Crónica de IMPERIAL STATE ELECTRIC y THE SHANKS

0
Imperial State Electric - Concierto en Madrid

Concierto de IMPERIAL STATE ELECTRIC y THE SHANKS – 6 de septiembre de 2017, Madrid (sala Caracol)

Existe una gran cantidad y variedad de músicos a la que, desde la perspectiva del fan musical, nos gusta ponerle el apelativo de Rock N’ Roll. “Este tío es el Rock N’ Roll en estado puro”. ¡Cuántas veces, por devoción o por un ataque de pasión, nos hemos encontrado con esa frase! A veces, escuchándosela a alguien; a veces, entonándola nosotros mismos. Pues bien, valga esta inusual entrada para recalcar, con mayúsculas y letras con luz fluorescente si hace falta, que Nicke Andersson es el puto Rock N’ Roll.

Si has decidido dedicar unos pocos minutos de tu tiempo para leer esta crónica, entiendo que sabes de quién estamos hablando, pero, por si acaso, te pongo en situación. Hablamos de un tipo nacido en Suecia que tan pronto le puedes ver aporrear los parches de batería de los death metaleros ENTOMBED, como liderando como cantante y guitarrista a los aquí presentes IMPERIAL STATE ELECTRIC o tocando también en THE HELLACOPTERS, una de las formaciones más influyentes dentro de la ola de Rock escandinavo que surgió a mediados de los noventa. Todo un singular personaje que supura Rock hasta por su destartalado aspecto físico y que, como nos recalcaba en una reciente entrevista para HELLPRESS, “le gustaría tener más brazos”, en señal de que querría poder tocar muchas más cosas.
Dentro de la extensa gira española – con diez fechas sin parón alguno – que ha traído a los IMPERIAL de Nicke hasta la península Ibérica, el cuarteto sueco paró en Madrid el pasado 6 de septiembre para reencontrarse, una vez más, con un público más que habituado a verle, y más teniendo en cuenta que su última visita a la capital data de mayo del 2016. Veamos qué nos deparó el show.

THE SHANKS

The Shanks - Concierto en Madrid

Desde Ontario, Canadá, aterrizaba un simpático dueto encargado de ir caldeando el ambiente. Sí, has leído bien. “Simpático”, por el buen rollo que lograron transmitir, y “dueto”, dado que la banda la conforman dos tipos que, eso sí, logran hacer más ruido que muchas de cuatro o cinco. El combo salió al escenario a las 20:50 con trajes de presidiarios y un aspecto más cómico que otra cosa que, como cabía esperar, se tradujo en alguna que otra escueta risa entre las primeras filas. Ian Donald Starkey, un individuo rechoncho, barbudo y con una pinta de bonachón que no puede con ella, saludó al respetable con un simple “hola, amigos”, se colocó en su posición, encargándose de la labor vocal y del bajo/guitarra y esperó a que Jon David Brummell hiciera lo propio a la batería para comenzar la descarga.

Se puede decir que el dueto se mueve entre el Punk Rock setentero, el Power Pop y la estridente psicodelia de aquellos años. Un poquito de HAWKWIND por un lado, otro poco de THE STOOGES por otro lado y, finalmente, una pizca de la visceralidad de unos DEAD BOYS. Sumamos todo y tenemos el chocante menú musical de los canadienses.

The Shanks - Concierto en MadridDentro de los cuarenta minutos que tuvieron de actuación, ambos músicos aprovecharon para darle cancha a su último trabajo, “Prisons Of Ectasy”, el cual ha sido producido precisamente por Nicke Andersson, pero sin olvidarse de anteriores lanzamientos. Pudimos escuchar temas como “Step By Step”, “German Heavy Metal Girl”, cuyo título descolocó un poco a los allí presentes, “Feel The Holes” o “Sweet Forever Hereafter”. Buen rollo, cercanía, algo de cachondeo por su peculiar puesta en escena y un sabor bastante ruidoso, propiciado especialmente por el distorsionado bajo de Starkey al más puro estilo Lemmy. Todo eso es lo que nos deparó la actuación de los canadienses, suficiente para dejarnos satisfechos un buen rato mientras se corría de nuevo el telón de la Caracol cubriendo el escenario al completo.

IMPERIAL STATE ELECTRIC

Imperial State Electric - Concierto en MadridDa igual las veces que haya venido el cuarteto escandinavo por aquí, ya que la gente sigue acudiendo en manada a sus conciertos. La sala Caracol, poco antes de las 22:00, presentaba una entrada espectacular. Poco le importó al respetable que el concierto fuera un miércoles. Nicke y sus huestes son casi religión y así se lo hicieron saber las más de doscientas personas que se acercaron al local madrileño el pasado día 6.

Imperial State Electric - Concierto en MadridCon los ya clásicos vaqueros negros muy ceñidos, las camisas también oscuras y las imponentes hebillas con el logo del grupo, salieron al escenario los cuatro miembros de la formación, comandados, como no podía ser de otro modo, por el eléctrico e incombustible Nicke, que no se olvidó de su también ya habitual gorra militar. “t Ain’t What You Think (It’s What You Do)” dio el pistoletazo de salida. Rock sin especulaciones, sin trampa ni cartón, sin intros pomposas y a degüello. Un tema idóneo para abrir el show, aunque la voz de Nicke, por momentos, no se escuchara en exceso y el sonido estuviera ligeramente saturado.

Imperial State Electric - Concierto en MadridEn siguientes temas como “Empire Of Fire” o “Lord Knows I Know That It Ain’t Right”, el sonido se fue equilibrando, lo cual se notó en la nitidez que había en las voces de Tobias Egge y Dolf De Borst, algo esencial de cara al buen funcionamiento de la propuesta musical que ofrece IMPERIAL STATE ELECTRIC, muy basada en la combinación de voces de todos sus componentes, al estilo KISS.

Imperial State Electric - Concierto en MadridEl medio tiempo a lo CREEDENCE CLEARWATER REVIVAL “All Through The Night” y el aplaudido “Anywhere Loud”, en la que Nicke aprovechó para comentar que estaba encantado de volver a Madrid, fueron algunos de los siguientes temas en caer. Hasta el momento, todo rozaba la perfección. La banda sonaba tremendamente eléctrica, combinando bien sus piezas y dándole cobertura a todos sus discos, de ahí que el repertorio fuera vistosamente ecléctico, como lo es la discografía de los suecos, capaces de trasladarte a los años setenta como a los noventa.

Imperial State Electric - Concierto en Madrid Tras estas piezas, y sin parón alguno entre tema y tema, cayeron “Faustian Bargains” y “Just Let Me Know”, perfectamente ejecutadas. Disfruté especialmente esta última, dado que es una de esas canciones en las que Nicke le cede todo el protagonismo vocal a Tobias y, honestamente, la voz del tipo es una delicia. Mucho más dulce y clarita que la de Nicke, que no mejor, ni mucho menos, simplemente distinta, menos ruda e igualmente disfrutable. Esta peculiaridad de la banda de tener a todos sus miembros aportando labores vocales es una de las premisas bajo la que montó Nicke la banda y, todo sea dicho, al tipo le funciona de vicio. Recuerdos a THE BEATLES o a KISS y una gran versatilidad es lo que aporta el asunto en cuestión.

Al inicio del “More Than Enough Of Your Love”, el batería Thomas Eriksson se arrancó con unas escuetas palabras en castellano. “Hola, señores y señoritas. “¿Queréis bailar?”. Eso es de lo poco que espetó en nuestro idioma el simpático Thomas poco antes de iniciar el tema con ese comienzo percusivo que, efectivamente, invita al baile.

Imperial State Electric - Concierto en MadridEl ritmo del concierto, pasados cerca de cuarenta minutos del mismo, no parecía bajar de intensidad y así lo certificó el cuarteto volviendo a sus inicios con “A Holiday From Vacation”, de su primer compacto, un tema de corte punkarra y enigmático con el que, una vez más, Nicke demostró llevar el Rock inyectado en las venas con sus gestos y movimientos. ¡Pura energía escénica! Tras este, la banda bajó por primera vez la intensidad con el medio tiempo “No sleeping”, cantada al completo por el bajista Dolf De Borst, con lo que quedó patente que el juego de voces que lleva a cabo la formación tiene visos de seguir funcionando durante años. La cuestión no es que canten todos, sino, más bien, que todos lo hacen notoriamente bien y proyectan feeling, mucho feeling. El tema, con arranque pausado, se fue inflando poco a poco hasta llegar a un estallido final de guitarras al más puro estilo LED ZEPPELIN.

Imperial State Electric - Concierto en MadridEn el tramo final del concierto cayeron piezas más contundentes como “Down In The Bunker” y “Redemption’s Gone”, con las que la banda recuperó su faceta más contagiosa y movidita, con Nicke sudando en el centro del escenario la gota gorda, sin dejar de lanzar alguna que otra patada al aire, de moverse al son de los compases y de ejercer del gran y hechizante frontman de Rock que es. En este aspecto, me acordé y mucho de Michael Monroe (ex HANOI ROCKS). Probablemente, uno de los padres musicales del sueco en lo que concierne a actitud y presencia escénica.

Imperial State Electric - Concierto en MadridUn último suspiro conformado por temas como “Deja Vu” y “Reptile Brain” es lo que nos deparó el momento previo a los bises. Cabe destacar que en el segundo tema citado, el cual dio título al álbum de la banda editado en el 2013, Dolf De Borst pareció volverse literalmente loco. Eso o sufrió un repentino ataque epiléptico o, quizá, una invasión de hormigas carnívoras por su cuerpo. Bromas aparte, el tipo dejó su bajo en manos de Tobias y se cantó el tema entero evidenciando también una actitud muy desafiante y Punk, en sintonía con la vieja guardia del género. Micrófono en mano, se acercó mucho a la audiencia y no paró de contornearse y de moverse de un modo un tanto histriónico por las tablas de la Caracol, lo cual, probablemente, agradeceríamos todos de cara al buen espectáculo menos los fotógrafos acreditados con sus correspondientes medios.

Imperial State Electric - Concierto en MadridUna minúscula retirada del escenario y, de nuevo, la banda volvió a pisar tierra firme para retomar el show con “Break It Down”, del último trabajo del cuarteto sueco. Una canción sugerente y atractiva que, por momentos, te dibuja mentalmente a bandas como STATUS QUO. Tras esta, llegó el momento covers que a Nicke y a los suyos les gusta explotar en el cierre de sus canciones. Normalmente, suelen tener una versión fija y un par de ellas que varían según el concierto. En este caso, entraron de un modo más que reconocible los primeros acordes del “Born To Be Wild” de STEPPENWOLF, aunque no fue lo único que entró en ese instante de la noche, puesto que Starkey y Brummell de THE SHANKS se incorporaron a las tablas para acrecentar el espíritu festivo que, ya de por si, estaba teniendo el show. Uno para cantar gran parte del tema mientras Nicke se echaba atrás y otro, Starkey, básicamente para hacer el ganso y demostrar que en el camerino, probablemente, había alguna que otra cerveza de más. Sea como fuera, su presencia junto a IMPERIAL STATE ELECTRIC fue tremendamente divertida y más teniendo en cuenta que los tipos ni se cambiaron de ropa al acabar su concierto y volvieron a aparecer ante el público con sus trajes de presidiarios. La ensalada de músicos allí presentes se movió entre el despropósito y lo brillante que siempre suele tener la improvisación en el mundillo del Rock. Al final, el tema salió a flote. ¡Auténticos y genuinos cracks! Sin duda alguna, supieron llevarse una porción de los corazones de la audiencia madrileña.

Imperial State Electric - Concierto en Madrid

La fijación de Nicke por la música de décadas pasadas tuvo su proyección, en esta ocasión, en la revisión del “Fortunate Son” de la CREEDENCE. Bastante alargada en su comienzo mientras la gente les ponía rostro a las primeras de cambio a esa inconfundible base rítmica de batería acompañada por el golpeo de bajo y perfectamente ejecutada tanto musical como vocalmente. Unos punteos de Tobias a la guitarra nos indicaban que aterrizaba el consabido “Throwing Stones”, todo un clásico de su álbum de debut que, en esta ocasión, no extendieron tanto como otras veces.

Volvieron y vencieron. Pocas pegas, o más bien ninguna, que ponerle al show de los escandinavos. Repertorio variado, actitud encomiable y sonido ajustado a las necesidades del show, que duró en torno a la hora y cuarto. Por algo será que la sala estaba casi a reventar y la próxima vez que vuelvan – apostaría a que el año que viene viendo su ritmo- volverán a cuajar un casi sold out. Nicke y los suyos se lo han trabajado y ganado con creces.


Crónica: Jorge Osoro

Fotos: Gema Redondo

Promotora: Holy Cuervo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here