Grupos (incomprensiblemente) de un disco: HIROSHIMA

0

Escuchado y reescuchado miles de veces gracias a ese pequeño animal de descarga que sólo sirve para hacer el mal, según algunos, no pude evitar abrirlo en el mismo vagón de metro. ¡Cuánto había añorado tenerlo entre mis manos! Rompí el plástico y desplegué ese libreto, cutre, que sólo se podía ocultar tras esa portada. Una foto de músicos perdonavidas con modelitos imposibles, al más puro estilo NIAGARA, SANGRE AZUL… Cualquier cosa con tal de escuchar lo que esa circunferencia plateada ocultaba.

La primera vez que escuché a HIROSHIMA fue en uno de esos múltiples recopilatorios que Avispa editó a mediados de los 90 y que mi hermano tuvo a bien regalarme en mis inicios en este mundillo. Se trataba de un volumen de baladas con toda esa caterva de bandas que ficharon por la discográfica entre el final de los 80 y el comienzo de los aciagos 90. HIROSHIMA allí se presentaba con una balada “Missing You”, que por aquel entonces me pareció imprescindible y que, a día de hoy, me parece que encaja perfectamente en el todo, pero que la historia de la música no la echaría de menos si faltase.

Poco a poco descubrí algún tema más -reitero mi agradecimiento a estos recopilatorios de 800 pesetas de Avispa-, hasta que un día, con eso del Internet conseguí el disco. Simplemente tan bueno como esperaba, lo cual era un listón bastante elevado. Un enorme “Come On” para empezar, una continuación épica con “Forever”, la baladita antes mencionada… Simplemente delicioso.

El disco continuaba con un enorme “Broken Heart”, que demostraba que con el “corazón roto” los aoreros o se marcan moñadas o sus temas más broncos. Después de ésta, pasamos por el bache de “Loneliness”, lo más prescindible del disco. De ahí, al final, todo una maravilla, incluido el último corte “We Belong”, que simplemente es inolvidable.

Como es costumbre en este país, este imprescindible clásico queda relegado al olvido general, al polvo en las estanterías de las tiendas de discos y a la marginación sufrida por la banda. Por supuesto, no se editó nada más de HIROSHIMA, corriendo incluso peor suerte que otros compañeros de su misma época, como NIAGARA. Como siempre, la elegancia es pecado, e HIROSHIMA lo pagó con un solo disco. A nosotros sólo nos queda disfrutarlo. Que aproveche.

herederos-de-un-imperio

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here