de ver a uno de los mejores cantantes de la etapa clásica del heavy metal, cruzando los dedos para que aquello no fuera excesivamente lamentable.

grim-reaper-hard-rock-hell-festival-nwobhm

Afortunadamente me equivoqué: el líder de GRIM REAPER se mantiene relativamente bien para estar más cerca de los 60 que de los 50. Es inevitable que no mantenga la potencia de sus 30 años y es perdonable que muchos coros se los deje cantar enteros al público (la conocida “técnica Halford”). Pero se le perdonaban estos pequeños gestos y defectos gracias a una banda contundente y un set list con cañonazos como “See You In Hell”, “Lust For Freedom”, “Rock You To Hell”, “Waysted Love” O “Fear No Evil”. Y ya el gesto e incluir una emotiva versión del “Don’t Talk To Strangers” del siempre añorado DIO acabó de ganarme del todo…

Brave Sir robin

TOKYO BLADE

De lejos TOKYO BLADE es la banda que mejor conocía de las que actuaron en el festival, los he visto en directo tres veces (siempre con un vocalista distinto, único miembro que suele variar en sus formaciones) y sin riesgo a equivocarme son una apuesta segura que garantiza un bolo lleno de entrega y temazos, porque si algo le sobra a TOKYO BLADE son canciones banderas. Joder, si del “Night Of The Blade” todos y cada uno de los cortes son singles de 10.

tokyo-blade-hard-rock-hell-festival-nwobhm

Con el vocalista Alan Marsh presentando los temas y el siempre excelente Andy Boulton a la guitarra (el solo de “If Heaven Is Hell” me sigue poniendo los pelos de punta) TOKYO BLADE centró su show en el mencionado “Night Of The Blade”, tocando el tema homónimo y otros como “Love Struck” o “Someone To Love”. Por supuesto no se quedaron fueran canciones como “Sunrise In Tokyo” o “Midnight Rendezvous”.

Txema Sáez

CHROME MOLLY

chrome-molly-hard-rock-hell-festival-nwobhm

Confieso que nunca había escuchado a CHROME MOLLY hasta que les incluyeron a última hora en el cartel del festival. Una apresurada escucha a su discografía me sorprendió gratamente al descubrir a una banda que milita en el terreno más hard rockero de la NWOBHM, cercana a los MÖTLEY CRÜE o TWISTED SISTER más heavies o a los LIZZY BORDEN más rockeros.

chrome-molly-hard-rock-hell-festival-nwobhm-2

Sus discos esconden material un repertorio potencialmente arrasador. Canciones como “Take or live it” o “Shooting Me down” podrían ser auténticos himnos en directo. Pero, oh, decepción, me encontré con un concierto que se movió entre lo simplemente correcto y lo anodino. Instrumentalmente sonaron muy bien, pero su actuación quedó lastrada por la voz de Steve Hawkins quien ha perdido prácticamente todo el brillo y la personalidad. Al quinto o sexto tema me convencí de que aquello no remontaba: estaba invirtiendo mi tiempo en algo que me estaba aportando menos que escuchar sus discos en mi casa.

Sir Brave Robin

VENOM INC

Tenía curiosidad, mucha curiosidad, por ver cómo se desenvolvía a día de hoy en el escenario Mantas junto a su compañero de fatigas Abaddon. Los ex VENOM, haciéndole clara competencia a su excolega Cronos, el cual sigue llevando las riendas de la formación de marras, decidieron montar su película aparte hace un tiempecillo para seguir dándole cancha a los temas de los que, en su día, fueron partícipes bajo el diabólico sello de VENOM.

venom-inc-hard-rock-hell-festival-nwobhm

El primero en salir al escenario, notoriamente corpulento, ataviado con mucho cuero, tatuajes (uno del logo de JUDAS PRIEST entre otros) y, a groso modo, una imagen macarra y agresiva a la altura de lo que se le ha de pedir a una leyenda viva de la New Wave, así como del Metal extremo, fue Mantas, arengando a las masas con su gesto de pocos amigos. El infierno sonoro no tardó en desatarse. “Leave Me In Hell”, la esperada “Welcome To Hell”, “Bloodlust”, “Poison”, “Buried Alive”, la machacona y cortante “Warhead” y la atolondrada “Witching Hour” fueron algunas de las composiciones que el mortífero trío ejecutó ante una audiencia que no paraba de zarandearse y de hacer pogos en las primeras filas.

Si ir a ver a VENOM con Cronos sigue siendo, en plena actualidad, garantía de éxito, cabe señalar que sucede tres cuartas partes de lo mismo con la parte escindida de esos viejos VENOM, y es que Tony Dolan, quien en su día ya sustituyera a Cronos hace casi treinta años en las labores de bajista y cantante, es un animal de bellota en el escenario, un tipo demoníaco, abrasivo y efectivo, capaz de darle la tesitura desgarrada y extrema que necesitan esos viejos himnos que tan bien siguen funcionando a día de hoy. Sin duda alguna, uno de los conciertos del festival. Curioso, eso sí, que se dejaran en el tintero “Black Metal”, uno de sus temas imperecederos. ¿Acaso no había permiso del señor Cronos para tocarla? ¡Quién sabe! Larga vida a VENOM; por ambas partes, claro está.

Jorge Osoro

GIRLSCHOOL

girlschool-hard-rock-hell-festival-nwobhm-2

El festival lo cerraron las GIRLSCHOOL, con un público sensiblemente menor al que se había reunido con VENOM INC. Este cuarteto ofrecieron una actuación muy sólida al que la única pega que se me ocurre es que quizás estuvieron algo aceleradas y en algunos momentos el resultado fue un tanto confuso, de todas formas Rock con mayúsculas señores, del de quitarse el sombrero.

Kim McCauliffe sigue en un estado de forma increíble y conserva casi toda su reconocible voz que venía a ser apoyada por la también miembro fundadora, la bajista Enid Williams, aunque para estado de forma el de la batería Denise Dufort, que castigó su instrumento con las baquetas sin cesar durante los quince temas a un ritmo impresionante.

girlschool-hard-rock-hell-festival-nwobhm-3

Pese a que la discografía de GIRLSCHOOL es bastante amplia, siempre hay una obra que acapara todo y en este caso no podía ser otra que “Hit And Run”, hasta siete cortes nos ofrecieron las macarras de esta pequeña joya. En total quince canciones para un fin de fiesta memorable. El año que viene, como podamos, volveremos.

Txema Sáez


Fotos: Simon Dunkerley SD Photography

Crónicas de Txema Sáez, Brave Sir Robin y Jorge Osoro

No te pierdas nuestro especial sobre grandes discos de la NWOBHM.

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here