Entrevista a GRIM COMET

0
grim-comet

grim-comet

“Creo que si LED ZEPELLIN o BLACK SABBATH hubieran nacido rodeados de música electrónica habrían incorporado algún elemento en algún tema a su música. No me gusta restringirme ni poner límites a mi música, son simplemente sonidos. Me parece más interesante probar cosas nuevas que no copiar y hacer una y otra vez lo mismo que los grupos de la NWOBHM”.

La joven formación GRIM COMET está dando qué hablar. Con Willy Black como miembro imperturbable, este power trío sabe coger lo mejor del pasado y proyectarlo hacia delante de forma natural. Los madrileños acaban de sacar “God Is Dead, Let’s Eat Him” un disco añejo de fondo y forma pero con muchas buenas ideas que lo convierten en variado y fascinante. Por eso nos pusimos en contacto con Willy para ahondar en nuestros demonios interiores y ofrecer una fotografía actual de GRIM COMET, una formación en busca del cambio constante.

Hola Willy, ¿qué tal estás? Además de contestar esta entrevista, ¿qué andas haciendo ahora mismo? Música de fondo, cerveza fresca a mano… ponnos un poco en situación.
Hola, pues acabo de terminar de preparar un par de clases de guitarra para mañana y poco más.

GRIM COMET es una formación muy joven, tanto por vuestras edades como por el momento en que surgisteis, pero ya lleváis un puñado de temas detrás y con “God Is Dead, Let’s Eat Him” vuestro primer larga duración en la calle. En sólo dos o tres años de vida es un buen bagaje. ¿Cómo se ha fraguado todo este camino en GRIM COMET? ¿Tenéis muchos proyectos en mente o vais a lo que vaya saliendo de vuestras mentes sin prisas?
Con mucho trabajo, y sin parar de fijarnos nuevos objetivos. Estamos empezando y aunque creo que estamos haciendo las cosas bien, nos queda mucho camino todavía por recorrer, o todo (risas).

Siempre hay siguientes pasos a dar y nos fijamos metas para trabajar en una dirección y con cierto sentido.

Aunque eres el miembro principal del grupo, la formación de GRIM COMET ha variado varias veces desde que nació. De hecho la última vez que os vi en el HELLPRESS FEST 2016 os habíais renovado por completo casi en el último momento. ¿A qué se deben estos cambios? ¿Ya consideras que GRIM COMET ha encontrado su formación estable?
Sí, de hecho, el concierto del Hellpress Fest lo hicimos con Christian Giardino a la batería para no tener que cancelarlo, que nos hizo el favor de aprenderse los temas para ese único concierto. A Jorge, el anterior batería, le salió un rodaje de una peli en Mallorca durante ese mes y estaba fuera en esa fecha.

No me gusta tener que cambiar de componentes, sobre todo porque el marrón de encontrar sustituto suele recaer en mí.

Lucas, el primer bajista dejó la banda de la noche a la mañana porque le salió un trabajo montando escenarios y era un curro de fin de semana y coincidiría con la actividad de GRIM COMET. El contacto que nos pasó Lucas para sustituirle no nos cuadró. Así que seguí hablando con más gente y entró Alvarito, que es el actual bajista.

Con Carlos sí que hubo problemas, y acabó todo bastante mal, tuvimos que estar solucionando Alvarito y yo, problemas que generaba él que nos dificultaba la actividad en directo de la banda.

Al salir Carlos de la banda, Alvarito me presentó a Jorge después de la gira con CASABLANCA.

Y por último, antes de este verano, llevábamos un tiempo queriendo subir el ritmo de ensayo e implicación pero Jorge está en rodajes, y muy comprometido con otra banda, OVERCAUST. Así que lo hablamos y como no se podía comprometer a muerte con GRIM COMET, decidimos que lo mejor era buscar un reemplazo. Jorge lo entendió perfectamente e incluso nos propuso gente para sustituirle. Finalmente tras una breve búsqueda apareció Alberto Espinosa que es el actual batería.

Es difícil de decir, ahora mismo estamos muy bien, trabajando a un nivel bastante alto, y estoy contento. Pero ante circunstancias nuevas no sé qué posturas vamos a tomar porque todo lo que pasa en GRIM COMET es con vistas a profesionalizar más la banda. Si surgen problemas que no se pueden resolver no puedes estar con una persona que no rinda al cien por cien.

Desde el primer momento vuestro estilo me llamó la atención, porque aunque tenéis una base muy Stoner-Doom de aires setenteros y mucho ocultismo en vuestra imagen y vuestras letras, tu voz es muy particular. Supongo que te le habrán dicho muchas veces, pero tienes un timbre bastante similar a Dave Mustaine (con algo de Lemmy por ahí pululando), lo cual llama la atención en vuestro estilo. ¿Te gusta esta comparación? ¿A quién escuchas cuando te escuchas a ti mismo?
Bueno en general, no me gustan mucho las comparaciones, pero creo que son inevitables. MOTÖRHEAD y MEGADETH son grandes influencias para mí así que no me molesta para nada que se nos asocie a ellos.

Se tiende a clasificar a los grupos y a asociarlos con gente con más nombre para poder encuadrarlos en un género determinado, pero yo no sería capaz de encuadrarnos en un estilo concreto.

Intento escucharme a mí mismo para ver por dónde tirar y mejorar para forjar un estilo propio.

La cercanía entre lanzamientos no impide ver una clara evolución en vuestra música. Veo en “God Is Dead, Let’s Eat Him” un sonido muy mejorado, más variedad en las estructuras de los temas y en la ejecución de los solos y tu propia voz es mucho más amplia en registros. ¿Eres consciente de esta evolución? ¿Ha cambiado en algo la forma de componer de GRIM COMET?
Lo primero que lanzamos no lo grabamos con la idea de sacarlo a través de un sello pero surgió la posibilidad, y como no teníamos dinero para regrabarlo, lo lanzamos. Hicimos ocho ensayos contados y entramos al estudio para poder empezar a tocar en bares. Así que no hubo una búsqueda de sonido, como en el caso de “God Is Dead, Let’s Eat Him”, ni producción ni nada. Es una maqueta más que otra cosa, por eso creo que el cambio ha sido más radical.

También quería que fuera un disco dinámico, con mucha variedad pero con nexos entre canciones que le dieran cierta coherencia. Y por eso hemos buscado variar estructuras, y enfocar cada canción de una forma distinta.

Nos estamos formando todavía, y tenemos mucho que aprender, así que la evolución de un año para otro es brutal. Sobre todo porque tengo la suerte de poder estar casi 24 horas al día con música, porque si no doy clases de guitarra, estoy ensayando, o currando como roadie/pipa con otras bandas. Siempre estoy rodeado de gente de la escena que o bien te enseña cosas o aprendes tú de esas experiencias. Y un día tras otro, sin parar hace que el cambio sea note mucho más.

En cuanto a componer, a medida que pasa el tiempo vas aprendiendo más cosas y tienes más recursos, pero la forma de componer sigue siendo la misma, a partir de un riff de guitarra sale una canción.

¿Por qué “God Is Dead, Let’s Eat Him”? 

¿Por qué no? (risas)

La frase no tiene una interpretación única, al menos para mí. Quería que fuera algo un poco distinto y llamativo y provocador.

Lo que le diga a cada uno está bien, a mí me dice cosas sobre el estado de la industria musical, y sobre temas quizás más personales. En el sentido de que cuando las cosas no funcionan, es mejor hacer cambios.

Un elemento particular que se pronuncia en este trabajo es la psicodelia, no dentro de la línea de otros grupos similares. Vosotros seguís apostando por la formación clásica de Rock y Metal sin muchos efectos, pero los riffs suenan más ácidos y con más efectos o esa es mi impresión. ¿Qué piensas?
Bueno, hasta ahora me gustaba un sonido más crudo, y en el disco, solo hemos usado reverb para la voz y algún delay, y para la guitarra delays y un pedal de wah. Pero esto es una evolución constante así que para el siguiente trabajo puede que metamos más efectos y sonidos más distintos.

No obstante hay un tema claramente en donde se os han colado elementos Kraut y de caleidoscopio. ¿Cómo os surgió “Ball’n’Chain”?
Escuchando DAFT PUNK y GORILLAZ. Quería hacer un tema electrónico con instrumentos reales. Y salió eso. Todos los audios son pistas tocadas por humanos, no hay samplers.

Creo que si LED ZEPELLIN o BLACK SABBATH hubieran nacido rodeados de música electrónica habrían incorporado algún elemento en algún tema a su música. No me gusta restringirme ni poner límites a mi música, son simplemente sonidos. Me parece más interesante probar cosas nuevas que no copiar y hacer una y otra vez lo mismo que los grupos de la NWOBHM.

Muchos entre los que me incluyo dirán que vuestra influencia principal es BLACK SABBATH. Obviamente si escuchamos el riff de “Ghost” esto es evidente. Pero, ¿Cuál es realmente la música que has escuchado toda la vida y que se ha quedado en tu forma de componer?
Supongo que bandas como PANTERA, BLACK SABBATH, METALLICA…, que tienen el riff de guitarra como base del tema son y serán siempre una referencia.

He ido cambiando de todas formas, nunca suelo quedarme en un estilo estancado, me gusta descubrir grupos nuevos. Pero una serie de bandas que he ido escuchando y que han dejado algo en GRIM COMET creo que serían LED ZEPPELIN, BLACK SABBATH, THE BEATLES, PINK FLOYD, RAMMSTEIN, MEGADETH, PANTERA, MOTÖRHEAD, MARILYN MANSON… y actuales me molan bastante ROYAL BLOOD, RED FANG o REIGNWOLF.

¿Ofrece la formación de trío todo lo necesario para llevar al directo y reproducir en estudio vuestra música? ¿Hay más libertad y protagonismo para todos con una formación de este tipo?
Sí, sin duda. Todo el disco está grabado para que pueda ser tocado en directo a excepción de “Ball ‘n’ Chain”, que no la tocamos en directo.

Claro eso es. Mis referencias en ese sentido son grupos como CREAM, ZZ TOP, MOTÖRHEAD y siempre había querido hacer algo así, porque nunca había formado parte de un power trío. En una banda así es todo mucho más sencillo, a nivel de coordinación, de ensayos, de trabajo, y en general, todo, bajo mi punto de vista.

grim-comet-god-is-dead-lets-eat-him

Siguiendo con “God Is Dead, Let’s Eat Him”, habéis optado por hacer una portada simple y que resalte el título y el propio grupo. ¿Por qué? ¿Fue vuestra primera idea desde el principio?
Influencias de la portada serían el “Antitodo” de ESKORBUTO, y el “Brothers” de BLACK KEYS, que a su vez es un homenaje a “The Howlin’ Wolf Album”.

Todas son portadas sencillas y claras. Es más fácil quedarse con el título del disco si no tienes ningún elemento más de distracción, y queríamos eso principalmente.

Ahondando en el elemento visual, habéis hecho un vídeo del tema “Overdriven Reality”. Magnífico video protagonizado por Ayla Amat. ¿Cómo fue el “making of” de este vídeo? Si no he malinterpretado el tema, exponéis los demonios interiores y las ganas de salir de uno mismo de una chica supongo que en estado de enajenación no sé si provocada o natural, y el video lo refleja muy bien. ¿Os gusta el resultado?
Sí, estamos muy contentos. Tanto por la estética del video como por la actuación de Ayla.

Para dirigir el video, hemos vuelto a trabajar con Víctor Jiménez Aparicio que es un colega del instituto y es un crack. La idea y la historia la desarrollamos entre los dos, y para el rodaje contamos con Ayla por supuesto, y Cristian y Bárbara que nos ayudaron detrás de las cámaras. Yo formé parte también del equipo echando un cable en todo lo que hiciera falta.

https://www.youtube.com/watch?v=jEhgzRBJav4

Retomando la idea de este tema, acabáis casi con una canción de cuna, “Sleep”, que también refleja las ganas de liberación de uno mismo. ¿Es un tema recurrente en GRIM COMET? ¿La lucha contra los demonios interiores y contra los pensamientos que nos agobian?
Una de las ideas que lanzamos en el “God Is Dead, Let’s Eat Him” es reinventarse y evolucionar. Así que una parte de eso, bajo mi punto de vista, es lidiar con miedos y demonios personales que nos impiden avanzar como personas.

¿Habéis pensado editar vuestros trabajos en formato vinilo? En los tiempos que corren casi hay más mercado para el vinilo que para el CD, aunque supongo que la mejor forma de llegar a todo el mundo es por medios digitales. ¿No os gustaría tener esta música editada en el formato analógico por excelencia?
Sí, es una opción, en un futuro lo empezaremos a valorar.

Aunque yo no he crecido con ese formato. Mi padre tiene vinilos y alguna vez he escuchado alguno, pero salvo el artwork que suele molar mucho más en formato vinilo prefiero un CD o escuchar música a través de internet.

Hay voces que señalan evidencias de cómo internet está matando a la música. ¿Así lo creéis o es hoy por hoy la única forma de llegar a la gente?
La música no se muere, lo que se muere es la industria. Pero se muere porque es una industria que se ha negado a reinventarse a sí misma y lo está pasando mal ahora. Siempre ha habido piratería, antes se pirateaban cassettes, o partituras. Ahora es mucho más pero no se puede poner el foco solo en eso.

Cuando en el arte no hay dinero se produce arte de menor calidad. No se puede pretender que salgan bandas como las que salieron en los años 70-80 con el presupuesto de ahora, sin un productor, sin ingenieros en un estudio, con bandas componiendo en casa en vez de en el estudio, contando con un equipo muy limitado de gente y de medios.

No creo que se pueda seguir así siempre, esta industria, como todas, seguirá evolucionando. Esperemos que a mejor.

Tocasteis en el último HELLPRESS FEST. ¿Cómo fue la experiencia? ¿Os gustó? ¿Tenéis conciertos o algún plan de futuro en mente?
Muy bien. Sí claro. Si nos invitáis a una próxima prometemos ir con un batería fijo en vez de uno temporal habiéndole avisado con una semana de antelación para que se mirase los temas (risas).

En junio de este año empezamos a trabajar con Kivents para cerrar conciertos. Los meses de verano, son difíciles para cerrar cosas, pero tenemos varias ideas que esperamos poder sacar adelante.

Muchas gracias por tus respuestas Guillermo. Este espacio es todo tuyo. Puedes decir lo que quieras a nuestros lectores. ¡Suerte!
Muy currada la entrevista.

La gente que no conozca GRIM COMET puede estar al día de lo que hacemos en nuestras redes.

¡Nos vemos en los conciertos!

Raúl Ureña

Más información en el Facebook de GRIM COMET

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here