Entrevista a JUGGERNAUT: “Al escuchar la música sentíamos que era una apisonadora”

0
Juggernaut

Flotan las cenizas en el aire y las ascuas siguen vivas en el sendero de destrucción que ha dejado una máquina de guerra a su paso. Su nombre es JUGGERNAUT, y su arma es “Out Of The Ashes”, un disco tan contundente no pasó desapercibido y por méritos propios entró en nuestra lista de mejores discos de Metal de 2017. La formación madrileña, compuesta por miembros de una trayectoria importante en la escena, quiere ir con pasos lentos pero firmes, como la fuerza imparable que evoca su nombre. Por ahora es el momento de darse a conocer y por eso traemos a HELLPRESS al guitarrista Daniel Millán (ex GAUNTLET), artillero del grupo; y a los responsables de la devastadora sección rítmica, el bajista Sergio G. Mislata (LITIO, ELIAH DOMUS) y el batería Jouni Pihlman (ex FATHER GOLEM). ¿Podrá algo detener al JUGGERNAUT?

Sois músicos que venís de grupos con una trayectoria importante, como GAUNTLET o FATHER GOLEM. Ahora os habéis unido en JUGGERNAUT. ¿Como pensasteis en juntaros y qué supone para vosotros esta nueva andadura?

Daniel Millán: La idea surge a raíz de cuando vi que mi anterior grupo, GAUNTLET, tenía los días contados. Llevaba un tiempo ya que seguía componiendo canciones pero la banda no tiraba, y cuando llegó la separación yo tenía claro que los temas eran muy potentes y no quería dejarlos en el tintero. Le comenté la idea tanto a Jouni como a Jani, a los que conocía de hacer la promo de FATHER GOLEM. Ellos todavía estaban en el grupo pero les apeteció mucho, habíamos conectado muy bien a nivel humano, aunque son un poco finolis (risas). Sabía que si iba a empezar otro proyecto no quería hacer audiciones a partir de cero con todo el mundo, y tampoco tirar de gente con la que ya hubiera tocado, que hubiera sido algo muy fácil y sencillo. Quería un nuevo principio. Sí es cierto que hicimos unas cuantas pruebas para bajistas hasta que llegó Sergio, con el que había coincidido en algún concierto con su anterior banda, LITIO. Hubo una admiración mutua entre los grupos en ese momento y me dejó muy buen recuerdo. En cuanto probamos a Sergio sabíamos que era la persona adecuada para JUGGERNAUT. Tenía también más o menos claro el tema del cantante. Con Javi sabía que iba a tener al mejor cantante de Metal en España, un tío excepcional con el que puedo hacer cualquier cosa que se me pase por la imaginación a nivel compositivo.

Si tenías ya una base para las canciones, ¿en qué momento del proceso se incorpora el resto de músicos? ¿Hay aportaciones de los demás componentes de JUGGERNAUT?

D. M.: Sí, el grueso de los temas es mío pero todos se han trabajado en el local, y les hemos dado muchas vueltas. Algunos ejemplos concretos, “Scavenger Hunt” tuvo siete u ocho versiones distintas trabajadas en el local y por supuesto los miembros del grupo trabajaron conmigo. “Shatterstar” lo terminamos de cerrar en una tarde entre Sergio y yo. Soy el que traigo las bases, algunas veces más cerradas, otras más abiertas, pero en el proceso de composición han colaborado los demás. ¿No? (risas).

Sergio G. Mislata: Lo que nos dejaba, pero vamos, era todo mentira. Hacía lo que le salía del cipote (risas).

D. M.: Yo lo quería decir de forma más políticamente correcta, pero si él se siente a gusto sintiéndose esclavo a mí me parece perfecto (risas).

El nombre de JUGGERNAUT evoca una fuerza imparable. ¿Por qué decidís adoptar ese nombre que es una declaración de intenciones, al simbolizar algo tan poderoso?

D. M.: Era la idea que estábamos buscando. Al escuchar las canciones decíamos “esto es una apisonadora, una tralla, una hostia en la cara superpotente”. Pero con calidad, una hostia bien metida, no la que te tumba porque eres un gordo, sino hecha con técnica (risas). Barajamos un par de nombres, aunque a mí no me acababa de convencer del todo pero me acabó convenciendo el resto del grupo. Buscamos que tuviera sentido. JUGGERNAUT es el avatar de un dios hindú que representa una fuerza imparable, en la antigüedad era un carro que arrollaba con todos los elementos que encontraba a su paso. También hay un tanque militar, un personaje de Marvel que tiene ese significado, que no hay quien le pare. Es esa sensación que tenemos con nuestra música, que es una apisonadora, una fuerza muy potente.

La base rítmica de JUGGERNAUT es atronadora, el sonido que conseguís con bajo y batería es aplastante y hace honor al nombre. Contadnos un poco vuestra participación.

Jouni Pihlman: Para mí lo de tocar en este grupo se me hizo raro porque yo vengo del Metal Progresivo y este es un estilo en el que no me había visto nunca. Técnicamente muy duro y cañero, muy cañonazo. Fue difícil acostumbrarme al principio. En cuanto entró Sergio a la banda fue muy fácil. Teníamos los riffs principales que hacía Dani, y entre todos nos poníamos a sacar la base rítmica pero buscando que fuese algo que al escucharlo sonase a cañón. Salió rodado.

S. G. M.: Yo venía de grupos de Hard Rock como LITIO, o un Metal más experimental como era ELIAH DOMUS y para mí fue un reto. Hacía muchísimos años, desde una de mis primeras bandas, que no tocaba Thrash. Hacía unas líneas de bajo más simples, por decirlo de alguna manera. Fue un reto porque comencé a buscar sonidos nuevos, alejarme del sonido limpio del bajo de grupos Prog y empezar a meterle saturación, y el esforzarme a machacar muchísimo el bombo y el riff, y seguir guitarras a saco. Las manos se me hinchan, de hecho (risas).

D. M.: Es una partitura compleja para todos los instrumentos. Es muy exhaustiva y hay que estar muy concentrado, calentar mucho. Casi todos los temas de JUGGERNAUT son rápidos aunque hay algún medio tiempo por ahí la ejecución es compleja también. Requiere técnica y mucha intensidad.

Hablando de estilos, a ningún músico le gusta que le encasillen y que pongan etiquetas el estilo que toca, pero en vuestro caso además es algo difícil de hacer, porque tocáis muchos palos: desde Thrash Metal hasta Groove, pero hay toques de Death Metal, hay Heavy Metal muy cañero… ¿Cómo lo veis?

D. M.: A mí el tema del etiquetado no me molesta porque es necesario para que la gente se haga una idea de lo que haces. Hay muchas influencias pero hemos intentado acotarlas hasta un lado extremo, digamos, intentando que tenga coherencia. Cuando compones las canciones lo importante es que queden redondas, que los riffs peguen y no sean riffs que estén pegados con moco. Todo tiene una coherencia, un desarrollo, los riffs de los solos tienen que ver con los que han salido antes…

En cuanto a los estilos, Thrash, Groove, Heavy Metal quizá no porque quizá suena más a JUDAS PRIEST o PRIMAL FEAR y tampoco somos Hard Rock ni Death Metal, aunque sí que hay influencias y pequeños detalles. Un Thrash – Groove, porque no es un Thrash puro de los 80, es más rollo PANTERA, LAMB OF GOD o ese tipo de cosas.

La producción la habéis llevado a cabo vosotros y habéis sacado un sonido poderoso. ¿Cómo ha sido el proceso?

J. P.: Ha sido muy tradicional. Siempre hemos buscado a la hora de grabar que salgan las cosas de estudio que podamos hacer luego en directo. No queremos meter diez guitarras por cada canal, una batería sampleada que suene robótica y perfecta… Es todo muy tradicional porque la grabación es por pistas, primero batería, bajo, guitarra, etc., pero de un modo que lo puedas hacer en directo. Lógicamente tienes pequeños arreglos o efectillos de fondo.

D. M.: Se grabó una guitarra distinta por canal, son dos guitarras Les Paul Custom a través de un Eddie Van Halen, y ciertos arreglos, pero lo que es la base de rítmicas es una por cada lado, lo que te encuentras en directo. Como decía Jouni, era una cosa que buscábamos, algo crudo, que suene bien sin demasiados artificios que sean imposibles de reproducir en directo y que es un poco la constante de grupos de hoy en día, que suenan fenomenal en disco, sospechosamente bien, y en vivo suenan muy distintos. Eso para mí es falsear la música.

La mezcla la hizo Javi con ayuda de Jani en su estudio de Inglaterra y la masterización la hizo Álex Cappa, que nos la ofreció él. Le apetecía mucho. Recuerdo que le mandé las demos de JUGGERNAUT antes de empezar a grabar y le gustaron mucho. Antes se llevaba a masterizar fuera, “que lo haga Mika Jussila, que lo haga Jens Bogren…” Yo oigo esas masterizaciones y no hay tanta diferencia como para pagar la cantidad desorbitada que pide esta gente, algo que por otra parte entiendo porque tienen su nombre. Pero hoy en día se pueden hacer producciones y masterizaciones cojonudas en España.

Me he quedado impresionado con vuestro cantante, Javi Perera. En algún momento he llegado a preguntarme si hacía él todas las voces, porque es superversátil.

D. M.: Cuando conocí a Javi pensé que quería hacer algo con él porque era impresionante, y en estudio me ha impresionado aún más. Algo fantástico que tiene es la tremenda facilidad que tiene para coger cualquier cosa y llevarla de un extremo a otro, desde el agudo y hacer un falsete impresionante hasta el gutural más bestia. Piensas, ¿pero cómo puede tener tantos registros este tío? Mucha gente pregunta si en JUGGERNAUT hay sólo un cantante, y sí, solo hay uno que tiene ese abanico tan gigantesco.

S. G. M.: Incluso armoniza los guturales. Saber en qué nota lo está haciendo y donde está fallando.

Realmente JUGGERNAUT es la primera banda estable de Javi, aparte de sus comienzos musicales en Ceuta.

D. M.: Y espero que sea la última (risas). Si nos traicionas, Javi, iré a por ti y te mataré. Espero que leas esto en algún momento (risas). Con Javi hubo un buen entendimiento en primer momento sobre lo que ofrecíamos, pero pasa con todos los miembros. Cuando formamos el grupo les dije, no somos una banda de chavales de 20 años, cuando tu vida en ese momento es el grupo: dejas de estudiar, de comer, de trabajar, de todo, por la banda. Somos gente que tenemos una edad, nuestros trabajos y obligaciones, etc. El trabajo y la familia es lo primero y después el grupo, pero si tienes intención y motivación se saca adelante, pero teniendo claro que somos cinco tíos, cada uno con sus historias y hay que ser empático con las dificultades que puede haber, y buscar soluciones y no problemas, que era un poco lo que pasaba al final en mi anterior formación.

Con Javi hubo entendimiento desde el principio, con las dificultades que hay de logística porque él trabaja en Inglaterra. Pero lo hablamos, sobre cuándo podría venir él a ensayar y tocar, y lo resolvimos rápidamente, poniendo mucha intención entre todos. Él me agradeció mucho la confianza que había tenido en él para ser el cantante de nuestro grupo. Está claro que tomamos la decisión correcta, la prueba está en el fantástico disco que ha grabado.

JUGGERNAUT: “Para mí lo humano es más importante”

¿Qué simboliza para vosotros un título como “Out Of The Ashes” (salir de las cenizas)?

D. M.: Para todos es como un principio, el ave fénix que resurge de las cenizas. Todos hemos tenido algunas experiencias, unas mejores, otras peores, con más o menos éxito, y para nosotros es una ilusión. Es como el nombre de JUGGERNAUT, que significa fuerza, una expresión de ánimo, “Out Of The Ashes” es casi lo mismo, una continuación de ese sentimiento. Salimos de las cenizas de otros proyectos, con fuerza e ilusión para llevarlo adelante teniendo los pies en el suelo.

S. G. M.: Es básicamente eso. Jouni y Jani venían de FATHER GOLEM, que estaba dando los últimos coletazos, si seguía o no. Yo provenía de otras formaciones que se acabaron y terminé también quemado con las actitudes de ciertas personas. Es el quemarse, el mandar todo a la mierda y de repente te apetece seguir, volver a tocar. Encontrar un grupo de gente con el que estás a gusto y te devuelve la ilusión, es un resurgir de las cenizas.

D. M.: Es lo que te decía antes de la conexión humana que se tiene que establecer más allá de lo musical. Para mí lo humano es más importante. Si una persona no atina una nota, ya la atinará. Pero si es un gilipollas, va a ser un gilipollas siempre. Con la edad que tengo no lo tolero (risas).

Hablemos un poco sobre la temática de “Out Of The Ashes”. ¿La canción “Beyond Thunderdrome” tiene algo que ver con Mad Max?

D. M.: “Beyond Thunderdrome” es una expresión que tiene que ver con superar un reto muy grande. Va por ahí la historia. Al final la canción tiene ese rollo de road movie porque habla de vuelta a la carretera, volver a coger el instrumento. También en la línea del significado del disco, volver a hacer lo que te gusta e ilusionarte por algo que amas como es la música.

Daniel, las letras de JUGGERNAUT tratan sobre cosas que te preocupan, a nivel sociopolítico.

D. M.: Nunca me salen temas relacionado con lo fantástico. La realidad ya te da suficiente tema de conversación como para crear canciones con sentido. Además, los músicos tenemos el deber de comunicar cosas con sentido. No quiere decir que para disfrutar de la música tengas que leer las letras, entenderlas y sopesarlas, pero si una persona llega a indagar en ellas, genial. Las letras son tan importantes como la música, pero no se llega de la misma forma, tanto en el sentido de hacer una buena melodía como el de tener un buen contenido. Las letras son rabiosas, de contenido social y político, pero hasta cierto punto me siento orgulloso porque creo que están muy trabajadas. Las hay que tienen mucha rabia y odio pero no se quedan en el insulto o la frase manida, no utilizo ese recurso un poco burdo. El tipo de letras con “motherfucker”, tres palabras, tres frases… no dice absolutamente nada, no tiene ningún contenido.

A mí me gusta mucho bucear en el tema de la lengua, meterme en la jerga, el slang… Hay muchísima variedad de slang en inglés. Al igual que hay muchísima jerga en España, la hay en los países anglosajones. En las letras hay slang neoyorquino, de New Jersey, y eso le da un valor añadido a las letras, redondea más la canción al decir algo que mola, con una buena melodía que se te queda pero con un contenido que al leerlo ves que está bien escrito y no es lo primero que se te ha ocurrido en el baño. Me he esforzado mucho en este sentido, las he trabajado bastante.

Por ejemplo, en “Shatterstar”, en el estribillo dice “pissed as a newt” que es ir como una cuba o ir hasta las trancas, y recuerdo que me dijo Javi “joder, eso es una cosa que se dice mucho aquí”, y eso lo escuchas en inglés y yo no tenía ni puñetera idea de que se decía así. Pero claro, no vas a traducir literalmente “ir como una cuba”, que a veces ves alguna letra cutre, con expresiones que no existen en inglés. Hay que buscar la expresión paralela para que quede auténtico y que alguien anglosajón no diga “qué coño estás diciendo aquí” (risas).

Daniel, sé que te gusta JUDAS PRIEST, y uno de sus discos, “Jugulator”, tiene cierta resonancia en vuestra música. No sé si al resto de la banda os ha influido también de alguna manera.

J. P.: A mí me gusta. Forma parte del grueso con el que me crie: JUDAS, HELLOWEEN, IRON MAIDEN, AC/DC… los típicos con los que creces. Pero en este caso, la opción de usar “Jawbreaker” para cerrar el disco y versionar es sobre todo decisión de Dani. Dentro de la coña de que esto parece una democracia y no lo es, elige Dani (risas), pero nos gustó a todos. Buscamos que no se perdiera la esencia del tema original, dándole nuestro rollo. Es un poco complicado pero ha quedado bien dentro de lo que queríamos.

D. M.: En cuanto a “Jugulator”, para mí es una referencia, creo que un disco superadelantado a su tiempo. Al escucharlo cuando salió no le di la importancia que realmente tiene; ha envejecido fenomenal y además “Ripper” Owens es extraordinario como cantante. El paralelismo creo que es muy bueno, porque Ripper es un tío que puede hacer agudos impresionantes pero que tiene una voz rota también tremenda, con lo que hay un paralelismo con Javi. Por eso encaja tan bien la música, y también el hecho de que para mí JUDAS es la referencia en cuanto a escribir canciones, junto a METALLICA y THIN LIZZY, gente que compone a partir de riffs. Para mí todo empieza a partir de un riff gordo y pesado, como JUDAS PRIEST en “Jugulator”. Es un reflejo en el que me gusta mirarme aunque la música sea distinta, pero sí, la influencia está ahí.

Juggernaut - Out Of The Ashes

Dibujante Nocturno os ha hecho una portada espectacular y además trabajó sobre la foto de la banda realizada por Javier Bragado, dibujando por encima y convirtiéndola en ilustración. ¿Cómo se os ocurrió hacer esto, que se sale de las típicas fotos promocionales de los grupos?

S. G. M.: La fotografía la hicimos con Bragado, buscando localizaciones hasta que dimos con la adecuada. La antena que sale es real, es del centro de la NASA en Robledo de Chavela.

D. M.: Pero no está rota (risas), luego el dibujante la rompió para que quedase todo apocalíptico. Bragado nos dijo que ya había hecho fotos ahí a otros grupos, así que buscamos ser originales, sin querer inventar la rueda. Pero teniendo ese dibujo y concepto le dimos una vuelta para ofrecer una imagen que llamase la atención y fuese distinta, también encuadrando en el diseño del disco, que es un digipak que se abre en cruz. Damos un valor añadido para la gente que se compre el disco. Ya que alguien se gasta el dinero, con lo difícil que está el tema, que nadie compra CDs, que no sea el típico jewelcase.

En cuanto a presentar el álbum en directo, queréis buscar salas con buenas prestaciones según tengo entendido, ¿no?

D. M.: Sí, estamos siendo muy selectivos. La idea que teníamos desde un principio, y así se lo planteé a todos los miembros del grupo, era no hacernos una matada de conciertos porque sí. Todos hemos hecho giras, tanto nacionales como europeas, hemos comido mucha mierda y ahora queremos ser selectivos porque creemos que la música y el disco merecen que se presenten bien, tanto en lo visual como en sonido. Y no todos los sitios ofrecen unas calidades adecuadas para el despliegue que queremos hacer. Estamos viendo opciones, y una de las que más tenemos en mente es salir fuera porque nos parece más atractivo que lo que se nos presenta en España por ahora. Queremos hacer menos conciertos que con nuestras anteriores bandas pero mejor, y bien hechos.
Estáis preparando un videoclip que lo estáis llevando un poco en secreto… No sé si podéis desvelar algo.

S. G. M.: Es complicado. Todo en JUGGERNAUT desde la primera hora fue absoluto secreto (risas). Pero sí lo estamos montando, estamos creando algo superchulo en base a una de las historias que contamos en uno de los temas. Estamos elaborando el boceto de lo que va a ser el vídeo; están todas las ideas y vamos a mover toda la maquinaria para poder realizarlo. Ya tenemos el sitio, vamos a buscar a gente, que hay muchas personas que se han ofrecido para estar dentro del videoclip.

D. M.: No sabemos si tendrá mucho éxito o no, pero queremos hacer un producto que llame un poco la atención y tenga un puntito de originalidad, algo distinto. Nada de banda de Metal con cara de malos (risas) tocando. Contar una historia, muy de película… Va a dar mucho juego y ser divertido tanto grabarlo como verlo.

La acogida del disco está siendo buena, por parte de fans y prensa.

J. P.: Desde el principio empezamos a recibir críticas; la primera fue española, que nos puso muy bien además, pero luego llegaron las extranjeras y lo mismo, las notas siempre rondaban el 7, 8, 9… dieces también había. Hablaban mucho de la originalidad, del sonido y la producción. Suena a piropo, lo típico de “para ser españoles no sonáis como una banda española”. Eso dicho por medios y por muchas personas. Además, lo bueno que tenemos con las redes sociales es que podemos recibir todo el feedback porque nos lo dicen ellas directamente. La recepción es muy buena, mucho mejor de lo que esperábamos al sacarlo.

¡Llegamos al final! Muchas gracias por vuestro tiempo, cualquier cosa que queráis añadir para vuestros fans y lectores que no conozcan a JUGGERNAUT, es vuestro momento.

D. M.: Invitar a la gente a escuchar “Out Of The Ashes” sin prejuicios. A los que les guste el sonido trallero tipo MACHINE HEAD, LAMB OF GOD, TESTAMENT… creo que les va a convencer y que la producción y el tremendo trabajo de Javi como vocalista no va a dejar a nadie indiferente. Lo principal es que lo escuchen, nos conozcan y que conecten con la música si les mola.


Más información sobre JUGGERNAUT en su Facebook.

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here