EXODIA - Slow Death

0
EXODIA Slow Death

Ante la sobrecarga del revival del Thrash Metal mundial y patrio, hace tiempo que decidí desconectar de buena parte de los grupos nuevos que iban saliendo. Continué más o menos apegado a los viejos clásicos del género, pues seguían sacando material y cumplían las expectativas razonablemente. EXODIA y "Slow Death" son un ejemplo de que quizá estaba equivocado con esa cerrazón.

Y es que cuando algo funciona lo suficientemente bien en la industria musical, un pequeño atisbo de sendero hacia el fin del túnel se acaba transformando en una autopista de cuatro carriles casi sin darte cuenta, y además atascada. Una sobrecarga insoportable a cualquier nivel, no es factible seguir tanto grupo, y muchos ni merecen ser seguidos por falta de talento. El abuso que hacen los sellos, exprimiendo una vía y saturándola de material, siempre llega. Históricamente ha sido así con cualquier género que funciona con cierta fluidez, pero EXODIA podría ser esa excepción que también suele nacer entre tanto nivel medio donde elegir. Creo que estos valencianos se podrían salvar de caer arrastrados por la avalancha de lanzamientos de Thrash dada la calidad de este primer trabajo.

Con una intro instrumental de guitarra acúsica al estilo de METALLICA en sus buenos tiempos, titulada "The End", EXODIA se presenta titubeante. Muy rápido se borra esta idea de la cabeza, gracias a un inicio de disco tremendamente furioso, como hacía mucho tiempo que no veía. "No Rules No Kisses" marca el camino que va a seguir el grupo en su primer álbum, gracias a líneas vocales pensadas de tal modo que rápidamente recuerdan a Schmier y a DESTRUCTION. Incluso los riffs pueden recordar a los germanos, pero sus influencias en el resto del álbum se aprecian múltiples, y quedan bien mezcladas, obteniendo un Thrash Metal previsible pero de alto octanaje.

Intencionadamente o no, esos parecidos que pueda haber con otras bandas no restan mérito a la calidad de los temas. Y hay cierta riqueza, no todas las canciones son carreras contra el crono, a ver quién llega primero a base de ritmos primarios a todo trapo. Buen ejemplo sería "Creating Adicts", que entre las dosis de devastación se encuentran pequeños remansos de paz, con Amando Milla cantando en un registro más relajado y un trabajo solista de guitarras excelente. Ese es uno de los puntos fuertes de EXODIA, los punteos, que están a gran nivel.

Habría que citar también dentro de los solos el que se recoge en "Ensure My Safety", una canción con coros bien sencillos y coreables. El resto de apartados instrumentales están bien conseguidos, habiéndose conseguido momentos de devastación memorables en la sección rítmica, como las partes más brutas de "She Begs For Mercy". La producción es la deseable, desde luego se ha enfocado muy bien este aspecto y ha alcanzado una profesionalidad notable.

En definitiva, EXODIA ha recogido en este álbum un puñado de canciones de Thrash Metal bien construidas y lo ha dotado de calidad en el sonido y ejecución. Si encima le añades como punto entrañable una portada refrito del Thrash Metal ochentero a lo Ed Repka, con algunos tópicos recurrentes como radioactividad, zombis y gente trajeada de clase alta, obtienes un disco muy recomendable.

 

Carlos Herrero

Compartir
Artículo anteriorLYKAION - Nothin’ But Death
Artículo siguienteCOHEED AND CAMBRIA: Trailer de “The Afterman”
Empecé a escuchar Heavy Metal en 1995 y con el paso de los años fui ampliando el espectro ahondado en el Metal extremo, pero nunca olvidando esas raíces. Llegado el momento, sentí que aquello no era suficiente, empezando a involucrarme más en la escena con el periodismo musical desde 2005.
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here