HAMLET – Amnesia

0
Leyenda

Sorprendente, muy sorprendente el nuevo trabajo de los madrileños HAMLET. Personalmente, y como seguidor suyo que soy desde los tiempos del “Sanatorio De Muñecos”, nunca he dejado de tener confianza en ellos, y aunque de aquí a un tiempo atrás venían editando buenos discos, como han hecho siempre, estos eran trabajos que me dejaban un poco indiferente con el paso del tiempo. Hablo de lanzamientos que te parecen trabajos notorios pero que no llegan a ofrecer nada lo suficientemente novedoso como para encumbrarlos y volver a recuperarlos pasado el efecto sorpresa inicial con las mismas ganas que en la primera toma de contacto.

Esto que comento me estaba dejando con el grupo la sensación de que ya habían tocado techo y de que mi relación musical con ellos se iba a basar en escuchar con cierto hastío todo el material nuevo que fueran sacando a la luz. Y a decir verdad, todo a su vez me parecía levemente traicionero, dado que, para ser honestos, HAMLET solo me han dejado totalmente frío en una ocasión, y es con “Syberia”, disco que personalmente no me gusta prácticamente nada y cuya línea musical se aleja bastante, en mi opinión, del concepto original de la formación.

Pues bien, “La Puta Y El Diablo”, disco anterior al aquí comentado, fue toda una revelación para mí, un disco dotado de la calidad y el empuje que se le han de pedir a los madrileños con cada nuevo hijo parido. Y con “Amnesia”, este nuevo compacto, esa percepción se ha manifestado pero elevada a la enésima potencia. Quizá pueda parecer arriesgado y para muchos descabellado si digo que estamos ante el mejor disco de HAMLET, su obra definitiva. Pero no manifestaré este parecer con mayor rotundidad debido a que, aparte del elemento cualitativo, también entra en juego el factor nostálgico y sentimental, en este caso, reflejado a través de mi especial unión a trabajos como “Sanatorio De Muñecos” y “Revolución 12.111”, con lo que no me mojaré mucho más a la hora de de dictar sentencia sobre si es o no el disco con mayúsculas de HAMLET, eso lo dejo en tus manos una vez lo hayas escuchado.

Lo que sí puedo intentar hacerte ver es que el disco es soberbio a todos los niveles. En lo que a la producción se refiere no hallarás nada especialmente nuevo en relación a discos anteriores, y más si tu aventura con HAMLET no empieza aquí; esto es, una calidad de sonido excepcional, como siempre nos han ofrecido los madrileños.  Si acaso, se puede decir que la masterización a cargo de Fredrik Nordström le ha dado algunos matices más corpulentos a la producción, llevando al grupo por momentos al terreno del Death Metal Melódico de principios de los 90 que se solía hacer en Suecia, aunque la concepción musical de HAMLET no varía tampoco en exceso por este suceso.

En cuanto a las canciones, se puede decir que el grupo dentro de su más que definido estilo siempre ha querido plasmar en cada nuevo lanzamiento cosas diferentes y novedosas con respeto a su predecesor. Si hay una recuperación que verdaderamente me ha entusiasmado es la de Molly, el vocalista. Pero, ¡eh!, que nadie me malinterprete. El ahora melenudo cantante venía ofreciendo una cara bien distinta en sus últimos trabajos, más melódica a grandes rasgos, si bien en “La Puta Y El Diablo” volvió a pisar un poco el acelerador en lo que agresividad vocal se refiere, aún no convenciéndome del todo el resultado final del tratamiento de su voz,  pero es en este “Amnesia” donde el tipo en cuestión vuelve a ser el animal de bellota que antaño demostró ser, ofreciendo una versión de sí mismo que podría hallarse a caballo entre lo que hizo para “Revolución 12.111” y el homónimo álbum negro, es decir, mostrándose agresivo, incendiario y visceral a través de un amplio surtido de voces guturales y rotas, y luego voces melódicas en buena parte de los estribillos.

También me han llamado la atención otros asuntos, como son el hecho de que la banda haya vuelto a hacer uso de los típicos coros mostrencos y cazalleros que tanto rellenaron el mítico” Sanatorio De Muñecos”, como podemos ver en “Estado De Fuga”, así como de elementos orquestales como telón de fondo en “La Fuerza Del Momento”. El soniquete roquero aunque metalizado, eso sí, que tiene el estribillo del single “Un Mundo En Pausa” también está algo alejado de lo meramente habitual en HAMLET, y a decir verdad les ha quedado de vicio. Como genial les ha quedado el riff inicial de “Deja Vu” que perfectamente podrían haber gestado BLACK SABBATH o formaciones como DOWN. A decir verdad, la colección de riffs de guitarra que se pasean por “Amnesia” son de lo mejor que han hecho nunca. Más maduros, densos, elaborados y contundentes que nunca.

En fin, como verás, es un cúmulo de detalles y de pinceladas que parten de unas melodías y letras pegadizas y certeras, una línea musical más definida que nunca y la bombilla de la inspiración tremendamente encendida, lo que hacen que esta bomba de relojería que se han sacado HAMLET de la manga sea uno de los discos del año. De hecho, una frase extraída de uno de los temas del compacto define a la perfección lo que aquí te vas a encontrar: “Directo hacia la yugular, instinto animal”.


Jorge Osoro

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here