KRITTER – Freak Show At Carnival Time

0

KRITTER es un grupo proveniente de Salamanca cuyo estilo quizá podría enmarcarse en el Death Metal Melódico. Y digo “quizá” porque si analizamos su música descubrimos que esta etiqueta es, a grandes rasgos, inservible. Quitando la voz rasgada que emplea la banda, lo cierto es que musicalmente encontramos en “Freak Show At Carnival Time” un disco inclasificable, a caballo entre el Heavy Metal, el Thrash y componentes de diversos géneros.

El arranque “Sweet Home Sanitarium” tiene mucho de MEGADETH, por el tono de la canción y la forma de cantar de Gabe, siendo un tema de perfil thrasher mientras que “Coltan” y “The End Of Your Life” podrían encorsetarse en el Heavy Metal de tintes batalladores, con mucha melodía de guitarra. Los riffs son más cortantes en “The End Of Your Life”, incluyendo teclados que aportan aires de modernidad al estilo de bandas como SONIC SYNDICATE, THE UNGUIDED o RAINTIME.

KRITTER es, desde luego, una rara criatura. “In The Name Of God” es una extraña mezcla entre el Heavy Metal épico de corte clásico y el Viking-Pagan, sazonado con música árabe y unas voces que inevitablemente me recuerdan a Udo Dirkscheneider, a pesar del timbre completamente distinto. Y de nuevo “Freak Show At Carnival Time” pega un giro con corte “Out Of Control”, de ritmos muy marcados y un final pesado, y tras el sexual interludio “Bloody Is Coming” de nuevo nos encontramos con otro corte muy heavy, “Bloody Snake”, y otro viraje más al Death Melódico de Göteborg en “Erik The Red”, canción a la que habría que poner un pero: la producción de los coros. En “Extreme Pain, Extreme Pleasure”, por momentos podría decirse que estamos escuchando a Chris Botheldal de GRAVE DIGGER en un corte, de nuevo, netamente heavy metalero. En el pegadizo “Demons” escuchamos algo de IRON MAIDEN, o mejor dicho, Bruce Dickinson, en la manera de cantar de Gabe. “Wall Of Death” cuenta con un inicio que parece pensado para hacer precisamente lo que dice el título en los conciertos. Le siguen el potente corte apocalíptico “Seven Seals” y “Rise Song”, canción que finaliza el álbum, que podría casi encajar en el trabajo de algún grupo de Folk Metal. Se trata de un corte acústico muy tranquilo que denota la capacidad de KRITTER para moverse por todo tipo de ambientes.

A pesar de canciones resultonas, “Freak Show At Carnival Time” no termina de redondear la jugada por el batiburrillo de influencias -ojo, para muchos puede ser algo positivo- que denota que el grupo todavía está experimentando. Quizá KRITTER necesite otro enfoque para llevar al máximo nivel sus habilidades y así cimentar su identidad como banda, si bien por el momento nos está dejando muestras de una personalidad muy peculiar, aunque con ciertos aires de indefinición.

 

Enrique Herrero

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here