Crónica de H.E.A.T., BLACK DIAMONDS y DEGREED

0
H.E.A.T. - Concierto en Madrid

Conciertos de H.E.A.T., BLACK DIAMONDS y DEGREED – 8 de noviembre de 2017, Madrid (sala La Riviera)

Con la llegada del mes de noviembre y la consabida bajada de las temperaturas, nada mejor que acercarse a la madrileña sala La Rivera, para entrar en calor con una buena descarga de Hard Rock. Porque el pasado día ocho volvíamos a tener a los suecos H.E.A.T. de gira por España. En esta ocasión lo harían acompañados de dos bandas también de Hard Rock Melódico como son los suizos BLACK DIAMONDS y los suecos DEGREED.

BLACK DIAMONDS

Black Diamonds - Concierto en Madrid A las 19:35 y con una puntualidad casi perfecta, comenzó la ronda de actuaciones con BLACK DIAMONDS, formación que si no me equivoco es la primera vez que toca en España y que ya tiene tres discos en su haber. El último de ellos, “Once Upon A Time”, es además una de las sorpresas del año.

Black Diamonds - Concierto en MadridCon un público que apenas rondaría las 100 personas, pero con las primeras filas abarrotadas de fans que deseaban la salida en escena de Erik Grönwall (vocalista de H.E.A.T.), los suizos entraron desplegando todas sus armas, sabedores de su rol de “patito feo” de la noche. Hay que reconocer que a la postre fue la banda que más convenció de las tres. Contando con un sonido sobresaliente y una actitud envidiable, con su rollo Sleazy Rock y unas pintas muy acordes a los ochenta, donde destacaba el bajista Andy Fässler con su chaqueta de leopardo.

Black Diamonds - Concierto en MadridUnos auténticos musicazos que deleitaron al respetable desde su primer corte, el muy pegadizo “We Want To Party”, que fue toda una declaración de intenciones, Michael Kehl es un excelente frontman y lo demostró en todo momento, tocando a un gran nivel y regalando temas como “Vampires Of The Night” (que contó con una intro pregrabada a modo de ambientación) o “I´ll Be Ok” que levantó a todo el público.

Black Diamonds - Concierto en MadridApenas media docena de temas pudimos escuchar de BLACK DIAMONDS, entre ellos el espectacular “Thrilltidfe” o el muy celebrado “Hands Of Destiy”, un medio tiempo durante el cual el batería Manuel Peng abandonó su puesto para animar al público al lado de sus compañeros, incluso se atrevieron con una más que competente versión del tema CHUCK BERRY, “Rock N’ Roll Music”.

Black Diamonds - Concierto en Madrid

Black Diamonds - Concierto en MadridBLACK DIAMONDS solo tuvo media hora y mereció más tiempo y sobre todo más público (y eso que La Riviera había reducido su aforo cubriendo con telones las barras laterales) pero, sin duda, aquellos que los vieron quedaron plenamente convencidos.

DEGREED

Degreed - Concierto en Madrid Media hora más tarde y tras el consabido cambio de backline, llegó el turno para DEGREED, una de las formaciones de Hard Rock Melódico más en forma actualmente y que ha publicado un disco homónimo este año de enorme calidad. Sin embargo, y pese a que contó con un sonido óptimo, su excesivamente fría profesionalidad sobre el escenario y su soso setlist provocaron que su actuación fuese la que más indiferencia causó. Gustaron, pero menos de lo esperado.

Degreed - Concierto en MadridMuy curiosa fue la actitud de su líder, el bajista y vocalista Robin Ericsson, que rápidamente pasó de dirigirse al público como “Madrid”, para un par de temas más tardes, decir “Milano”, quiso arreglando pidiendo que todos dijésemos “Fuck You, Robin”. Pese a esto, fueron simpáticos, presentaron algún tema, brindaron con nosotros e intentaron que la cada vez más numerosa audiencia se implicase con las canciones.

Sobre su repertorio, se centraron en su nuevo trabajo, “Degreed”, para comenzar con su particular himno “Black Cat” y con “Save Me”, donde ya se podía disfrutar de la genial dupla que forman sobre el escenario el mencionado Robin y el teclista Mikael Jansson, con “Sugar” terminaron de meterse en el bolsillo a quienes estuvieran prestando atención a su concierto.

Degreed - Concierto en MadridDe su última obra también sonaron “Tomorrow”, “War” o “Shakedown”. No obstante, al contar con más tiempo que BLACK DIAMONDS, pudimos disfrutar de algunas canciones de sus trabajos pasados, por ejemplo de la electrizante “Capture By The Moment” (versión de STEVE PERRY), muy coreada en La Riviera, o la brillante “Life, Love, Loss”.

Degreed - Concierto en MadridEste viaje al pasado fue completado con “Scam”, con la que los suecos finalizaron su actuación, técnicamente impecable pero falta de gancho. De todas formas demostraron que el Hard Rock escandinavo está más vivo que nunca.

H.E.A.T.

H.E.A.T. - Concierto en Madrid Por fin, a las nueve y media de la noche, llegaba el momento de gozar de H.E.A.T., banda que a priori tendría la difícil papeleta de defender esa noche su nuevo trabajo “Into The Great Unknown”, disco que ha sido víctima de la polémica desde que empezaron a circular sus adelantos, principalmente debido a que el sonido se ha reblandecido bastante. Sin embargo, a la hora de la verdad, del cara a la cara con sus seguidores, nada de esto importó y es que H.E.A.T derrumbó La Riviera con un concierto explosivo lleno de fuerza.

H.E.A.T. - Concierto en MadridTras su habitual comienzo con los músicos de H.E.A.T. desfilando uno a uno y ocupando sus puestos al ritmo de “The Heat Is On” de GLENN FREY, el último en salir fue, como es habitual, Erik Grönwall, que no paró quieto ni un solo instante, saltando, tirándose por el suelo, haciendo volteretas y todo lo que se le ocurriera, con un sonido que rozaba lo excelente (para bien o para mal como explicaremos más adelante).

H.E.A.T. - Concierto en MadridH.E.A.T. comenzó con “Bastard Of Society” que ya de por sí con la presencia de Erik sobre las tablas, provocó un ensordecedor fervor entre el público (muy numeroso, rozando las quinientas personas). La banda musicalmente sonó muy compenetrada y compacta, pero algo se notaba extraño en la voz de Erik. El cantante no tardó en sacarnos de dudas (tras subir al escenario tras darse un baño de multitudes en el foso de fotografía) y es que el vocalista de H.E.A.T., reconoció que tenía un tremendo catarro y que por poco cancela, pero que prefería estar ahí.

H.E.A.T. - Concierto en MadridLo cierto es que a nivel vocal, la actuación de H.E.A.T. fue de más a menos y se notaban los tremendos esfuerzos de Grönwall por dar la talla. También hay que decir que, si simplemente no hubiera dicho ni pio y se hubiera limitado a danzar por el escenario, a mucha gente le habría dado igual. Sea como fuere, H.E.A.T. siguió con su repertorio, presentando “Into The Great Unknown”, LP del que se marcaron hasta media docena de cortes, que por cierto suenan mucho más potentes y pegadizos en directo que en “casa”.

H.E.A.T. - Concierto en MadridPor supuesto, temas como “Mannequin Show” (tocada en tercer lugar para terminar de encandilar a los incondicionales de H.E.A.T.) o sobre todo algunas más conocidas como “Living On The Run” o la mítica “Breaking The Silence”, levantaron pasiones. “ We Rule” fue otro corte donde la calidad de la banda quedó demostrada, gracias también a unos coros, cuya claridad da que pensar sobre si estaban parcial o totalmente “lanzados”.

No obstante, no todo fue tan positivo, porque quizás la banda se apoyó demasiado en el protagonismo escénico de Erik Grönwall, quedando el resto en un segundo plano (aunque Jimmy, Crash y Jona estuvieron a un grandísimo nivel, al margen dejo a Dave Malon que siempre alcanza unas cuotas de calidad estratosféricas), esto ocasionó que algunos temas como “Beg, Beg, Beg”, se alargasen demasiado porque el cantante se bajaba del escenario, paseaba entre el público, se subía a las barras e incluso entonó el estribillo de la clásica, “Whole Lotta Rosie” de AC/DC.

H.E.A.T. - Concierto en MadridEste concierto, con sus luces y sus sombras, iba llegando al final. Por el camino pudimos disfrutar de un comedido solo de batería de Crash y así casi sin darnos cuentas y tras hora y media llegamos a los deseados bises con “Point Of No Return” e “Inferno”, con los que finalizaron un setlist mejorable.

H.E.A.T. - Concierto en MadridEn resumidas cuentas, el concierto de H.E.A.T tiene muchas lecturas, la mayoría de ellas positivas. Para empezar, hay que asumir que estos H.E.A.T. ya no son los H.E.A.T. de Kenny Leckremo, aquellos eran mucho más técnicos, los temas más complejos, de esa época apenas quedan un par de canciones. Ahora en H.E.A.T. prima el espectáculo, es una banda mucho más ligera y eso no es necesariamente malo, pero sirve para explicar un poco lo que se vivió en La Riviera, un conjunto que podría definirse “Erik y amigos”.

Aun con todo eso, el público disfrutó de lo lindo y se quedó con ganas de más y esto es de lo mejor que le puede pasar a una banda.

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here