GOATWHORE: “El satanismo es la forma más lógica de ver el mundo”

0

En España tenemos a la cabra, la cabra, la puta de la cabra, para la que la gente de El Mundo Today pidió la distinción de Bien Cultural y de la que todo el mundo tiene más o menos claras las nociones de que se llamaba Asunción y de que la muy puta se murió. En Nueva Orleans, donde hacen vudú mientras nosotros echamos el rato en fiestas patronales, el equivalente -al menos semántico- del animalito es GOATWHORE, una puta cabra que pasó de proyecto a banda con todas las de la ley hasta el punto de que lleva más de tres lustros perfeccionando su Metal Extremo bastardo y energético. A la cabeza de la escena de Louisiana incluso en año de nuevos discos de CROWBAR y EYEHATEGOD, hablamos con el batería, Zack Simmons, sobre la vida y milagros de un grupo que enlaza gira tras gira y discazo tras discazo. El último, “Constricting The Rage Of The Merciless”.

Hola, Zack. Acabo de darle la primera escucha a vuestro nuevo disco, recién salido del horno, aunque ya habíamos tenido el adelanto del single “FBS”. Mi primera impresión es de que se mantiene, sin sorpresas, estable en lo que ya se puede denominar “sonido GOATWHORE” con, si cabe, una actitud y un estilo aún más básicos: grooves más sucios y añejos, algunos solos algo más clásicos y melódicos…
La sensación que tengo es que hemos hecho un disco algo más variado en cuanto a atmósferas y cambios de ánimo, por así decirlo, pero al mismo tiempo muy consistente y en la línea de lo que la gente espera de GOATWHORE. Mucho de lo que ya hemos hecho hasta ahora con toques novedosos en algunas canciones que se salen un poco de lo que solemos hacer. Creo que eso beneficia al resultado final, el disco suena fresco, energético.

goatwhore_constricting_rage_of_merciless

Es como si GOATWHORE se estuviera convirtiendo en una de esas bandas que predica el no intentes arreglar lo que no se ha roto. No sé si es algo consciente e intencionado pero el hecho es que hay una línea ya muy clara marcada a partir de “Carving Out The Eyes Of God” y que se mantiene en “Blood For The Master” y este “Constricting The Rage Of The Merciless”. Y que quede claro que no lo digo como algo malo sino todo lo contrario…
Sí, es así, aunque creo que “Blood For The Master” fue un disco más vicioso que “Carving…”, algo más retorcido. Nuestra música siempre va a sonar a GOATWHORE, no entiendo que haya gente que espera siempre cambios drásticos entre un y disco y otro en casi todos los grupos. Muchos lo intentan y nos les sale demasiado bien… Nosotros no tenemos una intención consciente ni de cambiar ni de alterar nuestro estilo, simplemente intentamos escribir buenas canciones de Heavy Metal que hagan que a la gente le apetezca hacer headbanging.

Es que el tema de repetirse o innovar es recurrente en la escena metálica. Y al final quizá sea tan sencillo como que hay buenos discos y malos discos. Para mí los vuestros, por ejemplos, son buenos y no pienso en cuánto y cómo repiten los esquemas de los anteriores. Pero no sé si esos debates están muy presentes en los grupos cuando entráis a grabar en un estudio.
No, ya te digo que nuestra preocupación es sonar consistentes, sólidos. No creo que nadie espere que introduzcamos secciones de Jazz Metal en nuestras canciones… En realidad, cada grupo tiene unos puntos básicos, unas trazas que definen su sonido y no crea que se deban cambiar. Nosotros las hemos encontrado, tenemos nuestro propio estilo. Así que supongo que el que esté esperando a que lo cambiemos lo hace porque no le gustamos demasiado… Igual suena prepotente pero componemos para nosotros, hacemos la música que nos gusta y no vamos a volvernos locos intentando gustar especialmente a nadie. Entramos en el estudio y dejamos que vayan fluyendo las ideas, de forma natural y sin ningún plan demasiado preconcebido.

Porque claro, después sucede que evolucionas y evolucionas hasta que de repente has evolucionado demasiado. Te metas en esa dinámica y te pasa como a MORBID ANGEL: acabas grabando un disco como “Illud Divinum Insanus”. Sé que sois grandes seguidores de MORBID ANGEL. Yo lo soy también pero, o quizá por eso, creo que ese disco fue un error tan grande. No sé qué piensas tú y si crees que ser un grupo con la leyenda y la importancia de MORBID ANGEL implica también la responsabilidad de no superar ciertos límites con tu sonido.
MORBID ANGEL es una de mis bandas favoritas. Y de todos los del grupo, en realidad. No he escuchado nunca el disco entero, sólo tres o cuatro canciones y estaban de puta madre pero quizá me falta por escuchar las malas de las que tanto ha hablado todo el mundo… Sí que pienso que si quieres llevar las cosas demasiado lejos tienes que plantearte si no sería mejor hacerlo con un proyecto paralelo… y sí, especialmente si eres una banda tan legendaria como MORBID ANGEL. Creo que las expectativas que les rodean son mayores que las que nos rodean al resto y por eso tienen también mucho más que perder si se ponen a enredar la fórmula demasiado.

Exacto. Es un tema delicado y en el que siempre hay distintos puntos de vista. Otro ejemplo sería CELTIC FROST, otro grupo que ha influido de forma obvia en el sonido GOATWHORE y cuya trascendencia es también esencial en la historia del Metal Extremo. Cada disco que sacaron fue muy diferente al anterior y eso construyó su grandeza pero acabó en un desastre como “Cold Lake”. Y casi veinte años después regresan y sacan un disco como “Monotheist”, también una propuesta distinta y radical pero que a mí personalmente me encantó. Ahí están las dos facetas del eterno dilema personalidad/evolución. Yo sólo tengo el punto de vista del aficionado, los músicos tenéis también el de la banda que está en el negocio…
Es que al final parece que estás jodido si cambias tu estilo y estás jodido si lo mantienes. No vas a contentar a todo el mundo porque cada persona ve de una manera a cada grupo. Yo conozco a muchísima gente que detesta “Cold Lake” pero también a gente a la que le encanta ese disco. La evolución de CELTIC FROST había sido increíble en los tres primeros discos, algo maravilloso. Pero claro, ¿hacia dónde vas a partir de ahí? Hay un límite en lo que la gente va a aceptar en cuanto a cambios y revoluciones en tu música. Nuestro caso es muy distinto: damos pequeños pasitos, como un bebé, así que nuestra evolución es lenta, muy orgánica. La gente ya sabe lo que se va a encontrar en nuestros discos y si de repente nos volvemos locos y alteramos totalmente esos preceptos, el resultado sería mucho peor que ser consideramos por algunos un grupo algo repetitivo como nos está pasando ahora.

Repetitivo o no, GOATWHORE va viento en popa. De proyecto paralelo a banda a todos los efectos. Estáis en Metal Blade y os habéis ganado la reputación de currantes de la escena básicamente porque estáis siempre de gira. Sois una máquina perfectamente ensamblada de Death/Thrash/Black Metal que ha ido creciendo de una manera que no sé si es la que esperabais vosotros mismos hace algunos años…
Yo me uní hace diez años cuando aún ni estábamos en Metal Blade. Era seguidor del grupo entre otras cosas porque me gustaba ver qué estaban siempre de gira y siempre dando el máximo. Eso fue todavía a más cuando fichamos por Metal Blade. Cuando subí al barco sabía que había mucho potencial y hemos trabajado muy duro estos diez años para desarrollarlo. Estamos muy felices de lo que hemos conseguido y de la posición en la estamos ahora.


Vídeo de “Baring Teeth For Revolt”

Para mí, GOATWHORE es por encima de todo un grupo sincero, nada pretencioso: pura actitud. Uno de esos comandos del Metal con los que es enormemente fácil empatizar. Para algunos puede sonar reduccionista pero a veces olvidamos lo grande que es el Metal básico y crudo que hace que te apetezca beber cerveza, levantar el puño y mover la cabeza. Entre tanto género, subgénero y metagénero, no deberían faltar nunca estos discos llenos de canciones directas y potentes con buenos riffs. Nada más y nada menos.
Exacto, eso es lo que pensamos y eso es GOATWHORE. Creo que nuestra honestidad es máxima y creo que hay mucha gente que nos sigue porque se da cuenta y porque al final se nota la diferencia cuando enfrente pones a una banda que no tiene esa sinceridad que sí tenemos otras.

Claro: vuestra fórmula actual es “dame mi Black muy nórdico, my Thrash muy cazurro, my Death muy básico y mis toques de Rock y Punk muy sucios”. Eso lo agitas y el resultado es… GOATWHORE.
Esa definición me ha encantado. No me gusta diseccionar nuestro sonido como si fuera una fórmula matemática. Al final, somos el resultado de un montón de influencias que van a acabar asomando en nuestras canciones nos guste o no…Crecimos escuchando todo eso: Death Metal, Black, Thrash, Punk… No pretendemos aferrarnos a un estilo concreto y en los últimos discos creo que está emergiendo de forma definitiva esa mezcla característica de nuestro sonido.

El engranaje fundamental de ese sonido son los riffs de Sammy Duet. Así ha sido siempre y así es en el disco nuevo. Y al final del proceso ha emergido otra personalidad clave ya, creo, para vosotros: Erik Rutan, que os vuelve a producir y que ha dado ya con la tecla exacta de cómo tiene que sonar un disco de GOATWHORE. Además, creo que tenéis una excelente relación con él porque habéis girado bastante con HATE ETERNAL.
Sí, nuestras canciones empiezan con los riffs de Sammy. El tío parece que tiene una máquina para fabricarlos. Tiene mucho instinto para sacar riffs muy heavies y con mucho gancho, que te disparan la adrenalina. En cuanto a Erik, la relación es ya muy estrecha después de cuatro discos trabajando con él. Sabe sacar lo mejor de nosotros y está en nuestra misma línea de pensamiento sobre hacia dónde tiene que ir GOATWHORE. Se ha superado en cada producción que haya hecho para nosotros, también en este último, que creo que tiene el mejor sonido que podría tener nuestra música.

Una música que es ultra agresiva pero también muy accesible, en los dos últimos discos de forma más notoria. Es frontal, es malvada y es brutal, pero los riffs tienen como, como dices, mucho gancho y los grooves se te llevan por delante. Es un estilo básico pero con muy buenos cambios de ritmo… si sumas todo eso, creo que hay mucho mérito desde un punto de vista compositivo. No sé si estáis donde queríais llegar, si lo que contiene “Constricting The Rage Of The Merciless” es algo así como el sonido definitivo de GOATWHORE.
Lo es, al menos en este punto de nuestro camino. Seguiremos intentando llevar las cosas un poco más allá y superarnos. Siempre se puede mejorar, siempre hay formas de crecer. En el ciclo que separa cada disco, todos crecemos como músicos y como compositores así que siempre afrontamos con mucha expectación cada nuevo trabajo. Partiremos de este punto en el que estamos y veremos hasta donde llegamos.

Háblame un poco de las letras de este disco, porque siempre ponéis dedicación en crear títulos de canciones y líneas lo suficientemente irreverentes y blasfemas. Y divertidas, al menos de esa manera en la que nos parecen las cosas divertidas a los heavies…
Es cosa de Ben, el cantante, que se maneja muy bien y sabe dar forma a nuestros pensamientos oscuros sin caer demasiado en el cliché. Explora como punto de partida la hipocresía de las grandes religiones y lo hace con mucho odio, de forma muy venenosa. Hay una canción en este disco nuevo, “Schanfreude” que habla de la gente  a la que le hace feliz el fracaso de los demás. Le gusta adentrarse en el lado oscuro de los seres humanos, las cosas erróneas que hay en los demás. Creo que hace muy buenas letras, con una buena mezcla de conceptos pero siempre oscuros y con una especie de tono de mal augurio.

Hace años leí una entrevista en la que Sammy decía esto algo así: “Sé que algún día moriré e iré al infierno, y no veo nada malo en ello. Creo en Dios pero eso no significa que me guste Dios”. No sé hasta qué punto profundizáis en el satanismo a nivel personal o si es algo que delimitáis a la temática y la iconografía de vuestra música.
Dentro del grupo todos tenemos nuestra forma de entender la doctrina satánica y todos respetamos la de los demás. Par mí el satanismo es una manera de vivir siguiendo mis propias normas, siendo autosuficiente y responsable de mí mismo. Es la forma más lógica, para mí, de ver el mundo y de vivir la vida. Tiene esencia de libertad y desde luego acaba apareciendo en la misma superficie de nuestra forma de hacer y tocar música.

Yendo a uno de los primeros que tocaron ese palo, aunque sin la profundidad que habéis abrazado muchos otros después, VENOM es otra influencia importante en GOATWHORE.  Quizá no de forma muy directa pero sí en la forma en el espíritu, un toque de VENOM siglo XXI. No sé si entiendes a lo que me refiero y si me puedes decir otras influencias que estén verdaderamente presentes en vuestras canciones desde tu punto de vista.
Claro, VENOM ha sido siempre una influencia importante y comulgamos claramente con su espíritu. En nuestros primeros discos había mucho de VENOM y también de BATHORY, CELTIC FROST, los primeros grupos noruegos de Black Metal… Después hemos ido abriendo el brazo a muchas más influencias que llegan hasta MOTORHEAD y JUDAS PRIEST. Encontramos inspiración en muchos sitios. En cierto modo, estamos ondeando también la bandera del Metal de toda la vida y nos gustaría que muchos chavales jóvenes encontraran a partir de nosotros la puerta a muchas de esas grandes bandas de los viejos tiempos.

Diría, creo que lo dije en la reseña de alguno de vuestros discos anteriores, que GOATWHORE suena como un demonio borracho dándole patadas en los dientes a los ángeles.
Jajaja, ¡Me encanta eso! Me gustan mucho las analogías que estás haciendo. Esta descripción es perfecta, de hecho no sé si me ocurriría a mí alguna mejor.

Me gustaría, aunque tiene ya ocho años, hablar de un disco que considero muy especial en vuestra discografía, “A Haunting Curse”. Muy especial y muy difícil: creado en un momento duro en lo personal tras el grave accidente de tráfico de Ben Falgoust y justo después del horror que sembró en Nueva Orleans el huracán Katrina. El disco tiene un aura de angustia, de dolor, casi como si fuera una catarsis hecha música… No sé que sentimiento os inspira a vosotros ahora con la perspectiva del tiempo que ha pasado…
Fue una especie de punto de inflexión para GOATWHORE, como un contraataque ante toda la mala suerte que estábamos teniendo, todo lo que nos estaba cayendo encima. Fue nuestro primer disco además para Metal Blade y con una sección rítmica completamente nueva… entre unas cosas y otras sentíamos que teníamos mucho que demostrar. Quisimos hacer el disco más rápido y más agresivo que pudiéramos y creo que lo logramos. A pesar de todo lo que implicó lidiar con las consecuencias del huracán, creo que hicimos un gran disco y disfrutamos haciéndolo. Fue como un renacimiento para GOATWHORE.

¿Y cómo están yendo las cosas en Nueva Orleans? ¿Se ha llegado a recuperar la ciudad totalmente o todavía queda mucho trecho por delante? Es uno de esos sitios a los que siempre he querido ir, un lugar con una cultura y unas tradiciones tan especiales…
El desastre del Katrina coincidió exactamente con mi cumpleaños, ¿qué posibilidades estadísticas había de que fuera así? Han pasado nueve años y la ciudad se ha ido recuperando bien, sigue habiendo zonas que están más o menos como estaban antes del huracán pero se han reconstruido muchas otras, se ha invertido dinero y se están levantando nuevos diques para que las consecuencias no sean tan terribles si se repite algo como aquello.

Y ahora mismo parece que ocho de cada diez personas que hablan de la zona de Louisiana lo hacen por “True Detective”, la serie de televisión que ha arrasado en todas partes y también aquí en España. No sé si la has visto pero transmite una imagen sombría, una atmósfera de misterio malsano en la que se mezcla la naturaleza evocadora y el folclore oscuro de esa zona con una trama de asesinatos, incesto, corrupción. No sé hasta qué punto es una imagen que os gusta u os cuadra con la realidad a los que sois de allí.
Todavía no he podido ver la serie entera, sólo algún capítulo. A ver si puede ponerme al día pero me han dicho que está inspirada en hechos reales y no me sorprende nada que sea así. Estoy seguro de que en los círculos de poder hay gente metida en rituales satánicos, abusos y todo ese tipo de cosas.


Lyric video de “FBS”

En el otro lado del Atlántico, Noruega, y toda Escandinavia, aportó también una naturaleza y unas tradiciones ideales para la gestación y el desarrollo de la segunda ola de Black Metal. Oscuridad, tormentas de nieve, montañas… un clima terrible mezclado con las leyendas paganas. A esa manera Louisiana también supone un excelente caldo de cultivo para el Metal Extremo: pantanos, bosques, leyendas ancestrales, vudú…
Está claro que la cultura y el paisaje que te rodea influye en la música que haces. En Nueva Orleans hay mucha historia y una mística que le da un aire muy sombrío. Lo sientes cuando conduces por la autopista cuando vas a un ensayo y recorres kilómetros y kilómetros en los que ves cementerios con esas enromes tumbas que se elevan… desde luego es una imaginería de primera para crear Heavy Metal oscuro.

Heavy Metal oscuro… e irreverente. ¿Seguís teniendo en Estados Unidos problemas serios con la censura? GOATWHORE es un grupo que dice cosas como “quién necesita a Dios si puede tener a Satán…”. Todos hemos crecido leyendo acerca de los problemas que siempre habéis tenido allí los grupos de Metal pero quizá la sociedad haya madurado hacia un perfil más tolerante en los últimos años.
A veces una sala se niega a poner nuestro nombre en los carteles o una revista censura algunas letras para que no se lea entera la palabra GOATWHORE. Y sé que han echado a gente de sitios públicos por llevar camisetas o sudaderas del grupo. De hecho creo que hemos llegado bastante lejos para tener un nombre y una temática como las que tenemos. Quizá eso nos obliga a trabajar un poco más duro que otros pero también es cierto que tenemos un nombre que no pasa desapercibido y que es fácil quedarse con él. Hay además un tipo de gente a la que cabrea pero no creo que eso sea precisamente una cosa mala.

Sí que habéis llegado bastante lejos, hasta el punto de que no sé si seguís considerándoos una banda underground. Por un lado vuestra música no es precisamente comercial pero también es cierto que estáis en Metal Blade y que tenéis una buena base de seguidores y una aceptable cuota de atención mediática en la prensa especializada.
Sí, creo que seguimos siendo un grupo underground y eso es lo que siempre hemos querido ser. Creo que está claro en el momento en el que tenemos un nombre como GOATWHORE… No nos vas a ver tocando en galas y entregas de premios con ese nombre. En realidad me sigue sorprendiendo cómo hemos crecido y la atención que recibimos de los medios. Desde luego no nos quejamos, tenemos suerte en eso.

Y eso no es fácil desde luego en una escena actual que no sé cómo ves tú…. Cuando yo era joven todo o casi todo era Metal. Y los que escuchábamos Metal solíamos ir del Heavy Clásico al Thrash, al Doom a los primeros grupos de Metal Extremo cuando aparecieron… Ahora hay grupos de Metal en todos los rincones del mundo y se experimenta mucho más y se etiqueta todo con nuevos géneros y una especie de microfragmentación de la escena. Todo tiene su parte buena y su parte mala, ¿no?
Sí, es cierto, hay tantos putos subgéneros ahora que a veces cuesta seguirlos. Para mí todo sigue siendo Metal. No veo mucho sentido en dividirlo todo tanto, si quieres puedes llamarnos “Blackened/Death/punk/Thrash” pero te sería más fácil llamarnos Heavy Metal, ahorraría saliva. Al mismo tiempo es muy bueno que se experimente y se trabaje sobre los límites de la música, mola ver a tantos grupos probando y encontrando cosas nuevas. Lo que no tiene sentido es convertir cada una de ellas en un nuevo subgénero.

Y más en estos tiempos en los que hemos sobrevivido por los pelos al advenimiento de la era digital: nuevos formatos, nuevas formas de consumir música… ahora que nos hemos asentado, más o menos, en una nueva realidad, ¿dirías que está siendo buena o mala para las bandas más allá de los obvios problemas de adaptación de los sellos discográficos? No sé si te apetece aportar alguna idea a esos empresarios de la industria que han estado tan perdido y que, ejem, seguro que nos leerán.
Ha tenido sus pros y sus contras, como todo… Los formatos digitales han facilitado la compra y la escucha de música aunque la gente ahora presta mucha menos atención a los discos como unidades integrales. Muchas veces les basta con descargarse una canción o dos… Puedes hacerlo y tenerlas al instante en tu teléfono, lo cual es cojonudo porque puedes escucharlo siempre que quieras pero, por otra parte, así se pierde la experiencia completa que era antes y debería poder seguir siendo la escucha de un disco. Por eso en parte ahora se sacan muchos EPs y menos discos completos que hace unos años. Ahora estar girando siempre que se pueda es crucial, mucho más importante que antes. Es clave para la supervivencia de un grupo. Tienes que estar activo porque hay un millón de bandas compitiendo contigo y cada vez menos oportunidades… será interesante ver cómo está el panorama dentro de unos diez años…

Y tanto que sí. Está es la última, Zack. Me gustaría que nos recomendaras los discos que has descubierto últimamente y que te tienen más enganchado y que nos des tus cuatro o cinco favoritos de toda la historia.
Me ha gustado muchísimo “Splinters”, el nuevo de VALLENFYRE. El primero era muy bueno pero en este la producción les hace sonar aún más heavies y pesados. Tengo muchas ganas de verles en directo. De los clásicos sigue quedándome con los viejos discos de BLACK SABBATH, JUDAS PRIEST, MOTORHEAD… supongo que eso se da casi por supuesto. Entre los que más sigo escuchando todavía están “Retaliation” de CARNIVORE y “Dont Break The Oath” de MERCYFUL FATE. Esos discos nunca envejecen…

Nosotros sí, pero escuchándolos al menos lo hacemos un poco menos. Muchas gracias por tu tiempo, Zack, y enhorabuena por otro gran disco de Metal como es “Constricting The Rage Of The Merciless”.
Muchas gracias a ti por este buen rato, Juanma, y que os vaya todo bien por allí.

Juanma Rubio

Sigue a GOATWHORE en Internet:

Web oficial: www.goatwhore.net

Facebook: facebook.com/thegoat666

Twitter: twitter.com/GoatwhoreNola

Os recordamos los detalles de los conciertos de DYING FETUS, GOATWHORE, MALEVOLENCE y FALLUJAH en España y Portugal el próximo mes de noviembre:

26 de noviembre de 2014 - Santander (sala Escenario)

27 de noviembre de 2014 - Oporto, Portugal (Hard Club)

28 de noviembre de 2014 - Madrid (sala Penélope)

26 de noviembre de 2014 - Badalona, Barcelona (Estraperlo Club)

Cartel de la gira:

dying_fetus_goatwhore_malevolence_fallujah_2014

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here