Crítica de FUCK DIVISION - Fuck Division

0
Fuck Division - Portada de Fuck Division

Guarecido en un sonido abiertamente noventero, de finales de década podríamos decir; así se presenta FUCK DIVISION con su disco homónimo, una de las últimas bandas en incorporarse a la familia de Lengua Armada, un sello que tiende a apostar por la calidad en la vertiente musical que sea. Una tétrica intro, casi propia de un slasher ochentero, en la que se escucha desde el soniquete turbio de un organillo hasta algún que otro golpe y algo de vocerío agonizante, da paso a la encarnizada batalla sonora que circula por nuestros oídos hasta que finaliza este intenso primer trabajo homónimo del quinteto toledano.

Si hay algo que rebosa este trabajo es contundencia. La agresividad, la pegada y mala uva que desprenden todas y cada una de las canciones que hallamos en el lanzamiento harán las delicias de esos seguidores del Groove Metal y de ese Protothrash noventero y heterogéneo en sus estructuras en el que tan pronto hay hueco para la pesadez como para los arrebatos de velocidad.

FUCK DIVISION firma en su disco homónimo temas contundentes y directos

Mucho riff quebrantahuesos y fiel aliado del headbanging, como percibimos en temas como “Por Una Firma” y “La Visita”; una tonelada de voces guturales y rasgadas que, por instantes, me han recordado a ese buen hacer cafre y explosivo que hace un par de décadas nos encontrábamos en discos como el “Confrontación” de KTULU, aunque también surjan referencias hispanas más actuales como pueden ser HUMMANO y VITA IMANA, banda esta última de la que precisamente colabora Mero Mero en el tema “Asalto”; y, finalmente, numerosos ritmos cortantes en los que cobran presencia y notoriedad esas guitarras graves y machaconas de la escuela Dino Cazares (FEAR FACTORY), como ejemplifican “Sin Alma”, una pieza que recuerda rabiosamente a bandas como CHIMAIRA, y la frenética y abrasiva “Por Ti O Por Mí”, con la que me vienen a la mente el combo mejicano BRUJERÍA. Quizá, el toque levemente distinto lo pone el último tema del trabajo, “Restos”, por su combinación de pasajes melódicos con la fiereza que atesora todo el álbum, al más puro estilo de formaciones como DULCAMARA.

En su conjunto, el debut de FUCK DIVISION cumple más que dignamente con su cometido. El sonido corpulento a la par que competente, así como la brevedad del trabajo, ayudan a la buena digestión del lanzamiento, un disco eficiente y recomendable para todo aquel al que le atraiga el Metal más aplastante que irrumpió a mediados de los noventa y que, en nuestros días, y amparándose en la tecnología vigente, sigue defendiendo esos valores musicales con un acabado más pulido y limpio que en aquellos años pasados.


Discográfica: Lengua Armada

Más información sobre FUCK DIVISION en su página de facebook.

Reseña Panorama
Nota
7
Compartir
Artículo anteriorCrítica de ROTTING CHRIST - The Heretics
Artículo siguienteCrítica de DEATH ABOVE - Digital Breed
Licenciado en Comunicación y redactor en varias webs especializadas en Rock y Metal desde hace más de una década, plataformas que me han servido, al igual que el actualmente aparcado mundo radiofónico, para darle rienda suelta a mi creatividad enfocada a una de mis grandes pasiones: la música. A su vez, soy un gran entusiasta del cine en todas sus vertientes, especialmente en la rama dedicada al terror, fantasía y ciencia-ficción.
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here