FEAR FACTORY: Crónica del concierto 20º Aniversario de Demanufacture

0
fear-factory-madrid-2015-1

Promotor: Madness Live! Prods.

La madrileña sala Arena colgó el cartel de “sold out” al acoger el esperadísimo concierto de FEAR FACTORY, que celebraba 20 años del lanzamiento de su clásico “Demanufacture” con un repertorio especial en el que tenían cabida todas las canciones del legendario álbum. La “fábrica del miedo” no estaba sola y los mecánicos e imponentes riffs y ritmos de su Metal Industrial estuvieron flanqueados por ONCE HUMAN, el nuevo grupo de Logan Mader, y DEAD LABEL.

DEAD LABEL

dead-label-madrid-2015-1

Los irlandeses DEAD LABEL comenzaron pronto a descargar su Death Metal-Metalcore, pero se encontraron a numerosos espectadores delante, por lo que estuvieron bien acompañados. Además, su actuación fue premiada con aplausos, y no fue para menos ya que el trío compuesto por Dan O’Grady (voz y bajo), Danny Hall (guitarra) y Claire Percival (batería), trató de darlo todo y llenó el escenario.

dead-label-madrid-2015

Destacaba entre ellos la pequeña Claire, aporreando la batería con gran energía y eficacia. Muy intensa, tanto como Dan, el frontman, que no paró de arengar a los asistentes y pedir sus gritos y puños en alto, e igualmente reivindicó apoyo para las otras bandas de la noche.

dead-label-madrid-2015

dead-label-madrid-2015

DEAD LABEL intercaló temas de su debut “Sense Of Slaughter” y de su nuevo disco, “Throne Of Bones”, de la que interpretó el corte que le da nombre, “Ominous” y “Void”. La suya fue una actuación de la que salieron satisfechos tanto público como banda, visiblemente contenta. Tanto que Danny casi tira la batería al tratar de hacernos una foto.

ONCE HUMAN

once-human-madrid-2015

Había cierta expectación sobre qué podía ofrecer la nueva banda de Logan Mader, guitarrista de múltiples proyectos pero especialmente conocido por ser miembro fundador de MACHINE HEAD.

once-human-madrid-2015

ONCE HUMAN tiene por el momento un disco editado, “The Life I Remember”, que claramente refleja un Death Metal Melódico muy marcado por ARCH ENEMY. Así se pudo comprobar desde los primeros instantes de su show, en el que la formación, como un huracán, estaba dispuesta a arrasar con todo bajo el liderazgo de la frontwoman Lauren Hart, que recordaba, por gestos y voz, a la ex ARCH ENEMY Angela Gossow, quizá demasiado. No me resisto tampoco a mencionar el cierto aire que se da la cantante, según un redactor de esta casa, a la presentadora española Paloma Lago.

once-human-madrid-2015

El caso es que el público masculino centró sus miradas en Lauren, muy cazurra cantando pero a la par risueña -no le habría venido mal alguna expresión de cabreo, acorde con la música-, rodeada por el resto de los miembros en un escenario que se quedó pequeño. Entre ellos destacó obviamente Logan, que se presentó sin camiseta para lucir músculos y tatuajes.

once-human-madrid-2015

Me dio la impresión de que la guitarra de Logan y el bajo taparon al guitarrista solista y a los teclados que llevaban sampleados, lo que restó matices a su sonido, pero hay que resaltar su entrega, con los músicos muy coordinados a la hora de agitar las cabezas o de la pequeña Lauren gesticulando y recorriendo el escenario como podía.

once-human-madrid-2015

Después de “You Cunt” dieron las gracias al público y pasaron a “Pick Your Poison”, “Terminal” -con una intro épica en la que incluso el batería hizo headbanging- y otros temas de su debut como “Demoneyes” o “The Life I Remember”, con alguna voz clara de Lauren.

once-human-madrid-2015

Era la primera vez que los estadounidenses giraban por Europa, como nos recordó su vocalista, y además, la fecha de Madrid coincidía con el cumpleaños de Logan, aunque en ese momento no hubo felicitación. Para el final ONCE HUMAN tenía una sorpresa reservada, una versión del “Davidian” de MACHINE HEAD con la que se metió a la audiencia en el bolsillo, y eso que ya estaba recibiendo su apoyo y, sin apenas parar, sonó “Time Of The Disease”, con la que los estadounidenses se despidieron. Además, filmaron un vídeo para el que pidieron al público gritar “we are not afraid”, un bonito mensaje en clara referencia al ataque terrorista a la sala Bataclan de París.

En resumen, mucho salvajismo musical, poca nitidez de los aspectos melódicos y una frontwoman solvente, pero muchas y posiblemente excesivas reminiscencias de ARCH ENEMY en el sonido y en la cantante.

FEAR FACTORY

dino-cazares-fear-factory-madrid-2015

Llegaba el momento esperado por todos, la vorágine industrial de los estadounidenses FEAR FACTORY, que nos visitaban en una gira muy especial, la de la celebración del 20º aniversario de su emblemático “Demanufacture”, uno de esos álbumes que no deben faltar en ninguna colección.

burton-c-bell-fear-factory-madrid-2015

Con la expectación al máximo pudimos atisbar como la oronda figura de Dino Cazares llegaba al escenario, seguido de Burton C. Bell, Tony Campos y Mike Heller, generando una explosión de júbilo entre los numerosos seguidores de la banda.

fear-factory-madrid-2015

Y podría parar aquí, ya que esa explosividad del público no se detuvo en ningún momento. Desde que empezó a sonar “Demanufacture” al completo, interpretado por orden del tirón, sin apenas pausas, se desató el éxtasis del respetable, que no paró de saltar, levantar los puños o hacer pogos -dentro de las apreturas-, algo curiosamente prohibido en la sala Arena.

tony-campos-fear-factory-madrid-2015

Con un “We are FEAR FACTORY” arrancó el grupo el tema “Demanufacture”, poniendo a todo dios a botar, lo que hizo que la tarima del recinto vibrase intensamente, para después tocar “Self Bias Resistor” y “Zero Signal”, en la que Dino -quien con un simple agitar de dedos motivaba al público- y Tony intercambiaron momentáneamente sus posiciones mientras el juego de luces se movía al compás de Burton. Por lo demás se puede decir que guitarrista y bajista mantuvieron, como de costumbre, posturas fijas.

fear-factory-madrid-2015

Una coreadísima “Replica” y “New Breed” encendieron de nuevo los ánimos y elevaron la temperatura de la sala, mientras que la versión de “Dog Day Sunrise” marcó el devenir de una parte algo más calmada del concierto.

fear-factory-madrid-2015

Burton hasta el momento se estaba defendiendo más o menos bien pero “Body Hammer” fue un despropósito. Son muy conocidos los gallos del vocalista en las voces limpias, y si bien en el resto de temas no le vi excesivamente mal -con algún desliz que otro-, aquí se puso al nivel de aquel famoso vídeo de Enrique Iglesias. Incluso cuando hablaba a la audiencia se le escapaba algún sonidito de su voz rota, como ocurrió por ejemplo en el Resurrection Fest 2015. Un horror que no debería repetirse -no obstante, parece que los fans tendrán que seguir haciendo de tripas corazón en el futuro-, pero, por cómo estaban discurriendo las cosas y lo bien que se lo estaba pasando todo el mundo, la mejor opción fue hacer oídos sordos.

fear-factory-madrid-2015

Poco a poco FEAR FACTORY fue desgranando todo su clásico, y tras “Flashpoint” y “H-K (Hunter-Killer)” llegaron una soberbia “Pisschrist”, que dejó a todos con los pelos de punta en el último “Where is your savior now?” cantado por el público; y “A Therapy For Pain”, un tema que a priori parecía anticlimático pero que se convirtió en algo casi litúrgico.

Y tras sus últimos minutos instrumentales llegaron los bises, una andanada iniciada por unas sublimes “Shock” y “Edgecrusher” del “Obsolete” que pusieron a los aficionados de nuevo en marcha.

fear-factory-madrid-2015

Burton aprovechó para saludar y presentar su nuevo disco, “Genexus”, del que interpretaron tres temas seguidos, “Soul Hacker”, “Dielectric” y “Regenerate”. Pero como la cosa iba de celebraciones, el vocalista invitó a Logan Mader al escenario para felicitarle por su cumpleaños, así que, ahora sí, toda la sala le cantó el “Happy Birthday” mientras sus compañeros de ONCE HUMAN le cubrieron de confeti.

fear-factory-madrid-2015

Llegaba la despedida con un recuerdo de su debut, “Martyr” de “Soul Of A New Machine”, también celebrada, y así se ponía punto y final a un gran concierto de FEAR FACTORY que, más allá de los fallos de Burton, transmitió ferocidad y contundencia a un atestado auditorio que vibró y exudó adrenalina sin parar.

Crónica: Enrique Herrero
Fotos: Carlos Clayman

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here