HOODED MENACE – Labyrinth Of Carrion Breeze

0

Han pasado seis años desde que me topé con “Fulfill The Curse”, el debut de HOODED MENACE. Me lancé sobre él sin más referencia que su efectivo artwork y títulos de canciones como “Grasp Of The Beastwoman”, “Laboratory Of Nightmares” y por supuesto, cómo no, “The Love Song Of Gotho, Hunchback Of The Morgue”. También sabía, lo quizá o supe poco después, que este grupo finlandés rascaba en el cine de terror de culto para inspirar unas historias muy centradas, al menos en aquel primer disco, en el terror español de los años 70 y más concretamente en el ciclo de los Templarios Ciegos: “La Noche Del Terror Ciego”, “El Ataque De Los Muertos Sin Ojos” y compañía. Mejor que mejor.

Lo que descubrí fue una procesión hipnótica de Death/Doom Metal absolutamente old school y muy conectado con el primero de los dos géneros. Con una obvia insistencia macabra en las atmósferas, había mucho más de Death Metal en formato híper lento que del híbrido más romántico y gótico que abraza en muchas ocasiones (y muchas veces de maravilla) el estilo. “Fulfill The Curse” llevaba el sello Razorback por los cuatro costados y a día de hoy creo que está entre los tres o cuatro mejores lanzamientos de un sello que tanto ha hecho en los últimos años por el Metal extremo más underground y chiflado por el cine de terror. Desde entonces HOODED MENACE no ha parado. Y, algo tendrá el agua cuando la bendicen, ha grabado splits con COFFINS o ASPHYX y ha editado otros dos discos nada menos que con Profound Lore (“Never Cross The Dead”) y Relapse (“Effigies Of Evil”). Y ahora, y con el cuarto en el horno, edita a través de Doomentia este Ep en formato Lp con dos canciones, más de 17 minutos, nueva formato y el mismo estilo de siempre.

Un estilo que va de la portada, otra vez impresionante, a un sonido labrado en su Joensuu natal y rubricado en Estocolmo. HOODED MENACE, un poco de historia, es la niña mimada de Lasse Pyykkö, uno de esos músicos que ha rondado mil proyectos en los últimos tiempos y que proviene de PHLEGETHON, nombre perdido en la bruma original de la escena extrema finlandesa. Este “Labyrinth Of Carrion Breeze” desentierra otras dos películas de terror setentero, en este caso las británicas “El Grito De La Muerte” y “El Esqueleto Prehistórico”. En lo musical, y eso son excelentes noticias, es más de lo mismo a pesar del salto a cuarteto con la inclusión de dos viejos camaradas de Pyykkö en PHLEGETHON: el bajista Markus Makkonen y el guitarrista Teemu Hannonen. Sigue el batería, una pieza fundamental del sonido del grupo, Pekka Koskelo.

Más de lo mismo: el sonido de HOODED MENACE nació en “Fulfill The Curse” y maduró en el extraordinario “Never Cross The Dead”, con un trabajo más melódico y variado de guitarras por parte de Pyykkö. Sin salirse del molde original, hay un cierto sentido de variedad que redondea el híper metálico y claustrofóbico sonido del grupo. Los tempos van de los más mortuorios a los ritmos a medio tiempo puramente Death. La montaña de riffs matadores que lo propulsa todo deja respirar a los flirteos melódicos que van del Death Metal escandinavo al Doom nórdico de SATURNUS y de ahí al Metal Clásico. Siempre hay espacio para el recuerdo a BLACK SABBATH, SAINT VITUS y hasta CANDLEMASS. Y siempre hay un influjo que va de los primeros CATHEDRAL a ASPHYX, RUNEMAGICK o un Death Metal primitivo y pesado con raíz finlandesa y sueca pero con el carisma de AUTOPSY.

La principal aunque ligera variante de estos dos nuevos mastodontes musicales es que la inicial “Chasm Of The Wraith” tiene una cadencia algo más funesta y vaporosa de lo normal, algo que ya sugiere un escalofriante inicio de melodía desolada y recorrida por un salmo satánico extraído de la citada “El Grito De La Muerte”. “The Creeping Flesh” es cien por cien marca de la casa con esos riffs de arquitectura lovecraftiana y esas cadencias que supuran oscuridad, opresión demente y Death Metal. Y es un temazo, claro.

Este lanzamiento no hace sino reafirmar el status de grupo de culto que tiene bien ganado HOODED MENACE y aderezar la espera del sucesor de “Effigies Of Evil”. A juzgar por estas dos nuevas canciones, y a juzgar en realidad por toda la producción del grupo en sus más de seis años de vida, no podemos hacer otra cosa que frotarnos las manos.

 

Juanma Rubio

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here