Crónica de PARADISE LOST en Madrid

0

Promotora: Rock N Rock

Inicio de puente madrileño. Predicción de buen tiempo y por tanto las carreteras de salida de la ciudad atascadas desde primera hora de la tarde. Alguno pensaría que este hecho restaría aforo a los eventos culturales de la ciudad de este fin de semana. Pues parece que con PARADISE LOST esto no se cumplió. Poco antes de la apertura de puertas, prevista para las 7 de la tarde, ya había cierta cola en los alrededores de la Sala Arena, pero cuando los ingleses salieron a escena la sala se puso a rebosar, incluyendo el segundo piso que no suele abrirse en los conciertos. ¿Sería la reválida de PARADISE LOST? ¿Habría cambiado el grupo su fama de directo flojo?

Hace 12 años el que suscribe fue a verles con WITHIN TEMPTATION como teloneros y salió con la sensación de haber sido estafado. La razón fundamental, que el disco que iban presentando “Symbol Of Life” no es de mis favoritos. Pero es que lo poco “clásico” que tocaron lo hicieron de vergüenza ajena, y no me refiero solo a la falta de carisma de Nick Holmes. Por eso era escéptico ante tanta expectación sino fuera porque los últimos trabajos de PARADISE LOST, “The Tragic Idol” sobre todo y el reciente “The Plague Within”, están entre mis lanzamientos favoritos de los últimos años. Les daríamos una segunda oportunidad…

LUCIFER

lucifer-madrid-2015

La velada tenía como teloneros a LUCIFER, una banda de reciente creación aunque no por bagaje de sus miembros: con la vocalista de THE OATH, la alemana Johanna Sadonis al frente y el guitarrista de CATHEDRAL, Gez Jennings, como maestro de ceremonias, el grupo parecía sacado de un remake de BLACK SABBATH con vocalista femenina. Salieron puntuales a las 8 menos cuarto y desde que su single “Anubis” comenzó a sonar, uno confirmaba las comparaciones: el riff es lo más parecido a “Snowblind” de BLACK SABBATH que puedes encontrar.

lucifer-madrid-2015

lucifer-madrid-2015

El aire hippie de los miembros del grupo, empezando por la propia vocalista, con sus movimientos embrujados y el ojo que todo lo ve en su espalda y el bajista, Dino Gollnick, que parecía sacado del underground setentero, con cierto aire a Bill Laswell, añadiendo los efectos de guitarra, los riffs y el juego de luces oscuro y minimalista, eran elementos que te trasladaban al pasado, al nacimiento del Doom, no sin cierto toque Stoner recogido de los últimos trabajos de CATHEDRAL.

lucifer-madrid-2015

lucifer-madrid-2015

Lo malo de LUCIFER es precisamente el elemento que atrae la vista hacia ellos: su vocalista, Johanna, que en disco se comporta bien, pero en directo desafina lo que no está escrito. Añadiendo su apego por el vino español, no soltándose de su botella en todo el concierto. Los temas eran interesantes por los riffs y los ritmos Sabbathicos, pero en cuanto Johanna abría la boca, teniendo en cuenta que además en la mezcla su voz estaba muy alta, el interés se reducía enteros.

lucifer-madrid-2015

Aun así el grupo firmó un buen concierto de 45 minutos en el que además de “Anubis” reprodujeron casi al completo su primer disco, “Lucifer I”, cayendo también “Abracadabra”; “Sabbath” (quien quiere más señas…); “Purple Pyramid”, con un buen riff y solo de guitarra; “White Mountain”, un tema con mucho aire a CATHEDRAL; y el cierre con “Mourning Star”, dedicada a Lucifer y con una segunda parte muy cañera; e “Izrael”, cuyo estribillo se quedaba fácilmente. El grupo le puso ganas y eso lo agradeció el público, pero no estaría de más que Johanna cuidara un poco su tonalidad en directo.

PARADISE LOST

paradise-lost-madrid-2015

En teoría a las 9 de la noche saldría PARADISE LOST, y teniendo en cuenta que el escenario estaba prácticamente montado, media hora para el cambio me parecía tiempo más que suficiente. Sin embargo no fue así. El cambio se hizo eterno y no fue hasta las 9 y diez minutos que el paraíso perdido salió a escena. Arena estaba ya hasta la bandera y era difícil moverse por la sala, parecía que todo el mundo esperaba que Holmes, Mackintosh y compañía diesen el concierto de su vida. En mi caso personal tenía ganas por saber si los temas de “The Plague Within” sonaban bien en directo (lástima no tocar ninguna del “The Tragic Idol”, aunque es lógico siendo el disco anterior que ya presentaron en su momento), y si la sensación de estafa que me llevé en 2003 no se volvía a repetir.

paradise-lost-madrid-2015

El primer bajón relativo vino detrás de los parches. Adrian Erlandsson, el batería oficial de PARADISE LOST y que revitalizó el set del grupo después de la marcha de Lee Morris y Jeff Singer, no estaba actuando con la banda porque el pobre no tiene el don de la ubicuidad, así que en su lugar salió Waltteri Väyrynen, que colabora con Mackintosh en VALLENFYRE. Afortunadamente el hombre dio un buen recital, pero le faltaba la presencia de Adrian. El resto del grupo salió como si fueran al salón de su casa, siendo el más motivado Aaron Aedy, el segundo guitarrista, y una vez más haciendo gala del pasotismo del siglo, Nick Holmes, aunque como alguno dijo por ahí, “está más simpático”… Un par de chistes de humor inglés y poco más…

paradise-lost-madrid-2015

El set-list se centraría, obviamente en “The Plague Within”, del que cayeron siete cortes. “In Requiem” sería el siguiente con dos cortes, y después sólo sacarían a relucir discos pretéritos, obviando alguno de ellos (afortunadamente “Host” y “Believe In Nothing” estaban entre los no incluidos…), con un tema para cada uno. Tras la “fulgurante” salida, el pistoletazo lo dio “No Hope Insight”, con un juego de luces muy íntimo y oscuro y Aedy como el más activo del grupo dando cabezazos sobre su guitarra, en un tema no precisamente movido. El sonido era adecuado, aunque un poco saturante en la rítmica, y a Holmes se le entendía todo, y hasta cantaba bien las partes más complejas. La voz gutural fue buena toda la noche, pero los tonos limpios variarían en calidad. Afortunadamente en los temas de “The Plague Within” se tenía bien aprendido los tonos y cantó notablemente. Si bien es cierto que el hombre estaba más amplificado que las propias guitarras, por lo que poco más que un hilillo de voz saldrá de su boca, incluso aunque tenía un minibar a su servicio: zumo, agua con gas, agua sin gas y cerveza al final (llamando la atención sobre que fuera Mahou).

paradise-lost-madrid-2015

La siguiente fue “Widow”, recuerdo del “Icon” (muy acorde con el set, pues muchas melodías y riffs de “The Plague Within” recuerdan al “Icon”, aunque las voces sean más oscuras y los ritmos más Doom), coreada por todos los asistentes, lo que le sirvió a Holmes para empezar a hacer karaoke y que su voz apenas se distinguiese en ciertos pasajes. También era arriesgada para el cantante “The Painless” del “Gothic”, pero pasó el corte con aprobado. Y para terminar este inicio tan dinámico, otra del “The Plague Within”, una de las más cañeras, cuyas baterías casi son Death Metal, “Terminal”, donde Mackintosh rompió una cuerda de su guitarra y hubo que abortar el inicio del tema brevemente, con una simple excusa por parte de Holmes, “las cosas del directo”. El único reflejo que tuvo la etapa más comercial de PARADISE LOST en el set, fue con “Erased”, del “Symbol Of Life” y aquí se puso sobre la mesa otro de los puntos flojos de la noche, la elección de temas en donde existe una segunda voz femenina, que obviamente llevaban grabada y que aumentaba el caos sónico vocal del grupo. Incluso he llegado a sospechar que algunas segundas voces del propio Holmes iban grabadas

paradise-lost-madrid-2015

“In Requiem” apareció por primera vez con “Praised Lamented Shade”, la siguiente en aparecer en el set, tema muy oscuro, pero en donde la voz estuvo bastante regular, especialmente por el abuso del eco por parte de Holmes. Otra nueva referencia al último trabajo vendría con “Victim Of The Past”, corte que traía grabado también arreglos de cuerda y que parecía sacado de la pluma de MY DYING BRIDE, siendo una de las mejores de la noche para mi gusto. Y así se llegó a uno de los momentos culminantes, “Enchantment”, del “Draconian Times”, coreada por casi toda la sala… y sin embargo Holmes se ha debido de olvidar un poco de su letra porque tuvo que mirar al chivato que tenía en forma de IPAD en su altavoz en más de una ocasión.

paradise-lost-madrid-2015

Hasta este momento Holmes poco más que alguna frase había dicho. Se estaba reservando para presentar “Flesh From Bone” y “Beneath Broken Earth”, ambas del “The Plague Within”. Pero no creais que se dejó mucho reservado… se limitó a decir que iban a tocar la canción más rápida y la más lenta de PARADISE LOST en su último disco. Efectivamente, las guitarras volvieron a sonar casi Death y el ritmo se aceleró con “Flesh From Bone” mientras que en la segunda de las citadas la cara más Doom volvió a aparecer, con muy buenas melodías por parte de Mackintosh. Se llegó así a uno de los momentos reválida por mi parte: “As I Die”, del “Shades Of God”, que 12 años antes me resultó vergonzosa. En esta ocasión Holmes optó por meterle un tono medio, sin llegar a ese tono particular del citado disco, sonando simplemente correcto. Para el final se dejaron “Requiem”, que tuvo muy buena entrada y demostraba que este disco le había hecho mucho a PARADISE LOST para recuperar su estela.

paradise-lost-madrid-2015

La banda desapareció de escena y el público pedía más, aunque tímidamente. PARADISE LOST se hizo de rogar más de la cuenta y tardó casi 5 minutos en volver a salir para tocar lo que se suponía por muchos que iba a ser la traca final… pues bueno, de traca sí que fue. Tocar dos más del nuevo me parece normal, para eso es tu nuevo disco, pero que recuperes el “Faith Divide Us, Death Unites Us”, (con chiste inglés en su presentación incluido), que no es precisamente un clásico y encima Holmes ya optó por ni siquiera cantar ofreciendo el micrófono al público y decidas cerrar con “Say Just Words”, del “One Second”, que para mi gusto no es su mejor canción como broche, pese a ser coreada por todos… en fin. Luego para colmo “Return To The Sun”, muy “Icon”, estuvo bien, pero en “An Eternity Of Lies” volvieron a abusar de pregrabados y se acabaron por acoplar las guitarras. En definitiva, que podían haberse trabajado mejor el final del concierto, que para colmo no duró ni 80 minutos si descontamos el parón de los bises.

paradise-lost-madrid-2015

Mentiría si dijera que me fui satisfecho. Mejor que en 2003 sí, pero para mi PARADISE LOST no es una banda de directo. Para llevar una música a las tablas hace falta tener un puntito más, y hoy por hoy, PARADISE LOST no lo tiene. Musicalmente bien, pero en cuanto a repertorio y actitud  dejan mucho que desear. No entro ya en si son mejores en su cara de copias de DEPECHE MODE o en su retorno al Doom… pero un poquito de viveza no vendría mal. Y si no sé consciente de tus limitaciones y quédate en casa. Eso sí, debo ser raro porque Arena estaba a rebosar. Aunque creo que no con caras de felicidad absoluta a la salida. Yo ya no vuelvo a caer. Lo dejo por escrito por si se me olvida.

paradise-lost-madrid-2015

Crónica: Raúl Ureña

Fotos: Laura Ruiz

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here