LAKE OF TEARS – Illwill

0

Ponerse a escuchar el ultimo trabajo de LAKE OF TEARS siempre es algo especial porque desde que debutase hace ya bastante tiempo la sorpresa y la evolución ha sido la constante de la banda.

Tras cuatro años los suecos han regresado con “Illwill”, todo un descubrimiento en el maremagnum de lanzamientos en este 2011, un trabajo que se diferencia rápidamente de su anterior LP “Moons And Mushrooms” tras la primera escucha y, aunque ambos trabajos son destacables, el nuevo destaca especialmente por la limpieza de su sonido, por su frescura, porque han prescindido de la mayoría de arreglos típicos de su genero y así la factura es más limpia, más sincera incluso me atrevería a decir.

La producción de este trabajo es sobresaliente, porque han sabido conjugar las bases de identidad del grupo con esas melodías melancólicas y sonidos góticos (movimiento al que se les asocia aunque de manera errónea) mezclados con otros estilos más duros como el Thrash Metal gracias a la abundancia de potentes riffs en muchos de sus temas.

El primer corte, “Floating In Darkness”, es quizás el más convencional del álbum, si por convencional entendemos más parecido a lo que nos había ofrecido la banda hasta el momento. Esta sensación desaparece por completo tras escuchar el siguiente tema que da nombre al disco, “Illwill”, porque aunque tiene esa oscuridad inherente a la banda ya se notan los cambios que quedan totalmente patentes en “The Hating”, mi tema favorito con diferencia gracias a ese acercamiento nada disimulado al Thrash Metal con los mencionados riffs.

Más indiferente me he quedado con “U.N.S.A.N.E” que pese a contar unos arreglos corales de lo más acertados y unas agradables guitarras melódicas no ha hecho otra cosa que aburrirme. Menos mal que “House Of The Setting Sun” cambia totalmente el registro y, salvando las distancias, sus tonos medidos y sus guitarras lentas me recuerdan poderosamente a esos dioses del Rock Sinfónico Progresivo llamados PINK FLOYD. “Behind The Green Door” es otra golosina del disco pues al escuchar sus arreglos y sus notas tristes y apagadas no puedo dejar de pensar la escena pregótica ochentera de bandas como SISTERS OF MERCY.

Tras un bloque de temas más tranquilo nos acercamos a la recta final de “Illwill” con temas más cañeros como “Parasites” que vuelve a esos riffs thrashers que tan buenos resultados han dado. Más bruta si cabe es “Taste Of Hell” que se acerca mucho a estilos más extremos como el Death Metal o Black Metal. Géneros que no son para nada aparcados en la canción final “Midnight Madness” que parece tocada por otra banda debido a su dureza.

Se trata en definitiva de una propuesta arriesgada y variada que a los más puristas seguidores de LAKE OF TEARS puede llegar a desgradar pero que sin duda su rica mezcla de ritmos atraerá a nuevos seguidores, algo que siempre es positivo tanto para el propio conjunto como para la música en general.

 

Txema Sáez

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here