Crónica de VHÄLDEMAR y LYZZÄRD en Madrid

0
Vhaldemar - Concierto en Madrid

Concierto de VHÄLDEMAR y LYZZÄRD – 2 de marzo de 2018, Madrid (sala Nazca)

El pasado viernes 2 de marzo la lluvia pintaba de barniz la capital, en una noche en la que se daban cita varios conciertos dentro del panorama del Heavy Rock nacional e internacional. Un hecho que ya viene siendo costumbre en los últimos años, donde la oferta es muy superior en ocasiones a la demanda… Aun así, implacables y decididos pusimos rumbo al concierto de VHÄLDEMAR, quienes, junto a los portugueses LYZZÄRD, descargarían en la sala Nazca de Madrid, un club situado en la zona de norte de la ciudad -muy cerca del famoso estadio Santiago Bernabéu- que, reconvertido en sala de conciertos las horas antes de la medianoche, nos dejó un buen sabor de boca tanto por su disposición como por su comodidad.

LYZZÄRD

Lyzzard - Concierto en Madrid Puntuales cual reloj y con una sala bastante desangelada sin llegar al centenar de personas, arrancaron a las 20:30 el show los de Oporto: LYZZÄRD. Una joven banda que trae consigo un sonido de Heavy Metal añejo, con claras reminiscencias a bandas de actualidad, bien de la escena canadiense como STRIKER u otros lares suecos como ENFORCER, en combinación con clásicos como unos IRON MAIDEN más que arcaicos (en ocasiones me parecía estar escuchando reminiscencias del mítico “Killers” de la banda británica con Paul Di’Anno a la voz, solo que en esta ocasión el vocalista poseía un tono bastante más nasal – y muy monótono, todo hay decirlo).

Lyzzard - Concierto en MadridLa formación venía a presentar su disco debut “Savage” del cual empezaron a caer de manera rápida y sin dilación los cortes presentación del plástico como “Nightwatcher” o “Heavier Than Life” canciones afines al estilo de los ochenta que tanto representan.

Lyzzard - Concierto en MadridLos lusos continuaron su show con un sonido no muy bueno, tanto a nivel de ecualización como de compenetración y música de cada instrumento, así como una batería en la que apenas se escuchaba el bombo. Suponemos que la sala les jugó una mala pasada en este sentido, pero aun así los jóvenes no se desanimaron y desplegaron toda su energía

No paraban de demostrar su valía con canciones como su tema con más gancho, “Yakuza”, seguido de otros también pertenecientes a este disco debut como fueron el homónimo “Savage”, “Living in the Dawn” o “Survivor”, todos ellos haciendo gala de un sonido puramente Speed Metal influenciado por partes algo más melódicas que poseían cierto regusto a los SAXON más clásicos, sobre todo en las guitarras. Los lusos remataron su actuación con la versión del mítico “Maniac”, un himno del Pop adaptado a las nuevas órdenes del NWOBH, pero del siglo XXI.

Lyzzard - Concierto en MadridCasi una hora de concierto en el cual pudimos conocer a este joven grupo portugués que, si bien peca bastante de repetitivo, mostraba mucho arrojo en escena, sobre todo su vocalista y su bajista femenina, quedando el resto de la banda bastante apagada frente a su carisma y presencia en el escenario. Un estilo propio es lo que más se echó en falta en LYZZÄRD, así como un mayor nivel compositivo que huya de sus obvias y marcadas influencias.

VHÄLDEMAR

Vhaldemar - Concierto en MadridA las 21:20 el ambiente comenzó a caldearse, y de las pocas almas que había hacía apenas una hora, se pasó a duplicar la asistencia, con un público deseoso de ver a los de Barakaldo en escena. Con camisetas de la banda, mucho ánimo y caras conocidas, la gente no tuvo que esperar mucho para que VHÄLDEMAR hiciera su aparición en las tablas de manera feroz, arrancado el show con su potente y pegadizo primer tema “Metalizer” de su nuevo disco “All Against Kings”, toda una declaración de intenciones, para la cual no hay más que escuchar su letra “We live thinking of Metal” o un remarcado “Heavy Metal is The Law”.

Vhaldemar - Concierto en MadridY es que los vascos no esconden sus influencias bien estampadas, entre ellas hacia los Reyes del Metal, realizando en un par de ocasiones el gesto típico de brazos en alto que todo buen seguidor de Eric Adams y los suyos conoce, pero en este caso VHÄLDEMAR va mucho allá y en esto sí se deja la piel marcando su territorio de manera casi animal y con estilo propio, en el que saben tomar lo bueno de los más grandes del Heavy Metal y convertirlo en un sonido personal e inconfundible.

Sin tregua alguna salieron disparados de los altavoces los primeros acordes de “1366 Old King’s Visions” otro de los temas más brutales de su último trabajo, una canción de puro y auténtico Heavy Metal rápido, contundente, cuya voz raspada de Carlos Escudero mostraba todo su esplendor con una aguerrida actitud mientras narraba la historia de este guerrero encerrado en su saga de canciones.

Vhaldemar - Concierto en Madrid“Against All Kings” y “I Will Stand Forever” fueron otros de los temas que sin contemplaciones revelaron lo que VHÄLDEMAR ha plasmado en su último plástico, una fiera actitud desafiante ante el entorno, repleta de dignidad, honor y dureza, que resaltaba más aún su actuación y el sonido de sus temas, en una sala Nazca que acogió de manera extraordinaria el sonido de los vascos distanciándose bastante del que habían tenido sus teloneros.

Vhaldemar - Concierto en MadridY es que VHÄLDEMAR son una verdadera apisonadora en directo, para quien no los haya visto nunca, como era el caso de alguna persona situada frente a quien escribe estas letras la definición de ojiplático se queda corta, ya que los de Barakaldo, y en especial su vocalista, convierten el show en un feedback constante con su público, gracias a la gran cercanía y macarreo del señor escudero el cual tiene labia para dar y repartir y, que si bien en esta ocasión no nos contó la historia de su camisa – como curiosidad valga decir que siempre lleva la misma en cada concierto- ilustró el show con grandes frases ya míticas que, aparte de su ya clásico “¡A muerrrte!” y “somos de Barakaldo” , que si no lo dijo 15 veces no lo dijo ninguna, dejó momento para las carcajadas con un “viva el pulpo” mientras animaba a su teclista a tirar alguna tecla al público, por eso de no ser menos que sus compañeros con púa.

Vhaldemar - Concierto en MadridEl espectáculo continuó en pleno ecuador con uno de los temas nuevos de VHÄLDEMAR más marcados por el Power Metal europeo a lo SONATA ARCTICA y por otros de sus máximos exponentes en cuanto a similitud de sonido como son GAMMA RAY con “Howling at the Moon”, una de mis canciones favoritas de su último trabajo, una sobresaliente pieza con estribillo muy pegadizo y teclados mágicos y espectaculares que la convirtieron en uno de los momentos estrella de la noche.

Vhaldemar - Concierto en MadridTraspasada ya la mitad de la actuación, VHÄLDEMAR comenzó a desempolvar viejos recuerdos en forma de temas, y también con alguna que otra hazaña y anécdota del pasado, y entre estas canciones pudimos escuchar “The Old Man” y “Black Thunder” en representación de su penúltimo álbum “Shadows Of Combat” de 2013, lo cual lejos de decaer el ambiente hizo arrancar una nueva fase en su show en el que el headbanging más quiebravértebras hizo un brutal acto de presencia desatando la locura con los temas representantes de su disco “Metal Of The World” de 2011 con cortes como “Bastards” cuya bestial introducción no dejó títere con cabeza, y casi ni escenario, pues el pie de micro de repleto de cadenas con una preciosa V de VHÄLDEMAR era utilizado una y otra vez como bastón golpeador contra el suelo con mucha fuerza y mala leche, pues la rabia contenida frente a todos esos “bastardos” hizo explotar a Escudero con su gran elocuencia en un tema en el que las guitarras del Pedro J. Monge se lucieron a base de bien. Y es que el señor Pedro J., máximo artífice de VHÄLDEMAR, destaca ya en el podio como uno de los mejores guitarristas que ha dado este país.

Vhaldemar - Concierto en Madrid“Dusty Road”, “River Of Blood” y el soberbio corte de “Metal Of The World” fueron las siguientes en completar la esencia del disco del año 2011, uno de los mejores discos de Heavy Metal que se han editado en España para quien rubrica esta crónica, y unos auténticos rompecuellos y quebrantasuelos que hicieron saltar y corear a la sala Nazca entera.

Vhaldemar - Concierto en MadridTras un solo de varios instrumentos, entre los que destacó de manera sobresaliente la guitarra de Pedro J. Monge, los de Barakaldo se metieron en faena retrocediendo en el tiempo nada menos que a sus primeros discos. Y es que si bien VHÄLDEMAR venía a presentar su nuevo trabajo, sabía que no podía dejarse en el tintero canciones ultraclásicas que fueron recibidas con ovación de su época en el sello Arise Records durante los años 2002 y 2003, como “Breaking All The Rules” (“I Made My Own Hell”, 2003) momento entre bises y en el cual ya se desató la locura de manera absoluta, bajándose la banda a cantar y tocar entre el público quienes rodearon al grupo entre cantos, coros, abrazos, fotos, vídeos y algún que otro golpe.

Vhaldemar - Concierto en MadridRematando una actuación grandiosa,  la banda no quiso marcharse sin tocar dos temas en representación de su primer disco del año 2002, como el de marcado sabor a Metal germano “Lost World” y el sublime “Energy”, cuyo estribillo coreado a voz en grito por toda la sala convirtió al tema en himno inmortal.

Vhaldemar - Concierto en MadridMucho fue lo que demostraron VHÄLDEMAR en este concierto, una banda que nunca defrauda y que crece y se consolida como una de las grandes formaciones de Heavy Metal de este país, por derecho y sobre todo por esfuerzo, trabajo y mérito propio. Una constancia de décadas que debería verse recompensada en una mayor trayectoria internacional (aunque de momento este año ya tienen firmadas un par de fechas en Europa y Japón). Y es que por tablas no será, ya que la madurez alcanzada por VHÄLDEMAR es veraz y eficiente, pero sobre todo auténtica, una banda que amas u odias. No hay término medio. Sólo una opción segura… A muerte.

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here