Crítica de [IN MUTE] - Chaos Breeder

0
In Mute Chaos Breeder

En 2014, en el mítico Wacken, [IN MUTE] se hizo hueco en la Metal Battle, la batalla de las bandas. Participó, ganó y se volvió a Valencia con la experiencia, el prestigio... y los 5.000 euros de premio que se lleva el vencedor. Empiezo por esto porque me despierta sentimientos de admiración y cierta envidia, y prefiero quitármelos de encima cuanto antes. Como amante del Metal que asume que ese suelo, por mucho hype y efecto moda que le haya acompañado en los últimos años, es sagrado, sé la felicidad que produce pisarlo como aficionado, así que no puedo ni imaginarme lo que supone como vivencia para un grupo tocar, y colarse en unos cuantos titulares por ganar un certamen, allí. A veces conviene simplificar las cosas de la vida: trabajarse desde la zona cero un sitio en la Metal Battle de Wacken y ganarla ya es algo que nadie quitará a [IN MUTE]. Un grupo que, además, hace buenos discos. El último se llama "Chaos Breeder".

En los dos años que han pasado desde la edición de "Gea", [IN MUTE] ha cambiado dos miembros: se fueron el guitarrista Pejota y la cantante Steffi, sobre la que se apoyaba sin rubor (y sin que haya nada malo en ello) la imagen del grupo y han llegado Mike, un músico con buen un currículum ya en la escena extrema valenciana, y la serbia Vanja Obscure, a la que los miembros de [IN MUTE] conocieron (creo) en un festival belga cuando ella estaba en MARTYRIUM, banda maltesa de Black Metal Melódico.

En los equilibrios internos de un grupo puede haber bajas más significativas que la del frontman/frontwoman. Pero de cara al público, y más en casos como este, supone inevitablemente una muda de piel en la que [IN MUTE] se jugaba mucho y de la que sale bien parado. Vanja tiene fuerza y un registro lo suficientemente agresivo, y parece muy cómoda en esta primera aventura con un grupo que ha grabado un disco sumamente profesional, con momentos muy inspirados y capacidad para gustar. Sobre todo en ese saco notable de aficionados, más bien jóvenes, que tocan lo extremo sin profundizar y se manejan bien entre lo moderno y lo más tradicional.

[IN MUTE] factura en "Chaos Breeder" un álbum profesional y cuidado

Supongo que [IN MUTE] ha escuchado muchas comparaciones con ARCH ENEMY, pero es que las similitudes son obvias. No solo por la voz gutural femenina, que también: la base de su estilo se maneja entre el Death Melódico y el Deathrash, con pasajes modernos y crujientes y también armonías, melodías y riffs mucho más tradicionales. El resultado es energético, frontal y muy accesible, con enriquecedores pero controlados toques Progresivos, fases cercanas al Metalcore y coros y voces dobladas limpias (del penúltimo en llegar, Mike) en casi todas las canciones, un riesgo de uniformidad que sobrevuela pero acaba siendo inofensivo, creo, en un disco muy de canciones, 8 en 36 minutos, y al que por eso le falta la guinda de que éstas sean definitivamente adictivas. Que se te queden en la cabeza y no te pasen un puñado de horas sin que te entren ganas de volver a ellas. Especialmente con discos de este perfil, eso es importante. Pero el trabajo es visible, la interpretación impecable, la producción cuidada, tensa y moderna y las posibilidades del grupo, a partir de esa propuesta, francamente amplias.

En todo caso, y en un sonido muy de Resurrection Fest (y espero que se me entienda en virtud de ese perfil de grupos que gusta tanto en el muy exitoso festival gallego), este "Chaos Breeder" tiene, sobre todo, una parte central brillante, más cercana a esos ARCH ENEMY post "Wages Of Sin" como en "A Beautiful Disaster", con un parte clásica y emocional como en "EcceTorment" o más moderna y Aggro como en "Depth Of Suffering".

En el tramo final [IN MUTE] saca ramalazos todavía más modernos: grooves, efectos atmosféricos, estribillos especialmente abiertos y hasta algún leve escarceo industrial: el tema título y "Unhallowed Divination" alejan al disco de cualquier amago de monotonía y enseñan más caras de lo que debería ser un buen futuro para este grupo valenciano, al que es difícil encontrar grandes defectos. De hecho, después de escuchar este disco ni siquiera dan ganas de buscarlos.

Canciones con personalidad y gancho (no todas el mismo, eso también es cierto), suficientes ingredientes para no caer en el Melodeath facilón pero dentro de un sonido accesible que, por ejemplo (y por seguir con aquello del sonido Resurrection), no se aproxima apenas a los terrenos más revirados de JINJER, por si alguien se siente tentado a buscar esa comparación. "Chaos Breeder" es un buen disco de Metal agresivo y directo, con un nivel absolutamente profesional en todos los frentes (también en la portada de Ester Galán) y hecho para gustar a aficionados de diversos palos. Solo tienes que darle una oportunidad y es probable que te conviertas en uno de ellos.


Discográfica: Art Gate Records

Más información sobre la banda en su página de Facebook.

Reseña Panorama
Nota
7
Compartir
Artículo anteriorCrítica de AVATARIUM - The Fire I Long For
Artículo siguienteCrítica de DELDRAC - Against Tyranny
De la vieja guardia a base de cumplir años, y ya van suficientes como para que cumplirlos sea una putada. Me gano la vida escribiendo y llevo más de un cuarto de siglo escuchando Metal. La gran constante de una vida que me paso intentando cumplir aquello de que hay que ser de los buenos porque ya hay demasiados de los malos en el mundo.
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here