LORDI - Scare Force One

0

Desde el punto de vista musical lo que más admiro de LORDI (este mes de gira en España) es su capacidad de escribir singles que casi instantáneamente se convierten en himnos. No sólo cuentan en su haber con el archiconocido y eurovisivo “Hard Rock Hallelujah”. Su Hard Rock influido por KISS, TWISTED SISTER y ALICE COOPER ha dejado otras canciones memorables como “Would you love a monsterman”, “Blood red sandman” o “Devil is a loser”. Por eso, quizá me decepciona encontrar muy pocos temas seductores en este “Scare Force One”.

Ojo, no quiero decir que el disco sea malo. Su Hard Rock / Heavy Metal tradicional se deja escuchar fácilmente pero los temas van pasando uno tras otro sin despertar ni excesivo entusiasmo ni un rechazo visceral.

En honor a la verdad debo decir que el disco cuenta con algunos aciertos. El primer single, “Nailed By The Hammer Of Frankenstein”, destaca por su comienzo heavy y por lo divertido de su estribillo y su estrofa. Los coros de “She’s A Demon” elevan este tema a lo más memorable del álbum, uno de los que podría convertirse en futuro clásico de la banda. Pero mi corte preferido del disco es “Monster Is My Name”, donde los fineses se decantan por una vertiente más rockera, con un inicio muy cercano al Sleaze que en seguida deriva a un sonido que podría recordar al ALICE COOPER de “Elected” o “Under My Wheels".

Desgraciadamente esta no es la tónica general del disco. Otros temas se limitan a recordar a bandas como W.A.S.P. o AC/DC sin aportar nada (“How To Slice A Whore”). Pero el nombre que viene a la cabeza insistentemente mientras se escucha este “Scare Force One” es ALICE COOPER. Basta con escuchar “Hell Sent In The Clowns” (aunque su puente recuerde al “Love Bites” de JUDAS PRIEST) o “House Of Ghosts” (una especie de “House Of Fire” bajada de revoluciones, mezclada con el ambiente del “Welcome To My Nightmare”).

 

En otras ocasiones parece que la banda introduce interludios gratuitos para huir de estructuras excesivamente lineales e introducir pasajes tétricos y siniestros apoyados en los teclados. Parece que o bien quieren huir de que les tachen de componer temas simples o que tienen que plasmar de manera evidente su apuesta por la temática “terrorífica”. El problema es que estas partes resultan injertos demasiado forzados y artificiales. Es lo que ocurre con “Cadaver Lover” o con el tema que da título al trabajo, “Scare Force One”.  Otro fracaso del CD lo suponen temas como “The United Rocking Dead”, en el que la banda liderada por Mr. Lordi opta por un medio tiempo machacón y acaba pareciendo una versión descafeinada y sin brillo de los BLACK SABBATH más clásicos.

En definitiva, el séptimo disco de estudio de LORDI sabe a decepción. Un puñado de temas que lejos de ser malos no consiguen apasionar al oyente. Tras sucesivas escuchas se descubre algún momento de inspiración y algún pasaje más logrado que otros. Pero en general estos momentos con gancho no consiguen dar color a un trabajo donde abunda lo gris.

 

Sir Brave Robin

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here