HIVERLAND ha conseguido lo que se proponía: sonar como una banda internacional. En su segundo disco, autoeditado en formato digital, la formación donostiarra ha dado un puñetazo de Power Metal sobre la mesa del mercado español con “The Return…”

El grupo nació hace ocho años con esta vocación de atravesar fronteras y pese a las negativas, el desaliento y varios cambios en el conjunto, parece que HIVERLAND ha encontrado su camino y su propio territorio.

Escribir temas en inglés no es tarea fácil en un país en el que el común de los mortales tararea los estribillos de las canciones porque no entiende de qué van las letras. Sin embargo, este es el menú de HIVERLAND: composiciones musicalmente sólidas, un inglés correcto y aroma a Power Metal europeo.

Los ingredientes son conocidos. Primero, los altos registros de Arkaitz Zayas, vocalista y líder de la banda, capaz de jugar con melodías intensas como en “Need For Survive” o temas más técnicos como “Million Ways” que, por cierto, tiene unos coros logrados.

Segundo, los riffs contundentes y los solos de guitarra obra de Pablo Ocampo y Unai Iglesias. Una pareja que parece entenderse y que deja pistas como “Never Surrender”, con un inconfundible estilo Helloween o “Shooting Star”, algo más compleja y rica en matices.

Tercero, las galopadas y el sólido doble bombo de Björn Mendizábal, artista medio vasco, medio danés y aspecto vikingo. Artiz Salaberría, al bajo, tiene una labor más discreta propia del Power, pero protege bien los temas mientras sus compañeros dejan volar la guitarra.

En resumen, un buen trabajo que podría sonar sin complejos en una sala centroeuropea o dejar alto el pabellón nacional en un escenario nórdico. Esperemos que estos chavales de San Sebastián recuperen algo de la generación perdida del Power español.

 

G. E. Jara

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here