LIZZY BORDEN y SEXPLOSION: Crónica del concierto en Madrid

0
lizzy-borden-madrid-2014

Y seguimos de aniversarios… En este caso, el que nos ocupa, es el trigésimo de los americanos LIZZY BORDEN, quienes, a pesar de llevar unos cuantos añitos sin sacar nada de material, han aprovechado la efeméride para salir a la carretera con el ambicioso eslogan de “30 Years Of American Metal” ya que, en  todo ese tiempo, sólo seis discos y dos EPs han conseguido formar parte de su discografía, aunque algunos de ellos sean magistrales. Poco prolíficos en todo este tiempo han sido las huestes del amigo Lizzy…

SEXPLOSION

Los encargados de abrir el primer concierto del periplo europeo de los yankees fueron los madrileños SEXPLOSION, banda de Hard Rock con tintes Sleazy que, la verdad, me parece de lo mejorcito que he visto en España dentro del estilo. Lástima que no fuera su noche porque, a pesar de que le echaron ganas como siempre que les he visto, la escasa audiencia y algunos problemas, además del desconocimiento (casi) total de la mitad de su repertorio por parte de los presentes, no ayudó a que la respuesta fuera tan positiva como merecen.

sexplosion-madrid-2014-1

Y es que optaron por presentar por adelantado su segundo trabajo “Swallow N´ Shut Up??” que no verá la luz hasta dentro de dos semanas como dijo su líder Guillermo Starless en varias ocasiones durante el concierto por lo que sólo nos quedaba disfrutar, casi en primicia, de cortes como las iniciales “Bitch House” y “Go Down To Go Higher” que dieron paso a dos cortes de su debut, “She Is Ready To Lick” y la buenísima “Don´t Tell Me Who I Am” que, ahora sí, recibieron la tímida respuesta de algunos incondicionales que arroparon al cuarteto.

sexplosion-madrid-2014-2

No les vi cómodos en el escenario como otras veces a pesar de la buena ejecución, lo mismo fue por presentar los temas nuevos o por el escaso público, pero el caso es que a pesar de que pasaban los minutos, el concierto no remontaba el vuelo como debiera haberlo hecho. Tampoco ayudó el parón para que Starless cambiara una cuerda rota ya que, el resto del grupo se quedó parado mirando, hasta que Fer se dirigió a nosotros para volver a recordarnos que el disco salía en dos semanas (otra vez), el single “Bitch House” el lunes siguiente a este concierto y poco más. Hay que saber lidiar con estos imprevistos de otro modo para no cortar totalmente el ritmo del concierto y enfriar todavía más al público.

sexplosion-madrid-2014-3

“Justified Agression”, “Just Fight” y “Price Of Ecstasy” fueron las siguientes en sonar, también de su próximo disco, y me volvieron a sumir en la expectación hasta que una más que correcta versión del “You Could Be Mine” de los GUNS levantó mínimamente el ánimo de los presentes mientras que otro de sus mejores temas, como es “Afire”, les despidiera de manera algo abrupta ya que les faltaba otra canción por interpretar que, inexplicablemente, se quedó en el tintero.

sexplosion-madrid-2014-4

No fueron las mejores condiciones y, a tenor del potencial que les he visto desplegar otras veces seguro que los temas nuevos, que siguen la senda marcada por su debut en lo que a calidad y sonido se refiere, suenan como un tiro cuando los presenten en próximos conciertos una vez que el disco sea editado. Les deseo suerte porque, como bien comentó Guillermo, no son suecos pero tienen mucha calidad. A ver si nos damos cuenta todos de esto y nos quitamos ese complejo de inferioridad que a veces sale a relucir.

LIZZY BORDEN

lizzy-borden-madrid-2014-1

He visto a LIZZY BORDEN en diversos escenarios, en sala, en festivales, dentro y fuera de nuestras fronteras y siempre, unas veces mejor que otras, me ha gustado, fundamentalmente porque tiene algunos discos y temas francamente destacables. Sin embargo, el lamentable concierto que presencié en Hellfest hace unos años me hizo plantearme si merecía la pena asistir o no a la fecha madrileña. Finalmente me acerqué con el gusanillo del trigésimo aniversario de los americanos, pero siendo muy consciente de lo que me iba a encontrar, porque uno no es nuevo en esto y su mejor concierto seguro que ya lo han dado.

lizzy-borden-madrid-2014-2

Así, tras el cambio ocultado por el telón de la Caracol pasadas las 21:45, y con un ambiente bastante mejor que el vivido con SEXPLOSION, (aunque apenas se llegara a la mitad del aforo) vimos aparecer al recuperado para la ocasión Ira Black, al bajista habitual Marten Andersson y al único miembro original del cuarteto junto al vocalista, Joey Scott, aparecer sobre las tablas recibiendo una ovación. Lizzy se haría un poco de rogar mientras sonaba la intro que daba paso a “Master Of Disguise”, tema con el que arrancaron el paupérrimo concierto que dieron en lo que a duración se refiere.

Sonido algo vacío inicialmente en el que se echaba de menos una segunda guitarra que apoyara la de Ira pero, en líneas generales fue aceptable y mejoró, sin llegar a ser magnífico eso sí, con el transcurso de las canciones mientras que la genial “Notorious” hacía acto de presencia y, con ella, el típico bate de beisbol que portaba el vocalista.

lizzy-borden-madrid-2014-6

En un aspecto tan importante como es la escenografía para un grupo como LIZZY BORDEN he de decir que, sin grandes efectos, pirotecnia ni chicas medio desnudas (eso lo dejan para los festivales), consiguieron aportar ese grado de teatralidad que se espera de ellos. Desde la máscara con tres caras que lució en los compases iniciales, la calavera que le acompaño durante “Rod Of Iron” y que dio mucho juego, el citado bate en “Notorious” o los continuos cambios de atuendo y caretas que vimos durante el concierto quedaron bastante apañados. Sin embargo, eso no puede ocultar lo verdaderamente importante. La música.

lizzy-borden-madrid-2014-5

En esas lides la banda me pareció que estuvo a buen nivel, obviando la mencionada segunda guitarra que hubiera dado otro color a determinadas composiciones mientras que el nivel vocal mostrado por Gregory fue claramente de más a menos, llegando bastante justito a los compases finales a pesar de la ridícula duración del concierto (los años no pasan en balde para nadie, aunque su característico timbre de voz sigue intacto) y todos los parones que hubo.

lizzy-borden-madrid-2014-4

Porque así fue, lo mismo sonaban cosas menos habituales como “Roll Over And Play Dead” que te hacían albergar una mínima esperanza de otras golosinas, que la celebrada “Eyes Of A Stranger”, coreada a rabiar por el público, que llegaba un insoportable solo de bajo (que tocara el tema de la serie Pipi Calzaslargas no le restó tedio, para qué mentir) antes de la notable “Tomorrow Never Comes” de “Appoinment With The Dead” cortando todo el ritmo al concierto.

lizzy-borden-madrid-2014-7

Lo malo es que, pudiendo rescatar alguna rareza, decidieran también malgastar el tiempo con versiones además de con solos instrumentales. La primera en sonar fue el clásico de RAINBOW “Long Live Rock´n´Roll” que, por muy bien que quedara y por mucho que el público la cantara no debería desplazar (y más cuando el repertorio es tan escaso) a un tema propio. Encima fue alargado en exceso, el colmo.

lizzy-borden-madrid-2014-3

“Under Your Skin” dio paso al momento más bizarro de la velada cuando interpretó “There Will Be Blood” y apareció un chaval con una careta y un vaso de mini lleno de algo que simulaba sangre mientras Lizzy pedía a los presentes que nos acercáramos para untarnos con semejante potingue. Inicialmente se hizo un hueco pero oye, fue acercarse el primer fan para que el vocalista le “ungiera” y empezar a desfilar uno tras otro, durante el resto de la canción, unos cuantos asistentes deseosos de que Lizzy les llenara de “sangre”. Pintoresco cuanto menos aunque a mí, sin quererlo, también me mancharon la ropa.

lizzy-borden-madrid-2014-8

Por si no habíamos tenido suficiente, ahora le tocaba a Ira Black aburrirnos con un solo, al que se sumó el bajista en mitad del mismo, y ya con todos en escena “Me Against The World” pondría a la sala a botar antes de que las grotescas pintas de Gregory envuelto en la bandera americana y con hombreras de la española  nos hicieran adivinar que “American Metal” llegaba. Lo increíble es que “American Metal” llegaba y ellos se marchaban dejándonos un poco (o un mucho) con cara de póker, o de tontos, según se mire.

Eso sí, sí por nosotros hubiera sido, aquí se hubiera acabado el concierto porque nadie pidió la vuelta del grupo para el bis. Evidentemente volvieron a salir. Bueno, más concretamente salió Joey para “lucirse” con un solo de batería que hago hasta yo restando más minutos a posibles canciones y que fue empalmado con la genial “Red Rum” en la que Lizzy flaqueó un poco a la voz.

lizzy-borden-madrid-2014-9

Lo alucinante y penoso a la vez fue que, tras ella, LIZZY BORDEN no tocó “Give´ Em The Axe” sino la manida versión de STEPPENWOLF “Born To Be Wild” que la banda sacó como single en 1988 y se largaron sin inmutarse mientras algunos, ahora sí, la pedíamos a gritos. Pero nada, cuando parecía que tocar menos canciones era imposible ello lo lograron, y nos escamotearon un tema, además fundamental y emblemático.

No me estaba disgustando, incluso estaba por la labor de pasar por alto algunas cosas pero con este final tiró por tierra cualquier opinión positiva que hubiera logrado transmitirme. Que cada uno saque sus conclusiones. Treinta años de carrera para tocar poco más de 70 minutos con tres solos y dos versiones. Para mí, muy pobre el concierto ofrecido cuando temas tienen de sobra para ofrecer algo más, máxime cuando estás de aniversario, no en un festival. Decepcionante.

David Ortego

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here