IRON MASK – Fifth Son Of The Wintermoon

0

¿Qué sería del bueno de Dushan Petrossi sin Yngwie J. Malmsteem? Su estilo es parecido, su aspecto similar (o eso intenta) y seguramente no le quepa un alfiler en su orificio anal desde que tiene entre sus filas al mítico Mark Boals, vocalista de varios de los discos más conocidos de Yngwie J. Malmsteem, entre ellos, el gran “Trilogy”.

Afortunadamente para todos nosotros, Dushan Petrossi y IRON MASK son más directos que Yngwie Malmsteem en la actualidad, que lejos de los últimos bodrios de este, practican un entretenido Power Metal Neoclásico, aunque estancado en los manidos clichés de este género, y sin aportar absolutamente al oyente, salvo un buen rato a quien le entre mejor por el oído que a un servidor.

Y si las composiciones son lo más estándar del mundo, ya ni hablemos del hecho de contar con Mark Boals a las voces, lo cual le resta cualquier tipo de personalidad que pudiese tener. Que nadie me tire un ladrillo a la cabeza, Mark Boals es un cantante excelente, y su voz es fenomenal, pero parece que los grupos tiran de piñón fijo para contratar a los vocalistas ya que raro es el disco en el que, si no sale Rick Altzi o Mats Levén, voy a escuchar a Mark Boals. ¿Quién no recuerda a Jorn Lande cantando en mil grupos hace unos años? Caso diferente es el de Oliver Hartmann, uno de los primeros vocalistas en colaborar con Dushan Petrossi y su otra banda, MAGIC KINGDOM, ahora más ocupado en tocar a la guitarra en AVANTASIA que a deleitarnos con su excelente voz. Una pena.

Y sin andarme mucho por las ramas, me centraré en “Fifth Son Of Winterdoom”, un disco cuya portada refleja muy bien continuidad sonora con respecto a “Black As Death”, muy similar en prácticamente todo, y de una duración bastante elevada que no ayuda al conjunto. Se agradecen intentos de melodías pegadizas en temas como “Angel Eyes, Demon Soul” o “Back Into Mystery”, que despuntan un poco con respecto a “Black As Death”.

No sucede así con cosas como “Father Farewell”, una balada aburridísima o el tema que da título al álbum, “Fifth Son Of Winterdoom” y sus diez minutos de sopor. Otros temas a destacar serian “Lion In A Cage”, rápida y pegadiza, o el medio tiempo “One Commandment”. “The Picture Of Dorian Gray” es otro de los mejores temas del álbum, aunque más alargado de lo que debería.

“The Fifth Son Of Winterdoom” aprueba en todos sus aspectos, pero no sobresale en ninguno. Los fans de Dusshan Petrossi están de enhorabuena, pues este disco cumplirá todas sus expectativas, pero para los que MAGIC KINGDOM o IRON MASK nos llevan aburriendo desde sus inicios, no nos dirá absolutamente nada.

 

Javier Calderón

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here