LOS LÜGERS - Ritual

0

Desde Zaragoza nos llega “Ritual”, el nuevo lanzamiento de LOS LÜGERS, un trabajo plenamente dedicado al cine de terror, tanto al clásico y desprovisto de color como al enfrascado en los años ochenta. Hablamos de un disco en el que el Horror Punk deudor de bandas como MISFITS, combinado con el Sleazy más metalizado y, en general, una textura de Rock N’ Roll pasado de vueltas, vuelve a ser la tónica que define la música del trío maño.

Si hay algo que distancia levemente este trabajo de los anteriores es el hecho de que en ”Ritual” nos encontramos con una propuesta mucho más definida, mejores temas en general y un sonido más americano. En compactos como “Lucifer”, LOS LÜGERS se inclinaban hacia un sonido más sucio y, digamos, de fuerte influencia escandinava, al más puro estilo TURBONEGRO o BACKYARD BABIES, mientras que en este han puesto las miras claramente en los States. Los anteriormente citados MISFITS o bandas deudoras de esta como WEDNESDAY 13 son algunas de las referencias a la hora de establecer comparaciones.

Veamos qué hay detrás de este cadavérico y fantasmagórico compacto. “Ritual” es la intro que da entrada, como si de un coche de Fórmula 1 se tratara, a “Venganza”, un tema speedico y atolondrado que es pura energía y que, a nivel letrístico, narra las hazañas de Johnny Blaze, el personaje motorizado y envuelto en llamas creado hace años por la Marvel y que, posteriormente, inspiraría la película “Ghost Rider”.

Tras este emerge el recuerdo a “Aullidos”, el clásico ochentero de Joe Dante dedicado a la licantropía con el tema que, precisamente, se llama como el film de marras. Se trata de un corte más rocanrolero embadurnado en una sustancial capa de oscuridad que, en general, tiene una notoria presencia durante todo el compacto y que de paso a “Psycho”, el cual, a través de una impronta situada a caballo entre el Sleazy y el Metal moderno propio de bandas como HARDCORE SUPERSTAR, nos introduce en el mundo de los slashers y de todo lo relacionado con los “serial killer”.

Justo a mitad de disco entran en escena los templarios y los muertos vivientes rememorando el cine de terror facturado en nuestro país durante la década de los setenta por Amando de Ossorio. Hablamos de “Terror Ciego”, otro tema energético que vuelve a combinar Punk y Sleazy sustentándose en un estribillo sencillo y típico en el género, pero muy efectivo.

El disco no parece reducir marchas con “Lobo Adolescente”, otro tema rapidito en el que vuelven a darse cita los seres mitad lobo mitad humano. Por su parte, “Las Puertas” nos abre, valga la redundancia, las puertas del universo tan personal del novelista y director de cine Clive Barker, llevándonos hasta esa mítica y sanguinolenta obra llamada “Hellraiser”, siendo una pieza de Punk oscuro y siniestro que, en la línea de todo el trabajo, entra de primeras.

El recuerdo a los padres del género y a los inicios del mismo aterriza con “Nosferatu”, la canción más rápida y desbocada de todo el trabajo. Finalmente, los vampiros ochenteros y macarrillas con Kiefer Sutherland a la cabeza de “Jóvenes Ocultos” clausuran el compacto.

Por muchos discos escuchados que lleve uno a sus espaldas, a veces el trabajo más sencillo y directo puede ser el que dé con la clave y tenga la virtud de entretenerte y cautivarte más. Y eso mismo es lo que sucede con “Ritual”, el cual me he puesto de nuevo según ha acabado el último tema. Se dan dos factores interesantes para disfrutar. Por un lado, unas letras hechas por y para los seguidores del cine de terror, facturados con mucho encanto, con un gran sentido de la creatividad y que, además, casan a la perfección con la música del trío zaragozano. Y por otro lado, unas canciones directas, honestas, inyectadas en energía y pegada y, por si fuera poco, breves, lo cual hace que el trabajo se pasee por tu equipo de música volando.

 

Jorge Osoro

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here