Crónica de MADBALL, IGNITE, H2O y ANAL HARD

0
Madball - Concierto Madrid

Conciertos de MADBALL, IGNITE, H2O y ANAL HARD – 4 de mayo de 2017, Madrid (sala Penélope)

El pasado jueves  4 de mayo, la crew de HFMN nos citaba a la primera ronda de las giras de Hardcore que están planeadas para los próximos meses, ofreciéndonos un cartel digno de enmarcar para que las próximas generaciones puedan sufrir de envidia ante lo que pudimos presenciar: MADBALL, IGNITE y H2O, bandas representativas del Hardcore y de su variante más melódica, a los que también se unieron los catalanes ANAL HARD y los croatas KATRAN, dos grupos que están creciendo imparables y, como podemos ver, se codean con los mejores del género.

Nada más entrar, el ambiente estaba lleno de gorras y protectores bucales, una señal de lo que nos iba a esperar… El Hardcore cuenta con un público muy fiel y, a pesar de horarios laborales que llegaban a coincidir con el comienzo de los conciertos, nos encontramos con una sala Penélope que ya contaba con un número bastante aceptable de gente.

ANAL HARD

Desafortunadamente y por los motivos laborables que comentábamos antes, no pudimos llegar a tiempo para ver la actuación de los croatas KATRAN, los encargados de abrir la noche protagonizada por MADBALL. Nos los apuntamos en la lista para verles la próxima vez que vengan a nuestro país.

En el pasado Resurrection Fest 2014 ya pudimos ver a ANAL HARD tomando el escenario y dando una lección a los presentes, demostrando el gran potencial que tiene, estando a la altura de grandes bandas extranjeras. Los barceloneses volvieron a poner esto de manifiesto, marcándose un concierto cargado de actitud (especialmente su bajista, el cual no paraba de hacer headbanging a la par que hacía sonar sus cuatro cuerdas), furia, humor negro y dureza.

“Perros Viejos” y “Barcelona ’92” fueron los temas elegidos para comenzar esta velada, ambos de su último disco, “Alta Gama”, publicado este mismo año y el cual venían a presentar. También tocaron temas más antiguos, como Chibiricoki, aunque su concierto se basó en tocar los mejores temas de su disco “Tercero Cuarta”, pasando por “Bienvenidos”, “The Pary In Da Playa”, “Placer Oculto” o “Jornadas Psicotrópicas” tema donde los circle pits tuvieron su punto álgido. Agradecieron a todos los asistentes por darlo todo en esos pogos y se disculparon por las pocas veces que vienen a la capital, viendo que los presentes llevaban camisetas suyas y la gran parte del público se sabía sus temas y se peleaba por alcanzar el micrófono. Dado que hacían gira de su último trabajo, tocaron cortes como “Ramonet“, “Lujo y Confort”, “Reptilian Maintenance” , “Defekación Post-Mortem” o “Licking Ass Club”.

Dejaron para el final un surtido de sus temas más conocidos y potentes: “96°”, “3ª-4ª” y su tema estrella “Coños Radioactivos”, poniendo fin a un concierto que sirvió para calentar (y mucho) la sala para los siguientes grupos.

H2O

H2O - Concierto MadridH2O no es sólo una fórmula química, es también una banda cuya fórmula está compuesta por energía, pasión por disfrutar de la vida, positivismo y entusiasmo.

Siendo uno de los máximos referentes del Hardcore Melódico, estos neoyorkinos mezclan las bases del movimiento cuyo origen tuvo lugar en su ciudad con el Punk Rock más energético de la ola californiana de los 90. Con más de veinte años de carrera, H2O es un grupo referente en la escena, y éramos muchos los que estábamos expectantes, pues no nos queríamos perder su paso por la península.

La primera nota de “Everready” fue más que suficiente para que el público tumbase la sala y luchase para abrirse paso entre la multitud y llegar al micrófono, locura que se incrementó cuando al terminar este tema, dieran paso al himno One Life One Chance”, dando cominezo a los crowdsurfing. Con Family Tree” y “Faster Than The World nos hacían recordar que nunca hay que olvidar nuestras raíces, y la verdad es que no hay nadie mejor que el frontman Toby Morse para ejemplificar esto: se podía ver a kilómetros de distancia que vive los conciertos como si fuese un asistente más. Sabe cuáles son las mejores partes de la canción para poner el micrófono al público, salta cuando se emociona con algún corte o cambio de ritmo y un sin fin de despliegues de energía que siempre acompaña con una amplia sonrisa, disfrutando de todo ello.

Les siguió “Skate!” un tema de su último disco, “Use Your Voice”, “I know Why” y “Still Here”, un bloque en el que nos hubo descanso para los pogos. Con gente llegando al escenario y saltando al público en bucle y sin parar, el concierto seguía viento en popa, sonando “Use Your Voice“, “Sunday” y  “LYD”, aunque nos tenían preparada una sorpresa para los fans del primer álbum: Spirit Of ’84”. Fue ahí cuando nos percatamos que entre el público había gente de todas las edades, y todos cantaban al unísono los estribillos.

Toby Morse fue un difícil objetivo para las cámaras, no paraba quieto ni un instante y transmitía esa energía a la gente, con esa magia que le distingue en la interactuación con el público. Tras tocar Fairweather Friend“, “5 Year Plan” y otro de los temas del último disco, “Black Sheep, dieron paso a uno de sus temás más conocidos, Guilty By Association, haciendo que toda la sala cantase y saltase a la vez y en la que algunos “valientes temerarios” hacían catapulta entre ellos poniéndose de rodillas hasta que el otro alcanzaba el escenario.

“Gracias por venir. Está siendo uno de los mejores conciertos en mucho tiempo“, decía Toby ante las atónitas sonrisas de los miembros de su grupo.

Para poner el broche a su actuación desplegaron su artillería pesada: “1995” y “Nothing To Prove fueron una clara “provocación” a que los asistentes se entregasen por completo al show, y ellos respondieron subiéndose al escenario y haciendo todo lo posible por cantar junto a Toby o directamente arrebatarle el micrófono de manera amigable para entonar las letras. Culminaron con What Happened, tema que hizo que el público estuviese tan exaltado que se adueñó del escenario, invadiendo cada centímetro de él, abrazando a los componentes mientras estos seguían tocando como podían y no paraban de reír ante esa entrega de entusiasmo.

Un concierto de 10 que nos dejó empapados en sudor, alguna que otra nariz sangrante y una sonrisa de oreja a oreja.

IGNITE

Ignite - Concierto MadridOtro grupo que creaba una gran expectación fue IGNITE, ya que gana mucho en sala y que, al dejar un lapso de diez años entre su disco Our Darkest Days y su último trabajo, “A War Against You, lanzado el pasado 2016, los fans tenían ganas de cantar en directo los nuevos temas.

Poverty For All” y “Veteran” prendieron la mecha y “Nothing Can Stop Me”, primer corte del último disco que tocaron, tuvo una muy buena acogida, con fans que gritaban sus letras. El sonido del bajo en estas primeras canciones no fue muy bueno, era una distorsión con demasiado volumen de graves y entorpecía el buen sonido que estaban logrando los demás componentes. Después de ellas, el bajista Brett Rasmussen consiguió solventar este problema.

No sabemos si fue cosa del agotamiento que causó H2O o de que se trata de un grupo muy melódico, pero los asistentes optaban por disfrutar del concierto moviendo la cabeza y gritando a pleno pulmón las canciones, aunque hubo movimiento de pogos en temas como “My Judgement Day”, “This Is A War” o “Let It Burn, con la sala comenzando a saltar.

IGNITE se caracteriza por sus letras políticas en contra del sistema, y puesto que son estadounidenses, no podían dejar pasar la ocasión de criticar las políticas racistas de Trump y su apología de la guerra.

El concierto continuó repasando temas de lo mejor de su discografía, como “Fear Is Our Tradition”, “Who Sold Out Now?” o “A Place Called Home”. Viendo que la gente se animaba más y más, Zoli, cantante y frontman, les incitaba a los pogos con frases como: “Somos de la Costa Oeste, ¡no estamos en Beverly Hills!”, acompañando esto con “Embrace”.

Zoli se lleva una mención de honor por el tremendo aguante que tiene a la voz a la hora de mantener las notas con fuerza hasta el final y manteniendo el tono en todo momento, una auténtica clase de resistencia vocal.

Tras agradecer a la sala la calurosa acogida que estaban teniendo, promulgaron su mensaje de “no a la guerra” versionando a U2 con “Sunday Bloody Sunday, al que le siguió un mensaje de amor hacia la vida, de actitud mental positiva y de lo afortunados que somos a manos de uno de los temas preferidos por los fans, “Live For Better Days. Se dejaron la gran bomba para el final, Bleeding, con la que todos se animaron a internarse en el pogo y darlo todo hasta los últimos acordes.

Quizás no era la banda que más pegaba en el cartel, pues se embarca en un Punk- Rock melódico cargado de fuerza, pero aun así IGNITE supo hacerse con el público y conseguir que nos lo pasáramos genial y rozásemos la afonía.

MADBALL

Madball - Concierto MadridY ahora sí que sí, uno de los padres del NY Hardcore salía a escena ante unos asistentes que se subían por las paredes de lo nerviosos que se encontraban ante la idea de presenciar un concierto de MADBALL.

Freddy Cricien, su líder, daba el pistoletazo de salida ataviado con la camiseta del Atlético Junior de Barranquilla y advirtiéndonos de lo bien que nos lo íbamos a pasar.

Su apisonadora pasaba implacable sobre las tablas con temas que desataron de manera frenética la locura entre los fans, iniciando desde el primer segundo una ola de pogos, crowdsurfing y circle pits en los que llegaba a dar miedo meterse en ciertos momentos.

“Hardcore Lives”, “Smell The Bacon”, “We The People” y “Get Out”, todas en bloque, una tras otra sin descanso, fueron las culpables de lo anteriormente mencionado.

Ante un público tan entregado, MADBALL creció aún más y siguió en la cresta de la ola tocando “Set It Off”, “Across Your Face”yFace To Face, con unos asistentes que respondieron desplegando sus mejores bailes e intentando alcanzar el escenario.

MADBALL tocó “DNA”, de su último disco, y decidió dar un pequeño repaso a Hold It Down”, tocando la canción que da nombre a ese álbum y Can´t Stop Won´t Stop”, que enlazaron con The Beast.

Llegamos al clímax cuando MADBALL tocó uno de sus cortes más potentes y famosos, “Born Strong. Los fans luchaban como gladiadores por tomar el escenario, agarrar algún micrófono y cantar, acto que consiguió uno de sus fans, que en “All Or Nothing” arrebató el micrófono a Freddy, el cual se lo acabó entregando y mientras este cantaba como si fuese el frontman de MADBALL, Freddy disfrutaba perplejo ante lo bien que le imitaba este espontáneo.

Viendo lo bien que trataba Freddy a sus seguidores, uno de ellos le entregó una camiseta de la asociación contra el cáncer HCXHC, explicándole el cometido que tiene esta fundación, a lo que Freddy respondió con el mensaje de apoyar estas causas, mientras ponía la camiseta en el bombo de la batería.

Los neoyorquinos finalizaron el bloque con Never Had It” y “Look My Way, dándonos un descanso justo para prepararnos ante las últimas canciones.

Con un discurso sobre la familia que se forma en la escena Hardcore y agradeciendo a todos los asistentes el  venir y formar parte de esta, iniciaron “Infiltrate The System” junto a “Pride” y “HeavenHell”, una dosis de Hardcore que nos voló la cabeza y que hizo sufrir a las primeras filas, que aguantaban el peso de toda la sala intentando volcarse sobre el escenario.

Con otro tema de su último LP, Doc Marten Stomp, MADBALL nos regaló un tema que estuvo negando que fueran a tocarlo durante toda la velada a pesar de las insistencias de un público que se lo rogaba: “100%”. Sobra decir que fue un éxtasis de emociones para los presentes y que fue un ejemplo de la esencia Hardcore. No dejaron que esto disminuyera y concluyeron su concierto con Hardcore Still Lives, haciendo que la gente no dejara de volar sobre las masas, yendo y viniendo sobre el escenario y sobre sus gentes.

Con dolor de cuello, moratones y sudando a mares, abandonamos la sala, dejando a los asistentes alucinando por lo que acababan de vivir y yendo a la zona de merchandising, donde los miembros de las anteriores bandas se encontraban vendiendo ellos mismos sus productos y haciéndose fotos con todo aquel que quería, agradeciendo uno por uno el haber asistido a su concierto.

El primer asalto Hardcore ha sido superado con éxito, ahora nos queda recuperar fuerzas para el siguiente: HATEBREED + BLACK BOMB A + VENDETTA FUCKING METAL el 12 de junio en la sala But. ¡El Hardcore está muy vivo, nos vemos en el pit!


 

Crónica: Alejandra Adán

Fotos: Robbie Ramone

Promotora: HFMN Crew

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here