Leyendas del Rock 2017: Sabaton, Battle Beast, Vreid, Rhapsody, Bloodbath…

0
Sabaton - Leyendas del Rock 2017
© Leyendas del Rock - Salvador Villa
Leyenda

Leyendas del Rock 2017 – Viernes 11 de agosto, Villena, Alicante (Polideportivo Municipal)

Conciertos de SABATON, BATTLE BEAST, TANKARD, RHAPSODY, DIAMOND HEAD, SARATOGA, MAGNUM, MÅNEGARM, MOONSORROW, TIERRA SANTA, LUJURIA, VHÄLDEMAR, VREID, BLOODBATH, NERVOSA


Crónicas del Leyendas del Rock 2017

Fiesta de presentación: AMON AMARTH, MEDINA AZAHARA, STEVE HARRIS BRITISH LION

Jueves 10 de agosto: BLIND GUARDIAN, EPICA, ALESTORM, TRIPTYKON

Viernes 11 de agosto: MEGADETH, HAMMERFALL, OVERKILL, AVALANCH, WARCRY


Grandes conciertos en la última jornada del Leyendas del Rock 2017

Tras haber sufrido una larga cola para entrar el día anterior, el sábado nos aproximamos al Leyendas del Rock un poco más tarde, hay que decirlo, y con un cierto recelo, expectantes por si nuevamente nos tocaba esperar para entrar y nos perdíamos a los grupos de primera hora de la tarde.

Pues bien, nuestros recelos se disiparon cuando, esta vez, no hubo ningún problema para entrar, siendo todo completamente fluido y sin colas ni atascos de ningún tipo. Quizá haya que echarle la “culpa” a MEGADETH de ello, puesto que, una vez dentro, el público asistente era bastante inferior al que el día anterior por esas horas se encontraba dentro del recinto. Y así pasó, que, si bien hubo una considerable asistencia de gente este último día de festival, destacable sobre todo con SABATON e incluso con TIERRA SANTA a las 2:20 de la madrugada, no hubo ni punto de comparación con la que asistió el viernes, puesto que en ningún momento hubo sensación de agobio.

Por lo demás, bajo un sol de justicia suavizado por la brisa que de vez en cuando soplaba, pudimos disfrutar esta última jornada del festival de auténticos conciertazos, repletos de grandes éxitos, que sin duda nos dejaron a todos con el ansia y las ganas de que llegue el mes de agosto de 2018 para poder volver a disfrutar del festival.

Mención aparte merece el anuncio de la jornada. A las 21:50h de la noche, y tras el conciertazo de MAGNUM, el Leyendas dio la sorpresa de la noche, anunciando a NIGHTWISH como cabeza de cartel para el evento del próximo año, lo que os retransmitimos en nuestro Facebook, y que a muchos levantó de su asiento, pues la exclamación que se oyó en la explanada del festival fue impresionante.

Pues bien, sin más preludio, procedemos a relataros lo que dio de sí la última jornada del Leyendas del Rock.

 

VHÄLDEMAR

El último día del Leyendas del Rock 2017 tenía claro que quería ver a los vascos VHÄLDEMAR, para ello tendía que sacrificar a ECLIPSE, pero es que la formación de Pedro J. Monge y Carlos Escudero es todo un reclamo. La banda se encargaba de inaugurar el Mark Reale el sábado y lo hicieron ante una abultada audiencia que reventó el campo de fútbol sala donde se instala el escenario, hecho que Carlos Escudero no paró de agradecer una y otra vez.

Si hay alguien que no ha visto a VHÄLDEMAR, de verdad que no sabe lo que se pierde pues creo que es la banda de Heavy Metal más cañera y en forma que hay ahora mismo en nuestro país. Sus shows, además de enérgicos, son tremendamente divertidos gracias al carisma de Carlos Escudero y a los chascarrillos que no para de soltar, amén de su ya mítico “¡A muerte!”.

VHÄLDEMAR aprovechó la ocasión para presentar los temas de su último EP “Old King’s Visions” y así sonaron “I Will Stand Forever” o “Howling At The Moon” donde también pudimos apreciar la labor de Jonkol de ORION CHILD como teclista de VHÄLDEMAR. También me gustó mucho como Pedro J. Monge ha ido ganando presencia en los coros.

Tras el comienzo presentando temas nuevos, llego la ristra de clásicos con “River Of Blood”, “Dusty Road”, “The Old Man”, “Metal & Roll”, donde la liaron pero bien, o “Black Thunder”. No olvidamos, claro, “Metal Of The World” enormemente coreada por toda la peña y con Carlos dando un paseo y dejándose la voz cantando entre la gente de las gradas y del foso. Eso señores, se llama actitud y a Carlos le sobra para llenar tres piscinas.

Chapeau VHÄLDEMAR; los acabo de disfrutar y ya quiero verlos.

Txema Sáez

 

TANKARD

Deslucido concierto de TANKARD el del Leyendas del Rock 2017. Aunque los thrashers alemanes no sufrieron las inclemencias de 2015, el concierto estuvo un poco “pasado por agua” en cuanto a la pasión mostrada por la banda.

En cuanto a las prestaciones meramente musicales, todo bien, con temas directos y divertidos como “Zombie Attack”, “The Morning After”, “Rapid Fire” o “One Foot In The Grave”. Con el público situándose en las zonas que cubría la sombra, algún pogo esporádico y los gritos de Gerre, diciendo si “estábamos listos para el Thrash Metal de la vieja escuela“.

Tankard - Leyendas del Rock 2017
© Leyendas del Rock – Salvador Villa

¿Cuál era el problema si todo era correcto? Pues que se echó en falta el macarreo y el punto de locura típicos de la banda, especialmente de Gerre. No subió chicas al escenario -¿falta de tiempo?- ni mostró su barrigón a la audiencia, ni se duchó en birra. Esta contención limitó un pelín la diversión que uno espera de una banda etílica como esta, aunque sí hubo momento para el humor cuando después de “R.I.B.” Gerre dio de beber cerveza al organizador del festival, Marcos Rubio.

El tramo final con “Chemical Invasion”, “Rules For Fools” y “A Girl Called Cerveza” (dedicada a las “chicas guapas de la primera fila”) dio paso al remate de la jugada con, cómo no, “(Empty) Tankard” y la gente embriagada y brincando con el himno de los alemanes.

Enrique Herrero

 

VREID

La banda noruega VREID ocupaba una de las restringidas plazas que la organización de Leyendas del Rock reserva en su festival para el Metal Extremo. Surgida de los vecinos (y excompañeros en WINDIR) del malogrado Terje Bakken, alias Valfar, los nórdicos apostaron como era previsto por material propio, olvidando esas giras de recuerdo a su querido amigo. Para eso nos quedará el DVD “Sognametal”, y quién sabe si otra gira conmemorativa en el futuro, eso sí, acompañados del musculado hermano de Terje.

Así pues, VREID, aunque sin los elementos Folk y con un menor tono ambiental, las señas que hicieron de WINDIR algo profundamente mágico y añorado hasta el dolor, dio un concierto memorable. Está claro que se acentuó en su estilo la vena del Black Metal, muy presente desde los los primeros pasos de su “reinvención” como banda, pero aún así quedan detalles, estructuras, ideas en general en sus canciones que recuerdan al legado previo. Esto implica, por narices, que su material siga siendo atractivo, como lo es su último disco “Sólverv”, y en directo no lo iba a ser menos.

Lo cierto es que me presenté allí sin saber bien qué esperar. Aunque había visto a VREID en otros festivales, nunca me había parado a prestar toda la atención requerida a sus propios temas, ni cuando pasaron por Madrid en la gira VREID-WINDIR-ULCUS. En Leyendas y en el entorno cerrado y recogido de la carpa, solo con su material… difícilmente se me hubiera presentado una ocasión más propicia.

“Raped By Light”, “Speak Goddamnit”, “The Reap”, “Sólverv” y “Pitch Black” fueron algunas de las canciones ejecutadas en el escenario, que discretamente se había adornado con un pequeño telón de su último álbum. No hacía falta más parafernalia, fue un concierto que se pudo sostener haciendo gala de tres cosas muy sencillitas y a la vez muy complicadas de ver todas juntas en un grupo: la actitud, la calidad que emana de sus composiciones y la técnica al tocarlas. Como detalle, los noruegos dejaron poco espacio para los temas en los que aparecen voces limpias, aunque eso no pareció importar a nadie.

En cuanto al sonido, puedo decir sin miedo a equivocarme que fue la banda mejor sonorizada del Mark Reale y puede que de todo el festival. El motivo es que acompañando al grupo había un técnico de sonido, exclusivo para ellos, que desde la mesa encajó todo a la perfección. La calidad de sonido llegó hasta tal extremo que al finalizar el show me acerqué a felicitarle personalmente por su labor.

Gracias a VREID, aún nos queda un poquito en nuestro mundo de un genio. Además de compartir valle y vivir en granjas limítrofes, estos noruegos se vieron unidos por un lazo adicional, el más fuerte que cualquier otro: la amistad y la idea común sobre como hacer música. Valfar nos dejó demasiado pronto, pero siempre nos quedará su esencia en sus grabaciones e incluso en vivo por obra de sus colegas.

Gran concierto el ofrecido en Villena y que me ha permitido apreciar de verdad lo bueno que es su propio material, con el que me deleito mientras escribo esta crónica. No sé si siempre están así de fuertes en directo, pero de ser así, cada vez que estos señores se suban al escenario veremos un estupendo tributo a las ideas (y en ocasiones hasta a las canciones) compartidas con Valfar, el que una vez fuera su compañero, vecino y amigo.

Carlos Herrero

 

BATTLE BEAST

Battle Beast - Leyendas del Rock 2017
© Leyendas del Rock – Salvador Villa

Potente actuación la de los finlandeses BATTLE BEAST, con mucha presencia y calado en la audiencia. “Straight To The Heart” dio el pistoletazo de salida, destacando el keytar de Janne Björkroth y el carisma de su cantante Noora Louhimo, que lucía unas pestañas infinitas. En el aspecto vocal estuvo bien, con un chorro de voz para dar y tomar, pero a veces sus gritos sonaban forzados (como precisamente en su primera intervención).

Battle Beast - Leyendas del Rock 2017
© Leyendas del Rock – Salvador Villa

“Bringer Of Pain”, “Familiar Hell” y “Let It Roar” dejaron buenas sensaciones y mucha comunicación con el público, que acabó agitando las manos y dando palmas con los temas del grupo de Heavy Metal. “Black Ninja” nos dejó uno de los momentos más divertidos del festival, con la intervención del batería de sus amigos SABATON, haciéndose con las baquetas mientras el músico de BATTLE BEAST, Pyry Vikki, se tomaba una cerveza. Además, el bajista Eero Sipilä dijo en español que tenían en sus filas a “una mujer con grandes cojones”, provocando el aplauso del público para Noora.

Battle Beast - Leyendas del Rock 2017
© Leyendas del Rock – Salvador Villa

La vocalista se encapuchó para interpretar “Lost In Wars” y la banda avanzó poco a poco con “Bastard Son Of Odin” y su llamada a los guerreros vikingos de la audiencia, la ochentera “Touch In The Night”, “King For A Day” y “Beyond The Burning Skies”. Simpático y cañero recital de BATTLE BEAST.

Enrique Herrero

 

DIAMOND HEAD

Este año el Leyendas del Rock ha querido darnos algunos caprichos en forma de bandas poco habituales de ver en España como MAGNUM, RAVEN o estos DIAMOND HEAD, veterana formación inglesa de la que sólo permanece el guitarrista Brian Tatler como miembro original.

Una pena que su concierto fueran en el Mark Reale y que contasen con el mal sonido ya habitual de este escenario. Además, siendo justos, hay que decir que pese a que estaba hasta los topes tampoco es que DIAMOND HEAD se trabajase mucho su actuación, tocando con desgana y con su vocalista Rasmus Bom Andersen desafinando bastante, sobre todo en el tema “Wild On The Streets”, tema excesivamente largo para abrir un concierto.

“Borrowed Times” y “Demons” fueron otros de los cortes que pudimos escuchar en el bolo de DIAMOND HEAD, que a partir de “In The Heat Of The Night” comenzó a sonar bastante mejor aunque la cosa tampoco era para echar cohetes. Un solo de batería de Karl Wilcox tampoco ayudó demasiado a mejor la intensidad de la actuación que terminó, como no podría ser de otra forma, con “Helpless” y “Am I Evil?” temas suyos pero que fueron popularizados por METALLICA.

Una lástima que no me gustase el concierto de DIAMOND HEAD, pues tenía muchas ganas de verlos, pero su actuación tuvo demasiados puntos negativos, empezando por las propias ganas de la banda, o al menos esa fue mi sensación.

Txema Sáez

 

SARATOGA

Hablar de SARATOGA es hablar de una banda española con muchos años de carrera, 25 nada menos, como el propio Tete Novoa dijo durante el concierto, y lo mínimo que se podía esperar era un set repleto de grandes y potentes temas que hicieran levantar a los asistentes.

Pues bien, no defraudaron. Al menos, no en ese sentido, porque a nivel de sonido dejaron un poquito que desear, ya que el bombo de la batería de Dani Perez y el bajo de Niko Del Hierro se comían todo, haciendo que la guitarra de Jero Ramiro fuera prácticamente inexistente y tuvieran que elevar bastante la voz de Tete Novoa para que se le oyera. Bien es cierto que esto se fue solucionando a lo largo del concierto, pero en ningún momento se consiguió arreglar del todo.

Saratoga - Leyendas del Rock 2017
© Leyendas del Rock – Salvador Villa

No obstante, todo ha de decirse, los asistentes disfrutamos puesto que ganas y energía no les faltaron a la banda en ningún momento. Así, a las 19:26 comenzaron a sonar, lanzando el primer temazo, “Tras Las Rejas”, con Tete Novoa dándolo todo y con la salamandra de la banda pintada en el pecho. Y digo pintada porque a lo largo del concierto, debido al sudor de los focos, el calor del ambiente, y que tenía una energía brutal, se le fue borrando.

Sin descanso sonó “Maldito Corazón”, seguida de “Las Puertas del Cielo”, donde Niko del Hierro dio una lección de maestría girando con su bajo a la vez que lo tocaba. “No Sufriré Jamás Por Ti” levantó, si no lo estaba ya, al público del Leyendas, que la cantó enérgicamente y, tras este temazo, la banda dio salida a dos temas de su último CD hasta la fecha, “Morir En El Bien, Vivir En El Mal”, “Mi Venganza” y el tema que da título al álbum, que si bien fueron menos coreadas, no por ello dejaron frío al público asistente.

SARATOGA siguió descargando temazos, siendo después el turno de “Vientos De Guerra”, y tras un solo de batería de Dani Pérez, “Heavy Metal”, en la que Tete Novoa apareció con una camiseta con el logo de Batman.

Saratoga - Leyendas del Rock 2017
© Leyendas del Rock – Salvador Villa

El fin de fiesta lo pusieron “A Morir”, “Como El Viento” y, cómo no, “Perro Traidor“, tras la cual tiraron el correspondiente confeti al cierre, y que consiguió que, pese al sonido, la comunión entre SARATOGA y el público fuera perfecta.

En resumen, SARATOGA sabe lo que ha de ofrecerse al público en un festival. Aunque el sonido no acompañó, los grandes temas que tocaron hicieron que el concierto fuera de notable. Desde luego, no dejaremos de ir a verles la próxima vez que actúen sobre los escenarios españoles con la gira del “Agotarás”. Promete ser un exitazo.

Laura Ruiz García

 

MAGNUM

Seguidos tras el show SARATOGA, en el escenario Azucena, nos sentamos y relajamos un poco el ritmo para ver a otros de los, por así decirlo, abuelos del festival. MAGNUM regresaba a España para ofrecer un muy buen concierto melódico, con once temas muy bien ejecutados, pero que, sin embargo, dio la impresión de dejar un poco fríos a los asistentes.

Y es que, a la vista de las cámaras y de las imágenes de las pantallas, se veían muchos huecos vacíos en las primeras filas, prefiriendo la gente, además de que era bastante menos que el día anterior, asistir al bolo de MÄNEGARM en el escenario Mark Reale. Sin embargo, esto no influyó para que los ingleses ofrecieran un conciertazo, demostrando estar en plena forma, llegando a anunciar el propio Bob Catley próxima visita el año que viene a Barcelona y Madrid con nuevo álbum.

Magnum - Leyendas del Rock 2017
© Leyendas del Rock – Salvador Villa

De esta forma, con la puntualidad que estaba siendo característica en el festival, a las 20:40 aparecieron todos los miembros de la banda, con un Bob Catley entrañable, con camisa negra de topos blancos, pantalones blancos y deportivas, cantando pegado a un ventilador (desconozco para qué, puesto que la brisa que corría en el festival era más que suficiente, y teniendo en cuenta la edad del Sr. Catley, el frío puede hacer estragos en su salud), y tocaron “Soldier Of The Line“.

Magnum - Leyendas del Rock 2017
© Leyendas del Rock – Salvador Villa

La voz de Catley en este primer tema se notaba un poco corta, como si no hubiera calentado previamente. No obstante, a lo largo del concierto fue mejorando progresivamente, resultando, incluso ya en el segundo tema, perfecta en su ejecución. Y precisamente como segundo corte tocaron “On A Storyteller’s Night”, seguida de “Sacred Blood, Divine Lies”, donde Bob Catley cogió la pandereta para acompañar con el ritmo.

La gente con las manos en alto siguió la melodía de “Crazy Old Mothers”, siguiendo con más energía con “Your Dreams Won’t Die” y los temazos “How Far Jerusalem” y “Twelve Men Wise And Just”.

Magnum - Leyendas del Rock 2017
© Leyendas del Rock – Salvador Villa

Como últimos temas, y con un Bob Catley siempre animando y retirándose para dejar espacios a los solos de guitarra de Tony Clarkin, sonaron “Les Morts Dansant”, “All England’s Eyes”, “Vigilante” y “When The World Comes Down”.

En definitiva, un buen concierto de Hard Rock melódico, en el que la banda demostró que, pese a los numerosos años que lleva de ejercicio a sus espaldas, todavía le queda cuerda para rato.

Laura Ruiz García

 

MÅNEGARM

Los suecos MÅNEGARM realizaron un potable show en el Leyendas del Rock 2017, sin violinista, eso sí. Una lástima, porque cuando le llevaban en directo añadían un plus a sus actuaciones y mucha vistosidad. Por lo tanto, un tanto soso tener que escuchar esas pistas grabadas en vez de interpretadas en vivo.

“Tagen Av Daga” fue el festivo inicio después de la intro, con Erik Grawsiö, Markus Andé y Tobias Rydsheim viniéndose arriba y juntándose para tocar. “Sons Of War”, “Nattsjäl Drömsjäl” y “Vedergällningens Tid” fueron algunas de las siguientes canciones, que captaron la atención y especialmente el calor del público, que coreaba y aplaudía los temas.

“Hordes Of Hel” y “Odin Owns Ye All” fueron otras llamadas a su último trabajo discográfico, cerrando con “Hemfärd” y toda una declaración de intenciones o tardía presentación: “¡Somos MÅNEGARM de Suecia!”, que hizo que la gente ofreciera un último aliento y que alzase los puños en señal de despedida. En favor de la formación diré que sus componentes se mostraron más cercanos que en otros conciertos que les he visto. Sus fans se lo pasaron muy bien, y como nueva gratificación para los suecos corearon el nombre del grupo al final.

Enrique Herrero

 

RHAPSODY

Las ganas de Power Metal que teníamos con respecto a otros años del Leyendas del Rock, fueron completamente saciadas en esta ocasión gracias a la presencia de bandas como BLIND GUARDIAN, PRIMAL FEAR, HAMMERFALL o especialmente RHAPSODY. Su actuación se convirtió en una de las más deseables gracias a la reunión de esos dos genios que son Luca Turilli y Fabio Lione, ambos en un estado de forma ejemplar. Van a hacer que eche mucho de menos a RHAPSODY una vez que se vuelvan a separar, aunque bueno, siempre nos quedaran los RHAPSODY de Turilli y los RHAPSODY OF FIRE de Alex Starapoli.

Rhapsody - Leyendas del Rock 2017
© Leyendas del Rock – Salvador Villa

Y ahora que menciono al teclista, se ve que él era el elemento que desestabilizó a la banda, así que para ahorrarse historias en este bolo vinieron con los teclados grabados también. Así que junto con la orquesta y los coros, pues una fiesta. Eso sí, una vez consigues desconectar de esto y te pones a disfrutar de unos RHAPSODY inmensos (que encima comenzaron con “Emerald Sword”) lo que te queda es una actuación memorable y épica, en la que también hubo ocasión de recordar al mítico actor Christopher Lee, quien colaboró con ellos en varias ocasiones.

Rhapsody - Leyendas del Rock 2017
© Leyendas del Rock – Salvador Villa

El set estuvo principalmente centrado en su disco “Symphony Of The Enchanted Lands”, del que además del tema homónimo también disfrutamos de “Wings Of Destiny” o “Wisdom Of The Kings”. Decir que el público estaba entregado es quedarse corto, pocas veces he visto más cuernos en el aire, más headbanging y más saltos que con RHAPSODY. Y es que el público “powereta” es por lo general muy entregado.

El concierto fue como un tiro salvo por un par de momentos que lastraron un poco el ritmo, como el solo de batería o el momento en que Fabio Lione nos demostró a todos su poderío vocal cantando “Nessun Dorma”, quizás en un concierto de despedida y en un festival no sea lo más oportuno. De todas formas, repito que fue algo glorioso gracias al repertorio elegido con las canciones ya mencionadas o “Land Of Inmortals” y “Dawn Of Victory”.

Rhapsody - Leyendas del Rock 2017
© Leyendas del Rock – Salvador Villa

Setlist amigos, eso es lo que salva un concierto, y cuando los italianos se cascan unos bises formados por “Rain Of A Thousand Flames”, con un Luca Turilli pletórico, “Lamento Eroico” o “Holy Thunderforce” no me queda más que quitarme el sombrero y agradecerles que me recuerden por qué me gusta esto. Simplemente geniales.

Txema Sáez

 

MOONSORROW

No tiene nombre lo de los finlandeses MOONSORROW. Coincidieron con la “despedida” de RHAPSODY y a pesar de ello congregaron a un buen número de personas. Con sus rostros pintados para la guerra de blanco y sangre, tocaron unas pocas canciones de larga duración, como no podía ser de otra forma. La frialdad del juego de luces empleado, los maquillajes del grupo y lo “cerrado” de la carpa contribuyeron a generar una atmósfera atávica y a prender la llama los corazones de sus fans.

Janne Perttilä, que lleva muchos años en MOONSORROW como guitarrista para el directo, elevó los ánimos de los seguidores, que alzaron sus puños en “Jumalten Aika”, “Suden Tunti” y “Raunioilla”, presentada como una “lección de historia” por el frontman Ville Sorvali.

Fue chocante ver a Ville fumando durante uno de los temas, una simple anécdota que no impidió su buen hacer, siempre acompañado a la perfección por sus compañeros en esos coros que ponen los pelos de punta. “Ihmisen Aika” fue el adiós por todo lo alto de MOONSORROW. La banda, como siempre, nos dio una actuación épica y combativa, y la oscuridad del entorno hizo a todo el mundo entrar en comunión con los finlandeses. Inspirador concierto.

Enrique Herrero

 

SABATON

Otra vez teníamos a los suecos SABATON en el festival, en esta ocasión con un montaje a lo grande, recargado de pirotecnia, fuego, la pantalla con las proyecciones y el ya mítico tanque que reina en el escenario.

SABATON está que lo tira, aunque solo para lo que quiere. A pesar de todo el dinero invertido por el grupo en ofrecer mucho contenido visual, el quinteto sigue sin incorporar un teclista a la banda, aunque sea solo un tipo para el directo. No hace falta repartir todo el pastel de las ganancias con otro miembro más, cosa que no parecía importarles hasta hace unos años. A veces da la impresión de que la avaricia (que no la necesidad, viendo las ganancias del grupo) impide a los suecos completar la vertiente musical, y sin embargo no dejan de potenciar la vertiente visual, que debería ser secundaria.

Sabaton - Leyendas del Rock 2017
© Leyendas del Rock – Salvador Villa

Por ese camino de los últimos años, SABATON no solo ha perdido credibilidad al no tener un teclista en directo, con demasiados pregrabados sonando, también se ha perdido su frescura y originalidad en las composiciones. Ya no hay efecto sorpresa, al menos en su concierto, pues parecía que estábamos escuchando las mismas canciones una y otra vez. Creo seriamente que deberían elegir mejor dentro de su discografía, empleando menos canciones efectistas y más variadas. Esto también les vale para la composición de futuros discos.

Lo cierto es que nunca me había dado cuenta hasta el Leyendas del Rock 2017, me cegaría el aprecio que le tengo al grupo desde que lanzaron “Primo Victoria”, pero también sabía que era algo que tarde o temprano iba a pasar. Demasiados discos en poco tiempo, y demasiado iguales. Fue evidente, pasada la mitad del concierto, cuando escuchabas temas y decías “es igual que la anterior”. Son canciones elegidas de cara al show, a mover al público y mantener la fiesta, pero todo lo que ha ganado SABATON en espectacularidad lo ha perdido en lo musical, siendo a día de hoy un grupo estancado.

Tanto reciclaje de estructuras facilonas ha llevado al grupo a su punto más bajo en el estudio, aunque su popularidad haga parecer que la banda está sana y fuerte como un roble. Esperemos que la incorporación del guitarrista de REINXEED, Tommy Johansson (uno de los estandartes del Power Metal cristiano en Suecia) pueda lucir en próximos trabajos y se puedan apreciar las buenas ideas que ponía en su música a nivel de escribir canciones con otro enfoque. De momento, la aportación de Tommy a los conciertos es buena: tiene talento como guitarra solista y explota esas cualidades sin rubor delante de sus compañeros y del numeroso público al que se enfrenta el grupo cada noche.

No estuve en el Resurrection Fest, pero me comentaron que el show fue prácticamente igual, por no decir el mismo. A pesar de que Joakim Brodén indicó desde el inicio que sería un set especial, no hubo nada de nada, eran las mismas canciones que venían haciendo en todas las fechas previas. O no le entendimos, o mintió descaradamente.

Pero qué voy a decir… a pesar de todas estas pegas, sigo respetando al grupo por todo lo que me han hecho disfrutar con sus discos y conciertos, aunque sea ya más pasado que presente. La mayoría de la gente sé que no estará de acuerdo con esto, pues hay un análisis más fácil y superficial y que no por ello es menos cierto: en el concierto que da SABATON te lo pasas muy bien. Sin teclista, con poca variedad en las canciones, con las mismas coñas… pero al final te plantas allí y pasas un buen rato a ritmo de Power Heavy Metal.

Como intro se volvió a pinchar “In The Army Now” de BOLLAND AND BOLLAND, seguido de “The March To War”, que crearon la atmósfera ideal para el inicio de su concierto. Como viene siendo desde hace años, la primera canción en sonar es “Ghost Division”. Siguieron con “The Art Of War” y un tema nuevo, “Blood Of Bannockburn”. Se aprovechó aquí la pantalla para proyectar bandera de Escocia, mientras las guitarras que emulaban gaitas bañan la canción de un cierto tono Folk realmente bonito.

Sabaton - Leyendas del Rock 2017
© Leyendas del Rock – Salvador Villa

Hubo un uso recurrente de imágenes de la Segunda Guerra Mundial (siempre acordes al cada tema en cuestión) e incluso se utilizó un fragmento del mítico discurso de Churchill como intro a uno de los temas. El primer viejo clásico fue “Attero Dominatus”, y para esta se vieron imágenes de Berlín arrasado. Siguieron con “The Last Stand”, “Panzerkampf” (en la que se parte del público exhibió banderas de la extinta Unión Sovietica) y “Sparta”. Aquí aprecié algo extraño. No creo que Joakim necesite un telemprompter, aunque tampoco sería tan raro… el caso es que miraba mucho al suelo y se agachaba muchas veces en esta y otras canciones, por lo que me hizo sospechar que leía algunas letras para poder seguir el hilo. Sea como sea, su voz sonaba tan poderosa como siempre durante todo el concierto.

“Screaming Eagles”, “Carolus Rex”, “Swedish Pagans” (que en las primeras filas empezaron a cantar antes de si quiera presentar la canción), “The Lost Batallion” (con patadas en el culo repartidas entre los guitarristas) y “Winged Hussars” pusieron fin a la primera parte del concierto. El remate vino con “Night Witches”, “Primo Victoria” y “Shiroyama”, una canción nueva colocada casi al final, pero ideal por su pomposo sonido de teclados, evidentemente enlatados.

Por último sonó “To Hell And Back”, himno de reciente creación (pertenece a “Heroes”) y que todo aquel que la ha escuchado ha silbado alguna vez sus primeras notas. Fue en definitiva un fiestón de público saltando y gozándolo como si no hubiera mañana con un grupo en la cresta de la ola de la popularidad. A pesar de haber en el set demasiadas canciones a modo de himno, pomposas, repetitivas y faltas de chicha a la cara, la sensación superficial que dejan los suecos es que se han salido y han convencido a la mayoría de los asistentes.

Después de ver este concierto, si los motivos por los que los chicos de CIVIL WAR dejaron SABATON hace años eran realmente diferencias musicales, entiendo perfectamente su posición.

Carlos Herrero

 

LUJURIA

La verdad es que nunca me ha gustado LUJURIA, no comulgo con su música y nunca había visto al grupo en el Leyendas del Rock, pero el cambio horario con BLOODBATH debido a la pérdida del vuelo de estos motivó que sí lo viera en esta ocasión. Pues bien, objetivamente dio un bolo excelente; Óscar Sancho canta de forma muy particular, pero es cierto que llena el escenario como pocos y su banda sonó muy bien.

En esta ocasión dio un buen repaso a su primer trabajo “Cuentos Para Mayores”, que ha reeditado recientemente en vinilo. Sonaron cortes como “Que No Se Vendan”, “La Costilla De Adán”, “Estrella Del Porno” y demás clásicos de LUJURIA. Me gustó mucho su labor reivindicando bandas jóvenes, como los madrileños THYBREATH, que subieron a tocar un tema al ser ganadores de un concurso organizado por LUJURIA.

Otro aspecto destacable de su actuación fue la presencia de Joana Maro, una cantante de los años ochenta a la que Óscar invitó a interpretar junto a él, entre los habituales chascarrillos sobre sexo del frontman, “Todo Su Cuerpo”. Después el vocalista abandonó el escenario para que disfrutásemos en solitario de Joana y uno de sus nuevos temas llamado “Libertad”.

Al final hay que reconocer que Óscar Sancho y los suyos montan todo un evento que trasciende de lo meramente musical, recuperan a grandes músicos, apoyan a los nuevos, realiza declaraciones políticas, entrega los galardones del Leyendas del Rock e imagino que muchas más cosas que no puedo hacer al no ser la última banda como normalmente son.

Lo dicho, a pesar de no convencerme en lo musical (puramente cuestión de gustos) en lo que concierne al concierto, LUJURIA estuvo ciertamente muy bien.

Txema Sáez

 

NERVOSA

El cambio de horario de BLOODBATH y LUJURIA adelantó el concierto de estos últimos. No sé si por este motivo la carpa estaba a reventar con NERVOSA. No quiero restar méritos al poder de convocatoria de las thrashers brasileñas, pero daba la impresión de que mucha gente se acercó a la carpa por curiosidad y tener una alternativa al concierto de Óscar Sancho y los suyos.

Las chicas de NERVOSA, a las que posteriormente en Reus les robaron instrumentos y equipo, lo dieron todo con su Thrash Metal con mucho tinte Death. A pesar de ser solo tres llenaron el escenario con su carisma y potente ejecución. “Death”, “Intolerance Means War”, “Hostages” o “Guerra Santa” se sucedían entre circle pits y mucha acción en las primeras filas, donde ondeaba una bandera de Brasil.

Tras “Theory Of Conspiracy” se presentó la banda, y después llegó el solo de batería de Luana Dametto. La frontwoman Prika Amaral dio las gracias por el apoyo (“juntos somos fuertes”) y nos dejaron para terminar una canción que tenía que ver con el Thrash Metal y los moshpits… por supuesto se trataba de “Into Moshpit”. Desde luego, NERVOSA dejó un grato sabor de boca a propios y extraños.

Enrique Herrero

 

TIERRA SANTA

Después del resurgir de los riojanos en el Leyendas del Rock 2015, volvíamos a tener a TIERRA SANTA sobre las tablas. Habiendo visto su concierto de hace unos meses en Arroyomolinos, pocas dudas tenía sobre lo que íbamos a ver en Villena.

Con su nuevo guitarrista Dan Díez, quien ya nos hizo vibrar en RED WINE, la banda sigue como un cañón. Siempre se pone un volumen por todo lo alto, rozando lo excesivo (o puede que uno ya esté un tanto mayor) y en el Leyendas no iba a ser menos.

Tierra Santa - Leyendas del Rock 2017
© Leyendas del Rock – Salvador Villa

Recuperaron el hábito de antaño, empleando la pirotecnia propia y añadiendo el fuego preconfigurado del escenario. Así dotaron al concierto de mayor vistosidad, pero es algo que TIERRA SANTA tampoco necesitaba de manera imperante. “Alas De Fuego”, “Pegaso”, “Indomable”, “Apocalipsis”, “Tierras De Leyenda”… un montón de clásicos tocados del tirón, sin dar casi respiro al personal, y con una potencia abrumadora. Eso es más que suficiente para demostrar cuál es su peso específico en la escena del Heavy Metal español.

Tras estas canciones se refrendaba la tremenda fuerza de su sonido en vivo. El quinteto se sigue presentando como una banda realmente enérgica y con ganas, y parece que todos los músicos que han ido entrando han cumplido y cumplen perfectamente con lo que Ángel o Roberto, los líderes de este grupo, podían exigir. Lo que si exigiría precisamente a Ángel, como detalle, es que cediera menos partes de voz al público, creo que son demasiadas.

Tierra Santa - Leyendas del Rock 2017
© Leyendas del Rock – Salvador Villa

No podían faltar “Juana De Arco”, “La Sombra De La Bestia”, “La Momia” y una de mis favoritas, “La Leyenda Del Holandés Errante”. El final, cualquiera podría narrarlo de carrerilla: “El Bastón Del Diablo”, “Legendario” y “La Canción Del Pirata”. Seguro que me dejo alguna por ahí, pero ninguna era una rareza que no vengan tocando en los últimos tiempos. Esa es la principal pega que puedo ponerle a esta banda, la escasa renovación del set, ni en el orden ni en las canciones escogidas.

Un poco más sorpresiva fue por este motivo la actuación del 2015, con la inclusión de “Séptima Estrella” para iniciar el show. Hay muchas, muchas canciones olvidadas que merecen la pena (incluso en sus obras más flojas) y es el momento de refrescar la memoria del pasado dándoles cancha a fondo en directo, no solo para ocasiones especiales, si no durante una larga temporada.

TIERRA SANTA demostró una vez más en esta edición del festival por qué es un estandarte del Heavy Metal en castellano, y por qué recibe ese respeto y cariño. La calidad de esta actuación refrenda la ya presente en las composiciones, sencillas, con garra y sentimiento.

También contribuye de algún modo a ese aprecio el hecho de que TIERRA SANTA haya sido una banda más discreta y humilde que otras, y el haber sabido agarrarse los machos, retomando la senda adecuada cuando las cosas se pusieron mal tras algún resbalón discográfico. A pesar de su desnorte estilístico hace unos años, estos músicos supieron volver al camino que les hizo importantes, algo que desde aquí agradezco personalmente. Muy grandes los riojanos, y espero que su próximo álbum esté a la altura de su grandeza.

Carlos Herrero

 

BLOODBATH

La actuación de los suecos BLOODBATH estaba prevista para la una de la noche, pero la huelga de trabajadores en el aeropuerto de El Prat hizo que LUJURIA intercambiasen su horario con la banda de Death Metal. Con esto, los sonidos más bestias cerraban la XII edición del Leyendas del Rock a las tres y media de la madrugada.

Bloodbath - Leyendas del Rock 2017
© Leyendas del Rock

A pesar de lo tarde que era, del cansancio acumulado y de que su estilo está bastante alejado de la tónica general del festival, bastante gente se acercó al escenario De La Rosa a disfrutar de una banda relativamente difícil de ver en nuestro país. La palabra supergrupo suele traer connotaciones negativas, ya sea por choques de egos o por estrategias comerciales vacías de buena música.

BLOODBATH, en cambio, es una apuesta segura en lo que a Death Metal se trata. Teniendo en sus filas a gente como Martin Axenrot (OPETH) a la batería, al hacha de KATATONIA Jonas Renske al bajo y a Nick Holmes de PARADISE LOST a la voz, sabes que interpretativamente van a dar la talla. Si además cuentas con discazos como “Nightmares Made Flesh”, “The Fathomless Mastery” o su último “Grand Morbid Funeral”, es muy complicado ofrecer un mal concierto.

Precisamente este último disco tuvo mayor protagonismo en el set list. Abrieron a degüello con “Let The Stillborn Come To Me”, aún con un sonido bastante malo en el que el bajo distorsionado de Renske se comía todo lo demás. Para el siguiente tema, “Mental Abortion”, todos los problemas de sonido se habían solucionado y BLOODBATH eran una auténtica máquina de matar. Estuvieron todos clavados estacas en sus respectivos sitios, menos un Holmes poco comunicativo pero elegante. Pusieron cada nota en su sitio y cuadraron los tempos para favorecer tanto los mosh pit como para romper los cuellos de los asistentes más entregados.

Con “So You Die” Holmes respondió a uno de los grandes interrogantes sobre esta banda. Sabiendo lo floja que ha estado su voz últimamente con PARADISE LOST, había dudas sobre su capacidad para defender no solo el disco grabado con él al micrófono, sino las canciones cantadas originalmente por Mikael Akerfeldt y Peter Tägtgren. Holmes cumplió con nota, con una puesta en escena muy sobria y con su gutural sucio y violento inundándolo todo.

Bloodbath - Leyendas del Rock 2017
© Leyendas del Rock

“Breeding Death” y “Annie” pusieron un punto más pesado al concierto, con momentos en los que prácticamente toda la parte central del público estaba dentro de un enorme mosh pit. Con dientes apretados y gran habilidad instrumental siguieron “Ways To The Grave”, “Cancer Of The Soul” y “Weak Aside”, para con “Church Of Vastitas” volver a su último disco. Un tema casi doom que sirvió para calmar un poco al público antes de la tormenta de “Soul Evisceration”.

Bloodbath - Leyendas del Rock 2017
© Leyendas del Rock

A partir de ahí llegó el final apoteósico con algunos de los temas más coreables de los suecos: “Like Fire”, “Outnumbering The Day”, y, sobre todo, “Mock The Cross” y “Eaten”, dos cañonazos de mala baba de los que hacen del mundo un lugar mejor. Sin cambiar la pose, estáticos y elegantes, descargaron esas últimas salvas dejando a su público destrozado y con la esperanza de un sueño reparador por delante.

Final atípico para un Leyendas del Rock, una delicatessen no apta para todos los paladares, pero para los amantes de los sonidos más extremos seguramente haya sido uno de los conciertos más memorables de los cuatro días.

David Muñoz

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here