JOURNEY – Eclipse

0

JOURNEY vuelve a interrumpir su camino en la carretera para grabar un nuevo disco. Es una buena noticia por dos razones, la primera por el seguro de discazo que tiene suscrito JOURNEY y la segunda para escuchar a Ariel Pineda, la encarnación filipina de Steve Perry. Por mucho que digan los puristas poco acérrimos de este cantante, nadie sería capaz de distinguir entre uno y otro si no se le dijese antes quien es el intérprete.

“Eclipse” supone un álbum superior a los anteriores de esta última época de los estadounidenses, aunque todavía menor con respecto a los de los grandes JOURNEY. El disco deja algún tema para el recuerdo, como el single “City Of Hope”, que ha quedado demostrado que es una bomba en directo, aunque falta de ese punto de enganche que hace que una canción buena se convierta en especial. En especial echo en falta estribillos que han marcados nuestras vidas como “Don’t Stop Believin'” o “Any Way You Want It”, porque realmente son expertos en hacer disfrutar al públicos en estos lances.

Eso sí, que nadie se engañe, este disco es un nuevo ejemplo de la elegancia hecha música. Cain y Schon siguen siendo el pulmón de este grupo que más que echar de menos a Perry echa de menos la inspiración en algunos lances, aunque sus directos desborden de ilusión, trabajo y ganas de agradar.

Después de la citada “City Of Hope” el disco mantiene el nivel con otro gran corte como “Edge Of The Moment”, con una nueva buena actuación de Schon que ofrece durante toda la canción una confortable cama para las voces de Pineda. Y es que el guitarrista se luce a lo largo de todo el álbum, de hecho, en el siguiente tema, “Chain Of Love”, sus guitarras es lo más rescatado, ya que su estilo más progresivo la hace menos accesible que otros de la banda.

Acto seguido llega la balada, pero no os esperéis un “Faithfully”, sino un tema mucho más complejo, con un buen comienzo que va enredándose según avanza la canción para terminar como acabó. Otra semibalada un poco extraña es “Resonate”, posiblemente el corte más raro del disco. Lo único que le une a JOURNEY es la voz de Pineda. Es una canción compleja carente de ninguno de los sonidos típicos del grupo.

Y si de temas extraños hablamos no hay que dejar pasar “Human Feel”, que comienza con unos ritmos un poco extraños y, esta vez sí, desemboca en un tema JOURNEY cien por cien. Y después de mucho esperarla llega una balada como mandan los cánones, “To Whon May It Concern”, más suave, más JOURNEY. Para finalizar, una grandísima instrumental “Venus”.

“Eclipse” es ese agradable capítulo intermedio, descriptivo y elegante, en busca de un poco del descaro perdido por los años. Su gran trabajo en los últimos tiempos hace que no se pueda dudar de la capacidad de JOURNEY por parir un último gran disco antes de cortarse la coleta.

 

Carlos Camino

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here