Crítica de IMPERIAL JADE – On The Rise

0
Imperial Jade

Recuperar la esencia de los años 70. Generar esos viejos sonidos con respeto y con tino. Involucrarse de pleno en una forma de elaborar, digerir y procesar una música que, por décadas que puedan pasar, sigue buscando un hueco en el que asomar la cabeza ante la irremediable oleada de estilos fusionados y reconvertidos que nos ha traído esta segunda mitad del siglo XXI. Efectivamente, salir airoso de ese anacrónico cometido es todo un arte que no muchas bandas manejan y dominan con la insultante soltura con que lo hace IMPERIAL JADE, protagonistas de este escrito debido al lanzamiento de su segundo trabajo, “On The Rise”, un álbum que reafirma esa convicción de apostar por un sonido opaco, lejano, pero empapado en feeling con el que refugiar los diez temas del LP.

Viaje a los 70 y 60 con IMPERIAL JADE y su “On The Rise”

Todo lo que hallamos en esta obra es, precisamente, una recopilación de pasajes, fraseos, instantáneas que, de algún modo, nos dejaron hace más de cuarenta años muchas caras del gremio de los 70, si bien también podríamos incluir esos aún más veteranos finales de los 60. Introducir el CD en su reproductor, acomodarse y relajarse in situ es la mecánica idónea para afrontar la escucha de “On The Rise”, mientras nuestros oídos van percibiendo las infinitas referencias a agrupaciones como FREE, LED ZEPPELIN, los primigenios WHITESNAKE, los PURPLE más colocados, BAD COMPANY en menor medida e incluso RUSH, por el timbre agudo y nasal de Arnau Ventura, el cual se mueve constantemente en ese prototipo de tesitura envolvente y frenética que tanto personalizó en su momento Geddy Lee del citado trío canadiense.

Durante el periplo, tampoco resulta difícil acordarse de algunas bandas que, años después del momento de máxima popularidad de estas vertientes, picotearon de esa esencia retro como es el caso de THE BLACK CROWES. Del mismo modo, y ya casi a modo de equiparación morbosa, se me antoja imposible esquivar el nombre de los afamados GRETA VAN FLEET, quizá la formación más en boca de todos a nivel mundial dentro de esa corriente vintage, y de otros contemporáneos suyos como DEWOLFF, banda holandesa que al igual que IMPERIAL JADE se nutre de longevas inspiraciones.

La variedad de “On The Rise”

Se podría decir que la heterogeneidad, pero con cierto orden y visión de lo que se está haciendo, es lo que reina en “On The Rise”. Para evitar posibles conjeturas, comprueba por ti mismo cómo “You Ain’t Seen Nothing Yet” cabalga sobre una base atestada de Funk Rock clásico en el que resaltan las marcadas líneas de bajo, mientras que “Dance” titubea menos con el mestizaje musical y ofrece un estilo más directo e intenso con el que el quinteto barcelonés invoca el espíritu de formaciones como los británicos FREE.

Poco después, “Sad For No Reason” se sumerge en los sonidos sureños americanos satisfactoriamente, dando una lección de cómo rescatar ese carácter redneck. Por su parte, “The Call” también presenta un envasado sureño aunque adornado con una buena ración de psicodelia que me recuerda a unos jovenzuelos AEROSMITH en sus primeros trabajos.

En el ecuador del disco, “Glory Train” logra tener esa fisionomía de grupo actual rebuscando en el baúl de los 70’s; de hecho, en esta ocasión la labor vocal de Arnau consigue que me acuerde de Myles Kennedy. “Lullaby In Blue” es mesura, elegancia y un pasaporte al entretenimiento para aquellos que gusten de las posibilidades que puede ofrecer una guitarra eléctrica. Atentos, además, al giro sabbathico que experimenta el corte. Asimismo, “Keep Me Singing” me retrotrae de nuevo y de un modo eficaz a los dominios de FREE o de ERIC CLAPTON en sus primeros lanzamientos en solitario, pero lo hace sorprendentemente bien, sonando con una inusual frescura para tratarse de un género tan manoseado durante décadas y décadas.

“Heatwave” nos regala cuatro minutos de puro dinamismo y calidez musical que se siguen aferrando a ese sempiterno sonido old school, mientras que “Rough Seas” se deja querer por el Hard Rock-Blues que tan pronto te traza mentalmente a los ZEPPELIN como a los originarios WHITESNAKE. Finalmente, “Struck By Lightning” tiene la significativa misión de despedirnos de IMPERIAL JADE, y lo hace con mucho humo marihuanero y con una bocanada de pasajes psicodélicos con sabor a jam improvisada donde sobresale el uso del teclado y su alma Hammond.

Nada que reprocharle y mucho que aplaudirle a IMPERIAL JADE, una banda que, con tan solo dos trabajos, no solo ha logrado acaparar las miradas de promotoras de envergadura, asunto que les ha ubicado de lleno en importantes festivales como Rock Fest o Resurrection Fest, sino que ha perseguido y obtenido una identidad tan perteneciente al pasado como al presente, dado el revival de bandas cortadas por un patrón setentero que estamos viviendo. Los barceloneses son eficaces y bastante buenos, y, si nada se tuerce, darán que hablar aunando pasado, presente y futuro.


 

Discográfica: Lengua Armada

Más sobre IMPERIAL JADE en su Facebook.

Reseña Panorama
Nota
8.5
Compartir
Artículo anterior2019-03-29 IMPERIAL JADE
Artículo siguienteConciertos de UNDEROATH en Madrid y Barcelona
Licenciado en Comunicación y redactor en varias webs especializadas en Rock y Metal desde hace más de una década, plataformas que me han servido, al igual que el actualmente aparcado mundo radiofónico, para darle rienda suelta a mi creatividad enfocada a una de mis grandes pasiones: la música. A su vez, soy un gran entusiasta del cine en todas sus vertientes, especialmente en la rama dedicada al terror, fantasía y ciencia-ficción.
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here