MEJORES DISCOS DE ROCK Y METAL 2013 – Marco Antonio Romero

0
casablanca_2013

10. BLACK SABBATH – 13

black-sabbath-13

La mente me pedía no incluirlos en la lista y resaltar otros conjuntos menos mainstream que también han brillado este año como PURSON, OFFICIUM TRISTE, THE MEADS OF ASPHODEL o FALKENBACH, pero mentiría si no dijera que “13” ha colmado todas mis expectativas. Cierto que con Ozzy por ahí metido no eran muy altas, pero el “Madman” y sus compañeros se han cascado un disco completísimo. Lo único que se puede decir de “13” es que, a estas alturas de la vida, BLACK SABBATH no podían hacer algo mejor. La lamentable ausencia de Bill Ward es otra historia pero, musicalmente, solo puedo quitarme el sombrero ante Iommi.

 

 

9. AUTUMN BLAZE – Every Sun Is Fragile

autumn_blaze_every_sun_is_fragile

¿Harto de la deriva de KATATONIA tras “Viva Emptiness”? Los alemanes AUTUMN BLAZE son el mejor antídoto. Con más de tres lustros a sus espaldas, el sexto álbum del trío de Illingen no es el mejor de su carrera pero sí un disco de Metal atmosférico de primer nivel. El punto de personalidad y valentía que aplaudíamos en “Mute Boy, Sad Girl” ha desaparecido pero estos tíos saben cómo componer e interpretar grandes canciones. Para quienes no les conozcan, “Every Sun Is Fragile” es una excelente primera toma de contacto.

 

 

8. LORDI – To Beast Or Not To Beast

lordi-to-beast-or-not-to-beast

Cuando todo el hype pasó, cuando a sus giras apenas acuden dos centenares de personas por actuación (al menos, en España), cuando ya no se comen el mundo como parecía tras la victoria en Eurovisión, LORDI lanza un disco adictivo para cualquiera de sus incondicionales. Para mí, ninguno de sus álbumes es malo pero “To Beast Or Not To Beast” da en el clavo desde el primer minuto hasta el último, algo que no sucedía desde “The Monsterican Dream”. Como dar una lección de Hard & Heavy actual en menos de cuarenta minutos. Bien por Mr. Lordi y los suyos.

 

 

7. FISH – A Feast Of Consequences

fish_a_feast_of_consequences

Derek William Dick, más conocido como FISH, es un personaje especial. Si hubiera que definirle con una palabra sería carisma. Se le recordará como el cantante de Marillion aunque lleve un cuarto de siglo fuera de la banda. La huella que dejó en sus seguidores es imborrable y, sin embargo, su carrera en solitario ha sido prolífica pero no muy exitosa y llena de altibajos. Con una formación sólida ha construido “A Feast Of Consequences”, una impecable obra de Rock Progresivo con mayúsculas, mostrando un equilibrio perfecto entre la realidad del género en el siglo XXI y las raíces de sus inicios en Escocia. Un gratísimo reencuentro.

 

 

6. ALTER BRIDGE – Fortress

alter_bridge_fortress

La combinación entre un vocalista estratosférico y un guitarrista virtuoso con sobresalientes dotes compositivas en un valor seguro en la historia del Heavy Metal. Evidentemente, ALTER BRIDGE no es un grupo Heavy pero aplica a la perfección esta regla. Myles Kennedy es un tipo que nació con un don: ser frontman de un grupo de Rock. Mark Tremonti tiene un talento innato con las seis cuerdas. Junto a ellos, una base rítmica totalmente cohesionada. “Fortress” es su cuarta entrega. Parece como si supieran la fórmula mágica de su propuesta sin necesidad de aburrirnos por repetitivos. Unos máquinas.

 

 

5. MY DYING BRIDE – The Manuscript

my-dying-bride-the-manuscript

De acuerdo, es un EP y, sinceramente, en estas listas de mejores del año es complicado incluir este tipo de formatos. Sin embargo, sería injusto no dedicar unas líneas para destacar tamaña obra. Parece mentira pero MY DYING BRIDE es como las madres. Por mucho que conozcas los platos que mejor le salen, siempre podrán sorprendernos. Esto es lo que sucede con “The Manuscript”. Brilla porque suena al grupo. Brilla porque redescubre su esencia. Brilla porque el sexteto inglés parece volver a reclamar el trono del Doom, que les pertenece por historia pero que últimamente parecían haber dejado en manos de sus súbditos. El rey ha muerto; larga vida al rey.

 

 

4. WITHERSCAPE – The Inheritance

witherscape-the-inheritance

¡Ay, el viejo Dan! Uno de los últimos héroes responsables de la evolución del Death sueco. Uno de los pocos tipos de fiar. En más de una treintena de proyectos durante su vasta trayectoria, WHITERSCAPE es su último bebé. Hijo bastardo de su único disco en solitario, “Moontower”, en “The Inheritance” Swano se junto con el peculiar Ragnar Widerberg para regalarnos una lección de Death Metal Progresivo. Al igual que “Moontower”, WHITERSCAPE es una reinterpretación excepcional de las dos bandas que le dieron la gloria: EDGE OF SANITY y NIGHTINGALE. Cuando el Metal se extinga, siempre nos quedará Dan Swano.

 

 

3. ANNEKE VAN GIERSBERGEN – Drive

anneke_van_giersbergen_drive

La MILF por excelencia del Metal tenía desconcertados a sus seguidores. Haga lo que haga, la seguimos adorando pero tanto el efímero Agua De Annique como su debut en solitario, “Everything Is Changing”, podían ser calificados como fiasco. Cuando ya poco esperábamos de ella, se saca de la manga, “Drive”, que nos devuelve a la Anneke rockera, incluso Hard. Parece una continuación de “If Then Else”, el último gran trabajo con su anterior banda. Positivismo, guitarras a raudales, canciones directas y, por encima de todo, la magistral voz de la holandesa. Nota: MILF = Musician I Life to Fan. ¡A ver qué os creíais!

 

2. CASABLANCA – Riding A Black Swan

casablanca_riding_a_black_swan

El día que Ryan Roxie decidió trasladarse desde Sacramento (California) a Estocolmo, el Hard Rock recibió una de las mejores noticias de los últimos años. El guitarrista, además de volver con ALICE COOPER, montó en Suecia un nuevo proyecto, CASABLANCA. Si a finales el año pasado nos deleitó con el impresionante “Apocalyptic Youth”, apenas doce meses después el quinteto vuelve a la carga con “Riding A Black Swam”. ¿Mejor? ¿Igual? Dentro de una línea marcada, diría diferente. La inocencia del primer disco desaparece en aras de una obra más robusta y compacta. En el Hard Rock pocas cosas tan impactantes últimamente.

 

 

1. CALADAN BROOD – Echoes Of Battle

caladan_brood_echoes_of_battle

Y el alumno superó al maestro. Contando los días para que saliera el ansiado nuevo trabajo de los dioses austriacos SUMMONING y, de repente, sin esperarlo surge un dúo de la inicialmente poco metalera ciudad de Salt Lake City y se marcan un debut que está a la altura de cualquiera de las ediciones épicas del género. “Echoes Of Battle” canta al viento, al fuego, a los héroes caídos. Sí, todos aquellos tópicos que nos transportan a un universo pasado y medieval. En este estilo es dificilísimo acertar con la tecla. Solo hay unos pocos elegidos. CALADAN BROOD, como los guerreros de sus estrofas, está entre ellos. Precisamente, su figura se agiganta aún más con la comparación con “Old Morning Dawns” de Summoning. Sin “Echoes Of Battle” habríamos disfrutado mucho, de nuevo, con los centroeuropeos. La historia, como la de las grandes batallas, se escribió de forma distinta. Un trabajo para viajar y abstraerse. Un álbum para recordar.

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here