DARK FUNERAL – Nail Them To The Cross

0

Vuelve DARK FUNERAL y no sé si a estas alturas la comunidad extrema recibirá al grupo con fanfarrias y confeti. La cosa tiene más pinta de venid-y-demostrad-en-qué-punto-están-las-cosas. El regreso del grupo de Estocolmo viene envuelto en “Nail Them To The Cross”, un single que agrupa diez minutos de Black Metal en dos canciones, el tema título y “Temple Of Ahriman”. Poca cosa para sacar conclusiones pero ya se sabe: menos es nada.

DARK FUNERAL lleva en marcha desde 1993 y apenas ha editado cinco discos. Poca profusión compositora que tampoco se justifica con una calidad exagerada. De hecho mi interés por este grupo se fue viniendo abajo en algún punto entre “Diabolis Interium” (2001) y “Attera Totus Sanctus” (2005). Desde entonces apenas ha editado “Angelus Exuro Pro Eternus”, hace ya seis años. Tampoco he visto manifestaciones pidiendo que se entretengan menos entre disco y disco y aunque las dos canciones nuevas están bien, no son una cosa como para que me sienta tentado a ir con el corpsepaint a trabajar. Y advierto que, sin ir más lejos, el último disco de MARDUK casi lo consigue. Por ejemplo. De hecho, y si comparamos la carrera de las que un día fueron dos de las grandes esperanzas del Black Metal no noruego, la patada que le da MARDUK a DARK FUNERAL en todos los sentidos sería estilo Van Damme a Tong Po. Y los de mi generación sabéis de qué hablo.

Resulta prometedor que DARK FUNERAL arranque etapa con nuevo cantante, un Heljarmadr que cumple en estas dos píldoras y que sustituye al fugado Emperor Magnus Caligula, que había ido perdiendo interés, o eso parecía, y desde luego encanto con el paso de los años. Como decía el viejo anuncio de una marca de agua: no pesan los años, pesan los kilos. El Calígula romano también fue víctima de sus excesos así que el nombre de guerra del ex cantante y ex bajista sería un buen ejemplo de cuidado con lo que deseas porque lo puedes conseguir. Y resulta prometedor que en la portada manden los tonos azules. Así era en los iniciales “The Secrets Of The Black Arts” y “Vobiscum Satanas”. Después vino la, digamos, trilogía roja y naranja: Diabolis, Attera, Angelus. Y con ella, algo bastante parecido al aburrimiento. Pero, recuerdo a veteranos y advierto a noveles (y esta es la frase más cercana al himno del Real Madrid que he escrito nunca a falta de esas mocitas madrileñas que en general, y por desgracia, no suelen escuchar demasiado Black Metal) que en aquellos tiempos de sus dos primeros discos y de los EPs que les rodearon este era un grupo verdaderamente sobresaliente, con una brillante capacidad para mezclar la tradición noruega con un toque sueco a lo DISSECTION. Después, quedó bastante poco de todo eso y tal vez la estética devoró a la ética. Muchas veces pasa.

El vídeo grabado para “Nail Them To The Cross” deja bastante que desear pero este nuevo lote musical está bien. Como ya he dicho, no te derriba al suelo de un directo a la mandíbula pero sí despierta cierto interés en lo que pueda venir a continuación y en mayores dosis (quizá ese sea el gran peligro…). Y en mi caso esa chispa casi se había extinguido. “Nail Them…” es una genuina pieza bastante fiel a la tradición pero con un regreso a los tempos cambiantes y las atmósferas oscuras. Sin la obsesión por el frenesí violento que les hizo planos hace algunos años, una sensación que corrige y aumenta “Temple Of Ahriman”: oscura, densa, épica y con una melodía reptante. Tampoco espectacular pero sí atractiva y con cierto estilo. Así que DARK FUNERAL vuelve con buenas intenciones, es pronto para saber si con fuerzas renovadas. Con cambios en el line up, nueva voz y las guitarras del eterno Lord Ahriman como huella dactilar. Veremos…

Juanma Rubio

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here