JOHN WETTON – Raised In Captivity

0

El negocio de la música debe ser adictivo y motivador. De otra manera no se podría explicar que John Wetton, a sus 62 años, se le haya ocurrido sacar un nuevo disco. Y nada de recopilatorios o directos, sino que se ha plantado con un nuevo álbum que le ha quedado genial, y más si tenemos en cuenta que después de haber vertido su creatividad en ASIA, URIAH HEEP o KING CRISOM, todavía se le pueden ocurrir cosas.

Wetton se ha marcado una hora de música con unos compañeros de viaje espectaculares. Músicos como Steve Morse o Robert Fripp participan en este viaje que empieza en el Progresivo y acaba en el AOR, pasando, con mucha elegancia, por una multitud de estilos. Y es que este “Raised In Captivity”, que viene, por supuesto, de la mano de Frontiers, es una joya que mejora con cada escucha.

De esta manera, desde el primer momento nos encontramos con auténticos éxitos, como el corte inaugural “Lost For Words”, una canción trabajada hasta el más mínimo detalle. Después de ésta, llega el tema-título, que demuestra la clase de Wetton, quien logra hilvanar la canción desde el Progresivo inicial hasta un Rock mucho más comercial en el último tramo. La trilogía inicial acaba con una suave “Goodbye Elsinore”, muy agradable, pero que hubiese quedado mejor al final del track list. El tercer corte resulta demasiado tempranero para una balada; hecho que se agrava si la siguiente canción, como es el caso, no es muy cañera.

Sin embargo, todo queda solucionado con la gran “We Stay Together”, el mejor tema del disco. He oído algunas críticas a esta canción que la acusan de ser demasiado dulce y facilona. Sin embargo, un corte con este estribillo merece ser coreado cerveza en mano en una noche de Rock N’ Roll. En resumen, unas voces muy logradas que la acercan a la categoría de clásico.

Esa canción supone el punto final a la parte más azucarada del disco. El sexto corte, “The Human Condition”, nos hunde en un Progresivo de cariz más oscuro que demuestra la variedad de la que dispone este álbum. Cuando todavía estás recuperándote de esta explosión, el enfoque progresivo sigue, aunque con un toque más medieval en “Steffi’s Ring”, donde incluso llega a sonar una flauta travesera.

El ritmo se recupera con “New Star Rising”, un corte más orientado hacia el Rock N’ Roll y que tiene cierta historia, ya que fue escrito hace 31 años y hasta el momento nunca había encontrado un hogar. Bienvenida sea. El corte final es otro de los momentos emocionantes del álbum, ya que la canción cuenta con la participación de la cantante holandesa Anneke Van Giersbergen y el respaldo de la Orquesta Filarmónica de Seattle.

Posiblemente, a día de hoy, seas incapaz de encontrar un disco de un solo artista en el que en 60 minutos se dé tal repaso al Rock como el que podrás disfrutar en este clásico actual de John Wetton. Los rockeros nunca mueren, ni siquiera envejecen.

 

Carlos Camino

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here