GAMA BOMB - The Terror Tapes

0

GAMA BOMB es de esos grupos a los que les gusta explotar la faceta más guasona, desenfadada y menos seria del Thrash Metal, lo cual no quiere decir que no se tome en serio su faceta musical o dejen de hacer bien su trabajo. Al igual que a los alemanes TANKARD les ha atraído siempre hablar sobre beberse cantidades estratosféricas de cerveza y, a groso modo, de emborracharse, a los norirlandeses les gusta hablar de zombies, naves espaciales, monstruitos de toda índole e incluir en sus canciones referencias a los videojuegos y al cine de terror y ciencia ficción de los 80 con el que muchos hemos crecido. Claro ejemplo de ello es el tema “OCP” que incluyeron en su álbum “Citizen Brain” y con el que el quinteto irlandés hacía referencia a Dick Jones, el antagonista de “Robocop”. Curiosamente, en el disco que tengo entre mis manos vuelve a haber otra alusión al film de Paul Verhoeven mediante el tema “Beverly Hills Robocop”.

En esta cuarta entrega, llamada “The Terror Tapes”, los thrashers han podido contar con la colaboración de Graham Humphreys, el cual diseñó en su día pósters para películas tan emblemáticas como “Posesión Infernal” y “Pesadilla En Elm Street”. En su portada, llena de clichés que rinden tributo al cine de serie B ochentero, vemos una especie de magnetófono de dicha época devorando a una persona de un modo diabólico. Los títulos de muchas canciones del compacto, así como la citada portada, son un modo de demostrar que a GAMA BOMB le gusta el humor, el cachondeo, quitarle hierro al asunto y evidenciar que el Thrash Metal no siempre se nutre de menciones bélicas, textos apocalípticos y fotos sanguinolentas.

Adentrándome en lo meramente musical, diré que me gusta GAMA BOMB, tanto en disco como en directo, pero no es un grupo al que aprecie por piezas sueltas. Siempre que me pongo un disco suyo no busco tal o cual canción porque, a decir verdad, casi todas, salvo excepciones, me parecen iguales o muy parecidas. En todos sus trabajos han tenido producciones calcadas y las líneas vocales de Philly Byrne, desde sus inicios, han sido más bien planas, si bien, el tipo ha experimentado un notorio e interesante cambio actualmente del que hablaré a continuación.

Byrne atesora las características del típico cantante thrasher no muy dotado de técnica vocal, pero más o menos efectivo y resultón para el género. Caótico, gamberro y, en ocasiones, estridente, le otorga al grupo cierta funcionalidad, aunque tampoco excesiva personalidad, todo sea dicho. Pues bien, el tipo en cuestión fue operado de sus maltrechas cuerdas vocales antes de la grabación del disco y eso, seguramente, habrá tenido algo que ver en el resultado final del mismo. Su voz en “The Terror Tapes” ofrece un diseño de melodías menos anárquico, más depurado y asequible, y se apoya mucho en un atractivo vibrato que hace más reconocibles y personales los nuevos temas y, a su vez, acerca al grupo al Heavy-Speed Metal. Estoy convencido de que con este aporte el grupo ha pegado un visible salto cualitativo con respecto a sus anteriores obras.

En cuanto a la elaboración de canciones, los irlandeses no han variado mucho su modus operandi, algo que cabía esperar si tenemos en cuenta el escaso margen evolutivo que siempre nos han ofrecido entre un lanzamiento y otro, aunque cabe apuntar que la virtud de este disco radica en ese acierto que supone el hecho de encajar mejor y, quizá, con un enfoque más aperturista, las melodías vocales. De hecho, hasta los coros cazurros y energúmenos de turno también lucen más y mejor.

Por lo demás, muchos riffs rápidos, llamativos redobles de batería, temas cortos y directos, sensación de caos y un aroma a redundancia y falta de novedad en el género que, en esta ocasión, se adhiere con gusto y produce una mejor sensación, y es que a veces vale con poco para salirse de la rutina y hacer valer tus virtudes, como bien ha hecho GAMA BOMB en “The Terror Tapes”, probablemente, su mejor trabajo hasta la fecha.

 

Jorge Osoro

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here