Leyendas del Rock 2017: Blind Guardian, Epica, Arch Enemy, Alestorm…

0
Blind Guardian - Leyendas del Rock 2017
© Leyendas del Rock - Salvador Villa

Leyendas del Rock 2017 – Jueves 10 de agosto, Villena, Alicante (Polideportivo Municipal)

Conciertos de STEVE ‘N’ SEAGULLS, AND THEN SHE CAME, INSOMNIUM, ALESTORM, RAGE, EPICA, INQUISITION, BLIND GUARDIAN, OMNIUM GATHERUM, ARCH ENEMY, MASTERPLAN, TRIPTYKON, RAVEN, OBÚS


Crónicas del Leyendas del Rock 2017

Fiesta de presentación: AMON AMARTH, MEDINA AZAHARA, STEVE HARRIS BRITISH LION

Viernes 11 de agosto: MEGADETH, HAMMERFALL, OVERKILL, AVALANCH, WARCRY

Sábado 12 de agosto: SABATON, BATTLE BEAST, RHAPSODY


 

Fiesta y diversión en Leyendas del Rock 2017

Después de la jornada de mal tiempo en la fiesta de presentación del miércoles, el primer día de festival empezaba con buena climatología. Sin rastro de tormentas y con poco calor, el ambiente era ideal para afrontar algunas de las actuaciones más esperadas del festival.

Como actos principales, repetía ARCH ENEMY y se estrenaban los alemanes BLIND GUARDIAN, dos monstruos de la escena del Metal que compartían cartel con delicatessen y rarezas, por ejemplo las bandas Metal Extremo INQUISITION y TRIPTYKON. Esta dualidad en la que se mueve Leyendas Del Rock desde hace unos años funciona a nivel de público, fiel asistente cada agosto al polideportivo de Villena.

Este día lo completaban bandas internacionales de enorme tradición como RAGE y otras más pequeñas y de menos años de carrera como OMNIUM GATHERUM. No podían faltar tampoco las habituales bandas españolas como OBÚS, visitantes asiduos del festival. Ahí seguía también la persistente idea de meter pequeñas bandas de la NWOBHM, con RAVEN a la cabeza.

El cartel del jueves era un claro ejemplo de la fórmula de Leyendas Del Rock, un modo de hacer las cosas que se repite y sigue fidelizando a los ya miles de adeptos que iniciaban el día con la loca propuesta de STEVE ‘N’ SEAGULLS.

STEVE ‘N’ SEAGULLS

Atípica confirmación la de los finlandeses STEVE ‘N’ SEAGULLS y su Bluegrass absolutamente festivo. Sin duda, su particular sonido y carisma hizo disfrutar a los asistentes que se congregaban a primera hora del jueves en el Leyendas del Rock 2017.

Steve N Seagulls - Leyendas del Rock 2017
© Leyendas del Rock – Salvador Villa

Aunque no llegamos a “The Trooper” por la cola que había para acceder al recinto, sí pudimos disfrutar de otras versiones como “Over The Hills And Far Away” de Gary Moore, “You Could Be Mine” de GUNS N’ ROSES, “You Shook Me All Night Long” de AC/DC o “Sad But True” de METALLICA, con un inicio casi Surf.

Steve N Seagulls - Leyendas del Rock 2017
© Leyendas del Rock – Salvador Villa

Los fineses llamaban la atención por sus pintas redneck (sombreros, pantalones recortados, el gorro de zorro o lobo del acordeonista…) y, sobre todo, por su adaptación de canciones de Rock y Metal a instrumentos como banjo, acordeón y contrabajo, aparte de una batería que sacaba un sonido muy especial. Por lo tanto, estos pintorescos y divertidos músicos pusieron a bailar a los presentes con esos temas clásicos convertidos en pura fiesta, dándoles una vuelta de tuerca original.

Steve N Seagulls - Leyendas del Rock 2017
© Leyendas del Rock – Salvador Villa

Una casi irreconocible “Cemetery Gates” de PANTERA, “Burn” de DEEP PURPLE, “Seek And Destroy” de METALLICA con circle pit incluido y una fascinante “Thunderstruck” de AC/DC fueron los últimos disparos de STEVE ‘N’ SEAGULLS. Aunque algunos no veíamos claro qué podía salir de esto, sin duda despertaron la alegría en la audiencia.

Enrique Herrero

 

AND THEN SHE CAME

La primera vez que escuché el nombre de este grupo pensé inmediatamente que se trataba de una banda de Metalcore, pero estaba bastante errado en esa impresión. Mi primer contacto con AND THEN SHE CAME fue precisamente el Leyendas Del Rock 2017 y vi cómo se manejaban en otros códigos musicales.

Los alemanes están practicando Metal Melódico Moderno en el que tienen cabida elementos de música electrónica. Estos efectos eran incluidos en la música gracias al guitarrista y bajista que se alternaban en ambos laterales del escenario para manipular una mesa de mezclas. Desde luego, no encontré nada que fuera especialmente atractivo bajo el prisma de mis gustos, pero no se puede negar lo evidente: el grupo dio un buen concierto.

Creo que no solo yo aparecí en el escenario Mark Reale sin más interés que pasar el rato viendo a una banda de la que no sabía nada. Era la primera actuación del día, ya sin la lluvia del día anterior, pero manteniendo una temperatura agradable, y lentamente el foso se fue llenando de asistentes.

Con solo un álbum a sus espaldas, lanzado en 2016, es normal el frío recibimiento inicial. A pesar de todo ese desconocimiento sobre AND THEN SHE CAME, los germanos supieron acabar enganchando a todo el mundo, poco a poco y gracias en buena parte al carisma de Ji-In Cho, vocalista alemana de origen coreano que rendía tributo a sus orígenes con alguna estrofa cantada en su lengua materna.

Su atractivo físico, su gesticulación, bailes y saltos conectaron según pasaban las canciones con los asistentes. Se empleó todo el tiempo disponible para tocar exclusivamente temas propios, evitando el recurso fácil de hacer alguna versión. Esto obliga a reconocer aún más la habilidad que tuvo el grupo para levantar al público solo con su música, inédita para muchos hasta ese momento. Entiendo que desde ahora captarán a los seguidores de bandas como TRILLIUM, EPICA o LUNATICA que por allí pasaron.

La banda tuvo la deferencia de dedicar una de sus canciones a todos los otros grupos del festival, y muy especialmente a sus amigos ARCH ENEMY. Se despidieron entre aplausos y con la admiración de una mayoría que entró sin saber a lo que iba y salió satisfecha con la puesta en escena de AND THEN SHE CAME.

Carlos Herrero

 

INSOMNIUM

La duodécima edición del Leyendas reflejó en parte el grandísimo momento que está viviendo el Death Metal melódico. Además de ARCH ENEMY como uno de los reclamos principales, el festival traía a los abanderados del estilo en su vertiente más accesible y melancólica: los fineses INSOMNIUM.

Insomnium - Leyendas del Rock 2017
© Leyendas del Rock – Salvador Villa

Con una discografía muy sólida, llena de canciones perfectas para el directo, el último trabajo del grupo, Winter’s Gate, es su disco más complejo y de más difícil digestión: un arriesgado tema de cuarenta minutos dividido en varias partes. INSOMNIUM se liaron la manta a la cabeza, quizá en un alarde de confianza en su obra o en un ejercicio de mirarse el ombligo, y descargaron sobre las tablas la mastodóntica pieza. Para su público habitual puede ser algo curioso, pero para los neófitos lanzar una canción tan larga y con pocas partes fáciles de memorizar puede convertirlos en un auténtico muermo.

Insomnium - Leyendas del Rock 2017
© Leyendas del Rock – Salvador Villa

El sonido no acompañó en absoluto a la banda. La batería de Markus Hirvonen, en especial el bombo, se comía tanto al bajo como a las detallistas guitarras de Ville Friman y Markus Vanhala. Hasta pasados casi diez minutos no se empezaron a distinguir adecuadamente las virguerías de los dos músicos, perdiendo en absoluto toda la atmósfera sombría y melancólica que habiatualmente crean. Afortunadamente, las voces del bajista Niilo Sevänen y la melódica de Ville Friman se oían perfectamente, y los teclados pregrabados no tenían mucho protagonismo.

A pesar del sonido y de la elección del set list, INSOMNIUM son una máquina perfectamente engrasada: ejecutan con precisión y con sentimiento y, a pesar de la luz del día, consiguieron trasladar parte de su melancolía al público. Tuvieron el buen tino de terminar su actuación con dos canciones de Shadows of the Dying Sun, uno de sus mejores discos, Ephemeral y While We Sleep. Ya con los fallos de sonido corregidos,  los dos temas sonaron tan oscuros y adictivos como lo hacen en disco.

Insomnium - Leyendas del Rock 2017
© Leyendas del Rock – Salvador Villa

La relativamente poca gente que había frente al escenario a esas horas se fue en parte con una sensación agridulce. Los seguidores se quedaron con ganas de más grandes canciones del grupo y de un repaso más extenso a su discografía, y los que no los conocían asistieron a un espectáculo quizá demasiado denso como para engancharse a su música. Concierto irregular de un grupo que, en una gira propia con las condiciones adecuadas de sonido y luz, puede ofrecer algo increíble.

David Muñoz

 

ALESTORM

Los piratas escoceses visitaron el festival con ganas de liarla, y así se pudo ver desde el principio con el telón que colgaba en el escenario: patos-plátano sobre un colorido fondo y las letras de ALESTORM en una grafía que recordaba a las discotecas de los 80.

Alestorm - Leyendas del Rock 2017
© Leyendas del Rock – Salvador Villa

La fiesta comenzó con una intro de música electrónica para salir a por todas con “Keelhauled”, “Alestorm” y “Magnetic North”, con el líder Christopher Bowes levantando su falda escocesa mientras pegaba patadas al aire y tocaba su keytar. A los teclados estaba acompañado por otro músico, Eliot Vernon, que parecía haber viajado en el tiempo por sus pintas ochenteras.

Su reciente “Mexico” puso a la gente a bailar, e incluso algunos espontáneos piratas se pusieron a hacer la conga entre la numerosísima audiencia allí congregada. “Nancy The Tavern Wench” provocó que varias personas se pusieran a remar en las primeras filas, mientras que “The Sunk’n Norwegian” y “Not Grave But The Sea” siguieron animando al personal.

Alestorm - Leyendas del Rock 2017
© Leyendas del Rock – Salvador Villa

ALESTORM lo tenía muy claro. Christopher aclaró, cerveza en mano, que todos estábamos ahí por “una sola razón: beber”. Y así llegó “Drink”, seguida de “Captain Morgan’s Revenge”, cuando el frontman pidió un wall of death: “podéis hacerlo mejor, pero me vale”. Ya para el fin de fiesta cayeron su versión de “Hangover”, con otra conga del público, y “Fucked With An Anchor”, momento en el que una chica del público se marcó un topless que fue transmitido por las pantallas.

En definitiva, juerga, despiporre, buen sonido y, para mí sorpresa, muchísima gente reunida ante ALESTORM, que este año merecidamente tocaron en los escenarios principales tras abarrotar el Mark Reale hace dos años.

Enrique Herrero

 

RAGE

RAGE nos visitaba con su nueva formación, es decir, el ínclito “Peavy” Wagner y los nuevos Vassilios “Lucky” Maniatopoulos (batería) y el venezolano Marcos Rodríguez (guitarra), quien obtuvo un gran reconocimiento y dio muchísimo juego al comunicarse en español.

Tras una intro algo cutre compuesta por extractos de temas de la banda y una voz diabólica, empezó fuerte el show con “Don’t Fear The Winter”, todo un clasicazo que dio paso a “Great Old Ones” y “Spirits Of The Night”, tema de la nueva formación, en el que Marcos pidió a todo el mundo saltar. La guitarra sonaba un poco baja, algo que posteriormente se solucionaría, y desde los primeros compases pudimos ver la gran sintonía entre los músicos y la buena labor de Marcos a los coros.

Peavy aseguró que iban a tocar algunos clásicos de RAGE y así, tras “Blackened Karma”, le llegó el turno a “End Of All Days” y “From The Cradle To The Grave”, entre los gritos de Marcos: “¡Quiero ver a todo el mundo partirse el puto cuello!”.

Un reciente “Seasons Of The Black” y “Straight To Hell” dieron paso a “Black In Mind”, que hizo la boca agua a numerosos seguidores, para volver a las creaciones de la nueva formación con “My Way”. Marcos hizo gritar al público y, ante un primer intento poco satisfactorio dijo que eso era “una mierda pinchada en un palo”, lo que provocó muchas risas.

Para despedirse, cayó otro clásico de RAGE, el algo cansino “Higher Than The Sky”, mezclado con “Holy Diver” en homenaje a Dio. Ojo, que esta parte fue cantada por Marcos demostrando que es un vocalista más que solvente. Con él, Peavy tiene un grandísimo aliado en los países de habla hispana, ya que es como tener un segundo frontman a bordo. Al menos, en el Leyendas del Rock 2017, Marcos le robó el protagonismo.

Enrique Herrero

 

INQUISITION

La caída del cartel de la banda de Black Metal noruega 1349 propició la entrada de los colombianos o estadounidenses, según prefiera cada uno, INQUISITION. A pesar de que recientemente habían visitado España en alguna gira, no me había tenido contacto con la pareja, por lo que la sorpresa al verles actuar precisamente como dúo fue mayúscula.

Pensé al iniciarse el concierto que el sonido quedaría realmente vacío con una sola voz, guitarra y batería, pero hay que reconocerles a Dagon e Incubus el ruido que son capaces de generar encima de un escenario. Y bien digo ruido, porque al menos en el Mark Reale la calidad de sonido que recibí (estando a la misma altura que los técnicos de sonido) era casi desastrosa. Curiosamente, de todos los shows bajo esta carpa, este es el único que sonó mal.

Los riffs no llegaron con claridad en ningún momento de la actuación, formando una bola indigestible. Por otro lado, a partir de la tercera o cuarta canción, sucedió algo en la mesa de sonido, convirtiendo la voz del pobre Dagon en algo casi paródico. Él seguía yendo de un lado a otro del escenario ajeno al problema, mientras alternaba entre los pies de micrófono dispuestos para su uso exclusivo. No acabo de comprender como puede ser tan difícil sonorizar correctamente solo dos instrumentos y una voz, pero lo cierto es que INQUISITION fue severamente penalizado en su actuación por este motivo.

El derroche de actitud y fuerza llegaba a apreciarse, pero no así la propia música de la banda. Solo destacaban los ritmos y la pegada, pero para apreciar mínimamente los riffs había que esforzar el oído para buscar bajo una enorme capa de suciedad. A pesar de todo, fueron aclamados por la entrega y, por qué no decirlo, por dirigirse en algún momento en un perfecto castellano al público: “Buenas noches España, hermanos y hermanas de Latinoamerica… ¡Esto es para ustedes!”

“Infinite Interstellar Genocide”, “Dark Mutilation Rites” y “Master of the Cosmological Black Cauldron” fueron algunas de las canciones elegidas para el fallido ritual de INQUISITION. La irreplochable actitud y gran puesta en escena se vieron lastradas por un sonido que sepultó sus buenas intenciones. Un público deseoso de paladear Black Metal de categoría disfrutó con el trabajo de la pareja, pero aquello quedó a medias.

Carlos Herrero

 

EPICA

Tras el concierto de RAGE, nos cambiamos de escenario y dirigimos nuestros pasos y nuestras miradas al escenario Azucena, para disfrutar del concierto de los holandeses EPICA, quienes presentaron, si bien de manera breve dado el corto tiempo de concierto en los festivales, su último disco, The Holographic Principle.

Pues bien, ha de decirse que, pese a las inclemencias técnicas habidas durante su concierto, que más adelante señalaré, la banda ofreció un concierto notable, bastante afinado y con una Simone Simons que va ganando presencia en el escenario según pasan los años y según transcurren los conciertos.

Epica - Leyendas del Rock 2017
© Leyendas del Rock – Salvador Villa

Con unos ventiladores colocados a cada lado del escenario, como viene siendo habitual en la banda, comenzaron con “Eidola”, de su último CD, para proseguir con “Edge Of The Blade“, iniciándose con un sonido un tanto saturado y la voz de Simone apenas audible, lo que por fortuna solucionaron a mitad del tema, sonando desde ese momento a un nivel practicamente perfecto.

“A Phantasmic Parade”, también de su último CD, “The Holographic Principle”, fue el siguiente tema en presentarse, para pasar, posteriormente, y tras unas breves palabras de Mark Jansen, a “Sensorium”, de su primer disco, “The Phantom Agony”. “The Essence Of Silence”, de su disco “The Quantum Enigma”, fue el siguiente corte en mostrarse ante el público asistente en Villena, con una ejecución perfecta.

Epica - Leyendas del Rock 2017
© Leyendas del Rock – Salvador Villa

Para la siguiente pieza, “Ascension – Drean State Armaggedon”, Coen Janssen pasó al teclado semicircular, y tras ese tema siguieron otros de los diferentes discos de la banda, “Dancing In A Hurricane”, “Unchain Utopia”, donde Simone animó al público a cantar y a ensayar para los shows de noviembre, “Cry For The Moon”, “Sancta Terra”, en el que retrasaron un poco el inicio por la espera a Coen Janssen, quien volvió a mostrar el teclado semicircular; y “Beyond The Matrix”, donde nuevamente Simonen recordó sus próximos conciertos en España en otoño.

Mención aparte merece el último tema: “Consign To Oblivion“. Aparte de ser un temazo en toda regla, destacó desafortunadamente porque a mitad, de repente, las luces del escenario y las dos pantallas gigantes se apagaron, dejando el escenario a oscuras y a EPICA tocando sin interrumpir el show en ningún momento, animando incluso Simone al público a alumbrar el escenario con los móviles, lo que da muestras de su profesionalidad sobre las tablas. Pasado un tiempo, y progresivamente, las luces fueron volviendo, aunque la pantalla situada entre los dos escenarios, hasta el concierto de BLIND GUARDIAN no volvió en sí del todo, mostrando una franja negra en la parte superior.

Epica - Leyendas del Rock 2017
© Leyendas del Rock – Salvador Villa

Si bien EPICA se olvidó de sus discos “Design Your Universe” y “Requiem For The Indifferent”, lo cierto es que pocos peros se le pueden poner a su actuación en el festival. Breve, pero intensa actuación, con buen sonido y con profesionalidad. Deseando estamos de que llegue Noviembre para poder verlos de nuevo con MYRATH y VUUR sobre los escenarios españoles.

Laura Ruiz García

 

OMNIUM GATHERUM

Poquita gente para ver a los finlandeses OMNIUM GATHERUM en el escenario Mark Reale, debido a que el concierto de BLIND GUARDIAN atrajo indudablemente la atención. Fue una pena porque la banda de Death Metal Melódico realizó uno de los mejores actos del festival pese a encontrarse en un recinto que hacía del sonido una bola.

El comienzo fue poderoso con “The Pit” de su último disco “Grey Heavens”, “Skyline” y “Ego” -con un pequeño pogo incluido-, destacando la presencia de los teclados y el ver a tanto músico moviéndose conjuntamente sobre el escenario, además de llevar todos una camisa con el logo del grupo. Tanto el cantante Jukka Pelkonen como sus compañeros a las guitarras y al bajo se esforzaron corriendo de un lado para otro y animando.

Jukka nos dijo que era su primera vez en este festival y se mostró agradecido en todo momento, llegándose a poner de rodillas para cantar “New Dynamic” y pidiendo el grito del público. Viajamos diez años al pasado para la hard rockera “Spiritual”, anunciada sin dobles sentidos como un tema más lento, y haciendo que la gente hiciera los cuernos en horizontal imitando la forma de su logo.

Una deliciosa “Frontiers”, “Nail” de su “Red Shift” y “New World Shadows” nos transportaban por diferentes ambientes, provocando las palmas del respetable, dejando para el final “Storm Front”.

Cuando una banda está entusiasmada se percibe y se transmite. Los miembros de OMNIUM GATHERUM se despidieron entre aplausos, contentos por la cálida acogida del no muy abundante pero enfervorecido público.

Por cierto que OMNIUM GATHERUM estarán de gira por España el próximo mes de noviembre, no os los perdáis.

Enrique Herrero

 

BLIND GUARDIAN

A las 22:00 horas de la noche y con la puntualidad de la que hace gala el festival, saltaban al escenario los alemanes BLIND GUARDIAN. Deseados por el fandom allí reunido, los de Hansi Kürsch (que como de costumbre iba ataviado como si acabara de salir de currar de la oficina) ofrecieron uno de los mejores conciertos de esta edición.

Pese a que el comienzo descolocó a más de uno con la reciente “The Ninth Wave” de su último disco “Beyond The Red Mirror” y con uno sonido que resultaba demasiado aturullado y que no dejaba distinguir bien casi nada, este aspecto mejoró rápidamente y enseguida nos pusimos a gozar con los temazos de esta veterana formación de Power Metal que nos hizo olvidar que los coros estuvieran “lanzados”.

Blind Guardian - Leyendas del Rock 2017
© Leyendas del Rock – Salvador Villa

Sin un segundo de descanso llegó el momento de disfrutar de clásicos como “Welcome To Dying”, “Fly” o “Nightfall” y a partir de ahí la golosina particular de esta gira con BLIND GUARDIAN interpretando el “Imaginations From The Other Side”, su posiblemente mejor disco, algo que para un servidor fue un verdadero placer y todo un gozo. Lamentablemente solo tocaron seis temas y no en orden como en otros bolos de su tour particular, pero aun con todo “Bright Eyes”, “Born In a Mourning Hall” o “Mordred´s Song” me resultaron gloriosas con las sensacionales guitarra de Marcus Siepen y André Olbrich.

Blind Guardian - Leyendas del Rock 2017
© Leyendas del Rock – Salvador Villa

Sin un segundo de descanso BLIND GUARDIAN nos dejaron una traca final de infarto con “The Bard´s Song – In The Forest” donde las guitarras acústicas hicieron acto de presencia, la infinitamente coreada “Mirror Mirror” y a modo de regalo sorpresa los teutones remataron su destacable actuación con la memorable “Valhalla” que hizo que la gente estallase en gritos.

Como he dicho, de lo mejor que nos ha dado este Leyendas del Rock 2017, la única pega es que su escenografía no es que fuera sosa, es que no existió, ni un telón ni nada, pero vamos que de Hansi es lo que uno se puede esperar.

Txema Sáez

 

MASTERPLAN

Con un volumen atronador y un sonido poco nítido, se presentaba la banda del guitarrista Roland Grapow, MASTERPLAN, en Villena. La carpa del escenario Mark Reale estaba literalmente a reventar, y es que BLIND GUARDIAN había terminado de actuar y los fans del Metal Alemán acudieron en masa a un concierto prácticamente basado en canciones clásicas.

“Enlighten Me” y “Spirit Never Die” caldearon el ambiente, con el público muy animado, y MASTERPLAN con mucha disposición a pasárselo, y hacerlo pasar, bien. El cantante, Rick Altzi, trató de decir unas palabras en español, “cómo estamos, pásenlo bien esta noche”, mientras refrescaba el gaznate con una cerveza.

Prosiguió el show con “Keep Your Dream Alive”, “Kind Hearted Light”, “Soulburn” y “Crystal Night”, con un Grapow juguetón con la guitarra, y los “oes” de la alborozada audiencia, que recibió con los brazos abiertos la versión de “The Chance” de HELLOWEEN -si bien hubo alguna voz de descontento- banda en la que militó Grapow (y a la que ahora MASTERPLAN va a versionar en su nuevo disco “Pumkings”).

Llegábamos al final con “Heroes” entre bromas de Jari Kainulainen y el guiño del propio bajista y del batería Kevin Kott a “6:00”, primera pista del “Awake” de DREAM THEATER. Como despedida nos esperaba un tema sobre “monstruos y demonios”; no podía ser otro que “Crawling From Hell”, con el que MASTERPLAN ponía punto y final a un concierto entretenido.

Enrique Herrero

 

ARCH ENEMY

Tras escuchar “Thunderstruck” de AC/DC a toda pastilla en el recinto del festival, quizás como preludio, a las 23:30h, puntuales, y con el sonido de “Tempore Nihil Sanat (Prelude in F minor)”, todos los miembros de ARCH ENEMY fueron saliendo para comenzar a dar cera con The World is Yours, primer single de su nuevo disco “Will To Power”, que verá la luz el próximo 8 de septiembre.

Pues bien, desde este momento y hasta el final del concierto, todo fue una sucesión de grandes temas, con un muy buen sonido de fondo, un espectáculo de fuego y un juego de luces bastante acorde con la música, que colocaron a la banda, me atrevería a decir, como uno de los grandes triunfadores de esta edición del Leyendas del Rock.

Arch Enemy - Leyendas del Rock 2017
© Leyendas del Rock – Salvador Villa

Con una Alyssa impresionante en el escenario, no solo a nivel vocal, sino también con su presencia, que va ganando enteros a pasos agigantados, la banda dio muestras del alto nivel en el que se encuentran actualmente. Así, descargaron “Ravenous”, “Stolen Life”, “War Eternal”, “Revolution  Begins” y “You Will Know My Name“, que fue, probablemente, el mejor tema desplegado por la banda.

“Under Black Flags We March”, sirvió para que Alyssa, mientras cantaba, paseara la bandera negra con el emblema de la banda por el escenario, anunciando tras la brutal interpretación, la salida del próximo álbum el 8 de septiembre, pasando a cantar el que para ella era su tema favorito del último álbum que ha visto la luz hasta la fecha, “War Eternal”, siendo éste “As The Pages Burn”, que sirvió al público asistente para montar, cómo no, el circle pit de rigor. “Avalanche” fue el siguiente tema en escena, y con “No Gods, No Masters”, directamente Villena enloqueció y saltó como si no hubiera un mañana.

Arch Enemy - Leyendas del Rock 2017
© Leyendas del Rock – Salvador Villa

Pero el show de los suecos no había terminado, todavía quedaba tralla para un rato más. Y así, descargaron temazos como “We Will Rise”, “Show Bound”, la gran “Nemesis”, donde en lugar de fuego lanzaron cañones de humo, y de postre “Fields Of Desolation”.

En definitiva, un señor concierto, que erige, nuevamente, a ARCH ENEMY como una de las bandas de referencia, a las que todo el mundo tiene que ir a ver alguna vez en la vida en directo. Desde luego, no decepcionan. Y ante el anuncio de su gira por España presentando su nuevo disco “Will To Power” en enero del 2018, no cabe en nuestros planes perdernoslo.

Laura Ruiz García

 

RAVEN

Directos desde  Reino Unido y por primera vez en el Leyendas (y sin que se les suela ver mucho por España) llegaron al escenario Mark Reale RAVEN. La banda de los hermanos Gallagher lleva en activo desde 1974 y se ha movido siempre a medio camino entre el Heavy Clásico y el Speed Metal más cazurro y divertido.

Con una audiencia que no paró de crecer en todo momento y acabó llenando el escenario “pequeño” RAVEN ofreció un explosivo concierto que gustó a todos los presentes pese a que el sonido no acabó de ser todo lo bueno que se precisaba. Empezaron con la cañera “Destroy All Monsters” y siguieron con la poderosa “Hell Patrol” donde destacaba la batería atronadora de Joe Hasselvander. En todo momento el frontman John Gallagher estuvo moviéndose por el escenario y demostrando que todavía tiene un chorro de voz importane.

Con “All For One” consiguieron implicar a todo el respetable reunido, al igual que con “Rock Until You Drop”, posiblemente dos de sus temas más conocidos. RAVEN  aprovechó muy bien los sesenta minutos con que contaron y además soltaron algún chascarrillo en castellano y todo. Sonaron también la pegadiza “Faster Than The Speed Of Light” y la coreada “On And On”, todo para terminar con la dupla “Break The Chain” con la gente alzando el puño al ritmo de la guitarra de Mark Gallagher y con la versión de “Born To Be Wild”. Cosa que nunca me ha gustado, no entiendo que bandas de esta categoría como RAVEN, LIZZY BORDEN o CLUB SUSSY terminen con una versión tan manida en lugar de un tema propio.

Txema Sáez

 

TRIPTYKON

Tom Gabriel Warrior se presentaba después de muchos, demasiados años, con sus camaradas Víctor Santura y Vanja Slajh ante el público español. Su primera visita como TRIPTYKON a nuestro país era un aliciente de primer orden para asistir a esta edición del Leyendas del Rock, pero lamentablemente no pude disfrutarlo tanto como quería y esperaba.

Quizá tenía las expectativas muy altas, más aún cuando vi la magnífica posición en el cartel: los suizos tenían plaza en uno de los escenarios principales y en plena noche. Acabé un tanto decepcionado, pero sinceramente la cosa falló por dos elementos muy claros que me impidieron personalmente disfrutar de su concierto. Primero, está el factor festival. Al no tratarse de un evento temático, hay todo tipo de gente pululando alrededor del público de esta banda, y su Death Doom Metal se ve mermado si toda la carga atmosférica se la lleva un imbécil por delante gritando cualquier estupidez, cosa que pasó en varias ocasiones.

Triptykon - Leyendas del Rock 2017
© Leyendas del Rock – Salvador Villa

El segundo componente que deslució el concierto fue la elección de temas. Había visto ya qué canciones venían haciendo en los últimos tiempos, y no me terminaba de cuadrar. Si su intención es que el set de festivales se centre en material más reconocible, deberían elegir otro tipo de material, volcándose totalmente en las versiones míticas de CELTIC FROST, HELLHAMMER y en las canciones propias más enérgicas y vinculadas con ese pasado a nivel de sonido.

Sin embargo, si se desea generar una atmósfera depresiva, oscura y puramente Doom, pienso que habría que recurrir exclusivamente a los temas propios, quizá con la inclusión de material de “Monotheist”. Eso es lo que me hubiera gustado, y así piensan otros seguidores del grupo. TRIPTYKON no fue invitado al Leyendas por el pasado de Tom en los años 80: son dos impresionantes obras como “Eparistera Daimones” y “Melana Chasmata” los vehículos que han llevado al grupo a ser un referente del estilo en muy pocos años.

Triptykon - Leyendas del Rock 2017
© Leyendas del Rock – Salvador Villa

Al final, ni lo uno ni lo otro. El intento de abarcar ambas vertientes quedó un tanto deslucido. Espero que TRIPTYKON encuentre a un promotor adecuado en España y podamos ver al grupo en las condiciones propicias, en salas con audiencias donde todo el mundo sepa qué está viendo, cómo debe disfrutarse y cómo no molestar a los seguidores. Es lo necesario para que podamos disfrutar de la tensión y ambiente maléfico que emana de su música.

Aún así, a pesar de estos tremendos condicionantes, se disfrutó y pude paladear momentos de grandeza y oscuridad. Cerrando los ojos llegué durante unos segundos al estado de relajación que me proporciona la banda cuando escucho los discos en mi casa. El arte de H. R. Giger decorando el escenario, una buena elección del juego de luces, los crucifijos invertidos (sacados del logotipo de la banda) que adornaban los pies de micro y el maquillaje… a nivel visual el show era perfecto.

Triptykon - Leyendas del Rock 2017
© Leyendas del Rock – Salvador Villa

El set lo conformaron “Procreation (Of The Wicked)”, “Dethroned Emperor”, “Goetia”, “Three Of Suffocating Souls”, “Cyrcle Of Tyrants”, “Aurorae”, “Altar Of Deceit”, “Morbid Tales” y “The Prolonging”, y creo que no me dejo ninguna. Sonaron bien, fieles a las grabaciones de estudio y los miembros de la banda disfrutaron sobre las tablas, esbozando incluso alguna sonrisa.

Deseo que en un futuro no muy lejano TRIPTYKON se deje caer otra vez por aquí para hacer estos u otros temas, lo que sea… pero eso sí, sin que nada ni nadie destruya la peculiar atmósfera de pesadumbre de los suizos.

Carlos Herrero

 

OBÚS

Con los madrileños OBÚS pasó algo curioso y es que su concierto en líneas generales sonó de manera horrenda, algo raro pues en los escenarios principales todo sonaba de maravilla en este aspecto, salvo en ocasiones puntuales, pero durante la actuación de los de Fortu el micro estuvo descompensado a rabiar haciendo que la voz del cantante se comiera todo lo demás, el bajo y la batería fueron casi inaudibles. También me resultó curioso que la audiencia reunida fuera menor que otros años para verles y eso que siempre suelen tocar a la misma hora.

Pero al margen de esto solo puedo reconocer que sin ser una banda que me apasione, OBÚS estuvieron enormes, empezando por Fortu que se encuentra en un estado de forma excelente (ha mejorado con respecto a la década pasada, y mucho) y que no paró de bailar, moverse y animar al público allí reunido.

En lo referente al set hay que decir que OBÚS le dio al público lo que se requiere en un festival y más cuando te toca actuar a altas horas de la madrugada, es decir: una pila enorme de clásicos y hits para que la peña no pare de berrear y así fue lo que obtuvimos. A saber, sonaron “Necesito Más”, “La Raya”, “Pesadilla Nuclear” (donde “disfrutamos” de un buen par de gallos del amigo Fortu), “Más Que Un Dios” o “Sólo Lo Hago En Mi Moto” que el frontman madrileño tuvo el detalle de dedicar a su amigo fallecido, el piloto Ángel Nieto.

La fiesta no decayó en ningún momento y así desfilaron cortes como “Te Visitará La Muerte”, “Que Te Jodan”, “El Que Más”, “Dinero Dinero” que fue alargada hasta la saciedad y como no la batucada final donde cada uno hizo lo que salió del bolo siendo especialmente llamativo ver a Fortu tocar la batería o disfrutar de la maestría al bajo de Fernando Montesinos homenajeando a Lemmy y tocando unos compases de “Ace Of Spades”.

Buen bolo de OBÚS, divertido y dinámico, pena del mediocre sonido con el que contaron durante todo su show.

Txema Sáez

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here