Lambesis (AS I LAY DYING) condenado a seis años de prisión

0
as-i-lay-dying-2012

Tim Lambesis, cantante de AS I LAY DYING, acusado de contratar a un sicario para matar a su mujer, ha sido sentenciado a seis años de prisión sin posibilidad de libertad condicional. El intérprete se declaró culpable de los cargos que se le imputaban el pasado 25 de febrero.

Los excompañeros de Lambesis Nick Hipa, Phil Sgrosso y Josh Gilbert estuvieron presentes en el juicio celebrado en San Diego ayer viernes 16 de mayo.

El juez Carlos Armour aseguró a Meggan, esposa del cantante, y a sus tres niños etíopes adoptados, que recibirán una protección de diez años.

Mike Murphy, padre de Meggan, declaró en el juicio que la familia todavía teme su asesinato: "Sabemos que la prisión es una gran coartada para alguien que quiere completar sus actos".

En su turno de palabra, Tim Lambesis, que considera que la verdadera sentencia es que quizá no vuelva a ver a sus hijos de nuevo, ha llorado y ha hablado de esta manera: "Siento un profundo remordimiento. Quiero daros las gracias. Por sus oraciones, que prueban que todavía tienes tu corazón". También ha declarado que no pudo disculparse verbalmente con Meggan debido a la orden de alejamiento.

Os recordamos que el año pasado la fiscal del distrito Claudia Grasso realizó un relato de los hechos. El músico comentó en un gimnasio que quería a su esposa, de la que se estaba separando, muerta. Se citó con un agente encubierto que se hacía pasar por sicario, quien preguntó a Lambesis si quería a su mujer muerta, y éste le respondió "Sí, es lo que quiero". Después el cantante le dio un sobre con 1.000 dólares en metálico con instrucciones detalladas, fotos de su mujer, su dirección, el código de seguridad para pasar la entrada de la casa y las fechas en las que el asesinato podría tener lugar: cuando Lambesis se encontrara con sus tres hijos adoptados para tener coartada.

Anteriormente Tim Lambesis se había declarado no culpable de los cargos y se encontraba en libertad tras pagar dos millones de dólares de fianza. El cantante era controlado mediante un GPS y no podía acercarse asu mujer y a sus hijos.

La defensa había asegurado que el cantante era víctima de un complot: "Alguien efectivamente orquestó todo. Tim no intentó dañar a nadie. Alguien ha dado información falsa a las autoridades para salvar su propio pellejo. Si tuviera que definirlo de alguna manera, sería como un montaje de un sucio soplón". Incluso, como argumento en su favor, el abogado esgrimió el daño que los esteroides habían causado a la mente de Lambesis.

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here