HATRIOT – Dawn Of A New Centurion

0

Hace ya 27 años que se publicó el segundo álbum de EXODUS, “Pleasures Of The Flesh”. Desde entonces, se puede decir que Steve Souza ha forjado su leyenda como frontman en el Thrash Metal, como en el increíble  “Fabulous Disaster”. A pesar de la retirada de EXODUS y de no formar parte del regreso de la banda en los 90, volvió en 2002 para brindarnos el genial “Tempo Of The Damned” con ellos. Tras su marcha el reconocimiento le ha valido para tener éxito en cualquiera de sus grupos posteriores (como TENET o DUBLIN DEATH PATROL). Tras eso, en 2010 decidió montárselo por su cuenta con dos de sus hijos en la banda que nos ocupa: HATRIOT.

De la mano de Juan Urteaga (TESTAMENT, EXODUS, MACHINE HEAD…) de Trident Estudios, nos trae un segundo disco con un sonido de Thrash moderno, similar al “Tempo Of The Damned” y casi una copia, en sonido, del “Shovel Headed Kill Machine” de EXODUS. La batería está muy retocada (probablemente triggereada) y las guitarras, aparte de regrabadas hasta cuatro veces, están muy tratadas, con un sonido limpio y potente, tan pulido y tan similar a otros álbumes actuales, que me resulta anodino, cosa que refleja la carencia de personalidad de la banda.

Al comprobar que han realizado dos discos en menos de un año, es fácil pensar que han primado otros intereses por encima de la calidad. Cuando un músico prepara un álbum, se desechan muchas malas ideas y se mira todo con detalle. No es éste el caso, ya que hay canciones y riffs que parecen puestos para rellenar.

Ya hablando de los temas, los hay de varios tipos pero con una característica común: todos ellos son un intento en sonido y estilo de dar continuidad al EXODUS del 2001, como ya pasaba en su anterior disco “Heroes Of The Origin”. Así, nos encontramos con canciones como “The Fear Within” o “Honor In The Rise And Fall” con un marcado estilo Metalcore, riffs sin gracia y voces melódicas en el interludio. En este tipo de cortes, los solos resultan recurrentes y faltos de originalidad. Utilizan las mismas escalas una y otra vez, y no varían los riffs de acompañamiento.

En lo que a las letras se refiere, todas las canciones tienen un marcado mensaje político. Las letras son muy críticas con la política exterior de EE.UU., o la venta libre de armas. En este aspecto he de destacar los gritos de ¡Free Pussy Riot!, al final de “Superkillafragsadisticactsaresoatrocious”.

 

Apenas dos temas merecen la pena, “Dawn Of The New Centurion” y “World Funeral”. En esos dos cortes se pueden apreciar algunos riffs basados en arpegios (compuestos por el joven Justin Cole). A mí parecer, se hacen agradables de escuchar y aportan personalidad.

Una voz tan monótona como la de Souza (al que además le gusta escribir letras muy extensas) necesita riffs originales y que enganchen, como los que realiza Gary Holt en EXODUS. En lo que a este disco respecta, el mismo está lleno de riffs simplones típicos del Thrash actual. Con esta falta de idea y de gancho, la música y la voz de Souza, se hacen aburridas.

Con esta crítica, no quiero decir que HATRIOT esté acabado. Muchos de sus miembros son muy jóvenes y aunque hayan sacado dos discos con tan poca elaboración, hay que decir que todos ellos me parecen grandes músicos. Creo que tienen calidad de sobra para dar con la tecla del grupo y sacar un buen álbum en el futuro. Quizás la clave, como se vio en EXODUS, esté en Souza, en que sepan adaptarse a una voz y un estilo de letras, que apenas ha cambiado en 27 años. Quizás no sea la mejor fórmula intentar hacer un Thrash tan moderno, con riffs tan sencillos y un sonido tan limpio, y mezclarlo con una voz muy rasgada y con apenas tonalidad.

En definitiva “The Dawn Of The New Centurion” es un álbum más en el que se salvan un par de canciones, y que a tantos amantes del Metal, les entrará por un oído y les saldrá por otro. A Steve “Zetro” Souza le valdrá para vender, pero no para convencer.

 

Daniel Fernández

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here